SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.21 número4Mucormicosis rinosinusal en un paciente infectado por VIHExtended-interval aminoglycoside administration for children: A meta-analysis. Contopoulos D, Giotis N, Baliatsa D, Ioannidis J. Pediatrics 2004; 114: e111-e118 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de infectología

versión impresa ISSN 0716-1018

Rev. chil. infectol. v.21 n.4 Santiago dic. 2004

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182004000400010 

 

Rev Chil Infect 2004; 21 (4): 351-354

REVISTA DE REVISTAS

Clonalidad en Escherichia coli uropatógena
Multidrug-resistant Escherichia coli clonal groups causing community-acquired pyelonephritis. Manges AR, Dietrich PS, Riley LW. Clin Infect Dis 2004; 38: 329-34.

Estudio retrospectivo de cohorte diseñado para determinar la prevalencia y distribución de grupos clonales de Escherichia coli asociados con pielonefritis aguda en una comunidad universitaria.

Introducción. Antecedentes: desde octubre 1999 a enero 2000, 11% de todas las ITU causadas por E. coli y 49% de las ITU debidas a E. coli resistente a STX en una comunidad universitaria de California, fueron causadas por un mismo grupo clonal, denominado "CGA". Durante el periodo se observó que CGA fue el agente de aproximadamente un tercio de las ITU en comunidades universitarias de Michigan y Minnessota.

Planteamiento: los autores plantean que se ha reconocido que las cepas de E. coli productoras de pielonefritis aguda en la comunidad pertenecen a un número reducido de serogrupos y linajes bacterianos. En diferentes comunidades se han identificado grupos clonales de E. coli multirresistentes, relacionadas genotipicamente y que producen ITU. La amplia distribución geográfica de pocos grupos clonales de E. coli uropatógenas harían pensar en al menos dos posibilidades: las cepas son diseminadas por alimentos contaminados; el clon está constituido por cepas especialmente virulentas que se asocian con mayor frecuencia a manifestaciones severas de ITU.

Método. El estudio se realizó en mujeres que se presentaron a un servicio de salud universitario de California con sospecha clínica de ITU entre el 11 de octubre de 1999 y el 31 de enero de 2000. Sólo se incluyó el primer episodio de cada mujer durante el periodo del estudio. Infección del tracto urinario confirmada se definió como: presencia de síntomas clínicos, urinalisis alterado consistentemente con ITU y urocultivo con 102 ufc/ml de E. coli o más. El diagnóstico de pielonefritis aguda requería además de: fiebre, náuseas, lumbalgia y sensibilidad en el ángulo costovertebral.

Estudio microbiológico: las muestras de orina se sembraron en agar MConkey. Las cepas lactosa positivas e indol positivo se identificaron presuntivamente como E. coli y se seleccionó una colonia para mayor análisis. Se realizó serotipificación en un centro de referencia en Pennsylvania.

Estudio de susceptibilidad in vitro: La susceptibilidad a cotrimoxazol (STX) se estudió mediante E-test®, considerando las cepas con susceptibilidad intermedia como susceptibles para efectos del estudio.

Estudio molecular: Se realizó genotipificación por RPC ERIC2* a todas las E. coli resistentes a STX y una muestra aleatoria representativa de las pacientes con E. coli susceptibles a STX. Cepas con patrones electroforéticos ERIC2 indistinguibles a la inspección visual, fueron consideradas como pertenecientes a un mismo grupo clonal. Posteriormente, se realizó análisis de electroforesis de campo pulsado para diferenciar cepas de un mismo grupo clonal.

Resultados: Durante el periodo en estudio, 228 mujeres se presentaron con ITU. De esta población, se seleccionaron 146 pacientes: 49 con E. coli resistente a STX y 97 seleccionadas aleatoriamente, con E. coli susceptibles. De las 146, 130 cumplieron con criterios de definición de ITU (89%) - 42 STX resistentes y 88 susceptibles a STX. De las 130, 14 pacientes (11%) tenían pielonefritis aguda-7 STX resistentes y 7 susceptibles a STX.

La edad promedio fue de 22 años y no difería en ambos grupos (21 para STX resistentes y 23 para STX susceptibles). Tampoco difería entre aquellas pacientes con pielonefritis aguda (21) y con ITU baja (23). No hubo asociación entre ITU previa o uso de antimicrobianos en los 6 meses previos y el desarrollo de pielonefritis aguda. El análisis por RPC ERIC2 realizado a pacientes con pielonefritis aguda permitió identificar 2 grupos clonales CGA y CGB, que concentraban 6 de las 7 cepas STX resistentes. Ninguna de las cepas STX susceptibles pudo incluirse en un grupo clonal específico. El análisis de EFCP permitió conocer variantes dentro del CGA, y determinó que las cepas CGB eran estrechamente relacionadas, según los criterios de Tenover (se refiere al número de bandas de diferencia para definir clonalidad).

Discusión. Dado que se había determinado que E. coli uropatógena perteneciente al grupo clonal CGA causa una gran proporción de ITU de la comunidad, se intentó investigar si este grupo clonal producía una mayor proporción de cuadros de pielonefritis aguda. En este estudio, que incluye todas las ITU consecutivas aparecidas en una comunidad universitaria a lo largo de cuatro meses, no se observó una asociación estadísticamente significativa entre CGA y pielonefritis aguda. Sin embargo, el tamaño de la muestra pudiera haber afectado la capacidad de detectar tal asociación.

De las cepas asociadas a pielonefritis aguda, hubo mucho menor diversidad en el patrón de EFCP entre cepas resistentes a STX (3 genotipos diferentes) que entre las cepas susceptibles (todas presentaron patrones diferentes entre sí). Esto sugiere que pocos grupos clonales contribuyen a la prevalencia de resistencia en una comunidad, dando paso a la pregunta de cómo se diseminan: ¿existe algún vehículo común, tal como alimentos, o hay factores biológicos específicos, que favorecen su diseminación?

Comentario. A pesar que los resultados no permitieron establecer una relación estadísticamente significativa entre un grupo clonal y la producción de pielonefritis aguda, este trabajo aporta con un diseño acabado y enfoque molecular al estudio de la etiología de la ITU, permitiendo vislumbrar nuevos caminos en la comprensión de este cuadro. Llama la atención lo exigente de las definiciones: cepa multirresistente: consideran para esto sólo la resistencia a cotrimoxazol (STX); criterio bacteriológico de ITU: 102 ufc/ml.

*ERIC2 = enterobacterial repetitive intergenic consensos.

Béatrice Hervé E.

 

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons