SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.54 issue193Cara a cara con Stockhausen: o «Diez minutos a solas con Stockhausen»Compositores chilenos en el país author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Revista musical chilena

Print version ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. vol.54 n.193 Santiago Jan. 2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27902000019300006 

Creación musical chilena

Música chilena en el exterior

Chile en el VIII Festival Internacional de Música Electroacústica
"Primavera en La Habana 2000"

Entre el 5 y el 11 del presente año se llevó a cabo en La Habana, Cuba, el VIII Festival Internacional de Música Electroacústica "Primavera en La Habana 2000", organizado por el Laboratorio Nacional de Música Electroacústica (LNME). En esta ocasión el Festival se dedicó en forma íntegra a celebrar los 80 años del maestro Juan Blanco, pionero de la música electroacústica cubana, y a los 20 años del LNME. En una nutrida agenda de conciertos (un promedio de cuatro al día), distintos lugares culturales de los barrios de Habana Vieja (Casa Fundación Osvaldo Guayasamín, Casa de la Obrapía, Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís, Museo de la Música) y Vedado (Casa de las Américas, Teatro Amadeo Roldán) se inundaron de lo más selecto de la música electroacústica mundial. Algunos de los ochenta compositores que asistieron fueron los siguientes: Françoise Barriére, directora del Instituto Internacional de Música Electroacústica de Bourges (IMEB), y Cyril Kestellikian, de Francia; Julio Sanz Vázquez, José Manuel Berenguer, Consuelo Diez, directora del Centro para la Difusión de la Música Contemporánea de Madrid y Ricardo Climent, de España; Leo Kupper, de Bélgica; Wayne Siegel, de Dinamarca; Marco Trevisiani, de Italia; Isabel Soveral y José Pedro Oliveira, representando al Centro de Investigación en Música Electrónica de la Universidad de Aveiro, de Portugal; Pete Stollery, de Inglaterra; Ahmed Malek, de Argelia; Sung Ho Hwang, Do Jin Ahn, Jong Woo Yim y Seong Joon Moon, de Corea del Sur; Dr. Carlos Vázquez, director del Laboratorio de Música de la Universidad de Puerto Rico y presidente del Foro de Compositores del Caribe, de Puerto Rico; Catalina Peralta y Carlos Barreiro, en representación de la Asociación Colombiana de Música Electrónica (ACME), de Colombia; Rajmil Fischman, de Perú; Eduardo Kacheli, Raúl Lafuret y Martín Alejandro Fumarola,de Argentina; Flo Menezes, director artístico del Studio Panaroma de Música Electroacústica de Sao Paulo, Celio Vasconcellos y Jorge Antunes, de Brasil; Orlando Jacinto García, director de composición de la Universidad Internacional de Florida (FIU), W. Andrew Scholss, Paul Rudy, Charles Nichols, Bart Woodstrup, Pablo Ortiz; Damian Catera, Jens Brand, Gary di Benedetto y Vivian Aldberg Rudow, de los Estados Unidos; Carlos Fariñas, director del Estudio de Música Electroacústica por Computadoras (EMEC) del Instituto Superior de Artes (ISA), Roberto Valera, compositor y profesor titular del ISA, Héctor Angulo, Juan Piñera, Fernando Rodríguez, Calixto Álvarez, Teresa Núñez, Irina Escalante, Rubén Hinojosa Chapel, el maestro Juan Blanco, de Cuba, y José Miguel Candela, de Chile.

En lo que a los compositores chilenos respecta, se tocaron el día 6 de marzo, en la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís, las obras Bajan gritando ellos, sobre poema en mapudungún de Leonel Lienlaf, para cinta, en estreno mundial, de José Miguel Candela; Sax de Mario Mora, para saxofón y cinta, y Entorno II, para saxofón y percusión programada, de Carlos Silva. Estas dos últimas obras fueron excelentemente interpretadas por el saxofonista cubano Miguel Villafruela. Por último, el día 7 de marzo, en la Casa Fundación Osvaldo Guayasamín, se escuchó la obra Metalmambo, para cinta, de Eduardo Cáceres.

Sin duda, uno de los puntos más altos del Festival fue el concierto,- en la sala Ernesto Che Guevara de Casa de las Américas-, de Meta Dúo, conjunto formado por el connotado saxofonista francés Daniel Kientzy y por la cubana Reina Portuondo en los dispositivos de espacialización, amplificación y transformaciones electrónicas (en tiempo real). El concierto se realizó en eneafonía, modo de amplificación ideado por Kientzy, constituido por 8 parlantes independientes en la sala: 2 lejos adelante, 2 cerca adelante, 2 a los lados y 2 atrás, estos últimos simétricamente rodeando al público. Se pudieron escuchar, entre otras, las obras Palmas del cubano Roberto Valera, para cinta sola; Themas del argentino H. Vaggione, para saxofón bajo, medios electrónicos y cinta (trabajada en el Institut de Recherche et de Coordination Acoustique/Musique [IRCAM]); Saxsatile del francés Jean Claude Risset, para saxofón soprano, medios electrónicos y cinta (trabajada en UPIC) y Rituel violet, del brasileño Jorge Antunes, para saxofón alto, medios electrónicos y cinta.

Dentro de los aspectos tecnológicos, destacaron recursos como el playola system, dispositivo que permite la interpretación automática de un piano acústico en base a órdenes midi, presentado por el brasileño Celio Vasconcellos; el uso de instrumentos como el radio drum, interpretado por Andrew Schloss, y el theremin, interpretado por el propio Juan Blanco, y diversos softwares originales, ya sea para acompañar improvisadamente a un instrumento solista, como Improvisation de Vasconcellos, para piano y computador, y Jackdaw del danés Wayne Siegel, para trompeta y computador, o para la generación de obras completas, como en el caso de Ratchets del norteamericano Jens Brand, en la que se gatillaban vía midi diversas matracas situadas en distintos puntos de la sala de conciertos, y de Órbitas elípticas, obra del cubano Carlos Fariñas y software de Rubén Hinojosa Chapel, basada en información midi que se obtiene del movimiento orbital de los planetas. Como curiosidad, cabe destacar, del norteamericano Paul Rudy, la obra Degrees of Separation Grandchild of Tree, para cactus amplificado, efectos digitales y cinta.

José Miguel Candela

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License