SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.22 número3-4USO DE COMPLEJOS INMUNES PARA CONFERIR PROTECCION EN TRICHINELLOSISDESENVOLVIMENTO POS-EMBRIONARIO DE Cochliomyia macellaria (FABRICIUS) (DIPTERA: CALLIPHORIDAE) CRIADA EM DIETAS NATURAIS PROCESSADAS EM CONDIÇÕES CONTROLADAS índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

Compartilhar


Parasitología al día

versão impressa ISSN 0716-0720

Parasitol. día v.22 n.3-4 Santiago jul. 1998

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-07201998000300005 

TRABAJO DE INVESTIGACION

DISTRIBUCION TOPOGRAFICA DE Pimeliaphilus zeledoni
(ACARI: PTERYGOSOMATIDAE) EN SU HOSPEDADOR
Triatoma dimidiata (LATREILLE, 1811) (HEMIPTERA:
REDUVIIDAE)

OLGER CALDERON-ARGUEDAS*

* Centro de Investigación y Diagnóstico en Parasitología (CIET). Facultad de Microbiología. Universidad de Costa Rica

TOPOGRAPHIC DISTRIBUTION OF Pimeliaphilus zeledoni (ACARI:
PTERYGOSOMATIDAE) ON ITS HOST Triatoma dimidiata (LATREILLE, 1811)
(HEMIPTIERA: REDUVIIDAE)

A characterization of Pimeliaphilus zeledoni infestation on costarican Triatoma dimidiata was done. The prevalence of P. zeledoni on 47 collected bugs was 53.2%. The triatominae evolutive-forms that presented the highest levels of infestation were the 5° instar nymphs. The larvae were the more abundant forms of the mite (a 0.05). The coxae were the morphological sites of the bugs where the mites were preferentially located. There were not evidences of important pathogenic effects generated by the mites on the triatominae. This the reason because the biological control with this mite should be debated.
Key words: Pimeliaphilus zeledoni, Triatoma dimidiata; Chagas' disease; Trypanosoma cruzi; Costa Rica.

INTRODUCCION

Los ácaros del género Pimeliaphilus han sido reconocidos como ectoparásitos de varios grupos de artrópodos. Dentro de ellos se pueden destacar P. isometri,1 que parasita escorpiones, P. podapolipophagus2, 3 que se suele encontrar en escarabajos y P. cunlifei2, 4 en cucarachas.

Los triatominos (Reduviidae: Tritominae) son artrópodos que también pueden servir como hospedadores para estos ácaros. Así, P. andersoni, P. calimesae, P. joshuae, P. sanguisugae, P. gloriosus, P. peninsularis, P. plumiger, P. triatomae y P. zeledoni han sido encontrados infestando a estos insectos. 5

En relación con P. zeledoni, su presencia en Triatoma dimidiata fue descrita en 19706 cuando se estudió la infestación por este ácaro en 172 chinches colectadas en San Rafael de Ojo de Agua y Santa Ana, que son poblados costarricenses endémicos por la Enfermedad de Chagas.

Zeledón, en una comunicación personal,7 sugirió la posibilidad de que estos ácaros interfieren en los procesos normales de muda de los triatominos.

Por otro lado, se ha reconocido la dificultad que representa el mantener colonias de Triatoma infestadas con P. triatominae.8 Por esta razón, estos autores sugirieron la alternativa de poder utilizarlos como controladores biológicos de triatominos.

La localización y topografía de la infestación por estos ácaros, aunado a la evidencia de daños morfológicos y fisiológicos en sus hospedadores serían de gran importancia para valorar esta posibilidad.

En el presente trabajo se estudia la tipografía de la infestación por P. zeledoni en triatominos de la especie T. dimidiata, principal vector de la enfermedad de Chagas en Costa Rica.

MATERIAL Y METODO

Los poblados de donde se colectaron los triatominos fueron San Juan Sur y San Gabriel (Provincia de San José). Estos poblados son reconocidos como localidades endémicas por la Enfermedad de Chagas. Los insectos fueron colectados en el peridomicilio de viviendas con características epidemiológicamente importantes en relación con la infestación por estos triatominos (presencia de montículos de leña, piso de tierra, proximidad de gallineros u otros animales domésticos).9 Para realizar la colecta se utilizó la técnica Flushing out method.10 Los triatominos colectados fueron puestos en contenedores de plástico que luego fueron transportados al laboratorio para su análisis.

El examen preliminar de los insectos se hizo con la ayuda del microscopio estereostópico. Los ácaros observados fueron removidos por medio de agujas de disección y montados entre porta y cubreobjetos, empleando el medio de Hoyer como medio de aclaración y montaje. En cada caso se tomó nota de la localización del ácaro en el triatomino.

Los criterios para la identificación de los ácaros fueron los establecidos por Newel, Rickman,7 Vargas y Vargas.11

Las dos categorías mayoritarias en cuanto a: formas evolutivas de las chinches con mayor carga de infestación, estadios de los ácaros encontrados y sitios de infestación, fueron evaluadas mediante pruebas de hipótesis para la comparación de dos proporciones muestrales, utilizando un nivel de significancia del 95% (a 0,05).12

RESULTADOS

Se colectaron un total de 47 chinches, de las cuales 25 (53,2%) fueron positivas por P. zeledoni (Tabla 1). Sobre éstas fue posible visualizar 99 ácaros, cuyas formas evolutivas se anotan y describen en la Tabla 2.

Las formas evolutivas de T. dimidiata con mayor carga de infestación fueron las ninfas de 5° estadio, en las cuales se encontró un 43% de todos los ácaros visualizados (a 0,05).

Las formas evolutivas de P. zeledoni que se observaron con más frecuencia fueron las larvas que constituyeron el 44% de la población detectada de ácaros (a 0,05).

Con respecto a los sitios de infestación, se pudo ver que las coxas representaron el sitio de localización preferencial para estos ácaros, ya que un 69% de ellos se ubicó en este lugar (a 0,05) (Tabla 3).

No fue posible evidenciar daños morfológicos en el exoesqueleto de los triatominos y solamente los ácaros hembra mostraron un nivel importante de sujeción a su hospedador.

No se encontraron otros grupos de ácaros: de vida libre, parásitos o comensales.

Tabla 1. Infestación por Pimeliaphilus zeledoni en 47 triatominos colectados


Estado evolutivo
de T. dimidiata

Total de
triatominos
analizados
N° ejemplares
positivos por
P. zeledoni

N° de ácaros
i
nfestantes

Carga parasitaria
promedio

Ninfas 1°

  0
-
-
-

Ninfas 2°

  2
  2 (100 %)*
   5
   2,5

Ninfas 3°

  5
 4 (  80 %)*
11
  2,2
Ninfas 4° 15
   4 (  26,6%)*
17
   1,13
Ninfas 5°
7
   5 (  71,4%)*
43
  6,14
Hembras 10
  5 (  50   %)*
  7
   0,70
Machos 8
  6 ( 75   %)*
16
 2,0
         

Total

47 (100%)
25 (53,2%)
99
  2,1
         

* % por categoría.


 

 

Tabla 2. Formas evolutivas de Pimeliaphilus zeledoni presente en los triatominos colectados

Estado evolutivo    
          Formas evolutivas de P. zeledoni
de T. dimidiata
Larva
Protoninfa
Deutoninfa
Tritoninfa
Machos
Hembras
Total

Ninfas 2º
4
0
0
0
  0
 1
   5
Ninfas 3º
5
0
0
1
  2
 3
11
Ninfas 4º
7
1
1
1
  1
 6
17
Ninfas 5º     19
0
2
6
        11
 5
43
Hembras
1
0
0
2
  2
 2
   7
Machos
8
1
1
1
  4
 1
16
               
Total     44
2
4
         11         20
18
99

 

  Tabla 3. Sitios de infestación mostrados por Pimeliaphilus zeledoni en triatominos


Sitios de
Formas evolutivas de P. zeledoni

infestación

Larvas
Protoninfas
Deutoninfas
Tritoninfas
Machos
Hembras
Total

Cabeza

 0
0
0
0
 2
 0
 2
Cuello
 0
0
0
0
 2
  0
 2
Pronoto
 2
0
0
0
 0
  2
 4
Escutum
  0
0
0
0
 1
  0
 1
Coxas
32
2
3
9
10
13
69
Fémur
 1
0
1
1
 0
  1
 4
Tibia
 0
0
0
0
 1
  0
 1
Conexivo
 2
0
0
1
 2
  0
 5
Abdomen
 3
0
0
0
 1
  1
 5
(Dorsal)              
Abdomen
 3
0
0
0
 1
  1
 5
(Ventral)              
Hemélitros
 1
0
0
0
 0
  0
 1
               
Total
44
2
4
11
20
18
99

DISCUSION

En 1970, Zeledón y col6 describieron preliminarmente algunas de las características propias de las infestaciones por P. zeledoni en ejemplares de T. dimidiata colectados en dos poblados donde la Enfermedad de Chagas es endémica. Ellos encontraron una prevalencia de infestación del 15,2%. La mayor carga parasitaria la encontraron en ninfas de 5° estadio y el tórax fue el sitio de localización preferencial de los ácaros en el insecto.

En el presente trabajo se encontró una prevalencia mayor (53,2%), que podría estar dada por la diferente procedencia de los chinches estudiados o el tamaño de la muestra analizada. No obstante, los resultados coinciden con los anteriores6 en el hecho de que las ninfas de 5° estadio representaron las formas evolutivas de los insectos con mayor carga parasitaria (Tabla 2). En el presente estudio se determinó que el sitio preferencial de infestación para los ácaros fueron las coxas del triatomino, observación que podría coincidir con el estudio anteriormente citado.

Anderson13 estudió la infestación por varias especies de Pimeliaphilus en triatominos de Norteamérica y encontró que para la especie P. plumifer el sitio de infestación preferencial fue el abdomen de su hospedador. Mientras tanto para la especie P. andersoni, las patas representaron el sitio donde se ubicó la mayoría de ácaros analizados. Los estadios del ácaro que se encontraron con mayor prevalencia fueron las larvas. También este autor destacó el hecho que las formas evolutivas de las chinches que más se vieron infestadas, fueron las ninfas de 4° y 5° estadio. Las hembras de los ácaros fueron las únicas formas evolutivas capaces de ejercer un nivel de sujeción importante en el hospedador. Este comportamiento lo asemeja mucho al que se pudo observar en el presente trabajo para P. zeledoni.

La acción patógena que estos ácaros podrían desencadenar en su hospedador es aún controversial. Si bien es cierto Field y col., informaron acerca de la muerte observada en colonias de cucarachas infestadas con P. cunlifei, en el mismo estudio no se llega a ninguna conclusión en cuanto al mecanismo fisiopatológico que ha tenido lugar.

Por otro lado, los mismos autores dejan abierta la posibilidad de que la causa haya sido la inoculación de algún componente letal presente en la saliva del ácaro o de algún agente patógeno. En este sentido, Newelly Rickman3 mencionaron la posibilidad de que algunos virus y rickettsias fueran vinculados con estos ácaros y que la transmisión fuera dada por los mismos, sin embargo estos autores no mencionaron los criterios que utilizaron para llegar a esta suposición.

Vargas (comunicación personal)* sostiene la posibilidad de que algunas formas evolutivas de los ácaros puedan invadir el sistema traqueal de los triatominos, sin embargo, esta posibilidad debe ser valorada sistemáticamente en el futuro.

Anderson13 mencionó que en condiciones de laboratorio, cuando se tiene una infestación de ácaros muy grande y sobre todo dada por hembras, puede suceder un retraso en los procesos de ecdysis de los triatominos. Esta observación podría coincidir con lo descrito por otros investigadores quienes mencionan la posibilidad de que P. zeledoni interfiera con los procesos normales de muda de T. dimidiata.3

En el presente trabajo se observaron densidades de ácaros infestantes relativamente bajas (Tabla 1), donde las formas predominantes fueron las larvas que no muestran un grado de sujeción como el de las hembras. Por esta razón, la interferencia en procesos fisiológicos vitales como los mencionados anteriormente podría ocurrir con muy poca frecuencia en la naturaleza. Además, las coxas, que fueron el sitio de localización preferencial de los ácaros en los triatominos son áreas donde la esclerotización del exoesqueleto suele ser muy grande, por lo que las posibilidades de daños físicos a este nivel parecen ser remotas.

Llama la atención el hecho de que no se encontraran ácaros de ninguna otra especie, que no fueran los pterygosomátidos estudiados, por lo que parece que de alguna forma éstos podrían competir con ácaros de vida libre, foréticos o parásitos que se pudieran encontrar en los triatominos.

En conclusión, se puede decir que los efectos de estos ácaros Pterygosomátidos sobre sus hospedadores son usualmente no fatales y se asemejan más al comensalismo que al parasitismo. Por esta razón, la posibilidad de usarlos como control biológico debería considerarse hasta tener otros criterios de sus posibles efectos patogénicos.

RESUMEN

Se realizó una caracterización de la infestación de P. zeledoni en ejemplares costarricenses de T. dimiata. La prevalencia de infestación encontrada en 47 chinches fue del 53,2%, siendo las ninfas de 5° estadio las formas evolutivas que mostraron la densidad de infestación más alta (a 0,05). Las coxas constituyeron el sitio anatómico de los insectos donde los ácaros se localizaron preferencialmente.

No se pudo determinar la presencia de efectos patogénicos importantes generados por los ácaros en los triatominos por lo que su aplicación en su control biológico debería ser reconsiderada.

REFERENCIAS

1.- CUNLIFFE F. Pimeliaphilus isometri, a new scorpion parasite from Manila, P.I. Proc Ent Soc Wash. 51: 123-124, 1949.         [ Links ]

2.- BEER R E. A new species of Pimeliaphilus (Acarina: Pterygosomidae) parasitic on scorpions, with discussion of its post embrionic development. J Parasitol 46: 433-440, 1960.         [ Links ]

3.- NEWELL I M, RICKMAN R E. Species of Pimeliaphilus (Acari: Pterygosomidae) attacking insects, with particular reference to the species parasitizing Triatominae (Hemiptera: Reduviidae). Hilgardia 37: 403-406, 1966.         [ Links ]

4.- CUNLIFFE F. Biology of the cockroach parasite, Pimeliaphilus podapolipophagus Trägardh, with a discussion of the genera Pimeliaphilus and Hirstiella. Proc. Entomol Soc Wash 4: 153-169, 1952.         [ Links ]

5.- LENT H, WYGODZINSKY P. Revision of the Triatominae (Hemiptera: Reduviidae) and their significance as vectors of Chaga's Disease. Bull Am Mus Nat Hist 163: 125-520, 1979.         [ Links ]

6.- ZELEDON R, VALERIO C, VALERIO J. Enemies of Triatoma dimidiata Latreille, 1811 in a endemic area of Chagas' Disease in Costa Rica (Hemiptera Reduviidae). J Med Ent 7: 722-724, 1970.         [ Links ]

7.- NEWELL I, RYCKMAN R. Pimeliaphilus zeledoni n. Sp. (Acari, Pterygosomidae), a parasite of Triatoma dimidiata (Latr.) (Hemiptera, Reduviidae). Bull Soc Calif Acad Sci 68: 138-144, 1969.         [ Links ]

8.- UNDIANO C, SHICTONG G. Pimeliaphilus triatominae. Identificación por primera vez en Córdoba de un ácaro ectoparásito de los triatomídeos. Ref Fac Cien Med Córdoba 21: 223-227, 1963.         [ Links ]

9.- ZELEDON R. Triatoma dimidiata (Latreille, 1811) y su relación con la Enfermedad de Chagas. Editorial Universidad Estatal a Distancia. San José, Costa Rica, 1981. 146 pp.         [ Links ]

10.- PINCHIN R, FANARA D, CASTETLON C, OLIVEIRA-FILHO A M. A comparative study of domestic survey techniques for Chagas' Disease vector Triatoma infestans. Insect Sci Aplication 3: 79-84, 1982.         [ Links ]

11.- VARGAS J, VARGAS M. Anatomía externa de los estadios inmaduros de Pimeliaphilus zeledoni (Acari: Pterygosomatidae). Rev Biol Trop 41: 111-120, 1993.         [ Links ]

12.- DANIEL W W. Pruebas de hipótesis. En: Bioestadística. Base para el análisis de las ciencias de la salud. Ed. Limusa. 3° Edición. México. 1988.         [ Links ]

13.- ANDERSON R. Ecological observations on three species of Pimeliaphilus parasites of Triatomine in the United States (Acarina: Pterygosomidae) (Hemiptera: Reduviidae) I. J. Med. Entomol 5: 459-464, 1968.         [ Links ]

14.- FIELD G, SAVAGE L B, DUPLESSIS R J. Note on the cockroach mite Pimeliaphilus cunliffei (Acarina: Pterygosomidae) infesting Oriental, German, and American Cockroaches. J. Econ Entomol 59: 1532, 1966.         [ Links ]

Agradecimientos. A la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad de Costa Rica por su apoyo financiero al proyecto 803-97-251. Al Profesor Mario Vargas Ph. D del Departamento de Parasitología en la Facultad de Microbiología de la Universidad de Costa Rica por los comentarios sobre el tema y la literatura suministrada. A los profesores Misael Chinchilla, Ph. D y Claudio Sánchez M.Q.C., del Departamento de Parasitología en la Facultad de Microbiología, por su colaboración en la lectura y observaciones a este documento.

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons