SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.90 número2Factores de riesgo y letalidad asociados a candidemia neonatal en una unidad de neonatologíaOrigen de epónimos médicos derivados de la mitología índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. vol.90 no.2 Santiago abr. 2019

http://dx.doi.org/10.32641/rchped.v90i2.779 

CASOS CLÍNICOS

Síndrome de Klippel-Feil autosómico dominante: Una malformación de segmentación vertebral

Víctor Hugo Guapi Nauñay1 

Iván Alejandro Martínez Carvajal2 

1 servicio de Neonatología. Asesoramiento Genético del Hospital Provincial General "Luis G. Dávila". Tulcán, Ecuador.

2 Radiología e imágen del Hospital Provincial General "Luis G. Dávila". Tulcán, Ecuador.

Resumen:

Introducción: El síndrome de Klippel-Feil constituye un desorden esquelético complejo altamente heterogéneo caracterizado por la fusión congénita de dos o más vértebras cervicales. La triada clínica clásica consiste en cuello corto, implantación baja del cabello y limitación para los movimientos del cue llo. Las mutaciones asociadas se localizan en los loci del gen GDF3 (cromosoma 12p13.31), GDF6 (cromosoma 8q22.1) y MEOX1 (cromosoma 17q21.31).

Objetivo:

Describir los hallazgos clínico- radiológicos y genealogía de una paciente con síndrome de Klippel-Feil.

Caso clínico:

Paciente de 5 años de edad con cuello corto, cabello de implantación baja posterior, limitación para los movi mientos de lateralización. La radiografía cervical en flexión y extensión evidenció bloques de fusión entre C1-2-3, C4-5 y C6-7. En la tomografía axial computarizada de tórax se apreció múltiples hemivértebras del tercio superior de las vértebras torácicas correspondientes a las costillas I-IV. El cariotipo fue normal, 46, XX. La penetrancia reducida estuvo presente en cinco de los miembros de la familia. La fusión de C2-3 predominó en cuatro y en un individuo la fusión baja en C5-6. Tres de los cinco individuos afectados tenían fusión entre el hueso grande y ganchoso.

Conclusión:

La malformación de segmentación vertebral congénita constituye un caso de interés por tratarse de un diagnóstico infrecuente en la edad pediátrica y cuya sospecha puede generarse a partir del examen clínico, estudio de imágenes complementado con la interpretación de la genealogía en los trastornos de herencia mendeliana, permitiendo brindar un oportuno asesoramiento genético a la familia.

Palabras clave: Síndrome de Klippel-Feil; anomalías congénitas; vértebras cervicales; escoliosis

Introducción

El síndrome de Klippel-Feil (KFS) OMIM# 118100, es una displasia esquelética compleja altamente hete rogéneo, caracterizado por la fusión congénita de dos o más vértebras cervicales1. Es causado por un fracaso en la segmentación normal de las vértebras durante la cuarta semana de gestación2. La triada clínica clásica consiste en cuello corto, implantación baja del cabello y limitación para los movimientos del cuello. Solo en tre el 34 y 74 % de los casos diagnosticados presentan las manifestaciones clínicas clásicas3. La incidencia es timada es de 1 por cada 40.000 a 42.000 nacimientos en el mundo y es más frecuente en el sexo femenino con una relación de 1,5/14.

Existen 4 tipos de KFS5; estos son: tipo 1, clásica fusión única en C1 (autosómico recesivo); tipo 2, sinostosis de C2-3, fusión cervical, torácica, lumbar y muestra expresión variable dentro de una familia (au tosómico dominante); tipo 3, fusión cervical aislada (recesiva) y tipo 4, fusión en vértebras cervicales (pro bablemente ligado al cromosoma X) clasificado según las diferencias de sinostosis vertebrales en regiones es pecíficas y el patrón de herencia. En Ecuador, los cua tro casos descritos fueron de la consulta de Genética de Paz y Miño (2014a)6.

Las mutaciones asociadas al síndrome de KFS autosómico dominante7,8 se localizan en los genes GDF3, GDF6 y MEOX1. El GDF3 (es un factor de diferencia ción de crecimiento 3) miembro de la familia TGF-p/ BMP (factor de crecimiento transformante-beta/proteína morfogenética ósea) y mutaciones en este gen causan la deformidad Klippel-Feil III. GDF6 (factor de diferenciación del crecimiento 6) es también miembro de la familia TGF-p/BMP y mutaciones en este gen causan la deformidad de KFS I. La proteína codificada por el gen MEOX1 (proteína homeobox MOX-1) des empeña un papel en la somatogénesis y está específica mente involucrado en la formación del esclerótomo9,10.

Los genes Pax también juegan un rol importante durante la embriogénesis de los vertebrados, posiblemente al determinar la temporalidad y el lugar de formación de órganos como, cerebro, los ojos, oídos, nariz, columna vertebral, riñones y músculos de las ex tremidades.

Considerando su organización genómica, las se cuencias de dominio y los patrones de expresión la familia de genes Pax se ha clasificado en cuatro subfa milias; la familia 1 está constituida por los genes Pax1 y Pax9, la familia 2 por Pax2, Pax5 y Pax8; la familia 3 por Pax3 y Pax7; y la familia 4 por los genes Pax4 y Pax6)11.

Durante la cuarta semana de desarrollo embriona rio se produce la diferenciación de somitas, donde las células de la porción ventral o esclerotomo, expresan el factor de transcripción Pax1 , el que inicia la cascada de genes que forman el cartílago y hueso para la forma ción de vértebras, costillas y esternón2,10. La vértebra en barra se produce por la insuficiente segmentación de dos o más vértebras12.

El objetivo de la presente investigación consistió en describir los hallazgos clínico-radiológicos y genealo gía de una paciente con síndrome de Klippel-Feil.

Caso clínico

Paciente de sexo femenino que fue derivada a los 5 años al servicio de genética con los antecedentes de hija única de una pareja sin historia de consanguinidad o endogamia; con siete controles prenatales, la madre sin antecedentes de consumo de alcohol o ácido valproico durante el embarazo; nació por parto eutócico de 38 semanas de gestación según fecha de última menstruación, con antropometría que correspondió a una recién nacida a término pequeña para la edad gestacional, con peso: 2.030 g, talla: 39,5 cm, perímetro cefálico: 29 cm, Apgar: de 9 al minuto y a los cinco mi nutos, enviada de alta a los dos días de vida.

Al año de edad, fue remitida a Neuropediatría por “paresia braquial derecha”, donde le realizaron tomografía axial computarizada (TAC) de cráneo que re sultó normal. Presentó una progresión normal de los hitos del desarrollo, asistiendo a educación preescolar.

Al examen de ingreso al servicio de genética des tacaba inteligencia normal. En el examen segmentario se observaba desviación de la cabeza al lado izquierdo; cráneo y cara con frente alta y amplia; hipoplasia de tercio medio de la cara; cejas ligeramente arqueadas, pestañas largas, córneas blancas; nariz: ancha achata da con ligero filtro nasal; mejillas gruesas; boca: labios levemente gruesos, regular oclusión y mala posición de piezas dentarias; retrognatia; pabellón auricular izquierdo en asa con rotación posterior y de baja im plantación; cuello corto, cabello de implantación baja posterior, limitación para los movimientos de late- ralización. En el tórax posterior se apreció escoliosis derecha de columna en la región dorsal y escápulas prominentes pequeñas en posición alta; el hemitórax anterior izquierdo con elevación de 2do y 3er cartílago costal; restricción para la flexión de codos, muñecas, manos y pies. No presentó signos clínicos de compre sión medular (Figura 1).

Figura 1 Vista lateral de paciente de 5 años que exhibe cuello corto (a). Vista posterior con cabello de implantación baja y deformidad de sprengel caracterizado por escápula alada (b)

Los exámenes de laboratorio realizados reportaron: hemograma, perfil bioquímico y pruebas tiroideas en rango normal. El análisis citogenético convencional, mediante cultivo de linfocitos obtenidos de sangre pe riférica, con técnicas de bandas GTG y conteo de 20 metafases mostró cariotipo normal femenino 46,XX. La radiografía simple en flexión y extensión de la re gión cervical evidenció múltiples bloques de fusión en cuerpos vertebrales con ausencia de espacios interver tebrales entre C1-2-3, C4-5, C6-7 (Figura 2). La radio grafía de la muñeca exhibió fusión entre el hueso gran de y ganchoso en el carpo (no mostrado).

Figura 2 las radiografías cervicales laterales (a y b) evidencian sinostosis de cuerpos vertebrales de C1-2-3, C4-5 y C6-7. a: Extensión; b: Flexión. 

Los hallazgos de la Tomografía Computarizada (TC) con reconstrucción volumétrica incluyeron en: hemitórax izquierdo sinostosis de los arcos costales en el extremo posterior de I-IV, este último más corto en relación con los arcos costales contiguos (Figura 3 a); hemitórax derecho con sinostosis de los arcos costales I-III en el tercio medio y extremo posterior; con pobre diferenciación entre ellos, en mayor grado al contrala teral (Figura 3b). III arco costal corto con relación al IV y ausencia de la costilla XII (Figura 3 c).

Figura 3 Reconstrucción Tomo- grafía Computarizada 3D de tórax óseo, vista anterior con ausencia de espacio intercostal en el extremo posterior del arco costal: I al IV de hemitórax izquierdo (a) y i al Hi de hemitórax derecho (b) respec tivamente. acotamiento de arcos costales esternales: iV izquierdo y iii derecho, con ausencia de Xii costilla flotante homolateral (c). Se ha retirado electrónicamente el esternón y las clavículas. 

Además, exhibió múltiples hemivértebras no seg mentadas del tercio superior de las vértebras torácicas (T1-T4) correspondientes a las costillas I-IV y vérte bras en cuña de T5-T6. Marcada escoliosis derecha (Fi gura 3 c).

Las evaluaciones cardiológica, oftalmológica, audi tiva y la ecografía abdominal fueron normales.

Además de la evaluación clínica, se confeccionó la genealogía de la paciente, definida como caso índice III-5 (Figura 4). Al interpretar la genealógia familiar, se definió que los individuos (I-5, II-6, II-10, II-14, III- 5) presentaban sintomatología compatible de KFS con patrón de herencia probable autosómico dominante por lo tanto, se indicó radiografía de columna cérvico torácica.

Figura 4 Genealogía de la familia con síndrome de Klippel-Feil. 

Considerando la disminución de la aptitud repro ductiva y también a la baja prevalencia de estos defectos, es poco probable que exista unión entre progeni tores (II-5 y II-6) afectados por una mutación causante del mismo síndrome. Para descartar esta posibilidad se realizó radiografía de columna cérvico torácica a II-5, la cual fue normal (no mostrado).

En la radiografía de columna cervical de I-5 se evi denció fusión media de la apófisis espinosa entre C2-3 con parcial osificación entre los cuerpos vertebrales donde el espacio intervertebral es significativamente estrecho, con ausencia de fusión carpal (Figura 5a).

Figura 5 Radiografías de columna cervical que evidencian espacio intervertebral significativamente estrecho y fusión media de la apófisis espinosa entre: C2-3 del paciente 1-5 (a), 11-10 (b) y 11-14 (c), respectivamente; . C5-6 del paciente 11-6 (d). la radiografía de la muñeca exhibe fusión entre el hueso grande y ganchoso en el carpo: Del paciente 11-10 (e) y 11-14 (f), respectivamente. R: derecho; G: grande; g: ganchoso. 

La paciente II-6 (Figura 5d) presentó fusión media de la apófisis espinosa entre C5-6 y disminución im portante en el espacio intervertebral, también están fu sionados los huesos del carpo (grande-ganchoso). En la ecografía abdominal se informó riñones de caracte rísticas normales, así como uréteres y vejiga sin alte raciones. El examen audiológico reportó ausencia de patología y el análisis citogenético convencional, con bandeo G y conteo de 20 metafases mostró un cariotipo de 46,XX.

Los pacientes II-10 y II-14, caminaban a pequeños pasos rozando el piso, porque no pueden levantar las piernas al mantenerlas juntas de la rodilla para arriba, como consecuencia de la afectación en la vía motora piramidal. La radiografía de columna cervical identi ficó fusión media de las apófisis espinosas entre C2-3 y osificación parcial entre los cuerpos vertebrales, con estrechamiento significativo del espacio intervertebral (Figuras 5 b y c). La radiografía de la muñeca exhibió fusión entre el hueso grande y ganchoso en el carpo (Figuras 5 e y f). Reciben actualmente manejo con fi sioterapia.

Los cuatro familiares maternos (I-5, II-6, II-10, II- 14) del caso índice (III-5) fueron examinados y evaluados, incluido II-5 (Figura 4) utilizando radiografía de columna cérvico torácica y huesos del carpo, de los ocho individuos maternos vivos. Cinco de los seis eva luados exhibieron al menos estrechamiento importan te del espacio intervertebral entre C2-3 o C5-6.

El KFS estaba presente en cinco miembros de la familia (I-5, II-6, II-10, II-14, III-5). Todos los individuos afectados presentaron fusión de columna cervi cal, cuatro (I-5, II-10, II-14, III-5) de ellos presentaron fusiones altas en C2-3 y uno (II-6), fusión baja en C5-6.

De los cinco individuos con afectación vertebral solo en tres (II-10, II-14, III-5), se constató fusión entre el hueso grande y ganchoso. Ninguno de los indivi duos afectados de la familia de la paciente III-5 en las tres generaciones, con esta entidad genética dominante se observó alteración vocal asociada a malformaciones de cartílago laríngeo.

El protocolo de investigación fue enviado al comi té de ética para su comentario, revisión y aprobación; permitiendo el registro de datos del caso índice y sus familiares con la publicación de los resultados poste riormente.

Discusión

El síndrome de Klippel-Feil es causado por un fra caso en la segmentación de las vértebras cervicales con amplia variabilidad fenotípica, sin embargo una carac terística común de estos pacientes es la presencia de fusión vertebral cervical en C2-3 como hallazgo universal6.

La paciente III-5, presentó la triada clásica del KFS, con fusión de vértebras cervicales, cuello corto y línea de implantación baja del cabello en su región posterior, aunque solo el 34 % de los casos presentan la triada completa, además de limitación de los movimientos de flexión de brazos. Actualmente con ausencia de signos clínicos de compresión medular, con buen pronóstico. Los padres, maestros y la misma paciente deben estar conscientes en evitar traumatismos, actividades físicas que puedan lesionar la médula con las devastadoras consecuencias que implicaría13-15.

Además de las diversas alteraciones vertebrales, este es el primer caso en que se describe sinostosis de arcos costales con KFS, demostrada con TC y reconstrucción volumétrica de columna cervico torácica, exhibiendo la necesidad de realizar estudios imagenológicos y citogenéticos en los pacientes con fusión vertebral.

En la paciente III-5, se presentó el mayor grado de severidad, con múltiples bloques de fusión de columna cervical (C1-2-3/C4-5/C6-7), y la radiografía de la mu ñeca exhibió fusión en el carpo. Todos estos defectos del desarrollo ocurren por la haploinsuficiencia (como mecanismo patológico) posiblemente en algunos de los otros genes como Pax1 durante la embriogénesis, propuesto por McGaughran (2003), al describir la im portancia en la posición específica de regulación de proliferación celular11.

La madre (II-6) tenía un fenotipo menos severo que el probando o que otros familiares, podría explicarse la penetrancia reducida considerando que tenga una mutación en un alelo y que el otro alelo (o una mutación en otro locus) tenga una mutación que ate núe la sinostosis de los cuerpos vertebrales por inte racción entre alelos, o si fuera en otro locus un efecto epistático podría haber atenuado el fenotipo16,17.

En el KFS tipo II, con herencia autosómica domi nante, se ha descrito la expresividad variable en severi dad clínica18,19. En las radiografías de columna cervical de los casos descritos se observó diferencias de sinostosis en regiones específicas. Al no tener causa aparente de la marcha patológica de II-10 y II-14 se presumió relación con el KFS, estos pacientes presentan gran predisposición a padecer compresión de médula espi nal por transferencia de fuerzas mecánicas a través de la columna cervical malformada20.

Al interpretar la genealogía familiar, se definió que los individuos (I-5, II-6, II-10, II-14, III-5) presentaban sintomatología compatible con KFS y con patrón de herencia autosómico dominante. Entre los criterios de este tipo de herencia identificados, están el fenoti po que aparece en todas las generaciones y uno de los progenitores de cada uno de los individuos afectados también presentan afectación. En un patrón de heren cia autosómica dominante, los individuos afectados de ambos sexos tienen la misma probabilidad de transmi tir el alelo mutado y en consecuencia también el fe notipo a sus hijos de ambos sexos; la expresión poco llamativa del transtorno puede dar lugar a excepciones aparentes a esta regla (Figura 4).

Considerando las diferencias en el tiempo y la mor fología de las sinostosis de los cuerpos vertebrales, las diferencias en la frecuencia de la fusión en regiones específicas, el patrón de herencia más probable es autosómico dominante y de acuerdo con la nueva clasi ficación del KFS6, se sugiere que los individuos en la familia estudiada corresponden al KFS tipo II asociado a 8q22.1.

En el planteamiento del diagnóstico diferencial (Ta bla 1) debería considerarse entre las primeras opcio nes, patologías cromosómicas con mayor prevalencia, como el síndrome de Turner, sin olvidar los trastornos monogénicos. El KFS, ha sido descrito como una ma nifestación del síndrome alcohólico fetal y un fenotipo similar se ha evidenciado ante el tratamiento materno con ácido valproico21.

Tabla 1 Diagnóstico diferencial del síndrome de Klippel Feil. 

La afonía que está directamente relacionada con la malformación de los cartílagos laríngeos está presente en el 35% de los individuos, la deformidad de Sprengel caracterizada por escápulas en posición anormalmen te alta en el 50%. Las malformaciones audiológicas se presentan con mayor frecuencia en el sexo femenino con una relación M:F de 1:1,5; el deterioro neurosen sorial está en menos del 30% de los casos de KFS, se guido por la sordera mixta y la de tipo conductivo1.

En el sistema esquelético, la escoliosis o cifosis se presenta en el 60%, en nuestros casos correspondió al 40% en II-10, III-5 (Figura 1), mientras que las malfor maciones de sistema urinario con riñón en herradura en el 35%, la asimetría facial y el cuello alado con el 20%. Entre las malformaciones cardíacas, presentes en 4,2-14% pueden ocurrir severas lesiones como coarta ción de la aorta, sin embargo los defectos de tabique ventricular son los más frecuentes15,22,23.

Se ha demostrado que las mutaciones en los loci del gen GDF3 (cromosoma 12p13.1), GDF6 (cromosoma 8q22.1) y MEOX1 (cromosoma 17q21.31) están rela cionadas con el KFS24-26. En una investigación de Ye M, et al. donde se identificó múltiples variantes de sentido erróneo en familias con KFS; al parecer representa uno de los pocos estudios que informa sobre la contribu ción de proteínas óseas morfogenéticas en individuos heterocigóticos con alteraciones en GDF3 y GDF610. Los pacientes reportados en la presente investigación no fueron sometidos a estudios moleculares, por la au sencia de secuenciadores en Ecuador.

Conclusiones

La paciente con malformación de segmentación vertebral congénita constituye un caso de interés por tratarse de un diagnóstico infrecuente en la edad pe diátrica y cuya sospecha clínica puede generarse a par tir de un buen examen clínico y estudio del caso índice, complementado con la interpretación de la genealogía en los trastornos de herencia mendeliana, permitiendo brindar un oportuno asesoramiento genético.

Los hallazgos clínicos descritos, pudieran dar una pauta de alta sospecha diagnóstica no siendo un obs táculo la ausencia del estudio molecular en el momen to de establecer un diagnóstico; actualmente no está disponible masivamente secuenciadores moleculares, acontecimiento que enfatiza la importancia de la eva luación clínica descrita en la presente investigación.

Responsabilidades Éticas

Protección de personas y animales: Los autores decla ran que los procedimientos seguidos se conformaron a las normas éticas del comité de experimentación hu mana responsable y de acuerdo con la Asociación Mé dica Mundial y la Declaración de Helsinki.

Confidencialidad de los datos: Los autores declaran que han seguido los protocolos del centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informa do: Los autores han obtenido el consentimiento infor mado de los padres (tutores) de la paciente y/o sujetos referidos en el artículo. Este documento obra en poder del autor de correspondencia.

Conflicto de intereses: Los autores declaran no tener conflicto de intereses.

Referencias:

1. OMIM. Online Mendelian Inheritance in Man: Online Mendelian Inheritance in Man: https://www.omim.org/search/?index=entry&start=1&limit=10&sort=score+desc%2C+prefix_ sort+desc&search=114000/ , ultima visita 28-4-2018. [ Links ]

2. Valdés A, Pérez H, García R, López A. Embriología humana. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2010. Cap. 8, Sistema muscular p. 103-8. [ Links ]

3. Jones M. Recognizable patterns of malformation. Sect. U Miscellaneous sequences. In: Lyons K, Crandall M, Del Campo M. Recognizable patterns of human malformation. 7th ed. Philadelphia: Elsevier; 2013. p. 796-830. [ Links ]

4. Cammarata F, Callea M, Maldonado M, Stock F, Bracho A, Herrera A, et al. Agenesia renal en el síndrome de Klippel- Feil. Rev Can Pediatr. 2015;39(3):149-52. [ Links ]

5. Clarke R, Catalan G, Diwan A, Kearsley J. Heterogeneity in Klippel-Feil syndrome: a new classification. Pediatric Radiol. 1998;28(12):967-74. [ Links ]

6. Paz y Miño C, López A. Genética molecular y citogenética humana: fundamentos, aplicaciones e investigaciones en el Ecuador. Quito: Yachay EP; 2014. p. 27-8. [ Links ]

7. Hudgins L, Zadeh N. Spine and thoracic cage. In: Stevenson R, Hall J, Everman D, Solomon B. Human malformations and related anomalies. Oxford University Press; 3th ed. New York; 2016. p. 195-218. [ Links ]

8. Tassabehji M, Fang Z. M, Hilton E, McGaughran J, Zhao Z, E de Bock C, et al. Mutations in GDF6 are associated with vertebral segmentation defects in Klippel- Feil syndrome. Hum Mutat. 2008;29(8): 1017-27. [ Links ]

9. Shapiro F, editor. Disordered and rid morphology in pudgy mice. Springer: Massachusetts; 2016. Chapter 4. p. 67 -109. [ Links ]

10. Ye M, Berry-Wynne K, Asai-Coakwell M, Sundaresan P, Footz T, French C. Mutation of the bone morphogenetic protein GDF3 causes ocular and skeletal anomalies. Hum Mol Genet. 2010;19(2): 287-298. [ Links ]

11. McGaughran J, Oates A, Donnai D, Read A, Tassabehji M. Mutations in PAX1 may be associated with Klippel-Feil syndrome. Eur J Hum Genet. 2003;11:468-74. [ Links ]

12. Spigel D, Dormans J. Escoliosis congénita. En Kliegman R, Behrman R, Jenson H, Stanton B. Nelson Tratado de Pediatría. 19a ed. Vol. II. Elsevier: Barcelona; 2013. p. 2442-54. [ Links ]

13. Turnpenny P, Ellard S, editors. Emery’s, Elements of Medical Genetics. 15th ed. California: Elsevier; 2017. Sect. A, Chapter 9, Developmental genetics. p. 102-27. [ Links ]

14. Harper P, editor. Practical genetic counselling. 7th ed. United Kingdom: Hodder Arnold; 2010. Chapter 2, Genetic counselling in mendelian disorders. p. 23- 53. [ Links ]

15. Figueroa J, Zepeda G, González A. Síndrome de Klippel-Feil: una enfermedad musculoesquelética, con malformaciones cardiovasculares asociadas. Bol Med Hosp Infant Mex. 2005;62(5):348-55. [ Links ]

16. Strachan T, Read A, editors. Human molecular genetics. 4th ed. Garland Science: New York; 2011. Chapter 15, Mapping genes conferring susceptibility to complex diseases. [ Links ]

17. Lantigua A, editor. Introducción a la Genética Médica. Editorial Ciencias Médicas: La Habana; 2011. Cap. 9, Transmisión de simples mutaciones. p. 143-65. [ Links ]

18. Fedala S, Ali el Mahdi H, Aicha T, Ali Leyla A. Klippel-Feil syndrome: A case report and review of literature. IOSR- Journal of Dental and Medical Sciences. 2016;15(12):65-7. Disponible en: doi 10.9790/0853-1512036567. [ Links ]

19. Nussbaum R, McInnes R, Willard H, editors. Thompson -Thompson, Genetics in medicine. 8th ed. Elsevier: Philadelphia; 2016. Chapter 7, Patterns of single-gene inheritance. p. 107-32. [ Links ]

20. Surós A, Surós J, editores. Semiología médica y técnica exploratoria. 8va ed. Elsevier: Barcelona; 2001. Cap. 10, Neurología. p. 755-920. [ Links ]

21. Lachman R, Taybi H, editors. Radiology of syndromes, metabolic disorders, and skeletal dysplasias. 5th ed. California; 2007. [ Links ]

22. Mahirogullari M, Ozkan H, Yildirim N, Cilli F, Gudemez E. Klippel-Feil syndrome and associated congenital abnormalities: evaluation of 23 cases. Acta Orthop Traumatol Turc. 2006;40(3):234-9. [ Links ]

23. Treviño G, Salazar S, Martínez H, Rivera G. Síndrome de Klippel-Feil: reporte de un caso. iMed Pub J. 2011;7(5):1-3. [ Links ]

24. Chacón O, Camarillo L, Pelaez H, Mendiola J, Zenteno J. Klippel-Feil syndrome associated with situs inversus: description of a new case and exclusion of GDF1, GDF3 and GDF6 as causal genes. Eur J Med Gen. 2012;55:414-7. [ Links ]

25. Patel M, Gupta R, Bajaj N, Tagore V. Klippel-Feil syndrome: a case report. Int J Res Med Sci. 2014;2(3):1197-9. [ Links ]

26. Agarwal K, Goel M, Bajpai J, Shukla S, Sachdeva N. Klippel-Feil Syndrome: A Rare Case Report. J Orthop Rep. 2014;4(3):53-5. [ Links ]

Recibido: 12 de Junio de 2018; Aprobado: 02 de Enero de 2019

Correspondencia: Víctor Hugo Guapi Nauñay. E-mail: victor_hg7@hotmail.com.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons