SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.90 número2Impacto del Material Particulado aéreo (MP 2,5 ) sobre las hospitalizaciones por enfermedades respiratorias en niños: estudio caso-control alternoFactores de riesgo y letalidad asociados a candidemia neonatal en una unidad de neonatología índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. vol.90 no.2 Santiago abr. 2019

http://dx.doi.org/10.32641/rchped.v90i2.670 

ARTÍCULOS ORIGINALES

Desarrollo de habilidades comunicativas en lactantes con síndrome de Down posterior a capacitaciones sistematizadas en comunicación gestual

Katherina Linn1 

Fabiana Sevilla2  3 

Valeria Cifuentes2  3 

M. Ignacia Eugenin4 

Bernardita Río3  5 

Jaime Cerda6 

Macarena Lizama3 

1 División de Pediatría, Escuela de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile, Chile.

2 Fonoaudióloga, Chile.

3 Centro UC Síndrome de Down, Chile.

4 Red de Salud UC CHRISTUS, Chile.

5 Kinesióloga, Chile.

6 Departamento de Salud Pública, Pontificia Universidad Católica de Chile, Chile.

Resumen:

Introducción:

La comunicación gestual, entendida como el uso de gestos no verbales antes de la aparición de la palabra, es una fortaleza en niños con síndrome de Down (SD).

Objetivo:

Describir conductas de de sarrollo comunicativo en niños con SD, previo y posterior a capacitaciones en comunicación gestual, basadas en talleres de “Señas, palabras y juegos” del programa Baby Signs®.

Sujetos y Método:

Es tudio prospectivo de niños con SD entre 18 y 22 meses de edad cognitiva, a los cuales se les realizó capacitaciones en comunicación gestual según la metodología Baby Signs, evaluando habilidades co municativas a través del inventario McArthur adaptado para niños con SD (Inventario de desarrollo comunicativo, CDI-SD), analizando los puntajes antes y 3 meses después de la intervención. Los ítems evaluados corresponden a: Comprensión temprana, Comprensión de las primeras frases, Co menzando a hablar, Lista de vocabulario y Uso descontextualizado del lenguaje (parte 1) y a Gestos totales, tempranos y tardíos (parte 2).

Resultados:

21 niños completaron los talleres, con una media de edad cronológica de 27,5 meses y 19,8 meses de edad cognitiva. El 29% de los participantes au mentaron sus puntajes en comprensión de frases, el 62% en producción de vocabulario con gestos, el 33% mejora la comprensión de vocabulario, el 57% perdió los gestos tempranos y el 43% aumentó la producción de gestos tardíos.

Conclusiones:

Las capacitaciones en comunicación gestual favorecen el desarrollo de habilidades comunicativas en un grupo de niños con SD, principalmente en la com prensión inicial y producción de gestos. Existe importante variabilidad interindividual, por lo que es necesario considerar las recomendaciones niño a niño.

Palabras clave: Síndrome de Down; gestos; comunicación no verbal; ayudas de comunicación; discapacidad

Introducción

La comunicación gestual es el uso de gestos no ver bales simples, para la representación de diferentes elementos1,2, y surge como puente antes de la aparición de la palabra3. Se describe en la década de los ochenta, a partir de observaciones de las doctoras en psicolo gía Linda Acredolo y Susan Goodwyn, sobre bebés que usaban gestos para reemplazar palabras que no podían pronunciar. Acredolo y Goodwyn demostraron que la exposición temprana a comunicación con gestos promueve el desarrollo del lenguaje expresivo y com prensivo, y aumenta las tareas fonéticas y de sintaxis4. Otros estudios han demostrado que el desarrollo del lenguaje a través de gestos, previo el desarrollo del ha bla en niños con desarrollo típico, fomenta la interac ción padres-hijos, disminuye los niveles de frustración tanto en el niño como en sus padres5, permite expresar estados emocionales en el niño en etapa preverbal6, es timula el desarrollo cognitivo1 y favorece la autorregulación7.

Los niños con síndrome de Down (SD) presentan retraso en el desarrollo psicomotor, discapacidad cognitiva de grado variable y especialmente retraso en el desarrollo del lenguaje con una disociación entre las habilidades receptivas y las expresivas, teniendo mayor dificultad en la comunicación expresiva, llegando incluso a la ausencia de palabras8. Considerando lo antes descrito, el interés social y el uso de gestos prelingüísticos emerge como una de las principales oportunida des para la interacción con el medio9,10.

Diversos autores describen que la comunicación gestual es uno de los puntos fuertes de los niños con SD11,12, siendo el vocabulario productivo equiparable al de niños con desarrollo típico si se toman en cuenta los gestos13. Sin embargo, a la fecha, no hay datos sobre intervenciones en el desarrollo de comunicación gestual en esta población.

El programa Baby Signs® surge a partir de las inves tigaciones realizadas por Acredolo y Goodwyn, como una metodología para enseñar a papás, cuidadores y sus hijos, la incorporación de gestos simples, que com plementan la comunicación. Este programa consta de diferentes modalidades, tanto para familias como para instructores en comunicación gestual, y se basa en ta lleres presenciales y uso de material didáctico, como tarjetas y canciones para la enseñanza y aprendizaje de gestos.

Considerando lo antes descrito, el objetivo princi pal de este estudio es describir las conductas de desarrollo comunicativo en niños con SD, previo y poste rior a la realización de capacitaciones en comunicación gestual, basadas en la metodología de “Señas, palabras y juegos” del programa Baby Signs®.

Sujetos y Método

Estudio prospectivo de tipo descriptivo, realizado entre enero y noviembre de 2017.

Población a intervenir

Se invitó a participar a niños entre 24 y 30 meses de edad cronológica con diagnóstico de SD. El rango etario fue establecido en forma arbitraria estimando obte ner una muestra de niños entre 18 y 22 meses de edad cognitiva. Estos fueron convocados a través de una in vitación abierta por correo electrónico, redes sociales del Centro UC SD, y por el equipo de NANEAS UC.

El cálculo de edad cognitiva fue necesario para po der aplicar en forma adecuada el inventario de desarrollo comunicativo (CDI) adaptado a población con SD (CDI-SD), cuyos resultados son interpretables según edad mental del niño y no cronológica.

La elección del rango de edad cognitiva del grupo a intervenir fue determinada a partir de la estimación de edad en que los niños con desarrollo típico ya han adquirido los primeros gestos y van adquiriendo gestos en forma habitual14.

Instrumento de evaluación de comunicación

Se utilizó el CDI-SD previo y posterior a la inter vención. El CDI es un instrumento ampliamente utilizado para la evaluación del lenguaje en niños con desarrollo típico y evalúa primeras palabras, gestos y gramática. Su versión original está traducida a diversos idiomas y validada al español por Jackson-Maldonado15. El CDI-SD es el instrumento CDI previamente validado al español, adaptado para niños con SD. La adaptación y validación fue realizada por Galeote, en población española e hispanoparlante16, donde las principales adaptaciones se basan en: utilización de un único inventario que abarca el rango etario de 8 a 30 meses (el original lo separa en dos grupos etarios); no se considera la edad cronológica, sino la edad de desa rrollo evaluada mediante la Escala de Desarrollo Psico-motor de la Primera Infancia Brunet-Lezine-Revisada u otros tests comparables, como el Test de Bayley; y en la evaluación de vocabulario se analiza comprensión, producción y gesticulación de la palabra. La validación realizada por Galeote mostró una correlación estadísticamente significativa en los segmentos de producción de vocabulario, vocabulario receptivo y la confiabili dad para producción y comprensión de vocabulario también se describe como fuerte y estadísticamente significativa, al evaluar test- retest con 3 meses de diferencia16.

El estudio consistió en tres fases (esquema de meto dología en Figura 1).

Figura 1 Esquema cronológico so bre fases y metodología del estudio. 

Fase 1: Reclutamiento de población interesada. Los cuidadores que manifestaron interés en participar cuyos niños cumplían criterios de edad cronológica, fueron invitados para evaluación y determinación de edad cognitiva. Fueron excluidos aquellos niños con: a) diagnóstico confirmado de epilepsia no tratada, hipoacusia bilateral (potenciales evocados auditivos de tronco con ondas V mayores a 50 dB) no tratada, o problemas visuales no corregidos (cataratas congénitas no operadas); b) antecedentes de capacitación previa en comunicación gestual con metodología Baby Signs® y c) antecedente de contacto de tipo paciente-profesio nal con alguna de las fonoaudiólogas instructoras en el estudio.

Fase 2: Selección de población objetivo. A aquellos niños que cumplían con criterios para participar se les aplicó test de Bayley III17 para determinar su edad cog nitiva. El grupo objetivo a intervenir fue de niños con edad cognitiva entre 18 y 22 meses. El test de Bayley III fue realizado por tres profesionales capacitados, quienes aplicaron los segmentos de área cognitiva, lenguaje receptivo y expresivo. La edad cognitiva fue calculada según el puntaje de escala cognitiva del test de Bayley III. Los participantes con edad cognitiva entre 18 y 22 meses fueron convocados a participar de la evaluación y capacitación en comunicación gestual. A todos los cuidadores de los niños a quienes se les aplicó el test de Bayley III, se les entregó un informe de evaluación, fueran o no a participar de la Fase 3 del proyecto.

Fase 3: Evaluación y capacitación. A cada niño se leccionado y su respectivo cuidador significativo, se les aplicó:

1. Evaluación inicial: evaluación del desarrollo co municativo de cada participante previo al inicio de las capacitaciones, a través del CDI-SD18, autorizado por el autor para su uso en investigación y autoaplicado por los cuidadores19.

En la (Tabla 1) se encuentra la descripción de los ítems del CDI-SD que fueron evaluados. Para los ítems 1B, 1D, y gestos, el informe del test entrega los resulta dos en percentiles de rendimiento. Para los ítems 1A, 1C y 1E se entrega resultado descriptivo, calculando el porcentaje de respuestas positivas y se dispone de ta blas comparativas para porcentaje de respuestas están dar según grupo de edad cognitiva (Tabla 1).

Tabla 1 Descripción de Inventario de desarrollo comunicativo adaptado por Galeote para niños con síndrome de Down (CDI-SD). 

Se solicitó que el formulario fuese contestado por el cuidador participante en los talleres, previo al inicio del “Taller para padres” (tiempo 0 = t0), y su resultado se mantuvo ciego para las fonoaudiólogas instructoras que impartían los talleres. Además, se registraron los antecedentes demográficos de los participantes, antecedentes mórbidos, número de hermanos, edad y ni vel académico de ambos padres, asistencia a sala cuna/ jardín infantil y asistencia a programa de estimulación temprana.

2. Capacitación en comunicación gestual: se realiza ron capacitaciones a 7 grupos, cada uno conformado por 3 a 4 diadas (niño - cuidador significativo). Las ca pacitaciones se realizaron entre marzo y agosto 2017, con una estructura según la metodología de “Señas, palabras y juegos”, del Programa Baby Signs®20. El cuidador significativo fue considerado aquel padre, madre o cuidador que permanece con el niño al menos 10 ho ras semanales.

Las capacitaciones consistieron en 7 talleres pre senciales conducidos por dos fonoaudiólogas certifi cadas como instructoras en comunicación gestual por metodología Baby Signs®. El primero fue un “Taller para padres” donde se les enseñó las bases de la comu nicación por gestos, y los siguientes 6 talleres consistie ron en una clase semanal de 60 minutos de duración, de acuerdo a la metodología “Señas, palabras y juegos” Baby Signs®, abordando los siguientes temas: comer, dormir, vestirse, bañarse, mascotas y el parque. A cada participante se le entregó material consistente en cua tro libros para trabajar los gestos, una caja de tarjetas de gestos, un CD de cancionero, y un CD de cada tema con información para la comunicación gestual, para que pudiesen practicar en sus casas.

3. Evaluación final: posterior a tres meses de finali zados los talleres se les aplicó nuevamente el CDI- SD (tiempo final = tf) a través de una plataforma online. Para evaluar las respuestas según edad cognitiva, se estimó la edad cognitiva del tf usando un ajuste propor cional considerando edad cronológica en t0 y tf y edad cognitiva en t0 calculada según Test de Bayley, usando la siguiente fórmula:

Edad cognitiva tf = (edad cognitiva t0 x edad cronológica tf) / edad cronológica t0.

Al finalizar el proceso, se les solicitó a los cuida dores que completaran una encuesta sobre satisfacción y percepción personal en relación a las capacitaciones, que se basó en dos preguntas abiertas 1. Beneficio que obtuvo el niño al participar en los talles; 2. Beneficio que obtuvo usted (el cuidador), al participar en los talleres.

Análisis de resultados

Para cada niño se compararon los resultados ob tenidos en el CDI-SD previo a la intervención (t0) y tres meses posterior a ella (tf). Se denominó “cambio de percentil” a la diferencia entre el percentil obteni do en el tf y el percentil obtenido en el t0. Cambio de percentil positivo correspondió al aumento de más de 5 percentiles (mejora) posterior a la intervención, sin cambio de percentil, correspondió a resultados similares pre y post intervención, con un delta de percen tiles menor o igual a 5, y cambio de percentil negativo correspondió a disminución de resultados posterior a la intervención, con una disminución mayor a 5 percentiles.

La encuesta de satisfacción fue descrita como “ci tas” de las respuestas y comentarios de los cuidadores.

Consideraciones éticas

Se solicitó la firma de un consentimiento informa do a los padres de los participantes y se contó con la aprobación del Comité de Ética de Investigación de la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

El estudio fue financiado por el concurso Semilla de SOCHIPE 2016.

Resultados

Cuarenta y nueve niños entre 22 y 30 meses de edad cronológica contestaron la invitación al proyecto, a los cuales se les realizó el Test de Bayley III para determi nar su edad cognitiva. De ellos, 15 tenían edad cognitiva de 17 meses o menos, 30 entre 18 y 22 meses y 4 tenían una edad cognitiva mayor a 22 meses. El grupo objetivo fue conformado por 24 niños con edad cog nitiva entre 18 y 22 meses (6 niños con edad cognitiva objetivo no pudieron participar en las capacitaciones debido al horario de los talleres).

A los 24 niños seleccionados se les invitó a las ca pacitaciones en comunicación gestual. Un participante fue excluido por no asistir al “Taller para padres”, re quisito para participar en las capacitaciones. De los 23 participantes, 21 completaron más del 80% de asisten cia a los talleres.

De los 21 niños que completaron los talleres, y de acuerdo a los resultados del Test de Bayley III aplicado a ellos, el 29% tenía desarrollo cognitivo normal y 71% retraso leve del desarrollo; ningún participante presen tó retraso moderado ni severo. En cuanto al lengua je, 5% presentó desarrollo normal, 52% retraso leve y 43% retraso moderado del desarrollo del lenguaje.

Del total de participantes que completaron los ta lleres, 11/21 (52%) eran de sexo masculino, con un promedio de edad cronológica de 27,5 (DE ± 2,5) meses y 19,8 (DE ± 1,0) meses de edad cognitiva. Los antecedentes demográficos del grupo intervenido se resumen en la (Tabla 2).

Tabla 2 Características demográficas de los participantes. 

Posterior a la intervención, 29% de los participantes tuvo un cambio de percentil positivo en el ítem “comprensión de primeras frases” del CDI-SD, 52% no tuvo cambio de percentil y en el 19% de ellos tuvo un cambio de percentil negativo posterior a la inter vención, el 62% cambió positivamente de percentil en la producción de vocabulario con gestos, el 33% me jora en percentiles en la comprensión de vocabulario, el 57% disminuyó su percentil en gestos tempranos y el 43% tuvo un cambio positivo de percentiles en la producción de gestos tardíos. Sólo 3 (14%) niños cam biaron su percentil en forma positiva en relación a la producción de vocabulario hablado. La (Tabla 3) resume el rendimiento individual en percentiles de los items “Comprensión de las primeras frases” y “Vocabulario: comprensión, producción y vocabulario con gestos”, y “Gestos: totales, tempranos y tardíos” del CDI-SD, y hace referencia al delta de percentiles individuales, destacando en colores la variación individual de ren dimiento, donde rojo significa delta de cambio de percentil negativo, amarillo sin delta de cambio de per centiles, y verde, delta de cambio de percentil positivo.

Tabla 3 Rendimiento individual en percentiles de los ítems "Comprensión de las primeras frases" y "Vocabulario: comprensión, producción y vocabulario con gestos", y "Gestos: totales, tempranos y tardíos" del CDI-SD. 

Los resultados grupales expresados en promedio de porcentajes de respuestas positivas de los ítems 1 A, 1C y 1E se muestran en la (Tabla 4).

Tabla 4 Promedio grupal de porcentaje de rendimiento para "Comprensión temprana", "Inicios de la producción" y "Uso descontextualizado del lenguaje", según edad cognitiva. 

En la evaluación subjetiva, todos los cuidadores re firieron beneficios en relación a la capacitación, las citas que con mayor frecuencia se reportaron se resumen en la (Tabla 5), refiriendo beneficios principalmente respecto al cambio en las habilidades de la comunicación de los niños, disminución de ansiedad, como también una mejoría en la comunicación entre padres e hijos, mejor capacidad de entenderlos y tranquilidad en sa ber qué quieren expresar.

Tabla 5 Principales apreciaciones subjetivas de los padres 3 meses posterior a los talleres. 

Discusión

El presente estudio muestra que las capacitacio nes en comunicación gestual de forma sistematizada favorecen el desarrollo de habilidades comunicativas en un grupo de niños con SD, principalmente en la comprensión del lenguaje y en la producción de ges tos a 3 meses de seguimiento, observándose cambios positivos en el percentil de trayectoria de desarrollo de habilidades comunicativas.

Los resultados describen características del desa rrollo comunicativo en niños con SD, que ponen de manifiesto tendencias ya descritas previamente en la literatura, como una mayor capacidad en la comprensión versus la expresión, lo que se mantiene e incluso aumenta posterior a la intervención, apoyando lo des crito previamente por Abbeduto, donde la compren sión tendría mejor desarrollo que la expresión en los niños con SD8,21.

En cuanto a la comunicación gestual, los resultados en nuestra serie muestran que hay mayor producción de gestos totales a expensas de gestos tardíos, lo que aumenta posterior a la intervención. Estos resultados respaldan a la comunicación gestual como una herra mienta complementaria para el desarrollo comunica tivo de los niños con SD, ya que se observa que usan gestos de diferente complejidad aún sin producción de palabras, con el fin último de comunicarse22,23,24, lo que apoya lo descrito por Berglund, quien describe que el vocabulario productivo de niños con SD y niños con desarrollo típico son equiparables si tomamos en cuenta la producción de gestos25. En nuestro estudio, la mayoría de los niños intervenidos mantiene o aumenta su capacidad de producción de gestos totales, no así la producción de palabras, donde sólo un pequeño porcentaje aumenta esta habilidad. Esto podría deberse a que en la medida que desaparecen los gestos aparece la producción oral, lo que no se alcanzó a observar en las edades mentales de los niños evaluados en este estudio por ser una habilidad que aparece más tardíamente y por el corto periodo de observación post intervención.

Galeote et al13 evaluó el desarrollo del vocabulario comprensivo, y la producción oral y gestual de 230 niños con SD entre 8 y 29 meses de edad mental, don de describió una superioridad en la comprensión del vocabulario por sobre la producción oral, siendo esta última más pronunciada a mayor edad mental. En relación a los gestos, Galeote describe un aumento lento a edades mentales menores, con una estabilización al rededor de los 20 a 22 meses de edad mental y una dis minución posterior. Estos resultados se asemejan a los encontrados en nuestro estudio, en el cual hay mejoras en los ítems de comprensión por sobre producción oral, con aumento de la producción gestual. Destaca el aumento de gestos totales y tardíos con disminución de los tempranos, concordante a lo descrito en la literatura8, donde los gestos tempranos típicamente van desapareciendo en la medida que aumentan los gestos tardíos. Así mismo, la literatura describe que en la medida que disminuyen los gestos totales, hay un aumen to de la aparición de la palabra, lo que probablemente no se alcanzó a observar en nuestro tiempo de segui miento.

La observación de ausencia de cambio en los ítems “responder al nombre”, “responder al no”, “imitar” o “nombrar”, se debe a que son habilidades ya adqui ridas en el t0 y se mantienen al final del proceso. Al comparar nuestros resultados con los porcentajes referenciales de Galeote18, los grupos tienen un rendimiento similar en el ítem de comprensión temprana, sin embargo, en el uso descontextualizado del lenguaje, hay un rendimiento de nuestro grupo por debajo de la referencia de Galeote, aunque mejora posterior a la intervención. Las diferencias entre el grupo de Galeote y el nuestro pudiese estar atribuido a elementos de se lección y tamaño muestral, así como a la comprensión del castellano español, versus el castellano chileno de los padres que contestaron el CDI-SD.

Los resultados de la presente serie muestran una gran variabilidad interindividual, reflejada en la (Tabla 3), la que está descrita no tan solo en niños con SD, sino que también en niños con desarrollo típico.

Cabe destacar que un porcentaje de niños reduce su rendimiento en algunas dimensiones, en especial en la producción y comprensión de vocabulario, lo que pudiese estar determinado por la herramienta utilizada (CDI-SD), la que corresponde a un auto-reporte rea lizado por los padres, lo que requiere de observación por parte de ellos para tener una evaluación fidedigna del comportamiento de sus hijos. En este contexto, los papás, al no estar familiarizados previamente con el in ventario CDI-SD y haberlo contestado en la primera sesión de las capacitaciones, contestaron sin observa ción intencionada de sus hijos, sino que con la representación que tenían de ellos, lo que podría generar un sesgo por sobrevaloración de las habilidades19, lo que podría inferirse en especial en algunos niños que cuen tan con puntajes máximos en algunas dimensiones al inicio del estudio (participantes 5 y 16 de la Tabla 3). Por otro lado, el CDI-SD es un inventario largo, que requiere de un periodo prolongado de atención (alre dedor de 60 a 90 min), lo que puede llevar a pérdida de interés en el instrumento, y disminución en la veraci dad de las respuestas. Es conocido que la producción de vocabulario en niños con SD suele ser más lenta de lo que se espera en sus restantes habilidades cognitivas, lo que pudiera desarrollarse mayormente después de los 36 meses26, lo que requeriría de mayor seguimiento para observar la aparición de nuevas palabras. Por otra parte, se describen problemas en el habla inteligible, es decir, mayor frecuencia de dispraxia verbal27, lo que puede determinar dificultad en el reconocimiento de la aparición de nuevas palabras. Adicionalmente, está descrito que hasta un 16% de los niños con SD pudie sen desarrollar trastorno del espectro autista y afecta ción de la comunicación expresiva28. Ambas condicio nes pudieran influir en el desarrollo de vocabulario, no así el desarrollo de gestos. Lamentablemente, el tiempo de observación de nuestro estudio no permitió detec tar a niños con dispraxia o con trastorno del espectro autista, como para atribuir la disminución de produc ción de vocabulario a dichas condiciones. Finalmen te, no pareciera que la intervención realizada pudiera producir un retroceso en las habilidades previamente adquiridas en el grupo estudiado, sin embargo, el aná lisis debe hacerse caso a caso.

Dentro de las limitaciones del estudio considera mos que si bien el CDI-SD es el mejor instrumento disponible en español y validado para niños con SD, no está validado en población chilena, lo que pudiese generar dificultad en la comprensión por parte de los cui dadores, respecto a algunas palabras del instrumento. El presente reporte tiene un tamaño muestral pequeño que sólo permite describir niño a niño para generar una impresión individualizada, más que valores grupales. El seguimiento a corto plazo de los participantes, pudo haber subestimado el impacto de la intervención, por lo que sería de gran interés poder realizar un seguimiento a largo plazo y determinar el impacto en la generación de palabras en subgrupo de niños.

Tomando en cuenta los resultados de nuestra serie, consideramos que las capacitaciones en comunicación gestual son una herramienta complementaria y valiosa para la estimulación del desarrollo de niños con SD. En los casos donde se obtuvo mayor tendencia de resul tados negativos, se pudo identificar dificultades en el uso del inventario CDI-SD o alteración del desarrollo social, lo que pudo haber interferido con la adquisición de nuevas habilidades. Considerando las limitantes del CDI-SD, sería adecuado instruir a los cuidadores que van a participar de las capacitaciones, sobre los aspec tos que se van a evaluar en el CDI-SD, de manera de ser observados y registrados en forma más objetiva.

Conclusiones

El presente es el primer estudio latinoamericano que describe la respuesta de un grupo de niños con SD a una técnica de enseñanza en comunicación gestual.

El grupo de niños con SD es un grupo heterogéneo, a pesar de homogeneizarlos según su edad cognitiva, se observa una variabilidad interindividual que no per mite extrapolar los resultados a grupos ni a toda la población de niños con SD.

Considerando que la metodología de “Señas, pala bras y juegos” de Baby Signs®, es una estrategia que no pone en riesgo a los niños, que es de bajo costo y de fácil adquisición y reproducción por parte de los pa dres, y teniendo en cuenta los resultados que muestran que algunos niños podrían beneficiarse mejorando sus habilidades de comunicación, la recomendación de capacitación en comunicación gestual pudiera ser una estrategia de estimulación de la comunicación comple mentaria, considerando siempre la necesidad de rea lizar evaluaciones individuales y de comparación so bre sí mismos, de manera de ir evaluando progresos y eventual cambio en su propia trayectoria de desarrollo.

Se necesitan estudios de mayor tamaño muestral, con instrumentos validados en población chilena, con seguimiento de participantes a largo plazo, para eva luar el impacto en su desarrollo posterior, así como también comparación de los resultados con niños con desarrollo típico.

Responsabilidades Éticas

Protección de personas y animales: Los autores decla ran que los procedimientos seguidos se conformaron a las normas éticas del comité de experimentación hu mana responsable y de acuerdo con la Asociación Mé dica Mundial y la Declaración de Helsinki.

Confidencialidad de los datos: Los autores declaran que han seguido los protocolos de su centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informa do: Los autores han obtenido el consentimiento informado de los pacientes y/o sujetos referidos en el artículo. Este documento obra en poder del autor de correspondencia.

Conflicto de intereses: Los autores declaran no tener conflicto de intereses.

Agradecimientos: Agradecimientos a Baby Signs® Chile por el aporte de material para llevar a cabo los talleres de comunicación gestual, y a Miguel Galeote por la autorización para el uso y aplicación de Test CDI-SD.

Financiamiento:

Concurso Semilla de SOCHIPE 2016.

Referencias:

1. Farkas C. Comunicación Gestual en la Infancia Temprana: Una Revisión de su Desarrollo, Relación con el Lenguaje e Implicancias de su Intervención. Psykhe 2007;16(2):107-15. [ Links ]

2. Acredolo L., Goodwyn S. Symbolic gesturing in normal infants. Child Dev 1988;59:450-99. [ Links ]

3. Farkas C. Fomentando gestos simbólicos en infantes: impacto sobre el estrés y la autoefcacia materna. Revista de investigación en Logopedia 2012;2:15-37. [ Links ]

4. Goodwyn S, Acredolo L. Impact of symbolic gesturing on early language development, J Nonverbal Behav 2000; 24(2):81-103. [ Links ]

5. Acredolo L, Goodwyn S. How to build a baby that can read minds: Cognitive mechanisms in mindreading, Curr Psychol Cogn 2001;13(5):513-52. [ Links ]

6. Vallotton C. Signs of emotion: What can preverbal children “say” about internal states?. Infant Ment Health J 2008;29(3):234-58. [ Links ]

7. Acredolo L, Goodwyn S. The long-term impact of symbolic gesturing during infancy on IQ at age 8 (dissertation). Brighton (UK): International conference on infant studies, 2000. [ Links ]

8. Abbeduto L. Language Development in Down syndrome form the prelinguistic period to acquisition of literacy, Ment Retard Dev Disabil Res Rev 2007;13:247-61. [ Links ]

9. Galeote M, Soto P, Checa E, et al. The acquisition of productive vocabulary in Spanish children with Down síndrome. J Intellect Dev Disabil. 2008;33(4):292-302. [ Links ]

10. Caselli MC, Vicari S, Longobardi E, et al. Gestures and words in early development of children with Down syndrom, J Speech Lang Hear Res. 1998;41(5):1125-35. [ Links ]

11. Clibbens J. Signing and Lexical Development in Children with Down Syndrome, Downs Syndr Res Pract 2001;7(3):101-5. [ Links ]

12. Mainela-Arnold E. Gesture-speech integration in children with specifc language impairmet, Int J Lang Commun Disord. 2014;49(6):761-70. [ Links ]

13. Galeote M, Sebastián E, Checa E, et al. The development of vocabulary in Spanish children with Down syndrome: comprehension, production, and gestures, J Intellect Dev Disabil. 2011;36(3):184-96. [ Links ]

14. Liszkowski U, Brown P, Callaghan T, et al. A prelinguistic gestural universal of human communication. Cogn Sci. 2012;36(4):698-713. [ Links ]

15. Jackson-Maldonado D, Bates E, Thal D. MacArthur Inventario del Desarrollo de Habilidades Comunicativas (Inventario). 2003, Baltimore: Brookes Publishing. [ Links ]

16. Galeote M, Checa E, Sánchez-Palacios C, et al. Adaptation of the MacArthur-Bates Communicative Development Inventories for Spanish children with Down Syndrome: Validity and reliability data for vocabulary, American journal of speech-language pathology 2016;25(3):371-80. [ Links ]

17. Bayley N. Bayley Scales of Infant and Toddler Development, J Psychoeduc Assess. 2007;25(2):180-98. [ Links ]

18. Galeote M. (manuscrito sin publicar). Inventario de Desarrollo Comunicativo MacArthur-Bates adaptado a niños con síndrome de Down. Universidad de Málaga: Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación, Universidad de Málaga: Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación, http://webpersonal.uma.es/~mgaleote/ , última visita 05.07.2018. [ Links ]

19. Galeote M, Soto P, Serrano A, et al. Un nuevo instrumento para evaluar eldesarrollo comunicativo y lingüístico de niños con síndrome de Down, Revista Síndrome de Down. 2006;23,1(88):20-6. [ Links ]

20. Farkas C. Actividades para el uso de los gestos, En: Gestos que hablan: aprendiendo a comunicarnos con nuestros niños, Ed. Universidad Católica de Chile: Santiago, 2009; 42-8. [ Links ]

21. Chan J, Iacono T. Gesture and Word production in children with Down síndrome, Augment Altern 2001;73-87. [ Links ]

22. Dimitrova N. Parents´Translations of Child Gesture Facilitate Word Learning in Children with Autism, Down Syndrome and Typical Development, J Autism Dev Disord 2016;46(1):221-31. [ Links ]

23. Ózcaliskan S. Baby sign but not spontaneous gesture predicts later vocabulary in children with Down Syndrom. J Child Lang. 2016;43(4):948-63. [ Links ]

24. Özcaliskan S, Adamson LB, Dimitrova N, Baumann S. Early gesture provides a helping hand to spoken vocabulary development for children with autism, Down syndrome and typical development. J Cogn Dev. 2017;18(3):325-37. [ Links ]

25. Berglund E. Parental reports of spoken language skills in children with Down syndrome, J Speech Lang Hear Res. 2001;44:179-91. [ Links ]

26. Zampini L, D’Odorico L. Vocabulary development in children with Down syndrome: longitudinal and crosssectional data. J Intellect Dev Disabil. 2013;38(4):310-7. [ Links ]

27. Kumin L. Speech intelligibility and childhood verbal apraxia in children with Down syndrome. Downs Syndr Res Pract. 2006;10(1):10-22. [ Links ]

28. Richards C, Jones C, Groves L, Moss J, Oliver C. Prevalence of autism spectrum disorder phenomenology in genetic disorders: a systematic review and meta-analysis. Lancet Psychiatry. 2015;2(10):909-16. [ Links ]

Recibido: 20 de Marzo de 2018; Aprobado: 27 de Noviembre de 2018

*Correspondencia: Macarena Lizama. E-mail: mlizama@med.puc.cl.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons