SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.89 número6Congreso Internacional de Neonatología, Gramado, BrasilFE DE ERRATAS índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. vol.89 no.6 Santiago dic. 2018

http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062018005001008 

CARTA AL EDITOR

Semblanzas Dr. Enrique Álvarez Obituary Dr. Enrique Alvarez

Colomba Norero V.1 

1 Miembro de Número Academia Chilena de Medicina. Instituto de Chile, Chile.

Sr. Editor,

Quisiera referirme a los artículos publicados en La Revista Chilena de Pediatría 89 (4) Julio-Agosto 2018: las semblanzas del Dr. Enrique Álvarez enviadas por la Dres. Sofía Aros y Francisco Cano y el notable artículo especial del abogado y PhD en Filosofía Sr. Sergio Micco, titulado “La muerte necesita ser pensada”.

No sé si fue coincidencia o decisión deliberada del Comité Editorial pero la simultaneidad de las tres pu blicaciones nos introduce en el tema “prohibido”: la muerte.

Y es Enrique el que nos hace reflexionar sobre este final. Seamos o no creyentes, la muerte de alguien tan sabio y bondadoso; generoso y humilde, que con su si lenciosa pero cálida presencia iluminó las vidas de los que tuvieron la fortuna de estar a su lado, nos pone frente al gran misterio: “acuérdate que vas a morir” - y que es en la hora de la muerte cuando se reconoce el tipo de vida que se quiso vivir.

Enrique eligió el camino de ayudar a los niños (re galos de Dios) tanto a vivir como a morir, con dulzura y acompañamiento.

Por eso, ahora, familiares de esos niños, colegas, parientes y amigos le recuerdan con el respeto y cariño que se manifiesta claramente en las semblanzas de los Dres. Aras y Cano y con la emoción que rememoramos su sonrisa y su tranquila presencia.

Sea que esté o no en una nueva forma de existencia o que de él solo queden sus obras, nosotros los nefrólo gos pediatras tendremos presentes por el resto de nues tras vidas, la enseñanza amable de un hombre valioso.

Correspondencia: cnorero@gmail.com.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons