SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.35 issue6Reliability, precision or reproducibility of the measurements. Methods of assessment, utility and applications in clinical practiceScrub typhus, an emerging infectious disease in Chile author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Revista chilena de infectología

Print version ISSN 0716-1018

Rev. chil. infectol. vol.35 no.6 Santiago  2018

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182018000600689 

Punto de Vista

Impacto en las redes sociales ante aviso de un caso de enfermedad de Hansen en un inmigrante Chile

Impact on social networks after announcement of a case of Hansen's disease in an immigrant in Chile

Tomás Lawrence1 

Joselyn Gatica1 

Ignacio Loyola1 

Alberto Fica2  3 

1Fundación Interpreta. Santiago, Chile

2Hospital Base de Valdivia. Valdivia, Chile

3Universidad Austral de Chile. Valdivia, Chile

Resumen

Introducción:

La enfermedad de Hansen (EH) es una enfermedad curable, poco transmisible, sin necesidad de segregación ni aviso público. La divulgación de un caso de EH en un inmigrante por un funcionario público, permitió medir su impacto en redes sociales (RS) en Chile, un país sin casos endémicos.

Objetivo:

Medir el impacto y tono de las menciones en RS en Chile que tuvo la divulgación de un caso importado.

Métodos:

Estudio desde −21 a +21 días de la noticia, con análisis de menciones en RS en Chile a través de un programa computacional. Asignación del tono de las menciones en tres categorías: positiva (Pos), neutra (N) o negativa (Neg) y cálculo de sentimiento neto (SN).

Resultados:

El día de la divulgación, las menciones sobre migrantes se concentraron en la EH (45%) y el tono mostró una distribución casi equitativa entre tonos Pos y Neg. Sin embargo, predominó el SN negativo el primer día y luego osciló dinámicamente mostrando valores negativos en al menos tres fechas diferentes.

Conclusiones:

La divulgación de un caso de EH en un inmigrante en Chile acaparó los comentarios sobre migrantes hacia esta enfermedad, observándose una fracción relevante de comentarios de tono negativo en las RS. Debido a que no hay una justificación sanitaria para divulgar la EH, el impacto negativo pudo haberse evitado. El análisis de las RS es una herramienta útil para conocer el impacto de las enfermedades infecciosas en la opinión pública.

Palabras clave: Enfermedad de Hansen; medios sociales; redes sociales; estigma social; emigrantes e inmigrantes

ABSTRACT

Background:

Hansen's disease (HD) is a curable disease of low transmissibility which doesn't need social segregation or public notice. The announcement of a HD case in an immigrant by a governmental medical employee allowed to evaluate its impact within social networks (SN) in Chile, a country without endemic cases.

Aim:

To measure the impact and tone of mentions within SN after the announcement of an imported case.

Methods:

Mention analysis from −21 to +21 days of the notice using commercial software. Mentions were assigned to a positive, neutral or negative tone and net feeling calculated according to established formula.

Results:

The day of the announcement immigrant mentions concentrated on HD (45%) and tone was distributed almost equally between positive and negative mentions but net feeling analysis indicated predominance of negative values the first day and a dynamic oscillation thereafter. A net negative feeling was registered at least during 3 different dates.

Conclusions:

Announcement of a HD case hoarded immigrant mentions towards this disease with a significant fraction of negative comments within SN. Because, there is no public health justification to divulgate this disease, this negative impact generated by an official clerk, could has been avoided. Analysis of SN is a useful tool to explore an infectious disease impact on public opinion.

Keywords: Hansen's disease; social media; social networking; social stigma; emigrants and immigrants

Introducción

Desde épocas remotas, varias enfermedades infecciosas han generado diferentes respuestas sociales tales como miedo o pánico, rechazo, estigmatización, segregación, exilio, exclusión social u homicidio. El temor al contagio, padecimiento y/o muerte, junto a la ausencia de medidas preventivas o de tratamiento eficaces por el desconocimiento de los microorganismos causales, facilitaron estas respuestas en los albores de la humanidad y hasta gran parte del siglo XX. La lista de enfermedades involucradas en estos escenarios, en mayor o menor medida, incluyen la lepra, sífilis, tuberculosis, peste bubónica, meningitis meningocócica, SIDA y más recientemente la pandemia de influenza el 2009 y el brote de Ébola en África occidental el 2014. En ocasiones, la solidaridad, el auto-sacrificio, el voluntariado o las donaciones, han marcado un contrapunto en estos escenarios.

De este grupo, la lepra o enfermedad de Hansen (EH) es una de las enfermedades más conocidas y es asociada a contagio y deformidad. Es decir, el que padece la enfermedad se hace reconocible socialmente y además, según la creencia popular, representa un riesgo que debe ser evitado. La desmitificación de esta percepción sólo empieza cuando se abandonan los leprosarios como estrategia de prevención de la transmisión en los años 70 al comprender la ciencia médica que la quimioterapia desarrollada progresivamente desde los años 40 y las mejores condiciones de vida de la población en cuanto a vivienda y hacinamiento durante el siglo XX, permiten la reducción del contagio, la curación de la enfermedad y la reinserción de los pacientes en la sociedad. Sin embargo, estas décadas de avance, resultan ínfimas contra milenios de creencias y muchas veces la respuesta social aparece divorciada del buen pronóstico que tiene actualmente la enfermedad, de su declinación progresiva en el mundo y de su curación.

La transmisión de la EH requiere un contacto prolongado y cercano y sólo se consideran en tal grupo, aquellas personas que viven al menos un mes con el paciente. Además, la sola convivencia con el paciente no implica enfermedad ya que un bajo o nulo nivel de hacinamiento, limita seriamente la posibilidad de su transmisión a través de gotas o secreciones respiratorias del agente infeccioso Mycobacterium leprae. Estas gotas o secreciones densas no permanecen en suspensión, por lo que se requiere de una corta distancia para posibilitar esta transmisión que se estima en un metro o menos respecto a otra persona. Además, el contagio tampoco asegura enfermedad ya que no todos los contactos estrechos desarrollan la EH, participando otros factores en tal susceptibilidad, como, por ejemplo, algunos de índole genético.

Los avances en el control de la EH con una declinación progresiva en el mundo, sin la necesidad actual de leprosarios y con la existencia de un tratamiento antimicrobiano que asegura en la mayor parte de los casos su curación, ha hecho que esta enfermedad no represente un riesgo epidemiológico y, por lo tanto, la mera comunicación de su existencia a la población, no tiene razón sanitaria alguna. Que se notifique a la población de algún caso por los medios de prensa por algún integrante del equipo de salud, sea público o privado, no obedece por lo tanto ni a una norma técnica ni a una necesidad estratégica ni preparatoria.

Las migraciones humanas o viajes han hecho que las enfermedades se desplacen de sus sitios habituales y afecten a seres humanos en otras latitudes. Ello ha ocurrido en el pasado y seguirá ocurriendo, en algunos casos con ribetes de brotes o epidemias que deben ser advertidos, y en otros, como casos esporádicos. Ejemplos de epidemias incluyen el virus zika, virus Ébola y el síndrome respiratorio del Medio Oriente. Ejemplos de casos esporádicos están representados por infecciones parasitarias como la neurocisticercosis, la enfermedad de Chagas, malaria e incluso infecciones de transmisión sexual como el VIH. En algunos casos, los pacientes adquieren la enfermedad en un sitio y luego viajan o migran y ella se expresa en otra región. A veces, por donación de órganos, en otros países y en ocasiones, por transmisión silenciosa a nuevos hospederos susceptibles luego de una migración. Debido a que las migraciones y viajes han aumentado sostenidamente en el mundo, tal desplazamiento epidemiológico es inevitable. La estrategia mundial no es prohibir los viajes ni cerrar fronteras, sino que es estar preparado para tales contingencias y notificar a la población si existe un riesgo epidemiológico.

La comunidad médica observa periódicamente casos importados de diferentes enfermedades infecciosas en Chile y la EH ha sido una de ellas, con varios casos notificados a la autoridad sanitaria desde la primera década del siglo XXI. Sin embargo, y en claro contraste sobre la existencia de un paciente inmigrante haitiano con EH notificado a los medios el 31 de julio de 2017 en la Región de Los Ríos por un médico de alto rango del sector público, ninguno de los casos importados anteriores fue divulgado a la población. En este último caso, incluso se mencionó la nacionalidad, género, edad, ciudad de residencia y actividad laboral del afectado. Nunca, un paciente con una enfermedad con tanto estigma, había sido tan públicamente expuesto en los medios.

Debido a la ausencia de casos endémicos en Chile, a los temores ancestrales de la población respecto a la EH y al aviso público de la presencia de un caso en Chile, se desarrolló un experimento social natural que permite explorar si tal difusión generó comentarios negativos por su relación con un paciente de raza negra inmigrante. El aclarar tales interrogantes, es de importancia médica y social para evaluar si era realmente necesaria tal difusión por un integrante del equipo médico en relación a las respuestas que generó y para preparar formas adecuadas de comunicación en escenarios futuros que sí podrían tener una necesidad epidemiológica.

Actualmente es posible analizar mediante programas computaciones los comentarios generados en redes sociales. Estas menciones pueden ser también categorizadas respecto a su tono positivo, neutro o negativo y además se puede evaluar qué tono predomina.

Objetivo del estudio

Medir el impacto en el tono de las menciones (sentimiento positivo, negativo, neutro y sentimiento neto) en redes sociales y páginas web en Chile, que tuvo la divulgación en medios de comunicación de un caso importado de EH en un inmigrante a fines de julio de 2017 en Valdivia.

Métodos

Diseño de estudio antes-después, basado en un experimento social natural donde se notifica en una fecha puntual por un funcionario público de alto rango, la existencia de un migrante portador de una enfermedad infecciosa contagiosa de gran connotación histórica en una ciudad en Chile (Lepra; 31 de julio de 2017). Se desarrolla un análisis de conversaciones y menciones en redes sociales mediante el software Brandwatch Analytics (Brighton, Reino Unido) con asignación del tono de las menciones en tres categorías: positiva, neutra o negativa.

Características del software y período de análisis

Brandwatch Analytics es una plataforma de monitorización y análisis de redes que tiene la finalidad de crear inteligencia a partir de las conversaciones o publicaciones orgánicas que se producen online para poder tomar mejores decisiones. Esto, se hace al poder estudiar y entender la conducta sobre usuarios y medios en torno a algún estímulo comunicativo, producto, marca, persona o lugar.

La cobertura de la herramienta incluye más de 90,5 millones de sitios, incluyendo blogs, sitios de noticias, foros, reseñas, imágenes, Twitter, Facebook, Instagram y Reddit. Para este estudio se utilizó como fuente de datos Twitter, ya que el objetivo de este estudio fue identificar las opiniones aparecidas en esta red social. Es esta plataforma la que genera mayormente este tipo de contenido. La plataforma Brandwatch Analytics es un producto certificado de Twitter con cobertura total y captura en tiempo real.

La recolección de datos se realiza a través de palabras claves (keywords) que programadas en lenguaje booleano (codificando conceptos en binario 0 y 1) y usando matrices de búsqueda, entrega un conjunto de datos compuesto por menciones y autores que se refieren a un tema durante un período de estudio. Para la búsqueda de datos se utilizaron las keywords: lepra, leproso, lepr*, infectologo, contro* sanitario, lava*, limpian, se lavan, cerca a mano* o cara, contagio, propagar, infectar, enfermar, transmitir, rebrote, brote, descontrol, enfermedad, infecciones. También se buscaron titulares que contengan los siguientes términos: lepra, caso, haitian*, valdivia, infect?logo y además se siguieron los siguientes hashtags: lepra, xenofobia.

Los análisis se efectuaron desde el 10 de julio y hasta el 20 de agosto de 2017 (-21 a +21 días, siendo el día +1 el correspondiente al 31 de julio). Se incluyeron todas las menciones en Twitter que contuviesen las palabras arriba mencionadas con posterior asignación del tono en las 3 categorías mencionadas. Sólo se analizaron comentarios generados en el país.

Asignación del tono de los comentarios

Para esta fase del análisis se generaron diccionarios léxicos que permitieron identificar la intención primero del post y luego del autor. Para la construcción de los diccionarios se utilizaron distintas fuentes, primero se escogieron palabras tanto positivas como negativas de los mismos tweet, a estudiar, de manera de recoger modismos y contracciones propias de este contexto. También se utilizaron diccionarios de anteriores estudios de la Fundación Interpreta que determinan rechazo o apoyo a distintos temas.

Los resultados se presentan en forma descriptiva en diferentes gráficos evolutivos. Para el cálculo del sentimiento neto (SN), se utilizó la fórmula propuesta por los fabricantes del software: SN = [(menciones positivas - menciones negativas)/(menciones positivas + negativas)]*5. Este índice adopta valores en una escala de −5 a +5, siendo −5 un escenario correspondiente al predominio absoluto de un sentimiento negativo y +5 a uno de predominio total de menciones positivas respecto a un tema.

Resultados

Menciones sobre migrantes e impacto de la divulgación sobre el caso de EH

Los comentarios sobre migrantes de cualquier naturaleza fueron registrados antes y después de la divulgación del 31 de julio en forma episódica en la ventana de tiempo aplicada (Figura 1). El día de la aparición del tema en los medios de prensa, las menciones globales sobre migrantes aumentan discretamente respecto a lo registrado en días previos (1.874 el 27 de julio a 2.051 el 31 de julio) pero la fracción correspondiente a EH alcanza a 45% de estos comentarios, indicado un claro efecto de la noticia en las redes sociales y su asociación con migrantes. En los días siguientes se disocia la relación entre migrantes y EH. La duración de los comentarios sobre EH ocupa una semana en las redes luego de su inicio.

Figura 1 Menciones totales sobre migrantes y sobre migrantes y enfermedad de Hansen como fracción del total, antes y después de la divulgación del caso (flecha). 

Tono de las menciones sobre EH

Se analizó el tono de las menciones totales sobre EH, encontrando una distribución polar casi equitativa entre tonos positivos y negativos durante los primeros días (Figuras 2 y 3). Los comentarios de tono neutro están ausentes los primeros días y emergen con lentitud posteriormente (Figura 3). Sin embargo, la evaluación del sentimiento neto indica que este parámetro se desplaza hacia el lado negativo (< 0) y luego oscila en forma muy dinámica en las redes sociales alcanzado un claro predominio negativo durante 3 fechas (Figura 4).

Figura 2 Distribución temporal de menciones y su tono antes y después de la divulgación del caso el 31 de julio. Tono Pos: Tono positivo, Tono Neg: Tono negativo. 

Figura 3 Distribución de menciones según tono entre −1 a +4 días de la divulgación del caso. 

Figura 4 Sentimiento neto antes y después de la divulgación del caso (flecha). 

Discusión

El uso de redes sociales está siendo progresivamente usado para la detección y prevención de enfermedades infecciosas y forma parte de la inteligencia epidemiológica1. Por ejemplo en Estonia, avisos en Facebook y en buscadores Google fueron usados en forma activa para promover el tamizaje de enfermedades de transmisión sexual, incrementando el rendimiento de avisaje pasivo en páginas gays2. En Corea del Sur se han desarrollado experiencias usando palabras claves en google, twitter y blogs para detectar epidemias de influenza y del síndrome respiratorio del Medio Oriente3,4. Más aún, usando identificadores apropiados en redes sociales georeferenciadas, se puede predecir con varios días de anticipación el aumento en consultas y hospitalizaciones por causa respiratoria en una zona determinada o la actividad de dengue en un país y diferentes ciudades5,6. En una extensión más de sus potenciales aplicaciones, las redes sociales también han sido usadas para desarrollar encuestas en temas de salud, conocer actitudes frente a vacunas, efectos adversos de algunas terapias y detección de brotes luego de eventos masivos710.

A diferencia de los motores de búsqueda como google, que no permite conocer la opinión del usuario, Twitter es un canal social único puesto que los usuarios informan y discuten en mensajes de 140 caracteres (‘tweets’) sobre diversos tópicos incluyendo condiciones de salud. Esta red social es gratuita y tiene más de 190 millones de usuarios registrados en todo el mundo y procesa millones de tweets por día lo que posibilita un análisis de los sentimientos y además permite su localización geográfica6. De esta manera, la exploración sistemática de estas opiniones permite conocer el ánimo de estas opiniones y censar los comentarios del público que participa en ellos.

No tenemos conocimiento de un estudio similar sobre EH en las redes sociales y sus resultados parecen ser relevantes porque demuestran el impacto que generan las noticias o divulgaciones sobre una enfermedad infecciosa en la población y el carácter de ellas. Los datos señalan que la divulgación del caso canalizó los comentarios sobre migrantes hacia la EH, con aproximadamente una de cada dos menciones dedicadas a esta enfermedad y que, además, cerca de la mitad de estos comentarios parecieron ser de tono negativo. Así, la divulgación del caso desde un funcionario público, parece haber originado y alimentado en parte una corriente de opinión negativa sobre los migrantes que logró mantenerse por varios días en los medios y redes sociales. Es imposible saber si este fenómeno fue transitorio o ahondó sentimientos xenófobos asociada a una enfermedad infecciosa en la población, pero sí establece claramente, que los funcionarios públicos pueden generar cadenas de comentarios negativos sobre las enfermedades infecciosas.

Conclusiones

La divulgación de un caso importado de EH en un inmigrante en Chile reactivó menciones sobre la población migrante en las redes sociales y centró casi la mitad de los comentarios en esta enfermedad infecciosa. Estos comentarios ocuparon las redes sociales por cerca de una semana. El tono de los comentarios se distribuyó en forma polarizada entre menciones positivas y negativas con predominio de un sentimiento neto negativo en los primeros días. Debido a que no hay una justificación sanitaria para divulgar en forma pública la existencia de casos de EH, el impacto negativo en las redes sociales pudo haberse evitado, especialmente si se considera que fue iniciado por un funcionario público de alto rango. Se demuestra también el potencial que tiene el análisis de la dimensión pública de las enfermedades infecciosas en las redes sociales.

Financiamiento: ninguno.

Referencias bibliográficas

1.- Al-Surimi K, Khalifa M, Bahkali S, El-Metwally A, Househ M. The potential of social media and internet-based data in preventing and fighting infectious diseases: from Internet to Twitter. Adv Exp Med Biol 2017; 972: 131-9. doi: 10.1007/5584_2016_132. [ Links ]

2.- Mangine C, Kukk A, Noormets H, Jänes J, Rüütel K. Internet recruitment for sexually transmitted infection screening among men who have sex with men in Eastern Europe. Int J STD AIDS 2017; 1: 956462417722477. doi: 10.1177/0956462417722477 [ Links ]

3.- Woo H, Sung Cho H, Shim E, Lee J K, Lee K, Song G, et al. Identification of keywords from twitter and web blog posts to detect influenza epidemics in Korea. Disaster Med Public Health Prep. 2017 Jul 31: 1-8. doi: 10.1017/dmp.2017.84 [ Links ]

4.- Shin S Y, Seo D W, An J, Kwak H, Kim S H, Gwack J, et al. High correlation of Middle East respiratory syndrome spread with Google search and Twitter trends in Korea. Sci Rep 2016; 6: 32920. doi: 10.1038/srep32920 [ Links ]

5.- Hartley D M, Giannini C M, Wilson S, Frieder O, Margolis P A, Kotagal U R, et al. Coughing, sneezing, and aching online: Twitter and the volume of influenza-like illness in a pediatric hospital. PLoS One 2017; 12 (7): e0182008. doi: 10.1371/journal.pone.018200 [ Links ]

6.- Marques-Toledo C A, Degener C M, Vinhal L, Coelho G, Meira W, Codeço C T, et al. Dengue prediction by the web: Tweets are a useful tool for estimating and forecasting Dengue at country and city level. PLoS Negl Trop Dis 2017; 11 (7): e0005729. doi: 10.1371/journal.pntd.0005729. [ Links ]

7.- Guo F, Norton A R, Fuchs E L, Hirth J M, Garcia-Blanco M A, Berenson A B. Provider-patient communication about Zika during prenatal visits. Prev Med Rep 2017; 7: 26-9. DOI: 10.1016/j.pmedr.2017.05.003. [ Links ]

8.- Bahk C Y, Cumming M, Paushter L, Madoff L C, Thomson A, Brownstein J S. Publicly available online tool facilitates real-time monitoring of vaccine conversations and sentiments. Health Aff (Millwood) 2016; 35: 341-7. DOI: 10.1377/hlthaff.2015.1092. [ Links ]

9.- Adrover C, Bodnar T, Huang Z, Telenti A, Salathé M. Identifying adverse effects of HIV drug treatment and associated sentiments using twitter. JMIR Public Health Surveill 2015; 1(2): e7. DOI: 10.2196/publichealth.4488. [ Links ]

10.- Yom-Tov E, Borsa D, Cox I J, McKendry R A. Detecting disease outbreaks in mass gatherings using Internet data. J Med Internet Res 2014; 16: e154. https://doi.org/10.2196/jmir.3156. [ Links ]

Received: May 01, 2018; Accepted: September 30, 2018

Correspondencia a: Alberto Fica Cubillos albertoficacubillos@gmail.com

Conflicto de Interés: ninguno.

Creative Commons License This is an Open Access article distributed under the terms of the Creative Commons Attribution Non-Commercial License, which permits unrestricted non-commercial use, distribution, and reproduction in any medium, provided the original work is properly cited.