SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.91 número3Adolescentes y jóvenes portadores de cardiopatías congénitas en etapa de transferencia a la atención médica de adultosUn programa de prevención temprana de la obesidad: “HaViSa UC” (2009-2019) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. vol.91 no.3 Santiago jun. 2020

http://dx.doi.org/10.32641/rchped.v91i3.1476 

ARTÍCULO ORIGINAL

Seroprevalencia de anticuerpos anti-Mycoplasma pneumoniae en niños menores de 12 años

Gabriela Sanluis Fenelli1 

María José Chiolo2 

Fernando Adrián Torres1 

Jeanette Balbaryski3 

Paula Domínguez1 

María Fabiana Ossorio1 

María José Rial4 

Fernando Ferrero5 

1 Docencia e Investigación, Hospital General de Niños Pedro de Elizalde, Buenos Aires, Argentina.

2 Departamento de cirugía, Hospital General de Niños Pedro de Elizalde, Buenos Aires, Argentina.

3 División Inmunología, Hospital General de Niños Pedro de Elizalde, Buenos Aires, Argentina.

4 División Laboratorio central, Hospital General de Niños Pedro de Elizalde, Buenos Aires, Argentina.

5 Departamento de Medicina, Hospital General de Niños Pedro de Elizalde, Buenos Aires, Argentina.

Resumen:

Introducción:

La infección por Mycoplasma pneumoniae (Mypn) podría estar ocurriendo a edades más tempranas, debido a fenómenos sociales como concurrencia a centros de cuidado diurno en forma más frecuente y precoz.

Objetivo:

estimar la prevalencia de anticuerpos anti-Mypn en niños de 0-12 años, y explorar si la edad, asistencia a centro de cuidados diurnos/escuela, hacinamiento o convivencia con niños incrementan el riesgo de seropositividad.

Pacientes y Método:

Estudio transversal incluyendo niños de 0-12 años de edad que requirieron extracciones de sangre para control, por lo demás sanos. En todos los casos se consignaron las variables mencionadas y se determinó IgG anti-Mypn mediante enzimoinmunoanálisis. Se evaluó la asociación entre predictores y seropositividad en un modelo de regresión logística.

Resultados:

Se incluyeron 232 pacientes (edad promedio 56,4 ± 40,0 meses). El 56,9% concurría a centro de cuidado diurno/escuela, 63,8% convivían con menores de 12 años y 15,9% presentaban hacinamiento. El 14,6% presentaba anticuerpos anti-Mypn. Los niños seroposi- tivos no mostraron diferencias significativas con aquellos seronegativos en relación a edad (63,1 ± 40,7 vs. 55,4 ± 41,3 meses), escolaridad (64,7% vs 55,5%), hacinamiento (14,7% vs 14,9%), ni con vivencia con menores (64,7% vs 63,6%). La edad tampoco se mostró como predictor independiente de seropositividad en el modelo multivariado. Conclusión: La prevalencia de anticuerpos anti-Mypn fue 14,6%. La edad no fue predictor de seropositividad.

Palabras clave: Infección respiratoria aguda; mycoplasma pneumoniae; neumonía; prevalencia; serología; niños

¿Qué se sabe del tema que trata este estudio?

La infección por Mycoplasma pneumoniae puede presentarse en niños, tanto con manifestaciones pulmonares como extrapulmonares. La mismas han sido documentadas en numerosos estudios, utilizando pruebas de laboratorio específicas.

¿Qué aporta este estudio a lo ya conocido?

Este estudio agrega información sobre la presencia de anticuerpos contra Mycoplasma pneumoniae en niños, por lo demás sanos, des de edades tempranas, mostrando que esta infección no es exclusiva de adolescentes o adultos jóvenes.

Introducción

Las infecciones respiratorias agudas son causa prevalente de morbimortalidad en la infancia1, siendo Mycoplasma pneumoniae (Mypn) uno de los patóge nos involucrados frecuentemente en estos cuadros2. El Mycoplasma pneumoniae puede ser responsable de neumonía3, inclusive muy severa4.

Los datos de prevalencia de la infección por Myco plasma pneumoniae son variables y pueden verse in fluidos no solo por la epidemiología local sino por el método utilizado para identificar la infección. De esta manera, se ha reportado la presencia de anticuerpos Ig G en 50% de los menores de 12 años y al menos 80% de los adultos5. En Barakaldo, España, se ha reportado que dicha prevalencia en niños de 1-5 años es 37,5%6. En Diyarbakir, Turquía, es 10%7 y en Buenos Aires al canza 6,9% en menores de 5 años8.

Si bien durante muchos años se consideró a la in fección por Mycoplasma pneumoniae como propia del escolar, adolescente y/o adulto joven, evidencia poste rior indica que la misma podría ocurrir a edades más tempranas. Esto podría estar relacionado con cambios sociales, como la concurrencia a centros de cuidado diurno con más frecuencia y a edades más tempranas9.

Aunque los esquemas de tratamiento vigentes en nuestro medio se muestran adecuados para enfrentar el problema de la neumonía adquirida en la comunidad10,11,12, es necesario vigilar cambios epidemiológicos que podrían hacer necesario reevaluar los mismos.

Además, en la Ciudad de Buenos Aires se cuenta con datos previos de nuestra institución8,13 que permi ten una comparación objetiva en la tasa de seroprevalencia de anticuerpos anti-Mypn a lo largo de 25 años, aportando valiosa información para monitorear la epi demiología de este microorganismo.

Por tanto los objetivos de este trabajo son estimar la prevalencia de anticuerpos anti-Mypn en niños de 0 a 12 años de edad, y explorar si la edad, la asistencia a un centro de cuidados diurnos/escuela, el hacinamien to o la convivencia con niños menores de 12 años de edad incrementan el riesgo de ser seropositivo para Mycoplasma pneumoniae.

Pacientes y Método

Estudio transversal, incluyendo niños de 0 a 12 años de edad, por lo demás sanos, que requerían extracciones de sangre para estudios prequirúrgicos de cirugía programada en el Hospital General de Niños “Pedro de Elizalde” en el período del estudio, y cuya madre, padre o tutor legal otorgó consentimiento in formado para participar en el estudio (y asentimiento del niño, en los casos que aplica). Se excluyeron los niños con procesos infecciosos agudos, cualquier pa tología crónica o aguda conocida, o alteraciones de la inmunidad previamente conocidas.

Se contactó en forma consecutiva a todos los pa cientes de la sala de espera del servicio de extracciones del hospital, identificando aquellos con rutina prequirúrgica para cirugías programadas (hernias inguinales, hipertrofia amigdalina, fimosis, criptorquidia, etc.). Se invitó a participar al responsable de cada niño, obte niendo el consentimiento correspondiente. Se realizó una entrevista dirigida por uno de los investigadores al cuidador con el objeto de registrar la información sobre las variables en estudio. El reclutamiento se de sarrolló entre 23/08/2018 y 27/02/2019, hasta alcanzar el tamaño muestral calculado.

Variables

Se establecieron las siguientes variables:

Variable de predicción: Edad, expresada en meses (calculada con la fecha de nacimiento y fecha de extracción). En el modelo de regresión logística se consideró la variable de forma dicotómica (< 5 años y > 5 años).

Variable de resultado principal: Serología (IgG) para Mycoplasma pneumoniae (se consideró como “positiva” o “negativa” de acuerdo al valor de cor te -“cut-off”- expresado en el apartado correspon diente a la prueba diagnóstica).

Variables a controlar:

- Asistencia a centro de cuidado diurno/escuela (se consideró como tal, asistencia de 4 horas diarias durante al menos 3 veces por semana, en los últimos 2 meses).

- Hacinamiento (se consideró como tal, más de 3 convivientes por habitación distinta de baño y cocina).

- Convivencia con niños menores de 12 años (se consignó la presencia de convivientes de esa franja etaria).

Procedimiento de laboratorio

Se obtuvo al menos 1,5 mL de sangre por venopunción a partir de la muestra necesaria para los estudios prequirúrgicos solicitados. El suero resultante se frac cionó en dos alícuotas, siendo una de ellas de al menos 0,3 mL. Las muestras fueron almacenadas a -20°C has ta su procesamiento.

La determinación de anticuerpos anti-Mypn (IgG) se efectuó por medio de enzimoinmunoanálisis (EIA), empleándose el equipo de Vircell S.L. (Granada, Espa ña).

La determinación de anticuerpos IgG anti-Mypn utilizada fue una determinación inmunoenzimática de anticuerpos específicos contra Mypn basada en la técnica de ELISA (Enzym Linked Immunosorbent As say). La densidad óptica (DO) se midió con un lector de ELISA a 450 nm, junto con la medición bicromática a una longitud de onda de referencia de 620 nm. Cada ensayo utiliza un control positivo, uno negativo y un cut-off. Las DO de los controles deben estar en los siguientes rangos: control positivo > 0,9; control negativo < 0,5; cut off > 0,55 y < 1,5 (caso contrario se desecha la prueba). Índice de anticuerpos = (DO de la muestra/media de DO del suero cut off) x 10: < 9 ne gativo; 9 - 11 dudoso; > 11 positivo. Referencia del kit: G1002. El fabricante reporta una sensibilidad del 98% y una especificidad del 97%. (http://peramed.com/peramed/docs/G1002_EN.pdf).

De acuerdo a lo establecido en el protocolo, se in formaron los resultados de la serología a los pacientes que lo solicitaron, cuando estuvieron disponibles.

Determinación del tamaño muestral

Se determinó en base a la prevalencia de anticuer pos anti-Mypn (IgG) conocida, para 2 rangos etarios diferentes. Se tomaron los datos de un trabajo anterior, donde se observó que la prevalencia de seropositividad es diferente para los mayores y menores de 5 años de edad (7% y 20%, respectivamente)10. Dada la enorme variabilidad que existe en la literatura sobre el tema, se consideró un límite de confianza entre 12% y 27%, res pectivamente. A los fines del presente cálculo se tuvo en cuenta un número aproximado de 1.000 pacientes potencialmente enrolables que asisten anualmente al servicio de cirugía (datos de los últimos 3 años), con una distribución etaria de 65% menores y 35% mayo res de 5 años. De esta manera, con un nivel de confian za de 95%, se requieren 121 sujetos de 0-4 años y 92 de 5-12 años. Asumiendo la posibilidad de hasta un 5% de sueros no evaluables, se decidió incorporar 130 y 100 sujetos, respectivamente.

Consideraciones Éticas

El estudio se guió por las normas de buenas prácti cas clínicas, lo establecido en la Declaración de Helsin ki y la normativa del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires vigente. Se obtuvo la aprobación del Comité de Ética en Investigación y del Comité de Docencia e In vestigación del Hospital y el proyecto fue registrado en el Consejo de Investigaciones en Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En todos los casos se ob tuvo el consentimiento informado de los responsables de los pacientes para participar en el estudio (además, en los mayores de 7 años se solicitó asentimiento) y se garantizó la confidencialidad de la identidad de los sujetos, de acuerdo a los procedimientos establecidos en el protocolo.

Procesamiento estadístico

Se determinó la prevalencia de seropositividad para Mycoplasma pneumoniae para toda la población y para cada grupo etario (con sus IC 95%). Para ex plorar los posibles factores asociados a seropositividad para Mycoplasma pneumoniae se utilizó la prueba de Chi Cuadrado para variables categóricas y la prueba t Student para muestras independientes para variables continuas (previa verificación de ajuste a normalidad por la prueba de Kolmogorov Smirnov). Se valoró la edad (mayores y menores de 5 años) como predictor de seropositividad por medio de regresión logística, en un modelo que incluyó asistencia a centro de cuidado diurno/escuela, hacinamiento y convivientes menores como variables de control. Se consideró un nivel de significación < 0,05. Además, se evaluó, por medio de curva ROC (incluyendo el cálculo de área bajo la curva -auc- y su IC 95%), si existía un mejor punto de corte de edad para predecir seropositividad. El procesamien to de datos se realizó con IBM SSPS Statistics 20.0.

Resultados

Se incluyeron 232 pacientes (129 < 5 años y 103 > 5 años), con edad promedio 56,4 ± 40,0 meses. Ciento treinta y dos pacientes concurrían a centro de cuidado diurno/escuela (56,9%), 148 convivían con menores de 12 años (63,8%) y 37 pacientes presentaban hacina miento (15,9%). El 14,6% (IC 95%: 10,6-19,7) mostró anticuerpos anti-Mypn (IgG) (Tabla 1).

Tabla 1 Características de la población en que se realizó la pesquisa de anticuerpos IgG para Mycoplasma pneumoniae. 

Al estratificar por grupos de edad se verificó que la proporción de seropositivos en el grupo menor de 5 años era 13,9%, y en > 5 años era 15,5% (OR: 1,1 IC95% 0,5-2,3; p = 0,8). Este punto de corte de la edad para identificar seropositividad presentó sensibilidad de 47,1% (IC95% 30,1-64,6), especificidad de 56,1% (IC95% 48,8-63,1), valor predictivo positivo de 15,3% (IC95% 9,4-24,3), valor predictivo negativo de 86,1% (IC95% 78,5-91,3), razón de verosimilitud positiva 1,1 (IC95% 0,7-1,5) y razón de verosimilitud negativa 0,9 (IC95% 0,6-1,3).

Los niños seropositivos no mostraron diferencias significativas con los seronegativos en relación a edad media (63,1 ± 40,7 vs. 55,4 ± 41,3 meses; p = 0,5), es colaridad (64,7% vs, 55,5%; p = 0,3), hacinamiento (14,7% vs 14,9%; p = 0,5), ni convivencia con menores de 12 años (64,7% vs 63,6%; p = 0,5).

Al efectuar el análisis multivariado, controlando por asistencia a centro de cuidado diurno/escuela, convivien tes menores de 12 años y hacinamiento, la mayor edad tampoco se mostró como predictor independiente de seropositividad para Mycoplasma pneumoniae (Tabla 2).

Tabla 2 Análisis multivariado de la asociación entre los predictores establecidos y seropositividad para Mycoplasma pneumoniae. 

Se efectuó análisis de curva ROC para evaluar si existía un mejor punto de corte de edad para prede cir seropositividad para Mycoplasma pneumoniae. La curva ROC evidenció muy baja capacidad predictiva (aucROC = 0,53; IC95% 0,4-0,6).

Discusión

El Mycoplasma pneumoniae es causa frecuente de infecciones respiratorias en la infancia, por lo que es esperable que un número considerable de niños por lo demás sanos presenten anticuerpos específicos (IgG). En nuestro estudio, la prevalencia de anticuerpos anti- Mypn en niños de 0 a 12 años fue 14,6%. Existe rela tivamente poca información sobre la seroprevalencia de anticuerpos anti-Mypn en niños sanos. El valor ob servado en nuestro estudio es similar al reportado por Lezcano y cols. en Buenos Aires (12,4%) en 2 0 088 y a lo referido por Tuuminen y cols. en Finlandia, quien reportó una prevalencia de 13 a 19% en menores de 4 años14.

En un trabajo anterior referimos que la seroprevalencia se incrementó significativamente con la edad, hecho que no pudimos corroborar en este estudio. En ese trabajo encontramos que 6,9% de los menores de 5 años y 24,7% de los mayores de esa edad tenían anticuerpos anti-Mypn, siendo la diferencia estadís ticamente significativa8. En el estudio actual, la edad promedio no mostró diferencia entre seropositivos y seronegativos, como tampoco lo hizo la proporción de seropositivos entre los dos estratos etarios estudiados (0-4 y 5-12 años). Se sugirió que esto puede explicarse porque actualmente la seroconversión ocurre a edades más tempranas, como resultado de cambios sociales difíciles de objetivar9,15. Nosotros evaluamos tres varia bles relacionadas a este fenómeno (asistencia a centros de cuidado diurno/escuela, convivientes menores de 12 años de edad y hacinamiento), sin poder verificar el cambio. Más aún, la proporción de sujetos que concu rrían a centros de cuidado diurno/escuela en el grupo menor de 5 años fue similar entre este estudio y lo re ferido por Lezcano y cols. (56,9% y 57,6%, respectiva mente); algo semejante se observó en relación a convi vientes menores de 12 años de edad (63,8% y 70,1%) y a la presencia de hacinamiento (15,9% y 27,3%)8. Esto es consistente con lo referido en un estudio llevado a cabo en Chile, que encontró que en un período de 10 años (2003-2014) la seropositividad para Mycoplasma pneumoniae (IgM, probablemente secundaria a infec ción aguda por el microorganismo) en menores de 5 años se incrementó de 8,6% a 30% y que este cambio fue particularmente manifiesto en el grupo de 2-5 años (33%)16. También podría tratarse que un incremento en la resistencia a los macrólidos por parte del Myco plasma pneumoniae facilite su circulación, involucran do población de menor edad17, pero no existen repor tes locales que avalen esta opción.

El tema es relevante porque existen reportes que in dican que la infección por Mycoplasma pneumoniae se ha incrementado y, aunque la edad más frecuentemen te referida para la neumonía por Mycoplasma pneumoniae se encuentra en el rango de 6 a 10 años, casi el 15% de las neumonías en menores de 3 años podrían deberse a este microorganismo18. Un reporte de Viet nam encontró que más del 50% de las neumonías por Mycoplasma pneumoniae pueden ocurrir en menores de 5 años19.

Nuestro estudio tiene la limitación de no haber sido desarrollado con base poblacional, sin embargo, la diversidad de pacientes que habitualmente se asisten en la institución20 probablemente refleje, al menos, la población del Área Metropolitana Buenos Aires, don de reside aproximadamente un tercio de la población del país21.

Podría sospecharse que el cálculo del tamaño muestral haya impuesto algún tipo de sesgo al asumir como punto de corte de seropositividad la edad de 5 años. Sin embargo, en una experiencia anterior utili zando la misma metodología diagnóstica habíamos encontrado que dicho hito constituía un predictor firme de seropositividad8. Más aún, la diferencia entre ambos grupos en la prevalencia observada en nuestro estudio es tan pequeña, que de mantenerse las mismas proporciones encontradas no sería suficiente con cua druplicar la muestra para encontrar una diferencia es tadísticamente significativa, demostrando que la falta de significación no se debe a un problema de potencia.

A pesar de las potenciales limitaciones, este estudio brinda datos actualizados sobre un aspecto del com portamiento del Mycoplasma pneumoniae en la región, confirmando los valores de seroprevalencia en la in fancia. Aunque es conveniente ser prudente al evaluar los resultados, es imprescindible continuar con la vigi lancia, para permitir apreciar adecuadamente las mo dificaciones observadas con mayor precisión y vigilar cambios epidemiológicos que podrían hacer necesario reevaluar los esquemas de tratamiento antimicrobia nos actualmente vigentes para la neumonía adquirida en la comunidad22.

En conclusión, en nuestro estudio, la prevalencia de anticuerpos anti-Mypn en niños de 0 a 12 años fue 14,6%. No pudimos demostrar que la edad se com portara como predictor de la misma. Es posible que la edad de seroconversión sea menor que la observada en décadas anteriores.

Responsabilidades Éticas

Protección de personas y animales: Los autores decla ran que los procedimientos seguidos se conformaron a las normas éticas del comité de experimentación hu mana responsable y de acuerdo con la Asociación Mé dica Mundial y la Declaración de Helsinki.

Confidencialidad de los datos: Los autores declaran que han seguido los protocolos de su centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informa do: Los autores han obtenido el consentimiento informado de los pacientes y/o sujetos referidos en el artículo. Este documento obra en poder del autor de correspondencia.

Conflicto de intereses: Los autores declaran no tener conflicto de intereses.

Financiamiento:

Trabajo parcialmente financiado por un subsidio del Consejo de Investigaciones en Salud (MS-GCABA). Agradecimientos: Al personal técnico de extracciones del Laboratorio Central, por su colaboración en la obtención de las muestras.

Referencias:

1. GBD 2015 LRI Collaborators. Estimates of the global, regional, and national morbidity, mortality, and aetiologies of lower respiratory tract infections in 195 countries: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2015. Lancet Infect Dis. 2017;17(11):1133-61. [ Links ]

2. Bhuiyan MU, Snelling TL, West R, et al. The contribution of viruses and bacteria to community-acquired pneumonia in vaccinated children: a case-control study. Thorax. 2019; 74(3):261-9. [ Links ]

3. Kutty PK, Jain S, Taylor TH, et al. Mycoplasma pneumoniae among children hospitalized with community-acquired pneumonia. Clin Infect Dis. 2019; 68(1):5-12. [ Links ]

4. Moynihan KM, Barlow A, Nourse C, et al. Severe Mycoplasma pneumoniae infection in children admitted to Pediatric Intensive Care. Pediatr Infect Dis J. 2018; 37(12):e336-8. [ Links ]

5. Nir-paz R, Michael-Gayego A, Ron M, Block C. Evaluation of eight commercial tests for Mycoplasma pneumoniae antibodies in the absence of acute infection. Clin Micobiol Infect. 2006;12(7): 685-8. [ Links ]

6. Pocheville I, Angulo Barrena P, Ortiz Andrés A, et al. Espectro clínico- epidemiológico de las infecciones por Mycoplasma pneumoniae en un hospital infantil. An Esp Pediatr. 1998; 48:127-131. [ Links ]

7. Bosnak M, Dikici B, Bosnak V, et al. Prevalence of Mycoplasma pneumoniae in children in Diyarbakir, the south-east of Turkey. Pediatr Int. 2002;44(5):510-2. [ Links ]

8. Lezcano A, Balbaryski J, Torres F, et al. Seroprevalencia de anticuerpos anti Mycoplasma pneumoniae: evaluación en niños menores de 12 años. Arch Argent Pediatr 2008; 106(1):6-10. [ Links ]

9. Lind K, Benzon M, Jensen J, Clyde W. A seroepidemiological study of Mycoplasma pneumoniae infections in Denmark over the 50-years period 1946-1995. Eur J Epidemiol. 1997;13:581-6. [ Links ]

10. Sociedad Argentina de Pediatría, Comité de Neumonología. Infección respiratoria aguda baja en menores de 2 años. Recomendaciones para su manejo. Arch Argent Pediatr. 2015; 113(4):373-4. [ Links ]

11. Ministerio de Salud. Gobierno de Chile. Guía clínica infección respiratoria aguda baja de manejo ambulatorio en menores de 5 años. 2013. Disponible en Disponible en https://www.minsal.cl/portal/url/item/7220fdc4341244a9e04001011f0113b9.pdf . Visitado el 17/09/2019. [ Links ]

12. Bradley JS, Byington CL, Shah SS, et al. The management of community-acquired pneumonia in infants and children older than 3 months of age: clinical practice guidelines by the Pediatric Infectious Diseases Society and the Infectious Diseases Society of America. Clin Infect Dis. 2011;53(7):e25-76. [ Links ]

13. Ferrero F, Ossorio MF. Prevalencia de anticuerpos anti-Mycoplasma pneumoniae en pediatría. Rev Chil Pediatr. 1995; 66(3):167-168. [ Links ]

14. Tuuminen T, Varjo S, Ingman H, Weber T, Oksi J, Viljanen M. Prevalence of Chlamydia pneumoniae and Mycoplasma pneumoniae immunoglobulin G and A antibodies in a healthy Finnish population as analyzed by quantitative enzyme immunoassays. Clin Diagn Lab Immunol. 2000; 7(5):734-8. [ Links ]

15. Rastawicki W, Kaluzewski S, Jagielski M, Gierczynski R. Changes in the epidemiological pattern of Mycoplasma pneumoniae infections in Poland. Eur J Epidemiol 2003;18(12):1163-4. [ Links ]

16. Carcey J, Garcia P, Padilla O, Castro-Rodriguez JA. Increased prevalence of Mycoplasma pneumoniae serological positivity in Chilean young children. Allergol Immunopathol. (Madr) 2016;44(5):467-71. [ Links ]

17. Pereyre S, Goret J, Bébéar C. Mycoplasma pneumoniae: Current knowledge on macrolide resistance and treatment. Front Microbiol. 2016;7:974. [ Links ]

18. Gao LW, Yin J, Hu YH, et al. The epidemiology of paediatric Mycoplasma pneumoniae pneumonia in North China: 2006 to 2016. Epidemiol Infect. 2019;147:e192. [ Links ]

19. Huong Ple T, Hien PT, Lan NT, Binh TQ, Tuan DM, Anh DD. First report on prevalence and risk factors of severe atypical pneumonia in Vietnamese children aged 1-15 years. BMC Public Health. 2014;14:1304. [ Links ]

20. Godoy KN. Por qué eligen Casa Cuna los padres de los niños que no residen en su área de influencia. Rev Pediatr Elizalde. 2014;5(2):72-6. [ Links ]

21. Observatorio Metropolitano. Área Metropolitana Buenos Aires. Datos. Disponible en: Disponible en: http://www.observatorioamba.org/planes-y-proyectos/amba#datos . Visitado el 02 de septiembre de 2019. [ Links ]

22. Nascimento-Carvalho AC, Ruuskanen O, Nascimento-Carvalho CM. Comparison of the frequency of bacterial and viral infections among children with community-acquired pneumonia hospitalized across distinct severity categories: a prospective cross-sectional study. BMC Pediatr 2016;16:105. [ Links ]

Recibido: 24 de Octubre de 2019; Aprobado: 09 de Marzo de 2020

*Correspondencia: Gabriela Sanluis Fenelli. E-mail: gabisanluis@gmail.com.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons