SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.32 número1Infecciones vaginales en un Centro de Salud Familiar de la Región Metropolitana, ChileMorbilidad postoperatoria en pacientes con hidatidosis hepática complicada índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de infectología

versión impresa ISSN 0716-1018

Rev. chil. infectol. vol.32 no.1 Santiago feb. 2015

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182015000200006 

Parasitología / Artículo Original

 

Demodex spp en pacientes con blefaritis crónica

Demodex spp in chronic blepharitis patients

 

Florentina Laspina, Margarita Samudio, Martín Arrúa, Rosa Sanabria, Norma Fariña, Letizia Carpinelli, Diógenes Cibils, y Herminia Mino de Kaspar

Universidad Nacional de Asunción, Asunción, Paraguay.
Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Salud (FL, MS, RS, LC).
Cátedra de Oftalmología del Hospital de Clínicas (MA, NF, DC)

Augenklinik der Ludwig Maximilian Univeristät München, Alemania (HMdK).

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Financiamiento: Fundación Georg Hannelore Zimmermann, Munich, Alemania.

Correspondencia a:


Background: Blepharitis is a very common disease in the ophthalmologic practice generally taking a chronic course with intermittent exacerbations. Several studies have linked the presence of Demodex folliculorum with chronic blepharitis, since the mite has the capacity to perpetuate the follicular inflammatory process. The prevalence of infection by Demodex spp. is variable depending on the population. In Paraguay, information on the frequency of the infestation in patients with chronic blepharitis is not available. Aim : To determine the frequency of Demodex spp, and the ocular microbiota in patients with chronic blepharitis attending the Department of Ophthalmology at the Teaching Hospital of the National University of Asuncion. Patients and Methods: Consecutively, 28 patients with chronic blepharitis, who agreed to participate in the study, were included. Eyes lashes from the upper and lower eyelids were extracted for immediate mite search by direct observation under a light microscope. Samples from eyelids were taken with Kimura spatula and then cultured on blood agar and in enrichment media and incubated in 5% CO2 at 35° C for 72 hours. Results: Among participants, females were more frequent (64%), the age ranged from 17 to 87 years (mean: 38.0; SD: ±13.5 years). The prevalence of Demodex sp was 54%. Bacteria were isolated 92.9% of cases, most frequently coagulase-negative staphylococci (75%). No association was found between socio-demographic or clinical characteristics and the presence of Demodex sp. Conclusion: The observed high prevalence of infestation by Demodex spp in patients with chronic blepharitis is consistent with other studies.

Key words: Demodex spp, ocular microbiota, blepharitis etiology.


Resumen

Introducción: La blefaritis es una enfermedad muy común en la práctica oftalmológica, generalmente de curso crónico con exacerbaciones intermitentes. Varios estudios han relacionado la presencia del Demodex folliculorum con la blefaritis crónica, por su capacidad potencial de perpetuar el proceso inflamatorio a nivel folicular. La frecuencia de D. folliculorum varía de acuerdo a la población. Objetivo: Determinar la presencia de Demodex spp y, caracterizar la microbiota ocular en pacientes con blefaritis crónica y dar a conocer estos resultados. Pacientes y Métodos: Las muestras fueron obtenidas de pacientes que consultaron en la Cátedra de Oftalmología del Hospital de Clínicas de la Universidad Nacional de Asunción (UNA). Fueron incluidos en forma consecutiva 28 pacientes con blefaritis crónica que accedieron a participar en forma voluntaria en el estudio. Se extrajeron las pestañas del párpado superior e inferior de los pacientes para la búsqueda inmediata del ácaro por observación directa bajo el microscopio óptico. Para el cultivo de microorganismos se tomaron muestras del párpado con espátula de Kimura, las que fueron cultivadas en agar sangre y en medios de enriquecimiento e incubadas en CO2 al 5% a 35°C durante 72 h. Resultados: El sexo femenino fue más frecuente (64%), el rango de edad estuvo entre 17 y 87 años con una media de 37,9 ± 13,5. Se observó la presencia de Demodex sp en 54% y aislamiento de bacterias en 92,9%; Staphylococcus coagulasa negativa fue el más frecuente (75%). No se encontraron asociaciones entre las características socio-demográficas o clínicas y la presencia de Demodex sp. Conclusión: La alta infestación por Demodex spp observada en los pacientes con blefaritis crónica coincide con otros estudios.

Palabras clave: Demodex spp, microbiota ocular, blefaritis, etiología.


 

Introducción

Demodex sp. es un ácaro microscópico alargado, considerado el ectoparásito permanente más común de los seres humanos1. Se ha observado en casi todas las edades, razas y grupos geográficos. Demodex se alimenta de sebo y habita en áreas de la piel con la excreción sebácea activa, tales como las mejillas, la frente y la nariz2,3 y ha sido implicado en varias enfermedades de la piel, por ejemplo, el acné vulgar, rosácea, carcinoma de células basales y folliculorum pitiriasis4,5.

La blefaritis es una enfermedad ocular externa muy frecuente cuya etiología exacta se desconoce, y blefaritis es el término general que se utiliza para referirse a la inflamación que involucra los párpados y produce varios síntomas, como ardor, picazón, irritación y fotofobia6; constituye una de las condiciones más comúnmente encontradas en la práctica oftalmológica.

Demodex ha sido asociado con la blefaritis y se han sugerido varios mecanismos patológicos, como daño directo de los ácaros de la célula epitelial en el folículo de las pestañas1, hiperplasia reactiva e hiperqueratinización o bloquear mecánicamente los orificios de las glándulas de Meibomio7,8. Igualmente, las proteínas de los ácaros y sus desechos pueden provocar una reacción de hipersensibilidad retardada7. Algunas bacterias han sido encontradas en el interior y en la superficie de los ácaros, tales como Staphylococcus spp que producen exotoxinas que podrían contribuir directamente a la aparición de los síntomas irritativos inespecíficos o inducir una reacción inmune del hospedero9,10. Lacey y cols.9 y Li J y cols.10, reportaron que los bacilos relacionados a Demodex sp, más que Demodex sp en sí, podría estimular la aparición de enfermedades inflamatorias, como la rosácea. Estos autores han descrito que las proteínas de los antígenos con peso molecular 83-kDa y 62 kDa, producidas por una bacteria relacionada con Demodex folliculorum, la especie Bacillus oleronius, suscitó respuestas inmunes del hospedero y la inflamación cutánea exacerbada por inmuno-reactividad en pacientes con blefaritis.

A pesar de la alta incidencia de Demodex sp en pacientes con blefaritis, su participación como agente causal es todavía controversial; se cree que juega un papel patogénico cuando se multiplica y entra en la dermis11, muchos autores lo consideran como patógeno oportunista o factor que contribuye al desarrollo de enfermedades oculares y/o dérmicas; otros, como un parásito oportunista o como un vector portador de microorganismos11. Post y Juhlin12 lo hallaron en 56 casos (59%) de 95 pacientes examinados. Según Madeira y Sogava13, de 100 pacientes estudiados, 72 fueron positivos para D. folliculorum.

La prevalencia de la infección por D. folliculorum es variable dependiendo de la población estudiada y es muy poco conocida en nuestro medio. El propósito de este estudio fue determinar la presencia de Demodex sp en pacientes con blefaritis crónica, diagnóstico efectuado mediante lámpara de hendidura, caracterizar la microbiota ocular en ellos y dar a conocer estos resultados.

Este trabajo de investigación es parte de otro trabajo realizado por el mismo grupo investigador.

Pacientes y Métodos

Fueron incluidos todos los pacientes con blefaritis crónica, que acudieron en forma consecutiva al consultorio externo de la Cátedra de Oftalmología del Hospital de Clínicas de la Universidad Nacional de Asunción-UNA, Paraguay, desde marzo de 2007 a julio de 2008, y que accedieron voluntariamente a participar del estudio.

Blefaritis crónica fue definida por la presencia tres o más de los siguientes síntomas y signos: sensación de ardor, comezón, cuerpo extraño y/o prurito; envainamiento de pestañas, telangiectasia en el borde palpebral, secreción espumosa, hiperemia y/o hipertrofia papilar leve a moderada de la conjuntiva palpebral y/o glándulas de Meibomio.

No se incluyeron en el estudio aquellos pacientes que presentaron otra patología ocular aguda o crónica sobre-agregada (corneal, conjuntival, palpebral, vías lagrimales), aquellos con tratamiento tópico aplicado durante el mes previo a la toma de la muestra o con tratamiento oral de metronidazol, isotretinoín u otro que pudiera interferir con la densidad de parásitos.

Se efectuó un interrogatorio a través de un cuestionario pre-codificado que incluía datos demográficos (sexo, edad) y los clínicos (síntomas y signos) consignados en la ficha clínica del paciente.

La valoración de los síntomas y signos la realizó el oftalmólogo, al inicio del trabajo, el que asignó puntajes de acuerdo a la intensidad de ellos; fue realizada a fin de evitar la subjetividad del observador y para unificar criterios en la Cátedra.

1: Los síntomas leves correspondieron a aquellos que presentaban molestias menos de 1 h/día.

2: Los moderados a los que presentaban molestias menos de tres horas/día.

3: Intensos a los que referían molestias más de tres horas/día.

Los signos de blefaritis crónica se valoraron de acuerdo a la extensión de la afectación del borde palpebral. Leve: menos de 1/3. Moderada: menos de la mitad. Grave: más de la mitad del borde palpebral con signos de blefaritis crónica.

Las mediciones fueron realizadas por el mismo oftalmólogo al inicio y al final del estudio para eliminar las variaciones inter-observador.

Para determinar la presencia de Demodex sp, se extrajeron seis pestañas por individuo del ojo que presentaba mayores signos de blefaritis anterior y/o posterior crónica, alternando entre párpado inferior y superior, para la búsqueda del parásito. No se determinó en cuál de los párpados se encontró Demodex sp con mayor frecuencia. Una vez extraídas, las pestañas se colocaron en un portaobjeto al cual se aplicó hidróxido de potasio (KOH) al 10% para su observación directa e inmediata bajo microscopio en 40x, para la búsqueda parasitológica. Este método utilizado obtuvo mejores resultados que los utilizados con cinta adhesiva. No se realizó estudio cuantitativo para hallar el índice de infestación (a/p).

Para cultivo bacteriológico, se tomaron muestras del bléfaro por raspado del borde palpebral de ambos ojos con espátula de Kimura, se cultivaron en agar sangre en CO2 al 5% y en caldo tioglicolato, e incubadas a 35° C por 72 h. Para el cultivo de hongos se utilizó agar Sabouraud. Posteriormente se realizaron las pruebas bioquímicas para la identificación bacteriana y antibiogramas por los métodos microbiológicos convencionales.

Análisis estadístico

Los datos fueron analizados con el paquete estadístico Epi-Info 2002, utilizándose tanto estadística descriptiva como analítica. Se utilizaron las pruebas de χ2 y prueba t de student según correspondiera, considerando un valor de p < 0,05 como estadísticamente significativo.

Diseño de estudio

Transversal, con muestreo consecutivo.

Aspectos éticos

El protocolo de investigación fue aceptado por el Comité de Ética del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Salud (IICS). Los pacientes que participaron del estudio, firmaron su consentimiento por escrito. Tanto la consulta, los estudios y los resultados entregados a los pacientes, fueron gratuitos.

Resultados

Fueron estudiados 28 pacientes con blefaritis crónica. La edad promedio fue de 38,0 ± 13,5 años (rango: 17-87 años) y el sexo femenino fue más frecuente (64%).

Se observó la presencia de Demodex sp en 15 pacientes (54%) (Tabla 1). Se aislaron 26 cepas bacterianas (92,9%), de los cuales la más frecuente fue Staphylococcus coagulasa negativa (81%), seguida de Staphylococcus aureus (19%). Se aisló dos especies de hongos, Candida sp y Fusarium sp, asociados a Staphylococcus coagulasa negativa, en ausencia de Demodex sp.

 

Tabla 1. Detección de Demodex sp en pacientes
con blefaritis crónica atendidos en el Consultorio
de Oftalmología del Hospital de Clínicas. Asunción,
Paraguay. Marzo 2007-julio 2008 (n: 28)

 

De los 15 pacientes en los que se detectó Demodex sp, en 14 pacientes (93,3%) también se aislaron bacterias, que correspondieron 11 (52,4%) a Staphylococcus coagulasa negativa y tres (21%) a Staphylococcus aureus

No se observaron diferencias significativas en las características socio-demográficas entre pacientes con blefaritis crónica con y sin Demodex sp (Tabla 2).

 

Tabla 2. Características socio-demográficas de pacientes con blefaritis
crónica con y sin Demodex sp. Consultorio de Oftalmología del Hospital
de Clínicas. Asunción, Paraguay. Marzo 2007-julio 2008 (n: 28)

 

En la Tabla 3, se presenta la frecuencia de antecedentes patológicos de los pacientes con blefaritis crónica, con y sin Demodex sp. Rosácea fue la co-morbilidad prevalente (14,3%), seguido de alergia (10,7%). No se observaron diferencias significativas en la frecuencia de Demodex sp de acuerdo a la presencia de enfermedades sistémicas ni dermatológicas.

 

Tabla 3. Antecedentes patológicos entre pacientes con blefaritis crónica
con y sin Demodex sp. Consultorio de Oftalmología del Hospital de Clínicas.
Asunción, Paraguay. Marzo 2007-julio 2008 (n: 28)

 

Los signos y síntomas más frecuentes fueron ardor e hipertrofia papilar, tanto el grupo de pacientes con Demodex sp como sin él. No se observaron diferencias significativas de signos y síntomas entre los pacientes con blefaritis crónica, con y sin Demodex sp. Tampoco se observó diferencias entre los dos grupos de pacientes en el puntaje total promedio de la valoración de los signos y síntomas.

La frecuencia de aislamiento de bacterias no fue significativamente diferente entre los pacientes con y sin Demodex sp (93,3 versus 92,3%); el aislamiento de Staphylococcus coagulasa negativa fue similar en ambos grupos.

De los 21 Staphylococcus coagulasa negativa encontrados, 10/21 (48%) fueron resistentes a meticilina, 8/21 (38%) a tobramicina, 7/21 (33,3%) a cotrimoxazol, y 5/21 (24%) a ciprofloxacina y a eritromicina. Todas la cepas de S. aureus, presentaron sensibilidad a meticilina, cotrimoxazol, tobramicina y ciprofloxacina.

Discusión

La blefaritis crónica es un problema mundial de salud pública, debido a su alta prevalencia, cronicidad y la dificultad de su tratamiento. La recurrencia es muy alta y los tratamientos son generalmente de por vida. El papel de la microbiota ocular aún no está bien establecido. Son necesarias investigaciones que estudien las microbiotas oculares en forma continua de manera a añadir información valiosa en el tratamiento y prevención de la blefaritis humana.

Diversos investigadores han analizado la microbiota ocular, identificando especies del género Propionibacterium, Staphylococcus spp, Acinetobacter sp, y Corynebacterium sp como los microorganismos más frecuentes de la conjuntiva o párpados con blefaritis14-17. En el presente estudio, fueron identificadas sólo especies de estafilococos, encontrándose en mayor proporción Staphylococcus coagulasa negativa (75%), tanto en pacientes con y sin Demodex. La distinta proporción relativa de microbiota ocular en pacientes con blefaritis crónica ha sido descrita por otros autores18-20, sugiriendo que estas diferencias, en especial, referidas a la cantidad de Propionibacterium sp y Staphylococcus spp, podrían favorecer la ocurrencia de blefaritis. Groden y cols.21, demostraron que especies de Propionibacterium, Corynebacterium, Staphylococcus, y Acinetobacter fueron los aislados más comunes de todos los párpados, pero Staphylococcus y Propionibacterium, fueron aislados en mayores cantidades desde párpados con blefaritis. Kulaçoğlu y cols.16, encontraron una mezcla de microflora de piel, incluyendo P. acnes, en pacientes con blefaritis y controles normales, pero no se encontraron Staphylococcus y otras de piel, como Prevotella y Bacteroides, en los controles sanos.

En un estudio efectuado por Lee y cols.27, se compararon la microbiota ocular entre personas con y sin blefaritis utilizando métodos moleculares; los autores concluyeron que alguna microbiota ocular sí podría contribuir a la infección y la prevención de la blefaritis humana. El estudio demostró que muchas bacterias conocidas como patógenos de la superficie ocular se identificaron con alta frecuencia en muestras oculares, independientemente de la aparición de la blefaritis, como se había reportado anteriormente28-30, pero la composición de la microbiota era diferente de acuerdo a la presencia o no blefaritis.

Todos estos resultados sugieren que el equilibrio o el crecimiento de comensales entre la microbiota ocular podrían ser importantes para la prevención de la blefaritis, porque la salud ocular y blefaritis pueden depender de la interacción entre el ojo y la comunidad microbiana ocular.

Con respecto a la participación de parásitos, Demodex sp es el ectoparásito más común en la piel humana, fácilmente encontrado, en especial en los folículos pilosos de los parpados, pequeñas glándulas sebáceas pilosas, glándulas de Meibomio, la cara y el conducto auditivo externo, donde la excreción activa de sebo proporciona un hábitat favorable para su crecimiento1-22. La prevalencia de 54% en nuestra casuística de Demodex sp coincide con otros estudios23-24. Un estudio realizado en Chile, por Rivera N y cols.11, investigó el índice de infestación por Demodex spp en pacientes con blefaritis crónica y otras afecciones oculares, obteniendo también 54% de presencia del parásito; en esa ocasión, la especie más frecuentemente identificada fue D. foliculorum.

Algunos estudios han encontrado que Demodex sp o asociado a Bacillus sp pueden contribuir a la aparición de blefaritis25,26. Sin embargo, el estudio efectuado por Se Hee Lee y cols.27, no demostró una correlación clara en la incidencia de Demodex sp con la microbiota ocular, aunque el tamaño de la muestra era demasiado pequeño para permitir una comparación estadística.

Si bien se ha comprobado que Demodex sp se encuentra con mucha frecuencia en pacientes con blefaritis, su papel patogénico en esta patología es aún controversial. Existen pacientes con blefaritis en los cuales no se observa la presencia del parásito. No se puede discernir si la población de ácaros es responsable de producir la blefaritis o es una consecuencia de múltiples alteraciones que se producen en esta enfermedad sobre el párpado y las pestañas5. Es factible que el hallazgo frecuente de Demodex sp en pacientes con blefaritis no refleje la causa de su aparición, sino más bien sea una consecuencia de la blefaritis, porque la secreción continua de sebo causada por la blefaritis puede proporcionar condiciones favorables para los ácaros. Para establecer que Demodex sp pueda empeorar los síntomas de la blefaritis, se requieren investigaciones adicionales.

La infestación de Demodex sp tiene una distribución global sin preferencia de raza, pero es predominante en mujeres y aumenta con la edad. El 64% de nuestros pacientes era del sexo femenino; algunos autores atribuyen la predilección por el sexo femenino al uso de cosméticos1,4. Según varios estudios22,31, la infestación por Demodex sp está relacionada directamente conforme avanza la edad; la población en este trabajo es relativamente joven con una media de edad de 38 ± 13,5; el 61% tenía menos de 40 años, y probablemente sea la causa por la cual no se pudo demostrar asociación entre mayor edad y presencia de Demodex, además del tamaño pequeño de la muestra.

Como se señalara antes, el papel de Demodex sp es controversial y se necesitarán más estudios inclusive por técnicas de biología molecular-RPC- a fin de determinar el papel exacto de la presencia de Demodex en blefaritis crónica; si acaso es el agente causante de la blefaritis crónica o solamente un vector de microorganismos que desencadenan este proceso.

Estos resultados, proponen a los oftalmólogos, la búsqueda de Demodex sp, en los casos en que la blefaritis es resistente a los tratamientos habituales y si la clínica lo requiera, debido a la sencillez de la metodología de diagnóstico.

Agradecimientos. A la Fundación Georg Hannelore Zimmermann, Munich, Alemania por el apoyo obtenido.

 

Referencias bibliográficas

1.- Gao Y Y, Di Pascuale M A, Li W, Liu D T, Baradaran-Rafii A, Elizondo A, et al. High prevalence of Demodex in eyelashes with cylindrical dandruff. Invest Ophthalmol Vis Sci 2005; 46 (9): 3089-94.         [ Links ]

2.- Lacey N, Kavanagh K, Tseng S C. Under the lash: Demodex mites in human diseases. Biochem (Lond) 2009; 31(4): 2-6.         [ Links ]

3.- Akdeniz S, Bahceci M, Tuzcu A K, Harman M, Alp S, Bahceci S. Is Demodex folliculorum larger in diabetic patients? J Eur Acad Dermatol Venereol 2002; 16 (5): 539-41.         [ Links ]

4.- Erbagci Z, Erbagci I, Erkiliç S. High incidence of demodicidosis in eyelid basal cell carcinomas. Int J Dermatol 2003; 42 (7): 567-71.         [ Links ]

5.- Karincaoglu Y, Bayram N, Aycan O, Esrefoglu M. The clinical importance of Demodex folliculorum presenting with nonspecific facial signs and symptoms. J Dermatol 2004; 31 (8): 618-26.         [ Links ]

6.- McCulley J P, Shine W E. Changing concepts in the diagnosis and management of blepharitis. Cornea 2000; 19 (5): 650-8.         [ Links ]

7.- Bevins C L, Liu F T. Rosacea: skin innate immunity gone away? Nat Med. 2007;13 (8): 904-6. Comment on Nat Med 2007; 13 (8): 975-80.         [ Links ]

8.- Gao Y Y, Di Pascuale M A, Elizondo A, Tseng S C. Clinical treatment of ocular demodecosis by lid scrub with tea tree oil. Cornea 2007; 26 (2): 136-43.         [ Links ]

9.- Lacey N, Delaney S, Kavanagh K, Powel F C. Mite-related bacterial antigens stimulate inflammatory cells in rosacea. Br J Dermatol 2007; 157: 474-81.         [ Links ]

10.- Li J, O'Reilly N, Sheha H, Katz R, Raju V K, Kavanagh K, et al. Correlation between ocular Demodex infestation and serum immunoreactivity to Bacillus proteins in patients with facial rosacea. Ophthalmology. 2010; 117: 870-7.         [ Links ]

11.- Rivera N, Molina P, Torres A. Determinación de índice de infestación por Demodex spp, en pacientes con blefaritis crónica y en pacientes sin otra patología ocular. Rev Chilena Infectol 2013; 30 (5): 494-501.         [ Links ]

12.- Post C F, Juhlin E. Demodex folliculorum and blepharitis. Arch Dermat 1965; 92: 542-4.         [ Links ]

13.- Madeira N G, Sogava M I. Prevalencia de Demodex folliculorum e Demodex brevis em uma amostra da popoulacao de Botocatu, Sao Paolo, Brasil. Rev Soc Bras Med Trop 1993; 26 (4): 221-4.         [ Links ]

14.- Ta C N, Shine W E, McCulley J P, Pandya A, Trattler W, Norbury J W. Effects of minocycline on the ocular flora of patients with acne rosacea or seborrheic blepharitis. Cornea 2003; 22: 545-8.         [ Links ]

15.- Suzuki T, Sano Y, Sasaki O, Kinoshita S. Ocular surface inflammation induced by Propionibacterium acnes. Cornea 2002; 21: 812-7.         [ Links ]

16.- Kulaçoğlu D N, Özbek A, Uslu H, Fiah N F, Güllülü G, Koçer I, et al. Comparative lid flora in anterior blepharitis. Turk J Med Sci 2001; 31: 359-63.         [ Links ]

17.- Basta-Juzbasi'c A, Subi'c JS, Ljubojevi'c S. Demodex folliculorum in development of dermatitis rosaceiformis steroidica and rosacea-related disease. Clin Dermatol 2002; 20: 135-40.         [ Links ]

18.- Holzchuh F G, Hida R Y, Moscovici B K, Villa Albers M B, Santo R M, Kara-José N, et al. Clinical treatment of ocular Demodex folliculorum by systemic ivermectin. Am J Ophthalmol. 2011; 151: 1030-4.         [ Links ]

19.- Norn M S. Incidence of Demodex foliculorum on skin of lids nose. Acta Ophthalmol (Copenh) 1982; 60: 585-93.         [ Links ]

20.- Vasallo F, Martin-Rabadán P. Eyelash mite infestation. Enferm Infecc Microbiol Clin 1995; 13: 121-2        [ Links ]

21.- Groden L R, Murphy B, Rodnite J, Genvert G I. Lid flora in blepharitis. Cornea 1991; 10: 50-3.         [ Links ]

22.- Ching-Wong J, Niño A, Ruiz N, Naranjo R. Prevalencia de Demodecosis en pacientes con blefaroconjuntivitis crónica multitratada. Rev Mex Oftalmol 2006; 80 (2): 61-3.         [ Links ]

23.- Castañeda N, Tovilla A, Tovilla J, Muñoz S. Prevalencia de Demodex folliculorum en pacientes con blefaritis crónica. Rev Mex Oftalmol 2001; 75 (4): 140-4.         [ Links ]

24.- Sedeño I, Novoa E, Padrón V, García F, San Martín F. Blefaritis por Demodex folliculorum. Diagnóstico y tratamiento. Rev Cubana Oftalmol 2006; 19 (1): 1-5.         [ Links ]

25.- Kim J T, Lee S H, Chun Y S, Kim J C. Tear cytokines and chemokines in patients with Demodex blepharitis. Citokines 2011; 53: 94-9.         [ Links ]

26.- Szkaradkiewicz A, Chudzicka-Strugala I, Karpi'nski TM, Goślińska-Pawlowska O, Tułecka T, Chudzicki W, et al. Bacillus oleronius and Demodex mite infestation in patients with chronic blepharitis Clin Microbiol Infect 2012; 18 (10): 1020-5. doi: 10.1111/j.1469-0691.2011.03704.x. Epub 2011 Nov 24        [ Links ]

27.- Lee S H, Oh D H, Jung J Y, Kim J C, Jeon C O. Comparative ocular microbial communities in humans with and without blepharitis. Invest Ophthalmol Vis Sci 2012; 53 (9).         [ Links ]

28.- Hay R. Demodex and skin infection: fact or fiction. Curr Opin Infect Dis 2010; 23: 103-5.         [ Links ]

29.- Dong Q, Brulc J M, Iovieno A, Bates B, Garoutte A, Miller D, et al. Diversity of bacteria at healthy human conjunctiva. Invest Ophthalmol Vis Sci 2011; 52: 5408-13.         [ Links ]

30.- Schabereiter-Gurtner C S. Maca S, Rolleke K, Nigl J, Lukas A, Hirschl W, et al. 16S rDNA based identification of bacteria from conjunctival swabs by PCR and DGGE fingerprinting. Invest Ophthalmol Vis Sci 2001; 42: 1164-71.         [ Links ]

31.- Rodríguez A E, Ferrer C, Alió J L. Chronic blepharitis and Demodex. Arch Soc Esp Oftalmol 2005; 80 (11): 635-42.         [ Links ]

 


Recibido: 27 de mayo de 2014
Aceptado:
29 de septiembre de
2014

Correspondencia a: Florentina Laspina Escurra nenalaspina@gmail.com microbiologia@iics.una.py

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons