SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.52 issue190Música popular chilena (1906-1930): Selección de discos 78 rpmMúsica para el fin de siglo author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Revista musical chilena

Print version ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. vol.52 n.190 Santiago July 1998

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27901998019000024 

Otros discos

Música chilena del siglo XX , vol. II. Obras solísticas de cámara de: Ida Vivado, Pablo Aranda, Juan Lemann, Leni Alexander, Miguel Letelier, Luis Advis, Eduardo Cáceres, Gabriel Matthey, Cirilo Vila, Andrés Alcalde, Juan Amenábar, Hernán Ramírez. ANC 6003-2 SVR Producciones. Intérpretes varios. Asociación Nacional de Compositores de Chile (ANC), Fondo de Desarrollo de la Cultura y las Artes (FONDART), 1998.

Este segundo volumen con obras de doce compositores chilenos está dedicado a la pianista y compositora Ida Vivado (1916-1989), como agradecimiento a su labor en la Asociación Nacional de Compositores de Chile. Varias generaciones de creadores se reúnen en este C.D. de carácter antológico, desde Ida Vivado hasta Pablo Aranda (1960-), el más joven de los compositores aquí representados. Entre los intérpretes también se observa una gran cantidad de nombres, algunos de nutrida y larga trayectoria, junto a otros más jóvenes pero no menos calificados. Es importante tener presente que la excelencia en la interpretación es un aspecto fundamental para la apreciación de la música contemporánea.
       De Ida Vivado, la pianista Elvira Savi interpreta Series alternadas, obra compuesta en 1986 como homenaje al cincuentenario de la Asociación Nacional de Compositores. Las otras obras solísticas son: Eólica para violoncello (1990) de Juan Lemann, el primer movimiento de la Sonata para clavecín (1968) de Miguel Letelier, Sonata para clarinete (1983) de Gabriel Matthey y Feedback para violín (1964) de Juan Amenábar. Al escuchar estas obras comprobamos que los instrumentos tradicionales se encuentran aún vigentes y que sus potencialidades sonoras y expresivas no están agotadas. En las obras de Lemann, Letelier y Matthey es dable apreciar una escritura idiomática no exenta de virtuosismo en el sentido tradicional del término. Feekback de Amenábar, siendo vanguardista en cuanto a lenguaje, también explota recursos técnicos propios del violín tradicional.
       Las cuerdas con piano están representadas por Di... para violín, viola, violoncello y piano (1995) de Pablo Aranda y Entrelunas para violoncello y piano (1996) de Eduardo Cáceres. Ambas obras son divergentes en cuanto a propuesta y lenguaje. En Di....., obstinatos, glissandi y efectos dinámicos concurren hacia un todo unificado de atractiva sonoridad. Entrelunas es una obra energética, en la cual ritmos de variada procedencia (mapuche, jazz o rock) le dan vida.
       Tres son las composiciones para instrumentos de viento, Paisajes - Memoria para flauta y piano (1996) de Leni Alexander, Invitación al vals para flauta piccolo, flauta en Do, flauta en Sol, flauta baja y corno (1994) de Luis Advis y Tres cánones y Tres bagatelas para dos trompetas, corno, trombón y tuba de Hernán Ramírez. De esta última se incluye sólo un canon y las tres bagatelas. Nuevamente aparece una gran diversidad de estilos: la primera, de carácter contemplativa y obvia en su evocación de la naturaleza, la segunda humorística y entretenida. La composición de Ramírez se puede asociar en ciertos momentos con el neoclasicismo stravinskiano. Es una obra de su época de juventud.
       Cirilo Vila y Andrés Alcalde trabajaron en colaboración para la obra titulada Will para percusión y piano (1989 - 90). A la propuesta pianística de Alcalde, el que fuera su maestro agregó una parte de percusión, resultando una composición fuertemente unificada, con un rico contrapunto rítmico entre el piano y los instrumentos de percusión. Es una obra atrayente, vigorosa y de una factura impecable.
       Varias de las obras seleccionada para este C.D. nacieron gracias a encargos directos de los mismos intérpretes. A este respecto parece importante destacar la labor promotora en la creación musical chilena que los intérpretes están asumiendo en el último tiempo. El interés por nuestra música ha ido creciendo, produciéndose, muchas veces, un fenómeno de enriquecedora colaboración entre intérprete y compositor.

Inés Grandela

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License