SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.33 número6Brucelosis: zoonosis de importancia en MéxicoInfección por virus del Zika en el embarazo, impacto fetal y neonatal índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de infectología

versión impresa ISSN 0716-1018

Rev. chil. infectol. vol.33 no.6 Santiago dic. 2016

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182016000600008 

Retrato Microbiológico

 

Arcobacter butzleri

Arcobacter butzleri

 


 

Figura 1. Arcobacter butzleri Gram (800 X).

 

Figura 2. Arcobacter butzleri. Microscopia de barrido.

 

Figura 3. Arcobacter butzleri. Colonias en agar sangre.

 

El género Arcobacter, al igual que Campylobacter y Sulfurospirillum, pertenece a la familia Campylobacteraceae. Algunas de sus especies, en especial Arcobacter butzleri, han sido consideradas como enteropatógenos emergentes y potenciales agentes zoonóticos.

El género Arcobacter comprende 22 especies (http://www.bacterio.net/arcobacter.html). De ellas, cuatro -Arcobacter butzleri, A. cryaerophilus, A. skirrowii y A. thereius- han sido aisladas de cuadros infecciosos del ser humano, particularmente de cuados entéricos, siendo A. butzleri la especie más frecuentemente aislada, tanto de procesos infecciosos, como de reservorios, de muestras ambientales y de alimentos de origen animal.

A. butzleri es un bacilo gramnegativo, no esporulado, de morfología ligeramente curva, helicoidal o en forma de S itálica que mide entre 0,2 y 0,4 pm de ancho y 1 a 3,0 pm de largo. Presenta una motilidad característica con giros sobre su propio eje, descrita como "en sacacorchos". Crece bien, a temperatura óptima de 25 a 30° C, en medios con sangre, formando colonias no pigmentadas, redondas, convexas y de bordes netos, traslúcidas o de un ligero tinte blanquecino o grisáceo. La identificación fenotípica de A. butzleri es dificultosa debido a su escasa actividad metabólica y las pocas pruebas que se pueden utilizar, a su vez, no dan resultados bien definidos y pueden conducir a resultados erróneos. Por ello, se prefiere utilizar la identificación molecular mediante pruebas de RPC, tanto para determinar género como especie.

Existe consenso que para aislar A. butzleri se requiere como paso inicial un período de enriquecimiento de 24 a 48 h en un caldo conteniendo antimicrobianos y sangre, con posterior resiembra a un medio selectivo. La incubación es de hasta 72 h, entre 25 y 30° C y puede hacerse tanto en aerobiosis como en microaerofilia.

Diferentes técnicas han sido utilizadas para establecer su comportamiento frente a los antimicrobianos; como aún no existe un método estandarizado y tampoco se cuenta con puntos de corte, se han utilizado como referencia aquellos propuestos por el CLSI y EUCAST para Campylobacter u otros patógenos intestinales.

Inicialmente, A. butzleri fue aislado del tracto intestinal de diferentes especies animales y de muestras humanas. En bovinos y porcinos puede asociarse a aborto, mastitis y diarrea. En el ser humano, la infección intestinal causada por esta bacteria se caracteriza por ser una diarrea acuosa con dolor abdominal, náuseas y vómitos y, en ocasiones, puede haber fiebre, lo cual contrasta con la diarrea sanguinolenta asociada a C. jejuni. El mecanismo por el cual produce diarrea no está bien dilucidado. No obstante, se ha descrito que tiene capacidad de adherencia y de invasión al epitelio. A. butzleri tiene potencial para invadir otras partes del organismo, ya que se ha aislado de pacientes con cirrosis hepática, apendicitis gangrenosa aguda y bacteriemia. Se ha asociado también a diarrea crónica y a casos de diarrea del viajero. Además, se aísla frecuentemente del intestino de animales sanos, principalmente de aves silvestres y de animales de granja, lo que sugiere que éstos son reservorios de A. butzleri.

Arcobacter butzleri se ha ido perfilando cada vez más como un importante agente de diarrea en humanos, reconociéndose como potenciales rutas de infección el consumo y manipulación de alimentos de origen animal como también la ingesta de agua no tratada, haciéndose necesario implementar las metodologías diagnósticas para su aislamiento y susceptibilidad in vitro.

 

Referencias bibliográficas

1.- Fernández H, Krause S, Villanueva MP. Arcobacter butzleri an emerging enteropathogen: communication of two cases with chronic diarrhea. Braz J Microbiol 2004; 35: 216-8.         [ Links ]

2.- Collado L, Figueras M J. Taxonomy, epidemiology, and clinical relevance of the genus Arcobacter. Clin Microbiol Rev 2011; 24: 174-92.         [ Links ]

3.- Medina G, Flores-Martin S, Fonseca B, Otth C, Fernández H. Mechanisms associated with phagocytosis of Arcobacter butzleri by Acanthamoeba castellanii. Parasitol Res 2014; 113: 1933-42.         [ Links ]

4.- Fernández H, Villanueva MP, Mansilla I, Gonzalez M, Latif F. Arcobacter butzleri and A. cryaerophilus in human, animals and food sources, in southern Chile. Braz J Microbiol 2015; 46: 145-7.         [ Links ]

 

Heriberto Fernández1, Andrea Jaramillo2
1
Instituto de Microbiología Clínica, Universidad Austral de Chile. Valdivia Chile.
2Departamento de Ciencias de la Salud, Universidad Técnica Particular de Loja. Loja, Ecuador

Correspondencia a:
Heriberto Fernández J.
hfernand@uach.cl

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons