SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.50 issue186El encuentramientoCompositores chilenos en el país author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Revista musical chilena

Print version ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. vol.50 n.186 Santiago July 1996

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27901996018600006 

Encargo "Charles Ives" para compositores

Por quinto año consecutivo el Instituto Chileno Norteamericano de Cultura, ha notificado a un compositor chileno que ha sido encargado de presentar una obra inédita, concebida con entera libertad de medios instrumentales y técnica de composición, dentro del plazo de un año y con una recompensa de mil dólares.
       Esta iniciativa, surgida en el Comité de Música del Instituto, está dirigida a los compositores chilenos y extranjeros residentes, como una manera de estimular a un sector, quizá  el de presencia más disminuida en nuestra vida musical. El Comité de Música, creado casi simultáneamente con el nacimiento del Instituto binacional, reúne a representantes de la docencia musical universitaria, la ejecución, la composición y la crítica. Entre sus actividades mantiene desde diez años el Ciclo "Jóvenes Pianistas" que presenta anualmente a alumnos destacados en la carrera pianística universitaria, e iniciar  este año otro ciclo denominado "Jóvenes Intérpretes" destinado a presentar estudiantes avanzados en las carreras instrumentales, actuando como solistas e integrando conjuntos de música de cámara.
       Respecto del encargo "Charles Ives" la directora del Instituto Chileno-Norteamericano, Sra. Augusta Crino, ha expresado: "A través de su Comité de Música, el Instituto desea estimular aquella fase de la creación musical que toma caminos experimentales dando libre espacio a la invención del compositor para que él (o ella) pueda concebir una obra musical dentro de su propio marco estético. Este encargo, que es un desafío para la creación musical, se inicia con el acuerdo de una comisión especial al interior del Comité de Música, la que comunica su sugerencia al Comité para su ratificación, que finalmente es aprobada por la Dirección del Instituto. En tal caso se comunica al compositor que ha sido encargado para entregar, en el plazo de un año, la obra comisionada y recibir conjuntamente el 50% de la suma fijada como estímulo para su labor. Cumplido el plazo, la obra ser  entregada al Instituto en el día 4 de julio de cada año, aniversario nacional de Estados Unidos, y el autor recibir  el 50% restante del estímulo en el acto público correspondiente".
       El encargo "Charles Ives" lleva este nombre como recuerdo de la interesante figura del compositor (1874-1954), a quien Aaron Copland definió como "el hombre de talentos más originales de su generación...que tuvo la visión de un auténtico pioneer". Nacido en el pequeño pueblo de Danbury, Connecticut, comenzó a vivir la música como discípulo de su padre, director de la banda local. Aprendió como autodidacta el violín, el piano y el órgano, componiendo entretanto, docenas de pequeñas obras de todo género. A los dieciocho años escribió Variaciones sobre la canción América, que llamó la atención de William Schumann que la orquestó y la puso en sus programas de concierto, hasta hacerla conocida en todo el país. Su estilo, multiforme, recoge principalmente el ambiente de las fiestas populares, desfiles, manifestaciones, etc. y lo entrega como en una visión directa de su rumor confuso o brillante, sus temas ingenuos, con superposiciones de armonías y ritmos que, por cierto, no lograron la aprobación de sus maestros cuando fue admitido en la Universidad de Yale. Se dice que al mostrar sus obras orquestales y recibir los consejos académicos que le pedían corregir sus arbitrariedades, él decía: "No puedo hacerlo así, yo oigo otra cosa". No quiso ser músico profesional. Se dedicó al negocio de seguros y con la fortuna reunida editó por su cuenta sus experimentos que años más tarde le llevaron a ser visto con asombro por la generación de Roy Harris, Roger Sessions, Aaron Copland y Walter Piston. Su numerosa producción está hoy en día en los conciertos sinfónicos y en las audiciones de música de cámara, donde se despliega su creatividad personalísima e independiente.
       Hasta ahora han recibido el "Encargo Charles Ives", los compositores chilenos Gabriel Matthey, con Parrianas (1992), Carlos Botto, con Cantata Tiempos (1993) y Leni Alexander, con It is Time (1994), todas obras para voz e instrumentos, y Andrés Alcalde, con Marimbo (1995) para marimba sola. El próximo año entregar  su obra Miguel Aguilar, escogido en 1996. Las anteriores composiciones fueron estrenadas en la Sala Claudio Arrau del Teatro Municipal, en virtud de un acuerdo para realizar allí las primeras audiciones.
       Se destaca el "Encargo Charles Ives" como una iniciativa hasta ahora sin precedentes en nuestro medio. Es una modalidad de apoyo a la creación musical que se realiza en Europa y Estados Unidos, y en Chile no se había llegado a ella desde los antiguos Festivales de Música Chilena, en que los premios los daba una votación pública.

Daniel Quiroga

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License