SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.24 número3-4Desenvolvimento pós-embrionário de Lucilia cuprina (Wied., 1830) (Diptera: Calliphoridae), criada emdieta a base de carne eqüina em diferentes estágiosde putrefaçâoLa coloración fluorescente con naranja de acridina y el PAP: validación de ambas técnicas para la detección de Trichomonas vaginalis índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

Compartilhar


Parasitología al día

versão impressa ISSN 0716-0720

Parasitol. día v.24 n.3-4 Santiago jul. 2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-07202000000300007 

Un caso de anisakiosis en un adulto

MARISA TORRES *, MARILENA CANALES *, MONICA CONCHA *, XIMENA COFRE ** y
PAULA TELLEZ **

HUMAN ANISAKIOSIS CASE

Patient of 38 years old with the antecedent to eat raw mariscal few hours before present epigastralgia pain and eliminated one nematode of 20 mm long. The endoscopy not found another helmints in the mucosa gastrica, the blood count was normal, the pain disappear two weeks after with antihistaminic y analgesic drugs.
Key words: Anisakis; Human Anisakiosis case. Zoonosis, Chile.

INTRODUCCION

La anisakiosis humana es una infección producida por el estado larval de nematodes ascaridioides de la familia Anisakidae, de los géneros Anisakis, Phocanema (Terranova) y Contraceacum.

Estos parásitos, en estado adulto, se alojan en el estómago e intestino delgado de animales marinos que se alimentan de peces y requieren para completar su evolución de uno o más huéspedes intermediarios. Los huéspedes definitivos, sobre todo mamíferos ictiófagos como los delfines, ballenas y focas, eliminan huevos del parásito junto con sus heces. Estos, huevos después de un período de incubación en el agua liberan una larva microscópica de segundo estadio. Esta larva para continuar su ciclo de desarrollo, debe ser ingerida por un huésped intermediario. Los primeros huéspedes intermediarios son invertebrados marinos, entre ellos pequeños crustáceos los que luego deben ser ingeridos por peces de importancia comercial que actúan como segundos huéspedes intermediarios. El hombre al comerse estos peces infectados crudos actúa como un huésped accidental en el cual la larva no llega a la madurez.1

Cada país presenta una prevalencia específica muy relacionada a los hábitos alimenticios, y a las condiciones de saneamiento ambiental ya que éstas facilitan la mantención del ciclo biológico. La anisakiosis es una infección que está aumentando en frecuencia en nuestro país, y debe considerarse frente a pacientes con dolor abdominal y antecedente de ingesta de peces y o mariscos crudos, huésped intermediario. Los primeros huéspedes intermediarios son invertebrados.

La presentación clínica puede ser variada, las larvas pueden permanecer en las cavidades estomacal e intestinal sin penetrar a los tejidos, y originar una infección que muchas veces es asintomática. Estas infecciones se pueden descubrir por expulsión de larvas vivas con la tos vómitos o defecación.2

CASO CLINICO

Paciente de 38 años, casado, domiciliado en Santiago sin antecedentes mórbidos de importancia consulta por eliminar por vía bucal una larva de nematode de aproximadamente 20 mm de longitud.

El paciente había ingerido 12 horas antes un mariscal (plato preparado con mariscos y pescados crudos) en un restaurante de zona costera del litoral central, en el puerto de San Antonio. Posterior a la ingesta relata dolor epigástrico persistente e importante que lo obliga a tener reposo en cama y a ingerir analgésicos sin lograr alivio. Durante la noche regurgita contenido gástrico eliminando una larva de nematodo por la boca. Deposita la larva en un frasco con agua y consulta en un servicio de urgencia desde donde se deriva al Policlínico de Parasitología de la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile y se envía la larva al laboratorio de especialidad para su identificación. La larva eliminada se informa corresponde a un nematode con características de larva de segundo estado de anisákido.

Al examinar al paciente se constata, un paciente muy angustiado con dolor abdominal al examen físico, por lo que se solicita una endoscopía alta, hemograma, y examen de deposiciones. El informe de la endoscopía mostró leve gastritis sin evidencias de otras larvas o lesiones ulcerosas. Los resultados de los otros exámenes estaban dentro de límites normales. Se le indica analgesia y antihistamínicos, en control a la semana el paciente presenta aún molestias epigástricas leves que aproximadamente a los 15 días del cuadro agudo cesan. No se encontraron otras evidencias de síntomas alérgicos dermatológicos o en el hemograma. En el estudio epidemiológico destaca que la esposa aunque ingirió mariscal crudo (en menor cantidad) no presentó molestias. El paciente y su esposa desconocían el riesgo de ingerir mariscal crudo. En Chile no existen actualmente normas de control sobre la ingesta de mariscos y pescados crudos.


DISCUSION

Muchos parásitos han sido reportados en peces pero pocas especies se transmiten a humanos. Las más importantes helmintiosis adquiridas por humanos desde peces son los nematodes Anisakis simplex y Pseudoterranova decipiens, los cestodes Diphyllobothrium spp y los trematodes de la familia Heterophydea. Todos los helmintos se asocian a costumbres culturales y sociales de ingerir peces y o mariscos crudos.3

La anisakiosis es una infección zoonótica que se ha presentado en casos aislados en Chile7 pero que está aumentando en frecuencia por lo cual debe tenerse presente en el diagnóstico clínico habitual. En la literatura se describe en relación a la ingesta de sushi, sasham, y ceviche. La gastritis aguda es una de las formas de presentación más frecuente.4

En este caso el paciente presentó rápidamente sintomatología después de la ingesta del agente infectante cuya fuente fue un plato de mariscal crudo el síntoma predominante fue el dolor abdominal. El hallazgo de la larva permitió el diagnóstico patognomónico y el manejo oportuno del paciente. Frente a casos similares de pacientes con antecedentes de ingesta de peces o mariscos crudos y dolor abdominal epigástrico debe plantearse este diagnóstico diferencial y tratar de lograr el diagnóstico etiológico ya sea a través del examen de la larva eliminada o extraída por endoscopía. Se sugiere administrar al paciente analgésicos y antihistamínicos por un período variable de acuerdo a la sintomatología. Se presenta este caso para alertar a los médicos de este cuadro clínico y de la importancia de preguntar los antecedentes de ingesta de pescado y mariscos crudos.5, 6

En la literatura se describen casos con mayor número de larvas y en algunos con invasión de parénquimas. Dado las características culinarias del país puede esperarse la aparición de un mayor número de casos en un corto período.

RESUMEN

Un paciente de 38 años de edad con antecedentes de haber comido pescado crudo (mariscal) doce horas antes, presentó un severo dolor gástrico y eliminó por vía bucal una larva de nematodo de aproximadamente 20 mm de largo. La endoscopía mostró una leve gastritis, sin evidenciar la presencia de otras larvas o lesiones ulcerosas. El dolor desapareció totalmente a las dos semanas luego de un tratamiento con antihistamínicos y analgésicos.

* UDA Laboratorios Clínicos Facultad de Medicina Pontificia Universidad Católica de Chile
** Interna de Medicina. Ayudante alumna de Parasitología Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile.

REFERENCIAS

1.- ACHA P, SYGFRIED B. Zoonosis y enfermedades infecciosas transmisibles comunes al hombre y a los animales. Segunda edición Organización Panamericana de la Salud Publicación científica Nº 503, 1986.         [ Links ]

2.- SUGIMACHI K, INOKUCHI K, OOIWA T et al. Acute gastric anisakiasis: Analysis of 178 cases JAMA 1985; 253: 1012-3.         [ Links ]

3.- LOPEZ SERRANO M C, GOMEZ A, DASCHNER A, MORENO ANCILLO A. Gastroallergic anisakiasis: finding in 22 patients. J Gastroenterol Hepatol 2000; 15: 503-6.         [ Links ]

4.- ADAMS A M, MURREL K D, CROSSS J H. Parasites of fish and risk to public health. Rev Sci Tech Aug 1997; 16: 652-60.         [ Links ]

5.- IKEDA K, KUMASHIRO R, KIFUNE T. Nine cases of acute gastric anisakiasis Gastrointest Endosc 1989; 35: 304-8.         [ Links ]

6.- FERNANDEZ DE CORRES L, AUDICANA M, DEL POZO MD et al. Anisakis simplex induces not only anisakiasis: report on 28 cases caused by this nematode. J Investig Allergol Clin Inmunol 1996; 6: 315-419.         [ Links ]

7.- APT W, HISAMOTO T, LLORENS P, ALCAINO H. Anisakiasis gástrica en Chile. Rev Méd Chile 1980; 108: 825-7.         [ Links ]

 

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons