SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.35 número6Redes sociales y SaludEvaluación de la densidad mineral ósea en niños con infección vertical por VIH índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de infectología

versión impresa ISSN 0716-1018

Rev. chil. infectol. vol.35 no.6 Santiago  2018

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182018000600631 

Academia

Discurso de recepción a la Academia Chilena de Medicina de la Dra. María Elena Santolaya de Pablo: Diciembre, 12, 2018

Reception speech to the Chilean Academy of Medicine of Dr. María Elena Santolaya de Pablo

María Eugenia Pinto1 

1Academia Chilena de Medicina

Sr. Presidente del la Academia, Señores Secretario Académico y Tesorero, Dra. Santolaya, Autoridades de Salud y Autoridades Académicas, Srs. Académicos, Familiares y amigos de la Dra. Santolaya:

En primer lugar quisiera expresar la enorme satisfacción de decir unas palabras con ocasión de la recepción de la Dra. Santolaya. Es para mi un honor y una alegría por el gran cariño y la admiración que siento por ella.

Los padres de María Elena, don Alejandro Santolaya y la Sra. Rufina de Pablo, nacieron en España, en La Rioja y en Soria, respectivamente y llegando ellos a Chile, en diferentes momentos y por diferentes razones, el destino permite que se conozcan y se casen. Viven inicialmente en Santiago, luego Temuco, y al final se radican en Rancagua donde forman una familia de seis hijos siendo María Elena la hija menor, única mujer, luego de cinco hermanos hombres.

María Elena estudia en el Colegio del Sagrado Corazón de Rancagua, donde termina con gran éxito y egresa, ya orientada a la Carrera de Medicina, lo que significó para ella trasladarse a Santiago, separarse de su familia e instalarse en una pensión universitaria durante los tres primeros años de la carrera.

Ingresa a la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile donde realiza toda su formación titulándose como médico-cirujano. Durante los años de estudio de la carrera encuentra una gran número de amigos, pero entre ellos a alguien muy especial, Andrés Rosenblut, su futuro marido y con quien posteriormente forma una linda familia con sus hijos Macarena, Valentina y Benjamín.

Una de su hijas expresa lo que, estoy segura representa el sentimiento de sus hijos. Ella dice de María Elena: “Agradezco tu capacidad racional, tu inteligencia emocional, tu capacidad de escuchar, tu ejemplo humanitario, tus enseñanzas acerca de los más desposeídos, acerca de la labor social, acerca del trabajo de equipo, agradezco tu fortaleza, tu coraje, tu optimismo”.

Estos atributos se expresan también en el inicio y desarrollo de su vida profesional. Al finalizar el internado en el Hospital Luis Calvo Mackenna, ella expresa su interés por la Pediatría y por formarse en este hospital, lo que en definitiva ocurre. Así se inicia un camino exitoso, lleno de logros de María Elena, siempre ligada a este hospital y a su valioso equipo. Posteriormente, comienza el período de formación en Infectología Pediátrica que finaliza en 1993. Ese mismo año se incorpora al Hospital Luis Calvo Mackenna y a la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, donde desarrolla a partir de esa fecha, toda su actividad asistencial y académica, con el entusiasmo, inteligencia, ponderación y tenacidad que la caracterizan.

María Elena forma parte de un equipo de especialistas destacados y humanamente muy valiosos que ella reconoce como sus maestros y con quienes ha hecho su camino.

Quisiera mencionar las palabras de quien fue su Jefe a lo largo de muchos años: “Con María Elena hablamos del valer del ser, hablamos de la vida, de las aspiraciones, del dolor, de la felicidad, del trabajo, del humor, de la vida. En su trabajo se ve patente aquello de que la felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace y ella lo hace a través de los ojos de los niños”.

Durante los años de su vida académica y asistencial, María Elena desempeñó, desde muy temprano, cargos de alta responsabilidad.

Impulsada por el Dr. Antonio Banfi, participó en 1997 en la creación y puesta en marcha del Centro de Investigación Clínica del Hospital Dr. Luis Calvo Mackenna-Facultad de Medicina Universidad de Chile, con un fuerte componente de integración básico-clínico. Su creación ha tenido un importante impacto en los estudiantes en formación, por el impulso que ha dado a la investigación en un hospital público.

Luego, entre los años 1997 y 2002, es integrante y luego Presidenta del Comité de Ética Clínica del Hospital Luis Calvo Mackenna y en el mismo período Presidenta del Comité Científico Pediátrico del Servicio de Salud Metropolitano Oriente.

Entre los años 2005 y 2014 ejerce como Jefe de la Unidad de Infectología del Hospital Dr. Luis Calvo Mackenna y es elegida y reelegida hasta 2014 Directora de Departamento Pediatría Campus Oriente, Facultad de Medicina, Universidad de Chile.

En el año 2009 llega al tope de su carrera académica siendo nombrada Profesora Titular de Pediatría, lo que ella valora profundamente por el compromiso con la Universidad que ello implica.

Con todo el bagaje de su experiencia de lider y de investigadora, en el año 2013, María Elena es nombrada Directora Programa de Doctorado en Ciencias Médicas asociado a Especialidad Clínica de la Facultad Medicina, Universidad de Chile, cargo que sigue ejerciendo hasta la fecha, imprimiéndole al programa un gran dinamismo y dándole muchas satisfacciones a la Facultad, sus estudiantes y a ella misma.

En el año 2014, habiendo sido electo el nuevo Decano, María Elena se integra al equipo directivo como Directora de la Escuela de Postgrado de la Facultad de Medicina, por un período de 4 años, que ella reconoce como una experiencia transformadora. En su desempeño tiene grandes logros, por el liderazgo ya mencionado, por su capacidad de articular grupos de trabajo, por su trabajo respetuoso, armónico y a la vez firme en sus argumentos y convicciones.

Por su reconocida capacidad de investigadora, entre los años 2002 y 2007 es nombrada en FONDECYT como miembro estable y coordinadora del grupo de Estudios en Ciencias Médicas y, desde enero 2014 y hasta a la fecha, es Miembro del Consejo Superior de Ciencias y Tecnología de CONICYT-FONDECYT.

Su vida como investigadora ha sido notable a través de una línea de investigación sostenida por más de 15 años y que se refiere a las infecciones en pacientes pediátricos inmunocomprometidos, especialmente caracterizados por neutropenia y fiebre, y cuyos resultados le han permitido obtener numerosos premios y reconocimientos. Estos hallazgos han significado valiosos y relevantes aportes a los protocolos del Ministerio de Salud para el manejo de los niños con cáncer.

Entre 1994 y 1995, recién ingresada al Hospital Luis Calvo Mackenna, desarrolla el estudio “Manejo selectivo de los episodios de neutropenia febril en niños con cáncer” que recibe el Premio Dr. José Baeza al mejor trabajo del Departamento de Pediatría.

En 1996-1997 inicia un proyecto de gran relevancia, sobre el estudio “Definición de distintos grupos de riesgo de infección bacteriana invasora en episodios de neutropenia febril en niños con cáncer”. Se trató de un estudio multicéntrico que incluía cinco hospitales del Programa Infantil Nacional de Drogas Antineoplásicas (PINDA) y cuatro departamentos de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. Este estudio obtiene el Premio en Investigación de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica (SLIPE).

Desde el año 2000, María Elena ha obtenido cinco proyectos FONDECYT, en todos ellos como investigadora principal y en la misma línea, considerando desde el manejo selectivo de episodios infecciosos hasta biomarcadores genéticos y sistémicos de ocurrencia y gravedad. Todos estos proyectos son metacéntricos, en seis hospitales de la red PINDA de la Región Metropolitana y los departamentos de Pediatría de los cinco campus de la Universidad de Chile.

Además, de los FONDECYT regulares se han derivado tutorías en proyectos de investigación de numerosos estudiantes en programas de la Facultad de Medicina.

Actualmente, al volver a su hospital, después de finalizar un exitoso período en la Escuela de Postgrado, ella ha obtenido financiamiento FONDEF 2019-2021 para el estudio “Plataforma informática basada en Machine Learning para mejorar el manejo de las infecciones en niños con cáncer”. Es un proyecto de gran importancia que incluye a la Facultad de Medicina y la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas.

María Elena es un referente internacional en el tema de Infectología en niños inmunocomprometidos y es una conferencista invitada en Congresos mundiales de la especialidad, en forma interrumpida, desde el 2002 a la fecha, a países como Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador y México, en Latinoamérica, Alemania, Australia, Polonia y Tailandia, en otras latitudes.

Desde 1998 tiene participación en cinco Sociedades Científicas nacionales, latinoamericanas, panamericanas y mundiales.

Fue una muy destacada Presidenta de la Sociedad Chilena de Infectología en el período 2001-2003 y Presidenta del Comité de Infecciones en Niños Inmunocomprometidos de SLIPE por tres períodos.

También junto a los Drs. Luis Thompson, Ricardo Rabagliati y Dona Benadof, iniciaron en el año 2011 y han liderado la Red de Micología Médica, integrada por 70 infectólogos, microbiólogos clínicos y tecnólogos médicos de 26 hospitales del país. Se han elaborado valiosas guías clínicas para el diagnóstico y manejo de las infecciones por hongos en el medio nacional.

Por sus brillantes aportes a la investigación, María Elena ha recibido 17 distinciones en congresos y de sociedades científicas, entre ellas:

    –. 4 reconocimientos como Mejor Línea de Investigación.

    –. 7 reconocimientos como Mejor Trabajo Científico.

Recibió el Premio Sociedad Chilena Medicina Interna al mejor trabajo científico hecho en Chile y publicado en una revista internacional durante 1994, fecha en la cual ella estaba recién iniciando su carrera académica.

Y se hace acreedora al Premio a la Investigación Médica 2016, otorgado por la Academia Chilena de Medicina, el que ella atesora en forma muy especial.

Ha realizado 74 publicaciones en revistas, 39 en revistas nacionales y 35 en revistas internacionales.

Es demás autora de 19 capítulos de libros, todos en su línea de investigación o relacionados.

María Elena ha mostrado su liderazgo y el impacto del trabajo realizado con el equipo de investigación, se ha traducido en la elaboración de dos consensos sobre el manejo de los episodios de neutropenia febril en niños con cáncer: el Consenso Latinoamericano (Revista Chilena de Infectología 2011) y el Consenso Internacional (Journal of Clinical Oncology 2012).

A lo largo de su vida, María Elena reconoce la huella que han dejado en ella quienes son sus amigos de infancia en Rancagua, del colegio, de la Universidad, de la Medicina y de la vida. Ellos, junto a su querida familia, le han entregado la fortaleza, el entusiasmo, el apoyo y los grandes afectos que han sido un soporte en los avatares del camino.

María Elena ha tenido una brillante carrera, ha mostrado su tenacidad e inteligencia, su ponderación, su palabra certera, su mesura, su opinión bien fundada y su elevado compromiso en el área pública al servicio de los más necesitados.

Quisiera leer las palabras de una amiga que ha compartido su camino asistencial y académico: “Tu vida ha sido un compromiso con tu trabajo a escala humana, con las personas en el centro, mirando de frente, lo que genera vínculos, escuchando, aceptando, considerando. Ha sido un largo y esforzado camino plasmado en obras tangibles. Has caminado a paso firme, sin miedo de lo que te toca y has visto todo lo grande con que te ha premiado la vida. Has buscado espacios para el desarrollo personal y para proteger a tu querida familia”

Para finalizar esta sesión, quisiera expresar que estoy segura que personas muy especiales para María Elena, que ya partieron, habrían querido estar con nosotros: sus padres, sus suegros, su amigo Benjamín y su hermano José Antonio. No me cabe duda de que ellos hoy están aquí.

María Elena, con mucho cariño y orgullo te damos la bienvenida a la Academia Chilena de Medicina!!!

Creative Commons License This is an Open Access article distributed under the terms of the Creative Commons Attribution Non-Commercial License, which permits unrestricted non-commercial use, distribution, and reproduction in any medium, provided the original work is properly cited.