SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.55 número195Miranda: su flauta y la música. Obras para flauta traversa de autores de la biblioteca musical de Francisco de Miranda. CD digital.Proteo, objeto para armar, oír, ver e interpretar. CD digital. índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista musical chilena

versión impresa ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. v.55 n.195 Santiago ene. 2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27902001019500025 

Música para un nuevo tiempo. Celso Garrido-Lecca. CD digital. Intérpretes varios. Lima: Biblioteca Nacional del Perú. Fondo Editorial, 2000.

Las composiciones de Celso Garrido-Lecca incluidas en el presente disco corresponden a una recopilación de la música de cámara más reciente de este compositor peruano-chileno. Estas seis obras han sido compuestas y grabadas en diferentes años: Trío para un nuevo tiempo (1986) para violín, violoncello y piano; Dúo concertante (1991) para charango y guitarra; Danzas populares andinas (1980), arreglo para flauta y guitarra; Canciones de hogar (1992) para voz, guitarra y cuarteto de cuerdas, con texto de César Vallejo; Soliloquio I (1992) para flauta; Preludio y Toccata (1986) para piano.

Este disco, al agrupar una muestra de la producción de la etapa más reciente del compositor, permite al auditor enfrentarse a un lenguaje musical maduro y complejo en su realización. Es una buena muestra de un camino de búsquedas y preámbulos sonoros.

La música de las cuatro Danzas populares andinas (Hernán Jara, flauta, Luis Orlandini, guitarra) refleja de manera diáfana y segura la incorporación de la sonoridad andina, la rítmica de la música sudamericana combinada con una propuesta contemporánea del uso de los sonidos. Se logra un equilibrio entre la cercanía de las citas andinas y la distancia de un lenguaje y una instrumentación, flauta traversa y guitarra, lejanas a las raíces folclóricas del compositor. A pesar de esta lejanía, se disfruta plenamente del viaje sonoro por tierras altiplánicas al que somos transportados. Se plasma en el tejido sonoro la frescura de algunas melodías andinas combinada con la atmósfera de introspección de otras. La flauta y la guitarra tienen un tratamiento equilibrado y homogéneo y se logra, con un material musical delicadamente presentado, un uso de la tonalidad y tratamiento melódico acorde con el título de la obra.

En Preludio y Toccata (Carmen Escobedo, piano), se incursiona en un lenguaje musical más contemporáneo y se bordea la atonalidad, intercalando elementos de carácter más romántico en el caso del Preludio. La Toccata es una obra llena de energía con un tratamiento rítmico del piano. A pesar de la brevedad de las piezas, se requiere de un buen dominio del instrumento. Hay una marcada línea de conexión entre el Preludio y la Toccata en lo que se refiere a la propuesta musical vanguardista.

Canciones del hogar para voz (Magdalena Matthey), guitarra (Luis Orlandini) y cuerdas (Cuarteto Sur), reflejan las incursiones del compositor en un lenguaje más sofisticado de la atonalidad, exigiéndole a la cantante un gran dominio de la técnica vocal. El conjunto instrumental tiene una función de contraste y dramatismo. Se produce, por razón de los quiebres tonales, una constante tensión dramática. Es una obra de lenguaje complejo y requiere de varias audiciones para lograr integrarse a ella. La música incorpora espacios de gran densidad sonora con pasajes de un reducido material melódico-rítmico, pretendiendo ser estos últimos los momentos de distensión. La pieza finaliza magistralmente en una prolongada suspensión. Estas canciones con texto de César Vallejo tienen una expresividad sombría, de tristeza contenida, que profundizan en el ánimo oscuro del poeta.

En Soliloquio I, para flauta (César Peredo), se rememoran paisajes andinos, a través de frases melódicas, impregnados de la estética de la música altiplánica en una propuesta musical de carácter contemporáneo.

En Dúo concertante, el charango (Italo Pedrotti) y la guitarra (Mauricio Valdebenito) logran, en un diálogo de precisión y belleza, contar una historia que oscila entre raíces folclóricas peruanas y técnicas musicales vanguardistas como la atonalidad. Conforma una obra interesante por la diversidad del material que interactúa. Privilegia el elemento rítmico por sobre el melódico.

Trío para un nuevo tiempo (Sergio Prieto, violín; Edgar Fischer, cello; María Iris Radrigán, piano). Esta es la obra de mayor envergadura del disco. El compositor dibuja sus líneas melódicas mediante variaciones sobre Gracias a la vida de Violeta Parra. Nuevamente materiales folclóricos se combinan con propuestas de carácter "expresionista". Hay una marcada utilización de la dinámica y del elemento rítmico logrando una gran fuerza afectiva. La presencia del material folclórico obliga al auditor a permanecer atento durante toda la obra, ya que casi sin aviso aparecen sutilmente variaciones de la sonoridad andina, pero sin que se pierda su esencia. El lenguaje atonal contrasta con momentos de mayor romanticismo, en una propuesta de la frescura característica de Celso Garrido-Lecca. La música estimula muchas audiciones, con un mundo por descubrir en cada una de ellas, en su rescate de lo propio y la incorporación de técnicas contemporáneas de la música docta. El resultado final es de una gran riqueza y la búsqueda sonora que ha realizado el compositor sin duda ha dado sus frutos.

María Paz Valenzuela P.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons