SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.89 número3Síndrome de Cushing iatrogénico en un lactante por uso prolongado de corticoides tópicos. Reporte de casoOnicomadesis secundaria a enfermedad pie-mano-boca: una manifestación frecuente y motivo de preocupación de los padres índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. vol.89 no.3 Santiago jun. 2018

http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062018005000304 

CASOS CLÍNICOS

Teratoma tímico productor de Β-HCG: una causa infrecuente de pubertad precoz periférica

Claudia Lozano C.A  , Marcela Molina P.B 

A Pediatra. Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera, Temuco, Chile.

B Endocrinóloga Pediátrica, Servicio de Pediatría, Hospital Dr. Hernán Henríquez Aravena. Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera, Temuco, Chile.

Resumen:

Introducción:

Entre las causas de pubertad precoz periférica en el varón están los tumores secretores de betagonadotrofina coriónica humana (Β-HCG), como hepatoblastomas, disgerminomas, corio-carcinomas y teratomas inmaduros. En pediatría los teratomas mediastínicos son raros, representan el 7-10% de los teratomas extragonadales.

Objetivo:

Describir caso de un paciente que cursa con pubertad precoz periférica debida a teratoma tímico secretor de Β-HCG.

Caso clínico:

Escolar mas culino de 7 años 10 meses consultó por cuadro de 3 meses de cambios de la voz, ginecomastia, apa rición de vello pubiano y aumento de volumen genital. En exámenes destacaba edad ósea de 9 años, testosterona total 9,33ng/ml (< 0,4ng/ml), dehidroepiandrosterona sulfato (DHEAS), 17-hidroxi-progesterona (17-OH-P) y prueba de hormona adrenocorticotrofina (ACTH) normales, hormona luteinizante (LH) y hormona folículo estimulante (FSH) basales bajas, Β-HCG 39,5mU/ml (< 2,5 mUI/ml), alfa fetoproteína (α-FP) 11,2ng/ml (0,6-2,0 ng/ml). Estudio de imágenes para determinar origen de secreción de Β-HCG incluye: ecografía testicular y tomografla axial computarizada (TAC) torácica, abdominal y pelviana normales; resonancia cerebral y selar sin hallazgos significativos. Tomografía por emisión de positrones/tomografía computada (PET SCAN) evidenció imagen de tumor en mediastino antero-superior. Se resecó el tumor, cuya biopsia evidenció teratoma quístico inma duro en timo. Evolución postoperatoria fue satisfactoria, con normalización de niveles hormonales.

Conclusión:

La presentación de un teratoma en paciente pediátrico es infrecuente, aún más, si es inmaduro, su localización es tímica y es secretor de Β-HCG. Es relevante considerarlo dentro de diag nósticos diferenciales frente a pubertad precoz, de modo que pueda efectuarse un manejo oportuno.

Palabras clave: Teratoma; pubertad precoz; beta-gonadotrofina coriónica humana

Introducción

El teratoma es un tumor de células germinales, que surge producto de una diferenciación de tipo embrionaria1. Contiene tejidos derivados de las tres capas ger minales: ectodermo, mesodermo y endodermo1. Los teratomas compuestos por elementos celulares madu ros presentan mayor grado de diferenciación, son ca talogados como benignos y no producen marcadores tumorales1,4. Los niveles elevados de éstos, son indicio del hallazgo de un componente inmaduro o potencial mente maligno1,4. Una pequeña proporción de los tu mores de células germinales pueden producir Β-HCG2. Los tumores de células germinales en un 5-10% son extragonadales, dentro de los cuales se encuentran aquellos de localización mediastínica9. Los teratomas mediastínicos (TM) inmaduros representan el 1% de todos éstos4,7. Las manifestaciones clínicas dependerán de la localización y del efecto desencadenado por los marcadores secretados por el tumor1. La mayoría de los pacientes con TM son asintomáticos. En caso de presentarse manifestaciones generalmente son respira torias. La pequeña proporción de pacientes con un te ratoma que produce Β-HCG, cursa con características clínicas únicas, como el desarrollo de pubertad precoz y otras disfunciones endocrinas dependiendo de su localización2. El desarrollo de pubertad precoz se explica debido a que la molécula de Β-HCG y de LH presentan subunidades alfa (α) idénticas y subunidades beta (Β) similares, de esta manera la Β-HCG estimula la producción de testosterona por las células de Leydig10,11,12.

Dentro de los TM podemos encontrar aquellos ubica dos en el timo8. Hasta el momento, no existen reportes de casos de pubertad precoz ocasionada por teratoma productor de Β-HCG en pacientes pediátricos chile nos.

El objetivo de este estudio es describir un caso clí nico sobre un paciente escolar de sexo masculino que cursó con pubertad precoz periférica debido a terato ma tímico secretor de Β-HCG.

Caso clínico

Escolar de sexo masculino de 7 años 10 meses de edad, consultó en policlínico de endocrinología por presentar cuadro de 3 meses de evolución caracteri zado por desarrollo puberal que incluía cambios de la voz, acné facial, aparición de vello pubiano y aumento de volumen de genitales. Previamente sano. Embara zo y parto sin patología. Examen físico: eutrófico, talla 131,5 cm, 0,68 desviación estándar (DE), sobre talla diana (172 cm, -0,68 DE), (Figura 1), normotenso, voz gruesa, presencia de ginecomastia, vello axilar, Tanner vello púbico 4, pene engrosado con formación de glan de y con aumento de longitud, testes 3 ml, resto exa men segmentario normal; compatible con diagnóstico de pubertad precoz periférica. Se solicitaron exámenes destacando: edad ósea 9 años según atlas de Greulich y Pyle (2 DE 18,2 meses), testosterona total 9,33 ng/ml (< 0,4 ng/ml), androstenediona 1,2 ng/ml (0,1-0,9ng/ ml), DHEAS 47,3 ug/dl (80-560 ug/dl), estradiol 68,4 pg/ml (< 10 pg/ml hombre prepúber), FSH < 0,1 mUI/ ml (0,26-3,0 mUI/ml), LH < 0,1 mUI/ml (0,02-0,3mUI/ ml), 17-OH-P 0,62 ng/ml (0,3-2,2 ng/ml), prueba de ACTH para 17-OH-P basal 1.3ng/ml - 60 min 2.1ng/ml (normal) y Β-HCG 39,5 mUI/ml (< 2,5mUI/ml), α-FP 11,2 ng/dl (0,6-2,0 ng/ml). En evaluaciones conjuntas con hemato-oncólogo infantil se solicitó estudio de imágenes en busca del origen de secreción tumoral de Β-HCG: ecografía testicular, TAC torácica, abdominal y pelviana normales, resonancia cerebral y selar infor ma pequeño quiste pineal que se considera un hallazgo (Figura 2); paralelamente se realizaron controles clíni cos y hormonales periódicos, incluyendo medición de Β-HCG en líquido cefalorraquídeo (LCR), (Tabla 1). Ante estudio de localización tumoral negativos, se so licitó una tomografía por emisión de positrones (PET/ CT F18-FDG), revelando tejido de partes blandas en mediastino antero-superior, que podría corresponder a un tumor germinal (Figura 3). A los 8 años 4 meses se efectuó toracotomía exploradora, procediendo a la disección del timo, entre los lóbulos de esta glándula se encontró una masa de mayor consistencia de 2 cm de diámetro, esférica, que se extirpó incluyendo lóbulo izquierdo. Biopsia contemporánea informó teratoma quístico en timo (Figura 4). Se observó descenso de Β-HCG en período postoperatorio hasta < 1,5 mUI/ ml (< 2,5mUI/ml), (Tabla 1). En evaluaciones endocrinológicas posteriores a cirugía se constató regresión de desarrollo puberal: desaparición de ginecomastia, regresión parcial de vello púbico Tanner 3, sin progre sión de desarrollo peneano y normalización de valores hormonales (Tabla 1).

Figura 1 Curva de creci miento. 

Figura 2 RNM cerebral. Resonan cia cerebral y selar informa pequeño quiste pineal que se considera un ha llazgo. 

Tabla 1 Exámenes de laboratorio. 

Figura 3 Tomografía por emisión de positrones (PET/CT F18-FDG), revelando tejido de partes blandas en mediastino antero-superior, que podría corresponder a un tumor germinal. 

Figura 4 Tejido tímico con formación quística revestida por epitelio epidermoide en partes queratinizado, epitelio pseudoestratificado cilíndrico ciliado, tejido glandular y tejido neuroectodérmico, con células neuroepiteliales formando rosetas. La lesión contiene aproximadamente un 20% de tejido neuroectodérmico inmaduro, por lo tanto, teratoma en estudio se encuentra en Grado 2 de la Clasificación de González Crussi (10-50% de tejido inmaduro)13. Gentileza de Dra. Lilia Antonio. Unidad Anatomía Patológica, Hospital Dr. Hernán Henríquez Aravena, Temuco.  

Discusión

Los tumores de células germinales, constituyen un heterogéneo grupo de neoplasias, con un comporta miento clínico y biológico diverso1. Durante el desa rrollo embrionario, en la tercera semana de gestación, las células germinales primordiales, migran dorsal mente desde su origen en la pared del saco vitelino, siguiendo un trayecto a través del mesenterio poste rior, hasta llegar al esbozo gonadal1. En este proceso pueden anidarse de manera ectópica a lo largo de la línea media, en sistema nervioso central, mediastino, zona sacrococcígea, retroperitoneo y gónadas. Poste riormente pueden proliferar y experimentar una trans formación neoplásica. Si ésta ocurre sin diferenciación se producirá un disgerminoma1. Por el contrario, en el caso de que exista diferenciación, si es de tipo embrio naria puede dar lugar a un carcinoma embrionario o un teratoma; y si es extraembrionaria, se formará un coriocarcinoma o un tumor de seno endodérmico1. Los tumores de células germinales representan el 3% de todos los tumores malignos en menores de 15 años de edad2.

El teratoma contiene tejidos derivados de las tres capas germinales: ectodermo, mesodermo y endodermo1. Se encuentra en distintos estadios madurativos, con áreas sólidas y quísticas. Histológicamente pueden clasificarse según Organización Mundial de la Salud (OMS) en: maduro, inmaduro, mixto, monodérmico y con fenómenos de malignización somática3. Los teratomas compuestos por elementos celulares dife renciados o maduros son catalogados como benignos y no producen marcadores tumorales como alfa-feto-proteína (α-FP) ni Β-HCG1,4. Los niveles elevados de estos marcadores, son indicio del hallazgo de un com ponente inmaduro o potencialmente maligno1,4. Una pequeña proporción de los teratomas pueden producir Β-HCG2. Los TM contienen tejido indiferenciado que se puede asemejar a estructuras embrionarias, como áreas que contienen neuroectodermo inmaduro y te jido mesenquimal3,4. Los tumores de células germina les se encuentran comúnmente en las gónadas, pero en un 5-10% son extragonadales, en localizaciones como la glándula pineal, retroperitoneo, mediastino y área sacra; siendo el mediastino, la localización extra gonadal más común en el adulto, sin embargo en el niño la sacrococcígea corresponde a un 40%-80% de los casos4,5,6. De los tumores mediastínicos un 6-18% son producidos por tumores de células germinales y de éstos el 86% son benignos9. Los TM inmaduros son muy raros y representan el 1% de todos éstos7. Los TM pueden originarse a partir de células germinales primi tivas extraviadas en el mediastino durante la migración caudal en la embriogénesis temprana o de células mediastínicas pluripotentes nativas6. La mayoría de los es tos teratomas se localizan en mediastino anterior, sólo el 3-8% se ubican en mediastino posterior6,7. Estudios refieren que en pacientes menores de 15 años, los TM inmaduros se comportan frecuentemente de forma si milar a los teratomas maduros, siguiendo un curso be nigno, al contrario de lo que ocurre en los mayores de 15 años4,7. Las manifestaciones clínicas dependerán de la localización y del efecto producido por marcadores secretados por el tumor1. La mayoría de pacientes con TM son asintomáticos, habitualmente no se diagnos tican hasta no tener un estudio de imágenes que los evidencien6. Si el paciente presenta manifestaciones generalmente son respiratorias como distrés respira torio, tos, sibilancias, dolor torácico6. La masa puede ocasionar deformación de la pared torácica o signos de compresión de la médula espinal6.

La pequeña proporción de pacientes con un tera toma que produce Β-HCG, se asocia a un retraso en el diagnóstico en un 60% de los casos y presenta caracte rísticas clínicas únicas, como el desarrollo de pubertad precoz, como nuestro paciente, y otras disfunciones endocrinas dependiendo de su localización que inclu yen alteraciones del crecimiento, diabetes insípida e hipopituitarismo2. El desarrollo de pubertad precoz se explica debido a que la molécula de Β-HCG y de LH presentan subunidades a idénticas y subunidades p similares, de esta manera la Β-HCG estimula la producción de testosterona por las células de Leydig10,11,12. Se produce pubertad precoz independiente de los ni veles de gonadotrofinas y esto sucede con mayor fre cuencia en el varón2. En la niña es más raro, debido a que tanto la actividad de la FSH como de la LH son necesarias para la maduración folicular2,14. Se han re portado alrededor de diez casos de pacientes pediá tricos que presentaron un teratoma inmaduro, de los cuales cinco10,11,12,14 evolucionaron con una pubertad precoz debido a que el tumor era secretor de Β-HCG. Respecto a estos últimos casos, todos corresponden a teratomas inmaduros localizados en sistema nervioso central; uno en septum pellucidum11, tres en glándula pineal10,12, y uno descrito como masa supraselar14; en dos de los casos el teratoma se encontraba asociado a coriocarcinoma10. Cuatro de los pacientes fueron de sexo masculino, el rango de edad fue entre 6 y 7 años, todos presentaron pubertad precoz, uno de ellos ade más cursó con cefalea12, y otro con diabetes insípida y aumento de presión intracraneana14. En todos los ca sos se evidenció elevación de Β-HCG el plasma y en líquido cefalorraquídeo, y se observó el tumor en reso nancia nuclear magnética cerebral. En todos se efectuó resección quirúrgica y quimioterapia, tres recibieron radioterapia10,11,12. Uno de los pacientes falleció10, su tumor correspondió a teratoma pineal inmaduro aso ciado a coriocarcinoma. El resto de los casos presentó evolución favorable. El caso reportado en este artículo se diferencia de los anteriormente mencionados en la localización del teratoma, el cual fue tímico, no requi rió tratamiento con radioterapia ni quimioterapia, ya que la evidencia actual señala que no es necesario in dicarla en teratoma puro sin elementos de otro tejido tumoral. Se efectuó resección quirúrgica con respuesta clínica satisfactoria.

Dentro de los TM podemos encontrar aquellos ubicados en el timo, los cuales están descritos como de origen epitelial clasificándose en maduros o inmaduros8.

El tratamiento del teratoma consiste típicamente en una resección quirúrgica completa sin necesidad de quimioterapia6. El pronóstico de los pacientes con teratomas inmaduros está determinado por factores como la edad del paciente, sitio anatómico del tumor, cantidad de elementos inmaduros del teratoma e inte gridad de la resección quirúrgica4.

Este caso en particular consistió en un paciente que presentó un teratoma tímico que contenía aproximadamente un 20% de tejido neuroectodérmico in maduro, y que secretó Β-HCG, desencadenando una pubertad precoz periférica. Al resecar el tumor las ma nifestaciones de pubertad involucionaron.

Conclusión

La pubertad precoz en un varón debe alertar en re lación a posibles causas tumorales, principalmente si el curso clínico es rápido y progresivo, realizando una evaluación diagnóstica destinada a descartar estas etio logías. Si existe desarrollo puberal con testes en rango prepuberal es indicador de causa independiente de se creción de gonadotrofinas, y dentro de éstas, además de la hiperplasia suprarrenal congénita, están las pa tologías tumorales y por lo tanto el estudio debe estar dirigido descartar una etiología de este tipo, y de ser así, buscar su origen, ya que esto determina tratamien to y pronóstico.

La presentación de un teratoma en paciente pediá trico es infrecuente, aún más, si es de tipo inmaduro, si su localización es mediastínica, específicamente tímica y es secretor de Β-HCG generando un cuadro de pubertad precoz periférica, siendo no siempre fácil encontrar fuente tumoral de la secreción de Β-HCG, como en nuestro paciente. Por lo tanto, a pesar de su baja prevalencia, es relevante considerar esta patología dentro del espectro de diagnósticos diferenciales fren te a una situación clínica similar, de modo que pueda efectuarse un manejo oportuno, en este caso una re sección tumoral que significó su resolución definitiva.

Responsabilidades Éticas

Protección de personas y animales: Los autores decla ran que los procedimientos seguidos se conformaron a las normas éticas del comité de experimentación hu mana responsable y de acuerdo con la Asociación Mé dica Mundial y la Declaración de Helsinki.

Confidencialidad de los datos: Los autores declaran que han seguido los protocolos de su centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informa do: Los autores han obtenido el consentimiento informado de los pacientes y/o sujetos referidos en el artículo. Este documento obra en poder del autor de correspondencia.

Conflicto de intereses: Los autores declaran no tener conflicto de intereses.

Referencias:

1. Pardo N, Muñoz A, Maldonado M. Tumores de células germinales. Clin Transí Oncol. 2005;7(8):361-9. [ Links ]

2. Chien-Ming Lin, Cheng-Ting Lee, Yi-Ching Tung, et al. Endocrine dysfunction in Taiwanese children with human chorionic gonadotropin- secreting germ cell tumors. Journal of the Formosan Medical Association 2014;113:102-5. [ Links ]

3. Portelli C, Lépore M, Rojas-Bilbao E, Amante M. Oligoastrocitoma originado en teratoma quístico inmaduro de ovario. Descripción de un caso. Revista Española de Patología 2012;45(2): 234-7. [ Links ]

4. McLeod N, Vallely M, Mathur M. Massive Immature Mediastinal Teratoma Extending into the Left Pleural Cavity. Heart Lung and Circulation 2005;14:45-7. [ Links ]

5. Roy N, Blurton D, Azakie A, Karl T. Immature Intrapericardial Teratoma in a Newborn With Elevated Alpha- Fetoprotein. Ann Thorac Surg 2004; 78:e6-8. [ Links ]

6. Mosk C, Van de Ven C, Bessems J, Van Noesel M, Looijenga L, Wijnen R. Unusual presentation of a posterior mediastinal teratoma. J Ped Surg Case Reports 2013;1:164-6. [ Links ]

7. Peterson C, Buckley C, Holley S, Menias C. Teratomas: A Multimodality Review. Curr Probl Diagn Radiol. 2012;41(6):210-9. [ Links ]

8. Marx A, Chan J, Coindre J, et al. The 2015 World Health Organization Classification of Tumors of the Thymus. J Thorac Oncol. 2015;10(10):1383-95. [ Links ]

9. Coran A, Caldamone A, Adzick S, Krummel T, Laberge J, Shamberger R. Pediatric Surgery. Seventh Edition, 2012. Chapter 37. [ Links ]

10. Nogueira K, Liberman B, Rodrigues F, et al. hCG-Secreting Pineal Teratoma Causing Precocious Puberty: Report of Two Patients and Review of the Literature. Journal of Pediatric Endocrinology & Metabolism 2002;15:1195-201. [ Links ]

11. Inamo Y, Hiyoshi K, Hanawa Y, Okuni M. Precocious puberty caused by an hCG-producing tumor of the septum pellucidum. Acta Paediatr Jpn. 1991;33(5):681-4. [ Links ]

12. Cohen A, Wilson J, Sadeghi-Nejad A. Gonadotropin-secreting pineal teratoma causing precocious puberty. Neurosurgery. 1991;28(4):597-602; discussion 602-3. [ Links ]

13. Harms D, Zahn S, Gobel U, Schneider D. Pathology and Molecular Biology of Teratomas in Childhood and Adolescence. Klin Padiatr. 2006;218(6):296-302. [ Links ]

14. Kitanaka C, Matsutani M, Sora S, Kitanaka S, Tanae A, Hibi I. Precocious puberty in a girl with an hCG-secreting suprasellar immature teratoma. Case report. J Neurosurg. 1994;81(4):601-4. [ Links ]

Recibido: 28 de Septiembre de 2017; Aprobado: 15 de Febrero de 2018

*Correspondencia: Claudia Lozano claudia.lozano.canales@gmail.com.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons