SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.56 issue197Urrutia-Blondel, Botto, Orrego-Salas, González, García, Vila, Vera-Rivera, M. Letelier, Lémann, Antireno, compositores chilenos. Obras para guitarra. CDÓscar Gacitúa (1925-2001) author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Revista musical chilena

Print version ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. vol.56 no.197 Santiago Jan. 2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27902002019700019 

Raíces y memoria. Guitarra chilena. CD. Enrique Kaliski, guitarra. Santiago: Enrique Kaliski Kringuer, 2001.

Debe destacarse en primer lugar la importancia que tiene que músicos, del ámbito que sean, dediquen su esfuerzo y amor a la música nacional. Más aún cuando se trata de músicos que provienen de la academia, donde esta música es ignorada. Este es el gran mérito inicial que tiene la producción de Enrique Kaliski.

En segundo lugar, debe señalarse que no es el primer trabajo que Kaliski desarrolla en este plano de la música popular. Anteriormente, junto a Eugenia Rodríguez Moretti, licenciada en Interpretación Superior con mención en Guitarra y profesora del Instituto Profesional Escuela Moderna de Música, elaboraron un Método de guitarra chilena editado, en su novena edición, por la Editorial Universitaria.

En éste, su primer trabajo discográfico, Kaliski entrega una variada gama de arreglos de diferente procedencia en el ámbito folclórico. Para las cinco primeras piezas se basa en recopilaciones originales de Violeta Parra, una melodía en los temas 1, 3, 4 y 5, y en el segundo, dos canciones tradicionales popularizadas por la voz de Violeta, Qué pena siente el alma y La petaquita. El tema 6 es un arreglo de una canción de Víctor Jara, que combina los cantos infantiles tradicionales Arroz con leche y Alicia va en el coche. Los temas 7 al 12 son arreglos de piezas folclóricas popularizadas por diferentes intérpretes que no menciona. El track 9 incluye una canción de Violeta Parra que es denominada erróneamente como "del folclore". Estos son arreglos cortos, elementales y escolares, publicados durante la segunda mitad de la década de los ochenta en el Método de guitarra chilena. El tema 13 es un arreglo del popularísimo vals de Jorge Yáñez El gorro de lana. En el track 14 y 15, aparecen arreglos de dos tonadas ya tradicionales dentro del repertorio popular, una de antiquísima data y sin autor conocido, Yo vendo unos ojos negros, y la otra de Luis Aguirre Pinto, Camino de luna. Finaliza con cuatro composiciones propias. La primera, en el track 16, titulada El Trauco, junto con la segunda que corresponde al tema 19, El Caleuche, son las de mayor elaboración y duración de todo el disco. Las restantes dos obras corresponden a los temas 17, Reflejos del Llanquihue, y 18, Ensenada, provienen del Método de Guitarra Chilena ya mencionado.

Técnicamente Enrique Kaliski demuestra deficiencias para abordar sus arreglos y composiciones, que se evidencian en la pérdida del pulso, ritmos irregulares y notas poco claras. Logra, eso sí, mantener en diferentes planos la melodía y el acompañamiento en gran parte de las interpretaciones. En los aspectos interpretativos existe una línea sistemática de falta de matices y una tendencia resuelta al abuso de los "sforzatos" que se advierten pronunciadamente en El caleuche, el tema final.

En general, en los arreglos predomina una técnica que en el ámbito tradicional se denomina de "postura armada". Consiste en sacar las melodías en la guitarra a partir de las posturas que el acompañamiento indican al canto. Esta técnica presupone desarrollar la melodía y su arreglo, a partir del manejo y conocimiento que se tenga de la guitarra (y con la guitarra en mano), lo que limita un posterior desarrollo del tema trabajado, en especial en un tratamiento de tipo polifónico. Se escapa a este formato una interesante mezcla polifónica, justamente, entre las melodías de Qué pena siente el alma y La petaquita. Esta singular técnica de desarrollar arreglos con guitarra en mano la usaba también Ricardo Acevedo, recordado guitarrista viñamarino que grabara temas en esta misma línea, pero con un manejo de la guitarra popular de gran envergadura que traspasaba a sus interpretaciones.

En sus composiciones, Kaliski presenta buenas ideas, pero no prosperan por falta de manejo de mayores elementos para su desarrollo.

Es impecable el ambiente gráfico de esta producción, con una obra original especialmente concebida para la portada que recuerda figuras que la Viola Chilensis estampaba en sus arpilleras. En el interior del folleto de portada se incluyen dos elogiosos comentarios de Margot Loyola, Premio Nacional de Arte 1994 y del actor y cantor popular Jorge Yáñez, además de una cuarteta de saludo del payador y poeta popular Pedro Yáñez.

Debe destacarse como promisorio y significativo este esfuerzo de Kaliski, puesto que con esfuerzo y amor por la música y la guitarra ha realizado este disco fuera de sus habituales labores profesionales de ingeniero. Sus pretensiones (legítimas, por cierto) de entrar al ámbito profesional que se advierten en este disco (o por lo menos de competir en este ámbito), le demandarán grandes esfuerzos y una gran cantidad de tiempo junto a su guitarra, así como en el estudio y conocimiento de la música tradicional y popular chilena.

Sergio Sauvalle E.

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License