SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.24 número2Etiología de la neumonía asociada a ventilación mecánica en un hospital clínico: Asociación con co-morbilidad, uso previo de antimicrobianos y mortalidadEritrodermia exfoliativa y dermatitis infecciosa en un lactante infectado por el virus linfotrópico humano-I (HTLV-I) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de infectología

versión impresa ISSN 0716-1018

Rev. chil. infectol. v.24 n.2 Santiago abr. 2007

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182007000200008 

 

Rev Chil Infect 2007; 24 (2): 137-141

MICROBIOLOGÍA CLÍNICA

 

Producción de ß-lactamasas de espectro extendido (BLEE) en cepas de Acinetobacter baumannii aisladas en hospitales de la VIIIª Región, Chile

Extended spectrum ß-lactamases (ESBL) production in Acinetobacter baumannii strains isolated from Chilean hospitals belonging to VIII Region

 

Carolina Pino I., Mariana Domínguez Y., Gerardo González R., Helia Bello T., Marcela Sepúlveda A., Sergio Mella M., Claudia Zemelman M. y Raúl Zemelman Z.

Universidad de Concepción, Chile
Facultad de Ciencias Biológicas Departamento de Microbiología
Laboratorio de Antibióticos (CPI, MDY, GGR, HBT)
Facultad de Medicina, Departamento de Medicina Interna (MSA, SMM),
Universidad San Sebastián. Concepción, Chile (CZM, RZZ)

Dirección para correspondencia


The resistance of Acinetobacter baumannii to ß-lactam antibiotics is mainly due to the synthesis of ß-lactamases. From a clinical point of view, this bacteria and others, grouped under the acronym SPACE (S: Serratia, P: Pseudomonas, A: Acinetobacter, C: Citrobacter, E: Enterobacter) are essentially Amp-C ß-lactamases producers. There is no local information about ESBL presence in Acinetobacter. We studied ESBL production using the Ho and col. technique modified by adding cloxacillin as chromosomal ß-lactamases inhibitor. From 69 isolates, with resistance to at least one third generation cephalosporin, only 7 showed positive synergy test. Four of these amplified for TEM family gene, and one of these amplified also for the OXA family. Our study found a low ESBL production percentage, which agrees with the premise of Amp-C as the main mechanism of resistance to ß-lactam antibiotics in A. baumannii. However, the ESBL description in these bacteria emphasizes the capacity of expressing multiple resistance mechanisms.

Key words: Acinetobacter, extended spectrum ß-lactamases, Amp-C.

Resumen

La resistencia de Acinetobacter baumannii a antimicrobianos ß-lactámicos se debe fundamentalmente a la síntesis de ß-lactamasas. Del punto de vista clínico se considera que esta bacteria, y otras agrupadas en el acrónimo SPACE (Serratia, Pseudomonas, Acinetobacter, Citrobacter, Enterobacter), son predominantemente productoras de ß-lactamasas tipo AmpC. No hay información en nuestro país sobre presencia de ß-lactamasas de espectro extendido (BLEE) en Acinetobacter. Se estudió la producción de BLEE en cepas de Acinetobacter, mediante una modificación de la técnica de Ho y col adicionando cloxacilina como inhibidor de ß-lactamasas cromosomales. De 69 cepas con resistencia al menos a una cefalosporina de tercera generación, sólo siete presentaron sinergia positiva. Cuatro cepas amplificaron por RPC un fragmento intragénico de genes de familia TEM y una de ellas amplificó, además, para el gen de la familia OXA. Se evidenció un bajo porcentaje de producción de BLEE, lo que confirma que la producción de Amp-C es el principal mecanismo de resistencia de A. baumannii a ß-lactámicos. Sin embargo, la descripción de BLEE en esta bacteria, enfatiza su capacidad de albergar múltiples mecanismos de resistencia.

Palabras claves: Acinetobacter, ß-lactamasas de espectro extendido, Amp-C.


INTRODUCCIÓN

La resistencia de bacilos gramnegativos a los antimicrobianos ß-lactámicos se basa, funda- mentalmente, en la síntesis de ß-lactamasas, cuyos genes pueden encontrarse en el cromosoma o en elementos genéticos extracromosomales, como plásmidos, transposones e integrones1,2. Cuando los genes de resistencia se encuentran a nivel extracromosomal pueden ser transferidos a bacterias susceptibles, determinando la rápida diseminación de éstos y, por lo tanto, favoreciendo la aparición de aislados resistentes3.

Por otra parte, del punto de vista estrictamente clínico, se tiende a considerar que Acinetobacter baumannii y Pseudomonas aeruginosa producen principalmente ß-lactamasas de codificación cromosomal, conocidas como cefalosporinasas del tipo AmpC o ß-lactamasas del grupo 14. Estas enzimas son capaces de inactivar en forma eficiente aminopenicilinas, ureido penicilinas, cefalosporinas de distintas generaciones y cefamicinas5. Otras especies bacterianas, que junto con las anteriores se encuentran agrupadas con el acrónimo SPACE (S: Serratia; P: Pseudomonas; A: Acinetobacter; C: Citrobacter; E: Enterobacter), también producen en forma prioritaria ß-lactamasas de codificación cromosomal. Es así que Enterobacter constituye el género arquetípico en la producción de este tipo de enzimas6. Además, desde un enfoque eminentemente práctico, los aislados de Klebsiella pneumoniae y Escherichia coli producen, fundamentalmente, ß-lactamasas de codificación extracromosomal, capaces de hidrolizar adecuadamente cefalosporinas de distintas generaciones pero, particularmente, moléculas de tercera generación (metoxi-imino aminotiazolil cefalosporinas) y también aztreonam. A este tipo de enzimas se les denomina ß-lactamasas de espectro extendido (BLEE) y constituyen un problema epidemiológico de importancia y distribución global7-9.

Estos antecedentes permiten al médico clínico tener una aproximación de las ß-lactamasas producidas por las bacterias resistentes a cefalosporinas, de acuerdo con el antibiotipo y especie aislada. Así, un aislado de E. coli que demuestre resistencia, al menos, a una cefalosporina de tercera generación (C3G), sugerirá, fuertemente que el mecanismo principal de resistencia es la producción de BLEE. Por el contrario, la resistencia de una cepa del grupo SPACE a C3G, sugerirá la producción de ß-lactamasas del tipo AmpC, que no son inhibidas por ácido clavulánico5,6. Esta observación clínica permite entender conceptualmente el mecanismo principal de resistencia y, por tanto, tomar decisiones, tanto del punto de vista terapéutico, como epidemiológico (medidas de control de infección y/o políticas de uso de antimicrobianos) a implementar en un determinado caso clínico y en un contexto hospitalario concreto. Sin embargo, tiene una serie de limitaciones, debido a que en muchas ocasiones los aislados presentan, además, otros mecanismos de resistencia como bombas de eflujo10,11, alteraciones de la permeabilidad12 y, últimamente, la creciente descripción de ß-lactamasas que, si bien pudieron, originalmente, haber sido codificadas en el cromosoma, han sido capaces de estabilizarse en plásmidos, siendo en la actualidad transferibles13. Por lo tanto, en la práctica clínica, cada aislado resistente cuenta con un amplio repertorio de mecanismos de resistencia, donde la expresión fenotípica sugerirá los principales, pero no la totalidad de ellos.

En Chile se dispone de información sobre cepas de K. pneumoniae y E. coli productoras de BLEE14; sin embargo, la información sobre la presencia de BLEE en cepas de A. baumannii es escasa. El objetivo de este trabajo fue investigar la presencia de BLEE en cepas de A. baumannii aisladas en hospitales de la VIIIª Región administrativa de Chile.

MATERIALES Y MÉTODOS

Cepas bacterianas. Se incluyeron 132 cepas de A. baumannii aisladas en el período 1995-1998 desde productos patológicos, en centros hospitalarios de las ciudades de Concepción, Talcahuano, Los Ángeles y San Carlos. Las cepas fueron mantenidas en caldo tripticasa-glicerol (2:1) a - 70° C, en el Laboratorio de Antibióticos de la Universidad de Concepción.

Estudio de susceptibilidad a agentes antibacterianos. Se determinaron las concentraciones inhibitorias mínimas (CIM) de ampicilina, cefotaxima, ceftazidima, ceftriaxona, cefepima y aztreonam, obtenidos comercialmente, mediante dilución seriada en agar, de acuerdo a las recomendaciones de NCCLS15. Se incluyeron las cepas de E. coli ATCC 25922, Staphylococcus aureus ATCC 29213 y P. aeruginosa ATCC 27853 como cepas controles.

Detección cualitativa de BLEE. Se seleccionaron 69 cepas de A. baumannii, de acuerdo con sus patrones de resistencia, que incluía la resistencia, al menos, a una C3G. La síntesis de BLEE fue investigada mediante una modificación del método de Ho y col16, que consiste en realizar antibiogramas con C3G, cefalosporinas de cuarta generación o aztreonam, en presencia y ausencia de 4 µg/ml de ácido clavulánico (AC). La modificación consistió en adicionar, a estas placas, 100 µg/ml de cloxacilina con el objetivo de inhibir parcial o totalmente las cefalosporinasas cromosomales y, de esta manera, evidenciar la actividad de BLEE. Para obtener una mayor sensibilidad del método utilizado, se consideró sinergia positiva (indicadora de producción de BLEE) un aumento del halo de inhibición igual o superior a 5 mm, en presencia de los inhibidores16. Los discos empleados en este estudio fueron cefotaxima (30 µg), ceftazidima (30 µg), cefepima (30 µg), ceftriaxona (30 µg) y aztreonam (30 µg).

Determinación del punto isoeléctrico (pI). Se realizó mediante isoelectroenfoque en geles de poliacrilamida con anfolitas en un rango de pH de 3 a 10, de acuerdo a las recomendaciones del fabricante (BIORAD model 111 mini IEF cell), empleando extractos enzimáticos crudos. Se incluyó como controles cepas bacterianas productoras de ß-lactamasas TEM 1 (pI 5,4); SHV-1 (pI 7,6); SHV-5 (pI 8,0) y MIR-1 (pI 8,4). La detección de las ß-lactamasas se realizó colocando en contacto el gel con un papel filtro impregnado en una solución de 50 µg/ml de nitrocefina17.

Detección de genes de enzimas TEM, SHV, PER-1 y OXA-10. Se realizó mediante la amplificación por reacción de polimerasa en cadena (RPC) en un termociclador GenAmp PCR System 2400 (Perkin-Elmer). Se utilizó una mezcla de reacción de 25 µL consistente en: 2,5 µL dNTPs (0,1 mM); 1,25 µL MgCl2 (50 mM); 2,5 µL tampón RPC 10x; 0,125 µL Taq polimerasa (1.5 U); 1,5 µL de cada partidor (20 pmol/µL); 10 µL del templado de ADN, obtenido por ebullición y agua destilada estéril c.s.p. 25 µL. Los partidores y condiciones de RPC fueron los descritos previamente para blaTEM18, blaSHV19 y blaPER-120. Para la detección de genes de la familia blaOXA-10 se siguió el esquema de amplificación y restricción descrito por Vahaboglu y col21.

El producto de amplificación se visualizó mediante electroforesis en geles de agarosa 1% y tinción con bromuro de etidio 0,5 mg/L.

RESULTADOS

Se encontró elevados niveles resistencia de las cepas de A. baumannii a todos los antibacterianos ß-lactámicos, evidenciado en los valores de CIM50, CIM90 y porcentajes de resistencia (Tabla 1). Además, la frecuencia de cepas resistentes aumentó, en todos los casos, al comparar el período 1997-1998 con respecto a 1995-1996.


Mediante el método de sinergia en presencia de cloxacilina se observó que, de las 69 cepas seleccionadas para investigar la presencia de BLEE, tan sólo 7 cepas (10,1%) presentaron sinergia entre los antimicrobianos ensayados y AC. El promedio de incremento del halo de inhibición osciló entre 5,5 mm para aztreonam y 9,8 mm para cefepima, siendo esta cefalosporina, seguida de ceftazidima y cefotaxima, los mejores indicadores de producción de BLEE. Claramente se evidenció la utilidad de cloxacilina, ya que al emplear sólo AC, el promedio de aumento del halo de inhibición no superó los 6,8 mm y, además, se detectó sinergia indicativa de presencia de BLEE en un menor número de cepas (datos no mostrados).

El estudio de pI de las ß-lactamasas producidas por estos aislados, indicó la presencia de dos o más enzimas (Tabla 2). Todas las cepas presentaron una enzima de pI 5,4 y otra de pI ³ 8,0 y sólo una cepa presentó, además, una enzima de pI 7,0. Cuatro cepas productoras de ß-lactamasas con pI 5,4 amplificaron el fragmento intragénico de tamaño esperado para el gen de la familia TEM y sólo una de ellas, además, amplificó para el gen de la subfamilia OXA-10, descartándose las enzimas OXA-10 y OXA-17, ya que no se logró restricción del producto de RPC con las enzimas respectivas. No se obtuvo amplificación de genes de ß-lactamasas del tipo SHV ni PER-1 (Tabla 2).


DISCUSIÓN

Acinetobacter baumannii es un importante patógeno intrahospitalario aislado, principalmente, de pacientes con neumonía nosocomial internados en unidades de cuidados intensivos22. Se caracteriza por ser multiresistente23, lo que conduce a uno de los principales problemas para el médico clínico, como es el tratamiento de las infecciones producidas por esta bacteria. La resistencia a C3G presentada por este microorganismo se atribuye, principalmente, a la presencia de cefalosporinasas codificadas en el cromosoma24. Sin embargo, algunos trabajos sugieren la síntesis de BLEE25,26, aunque su detección, en presencia de las enzimas cromosomales, resulta dificultosa. De ahí que es importante resaltar que en este trabajo se inhibió las cefalosporinasas cromosomales con cloxacilina, permitiendo la visualización de la acción inhibitoria del ácido clavulánico sobre las BLEE. El método de sinergia descrito por Ho y col16, ha demostrado equivalencia con el método confirmatorio de BLEE establecido por el CLSI27,28 y, más aún, en un estudio con cepas chilenas de K. pneumoniae, se informó poseer mayor sensibilidad en la detección de este tipo de ß-lactamasas29.

En los aislados en los cuales se obtuvo sinergia por el método de difusión en agar, las CIMs fueron variables, incluso algunos valores indican que las cepas eran fenotípicamente susceptibles a los antimicrobianos estudiados. Sin embargo, el hecho de aumentar la susceptibilidad a aztreonam, cefepima y C3G, en presencia de los inhibidores, indica que el complejo enzimático hidroliza estos antimicrobianos en cierto grado. Este hallazgo junto con los puntos isoeléctricos y detección de genes codificantes de BLEE, sugiere fuertemente la presencia de BLEE en estos aislados.

De acuerdo con al pI de 5,4 en todas las cepas que mostraron sinergia, se sugiere la producción de una ß-lactamasa tipo TEM, lo cual se confirmó con RPC en cuatro cepas. Esta enzima puede corresponder a la enzima TEM-1, ampliamente distribuida entre los bacilos gramnegativos, como así también a alguna BLEE de esta familia, ya que actualmente se encuentran descritas en literatura varias de estas enzimas que comparten el mismo pI2,4. Por otra parte, a diferencia de lo encontrado en otros países20, las cepas chilenas no producen la enzima PER-1 que otorga elevados niveles de resistencia a cefepima y C3G. Sin embargo, es de interés el hallazgo de una enzima relacionada con la subfamilia OXA-10, informada previamente en cepas de P. aeruginosa21, siendo éste uno de los primeros reportes de una enzima de la familia OXA en cepas chilenas de A. baumannii. Queda la interrogante sobre el tipo de ß-lactamasas producidas por 3 cepas con prueba de sinergia positiva y ausencia de amplificación por RPC con los partidores utilizados. La enzima de pI 5,4 podría corresponder a una ß-lactamasa PER-2, como ha sido informado recientemente en Argentina30. Por otra parte, en las cepas en las que se encontró un pI de 8,0 cabe la posibilidad de estar presente el gen blaCTX-M-231 y, con mayor seguridad, una cefalosporinasa tipo AmpC, especialmente por el efecto de cloxacilina observado en la detección de sinergia entre AC y los ß-lactámicos ensayados.

Nuestros resultados sugieren que el mecanismo principal de resistencia de A. baumannii a C3G, se debería a la producción de enzimas del grupo AmpC; ya que sólo en un bajo porcentaje de los aislados se evidenció la producción de BLEE.

Debe enfatizarse que la sola descripción de BLEE en algunos aislados de A. baumannii -conocida la serie de otros múltiples mecanismos de resistencia-enfatiza el rol de A. baumannii como un patógeno cuya importancia en la epidemiología hospitalaria podría ser determinada más bien por su resistencia que por su virulencia, como ya ha sido sugerida por otros autores32,33.

 

REFERENCIAS

1.- Fisher J F, Meroueh S O, Mobashery S. Bacterial resistance to beta-lactam antibiotics: compelling opportunism, compelling opportunity. Chem Rev 2005; 105: 395-424.         [ Links ]

2.- Jacoby G A, Muñoz Price L S. The new ß-lactamases. N Engl J Med 2005; 352: 380-91.         [ Links ]

3.- Sánchez M, Bello H, Domínguez M, Mella S, Zemelman R, González G. Transferencia de ß-lactamasas de espectro extendido desde cepas hospitalarias de Klebsiella pneumoniae a otras especies de enterobacterias. Rev Méd Chile 2006; 134: 415-20.         [ Links ]

4.- Bush K, Jacoby G A, Medeiros A A. A functional classification scheme for ß-lactamases and its correlation with molecular structure. Antimicrob Agents Chemother 1995; 39: 1211-33.         [ Links ]

5.- Sanders C C. ß-lactamases of Gram negative bacteria: new challenges for new drugs. Clin Infect Dis 1992; 1089-99.         [ Links ]

6.- Jenkins S G. Mechanisms of bacteria antibiotic resistance. New Horizons 1996; 4: 321-32.         [ Links ]

7.- Yang Y, Bhachech N, Bradford P, Jett B D, Sahm D F, Bush K. Ceftazidime-resistant Klebsiella pneumoniae and Escherichia coli isolates producing TEM-10 and TEM-43 ß- lactamases from St. Louis, Missouri. Antimicrob Agents Chemother 1998; 42: 1671-6.         [ Links ]

8.- Spanu T, Luzzaro F, Perilli M, Amicosante G, Toniolo A, Fadda G.The Italian ESBL Study Group. Occurrence of extended-spectrum ß-lactamases in members of the family Enterobacteriaceae in Italy: Implications for resistance to ß-lactams and other antimicrobial drugs. Antimicrob Agents Chemother 2002; 46: 196-202.         [ Links ]

9.- Bradford PA. Extended-spectrum ß-lactamases in the 21st century: Characterization, epidemiology, and detection of this important resistance threat. Clin Microbiol Rev 2001; 14: 933-51.         [ Links ]

10.- Hooper D C. Efflux pumps and nosocomial antibiotic resistance: A primer for hospital epidemiologists. Clin Infect Dis 2005; 40: 1811-7.         [ Links ]

11.- Poole K. Efflux-mediated antimicrobial resistance. J Antimicrob Chemother 2005; 56: 20-51.         [ Links ]

12.- Nitzan Y, Deutsch E B, Pechatnikov I. Diffusion of ß-lactam antibiotics through oligomeric or monomeric porin channels of some Gram-negative bacteria. Curr Microbiol 2002; 45: 446-55.         [ Links ]

13.- Philippon A, Arlet G, Jacoby G A. Plasmid-determined AmpC-type ß-lactamases. Antimicrob Agents Chemotherapy 2002; 46: 1-11.         [ Links ]

14.- Bello H, Trabal N, Ibáñez D, Reyes A, Domínguez M, Mella S et al. ß-lactamasas de familias diferentes a TEM y SHV en cepas de Klebsiella pneumoniae subespecie pneumoniae aisladas en hospitales chilenos. Rev Méd Chile 2005; 133: 737-9.         [ Links ]

15.- National Committee for Clinical Laboratory Standards. Performance Standard for Antimicrobial Susceptibility Testing; Thirteenth Informational Supplement. NCCLS document M100-S13 (M2). NCCLS, Wayne, Pennsylvania, USA, 2003.         [ Links ]

16.- Ho P L, Chow K H, Yuen K Y, Ng W S, Chau PY. Comparison of a novel, inhibitor-potentiated disc-diffusion test with other methods for the detection of extended-spectrum ß-lactamases in Escherichia coli and Klebsiella pneumoniae. J Antimicrob Chemother 1998; 42: 49-54.         [ Links ]

17.- O'Callaghan C H, Morris A, Kirby M S, Shingler A H. Novel method for detection of ß-lactamase by using a chromogenic-cephalosporins substrate. Antimicrob Agents Chemother 1972; 1: 283-8.         [ Links ]

18.- Tenover F C, Huang M B, Rasheed J K, Persing D H. Development of PCR assays to detect ampicilin resistance genes in cerebrospinal fluid samples containing Haemophilus influenzae. J Clin Microbiol 1994; 32: 2729-37.         [ Links ]

19.- Nüesch-Inderbinen M T, Hachler H, Kayser F H. Detection of genes coding for extended-spectrum SHV beta-lactamases in clinical isolates by a molecular genetic method, and comparison with the E-test. Eur J Clin Microbiol Infect Dis 1996; 15: 398-402.         [ Links ]

20.- Vahaboglu H, Ozturk R, Aygun G, Coskunkan F, Yaman A, Kaygusuz A, et al. Widespread detection of PER-1-type extended-spectrum ß-lactamases among nosocomial Acinetobacter and Pseudomonas aeruginosa isolates in Turkey: a nationwide multicenter study. Antimicrob Agents Chemother 1997; 41: 2265-9.         [ Links ]

21.- Vahaboglu H, Ozturk R, Akbal H, Saribas S, Tansel O, Coskunkan F. Practical approach for detection and identification of OXA-10-derived ceftazidime-hidrolyzing extended-spectrum ß-lactamases. J Clin Microbiol 1998; 36: 827-9.         [ Links ]

22.- Joly-Guillou M L. Clinical impact and pathogenicity of Acinetobacter. Clin Microbiol Infect 2005; 11: 868-73.         [ Links ]

23.- Bello H, González G, Domínguez M, Zemelman R, García A, Mella S. Activity of selected ß-lactams, ciprofloxacin and amikacin against different Acinetobacter baumannii biotypes from Chilean hospitals. Diagn Microbiol Infect Dis 1997; 28: 183-6.         [ Links ]

24.- Amyes S G B, Young H K. Mechanisms of antibiotic resistance in Acinetobacter spp genetics of resistance. Bergogne-Bérézin E, Joly-Guillou M L, Towner K J, editors. Acinetobacter, microbiology, epidemiology, infections, management. CRC Press, Boca Raton, Fla; 1996, p. 185-224.         [ Links ]

25.- Poirel L, Karim A, Mercat A, Le Thomas I, Vahaboglu H, Richard C, et al. Extended-spectrum ß-lactamase-producing strain of Acinetobacter baumannii isolated from a patient in France. J Antimicrob Chemother 1999; 43: 157-8.         [ Links ]

26.- Poirel L, Menuteau O, Agoli N, Cattoen C, Nordmann P. Outbreak of extended-spectrum beta-lactamase VEB-1-producing isolates of Acinetobacter baumannii in a French hospital. J Clin Microbiol 2003; 41: 3542-7.         [ Links ]

27.- Clinical Laboratory Standard Institute. Performance Standards for Antimicrobial Susceptibility Testing; Fifteenth Informational Supplement. CLSI document M100-S15. CLSI, Wayne, Pennsylvania, USA, 2005.         [ Links ]

28.- Truppia LA, Mollerach A, Di Conza JA, Radice M, Mugna V, Méndez E, et al. Comparación de tres métodos microbiológicos para la detección de betalactamasas de espectro extendido en enterobacterias aisladas en Santa Fe (Argentina). Enferm Infecc Microbiol Clin 2005; 23: 525-8.         [ Links ]

29.- Bello H, González G, Domínguez M, Valenzuela L, Zemelman C, Mella S, et al. Detection of extended-spectrum ß-lactamases produced by Chilean isolates of Klebsiella pneumoniae by two synergy methods. J Chemother 2004; 16: 312-4.         [ Links ]

30.- Pasteran F, Rapoport M, Petroni A, Faccone D, Corso A, Galas M, et al. Emergence of PER-2 and VEB-1a in Acinetobacter baumannii strains in the Americas. Antimicrob Agents Chemother 2006; 50: 3222-4.         [ Links ]

31.- Nagano N, Nagano Y, Cordevant C, Shibata N, Arakawa Y. Nosocomial transmission of CTX-M-2 ß-lactamase-producing Acinetobacter baumannii in a neurosurgery ward. J Clin Microbiol 2004; 42: 3978-84.         [ Links ]

32.- Courvalin P. Evasion of antibiotic action by bacteria. J Antimicrob Chemother 1996; 37: 855-69.         [ Links ]

33.- Diomedi A. Infecciones por Acinetobacter baumannii pan-resistente. Consideraciones epidemiológicas y de manejo antimicrobiano actualizado. Rev Chil Infect 2005; 22: 298-320.         [ Links ]

 

Recibido: 5 abril 2006
Aceptado: 22 septiembre 2006

Financiado por proyecto FONDECYT 1970848

Correspondencia a:
Mariana Domínguez Yévenes
mdomingu@udec.cl 

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons