SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.57 issue200Complemento a mi contribución a la tribuna sobre la "Música en el Exilio", convocada por la Revista Musical ChilenaMúsica chilena en el exterior author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Revista musical chilena

Print version ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. vol.57 no.200 Santiago July 2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27902003020000020 

Revista Musical Chilena, Año LVII, Julio-Diciembre, 2003, N° 200

Creación musical chilena

Según las informaciones llegadas a la RMCh desde el 1 de abril al 30 de septiembre de 2003, se han interpretado en el país y en el exterior las obras de los compositores chilenos que se mencionan a continuación.

Compositores chilenos en el país

En Santiago

Biblioteca Nacional

Los profesores de música del Colegio Giordano Bruno, Dante Sasmay y Carmen Troncoso, ofrecieron un recital de piano, voz y flautas dulces con obras contemporáneas en la Sala América de la Biblioteca, el 8 de julio. En el programa figuró Give me your Heart de Rolando Cori. El 24 del mismo mes se presentaron la soprano Patricia Vásquez y la pianista Elvira Savi dentro del ciclo "Música hispanoamericana, norteamericana y europea y su influencia en la creación musical chilena, para canto y piano". En este concierto se incluyeron las siguientes obras: L'absence, textos de A.F. de Coupigny, de Isidora Zegers; Lass meinen tränen Fliessen, versos de Wilhem Sucht, de Alfonso Leng; Storia d'una Bimba, versos de A. Bignotti, de Enrique Soro; Tres canciones (Los olivos grises, La plaza tiene una torre, La lluvia) sobre textos de Antonio y Manuel Machado, de Federico Heinlein. El 28 de agosto se ofreció otro recital del mencionado ciclo, en el que cantaron: Cueca, sobre versos de Jaime Silva, de Luis Advis; Dame la mano, sobre Gabriela Mistral, y Balada matinal, con textos de Manuel Machado, de Federico Heinlein; Madrigal, con versos de Gutiérrez de Cetina, de Alfonso Letelier; Cultivo una rosa blanca, textos de José Martí, de Estela Cabeza; A cantar un villancico, con texto tradicional, de Jaime González; Balada sobre un texto de Gabriela Mistral, de Edgardo Cantón; y La gitana, versos de Rafael Alberti, de Juan Orrego Salas.

Centro Catalán

En el Centro Catalán, el 26 de agosto, como parte de la III Temporada de Música de Cámara 2003, se presentó el grupo Latino 5 (Jaime Kächele, flauta; Emilio Donatucci, fagot; René Arangua, piano; Ismael Torres, contrabajo; Álvaro Cruz, percusión). En el programa figuraron las siguientes obras de autor nacional: Volver a los diecisiete de Violeta Parra, en arreglo de Guillermo Rifo, Mi norte de Ismael Torres, Cauchemar de Julio Pardo, Cachimbo de Sergio Ortega, en versión de Ismael Torres, Puente del Arzobispo de Guillermo Rifo y La joya del Pacífico de Víctor Acosta, en arreglo de Ismael Torres.

Centro Cultural Montecarmelo

El 12 de junio, en la sala La Capilla, actuó el pianista Sebastián Amenábar, y en su programa incluyó Preludio N°6 y Tocata de Carlos Botto. El 24 de julio, en el mismo lugar, se presentaron los guitarristas Diego Castro y Óscar Ohlsen; entre las obras ofrecidas por éstos figuró Cinco piezas breves de Raúl Céspedes y Milonga del sur de Alfonso Montes.

Escuela Moderna de Música

En el Teatro de la Escuela Moderna, el 31 de julio, la Orquesta Moderna, dirigida por Luis José Recart, estrenó Huayno atacameño de Carlos Zamora y Dezlía para grupo flamenco, orquesta de cuerdas y ensemble de jazz de Javier Farías. El 28 de agosto L.J. Recart, dirigiendo la Orquesta Moderna, estrenó Sintetizador para koto y orquesta de Mario Arenas.

Instituto Chileno Norteamericano de Cultura

En el Auditorio del Instituto Chileno Norteamericano de Cultura, entre el 17 y el 24 de junio de 2003, se realizó el II Ciclo de Cantantes Jóvenes. El 17 de junio actuaron la soprano Carolina García y el barítono Gonzalo Simonetti acompañados por la pianista Marta Montes e incluyeron en su programa Vida mía, para barítono, de Federico Heinlein; Mientras baja la nieve, para soprano, de Pedro Humberto Allende y, de este mismo autor, los dúos para soprano y barítono Debajo de un limón verde y El encuentro de tonada. El 19 de septiembre actuó la soprano Angélica Cárdenas, acompañada por el pianista Alfredo Saavedra, e interpretó Storia d'una bimba de Enrique Soro; y el 24 del mismo mes se presentó el barítono Leonardo Aguilar, acompañado por la pianista Elizabeth Mendieta. En el programa interpretado se contempló el Aria de Rosendo Juárez de la ópera Fulgor y muerte de Joaquín Murieta de Sergio Ortega, y Te recuerdo Amanda y Luchín de Víctor Jara.

También en el Auditorio del Instituto, del 19 al 28 de agosto, se efectuó el VIII Ciclo de Jóvenes Intérpretes. El 19 de agosto actuó el guitarrista Mauricio Gómez y en su programa incluyó El plazo del ángel de Juan Antonio Sánchez y Hechizos de Mauricio Arenas. El 21 del mismo mes se presentó el oboísta Francisco Naranjo, quien estrenó Estudio, para oboe solo, de Miguel Farías. La clarinetista Lorena Vergara se presentó el jueves 28 y en su concierto interpretó un arreglo de La consentida de Jaime Atria.

Instituto Cultural de Providencia

El 25 de agosto, en el Instituto Cultural de Providencia, se realizó un concierto en cuyo programa se incluían las siguientes obras de Alfonso Montecino: Cuatro canciones, op. 14, con textos de Federico García Lorca, interpretadas por la cantante Siri Garson y el compositor; Tres piezas, op. 28, para cello solo, interpretadas por Patricio Barría; Sonata breve, op. 25, para saxofón, flauta y piano, interpretada por Miguel Villafruela, saxofón, Jaime Kächele, flauta, y Cirilo Vila, piano; Música, op. 40, para clarinete, cello y piano, interpretada por Jorge Rodríguez, clarinete, Patricio Barría, cello, y Cirilo Vila, piano. Además, se presentó la obra de Carlos Botto, Seis poemas de amor y soledad, op. 12, textos de James Joyce, interpretada por Siri Garson, acompañada al piano por Alfonso Montecino.

El 29 de agosto, en el Instituto Cultural de Providencia, el joven pianista Felipe Ortiz interpretó Rústica op. 35 de Juan Orrego-Salas.

El 31 de agosto, en la misma institución cultural, integrantes del Instituto de Música de Santiago ofrecieron un concierto de compositores latinoamericanos en que se incluyó el Quinteto de vientos de Luis Advis y Canciones castellanas, op. 20, para soprano y conjunto instrumental, de Juan Orrego-Salas.

Teatro Municipal

En la Sala Claudio Arrau del Teatro Municipal, el 16 de mayo, ofreció un recital el pianista Sebastián Amenábar. En su programa el intérprete contempló Preludio N°6 y Tocata de Carlos Botto.

En la gran sala del Teatro Municipal se desarrolló la Temporada de Conciertos 2003 de la Orquesta Filarmónica de Santiago. En el V concierto, dirigido por Enrico Pace, realizado el 29 de mayo y repetido al día siguiente, se incluyó La voz de las calles de Pedro Humberto Allende. En el VI concierto, que dirigió Maximiano Valdés, se interpretó Aires chilenos de Enrique Soro. El programa de este concierto sinfónico se presentó los días 28 y 30 de junio y 1 de julio de 2003.

En su Temporada de ópera el Teatro Municipal programó Fulgor y muerte de Joaquín Murieta, ópera en dos actos de Sergio Ortega, con libreto basado en la obra homónima de Pablo Neruda. Las presentaciones de la ópera se realizaron los días 12, 14, 17, 18, 19, 21 y 23 de junio de 2003. En la puesta en escena participaron los siguientes solistas: John Knuckey (el poeta), Rodrigo Orrego (Joaquín Murieta),

Marcela de Loa (Teresa/Carola del bar/Machi), Tito Beltrán (el caballero tramposo), Luis Gaeta (Tresdedos), Ilia Aramayo (cantante negra y mujer del pueblo), Claudia Virgilio (la pulga de oro), Patricio Sabaté (buscador de oro y bandido), Gabriel Renaud (buscador de oro) y Carlos Esquivel (Rosendo Juárez). Además, actuaron el Coro del Teatro Municipal, dirigido por Jorge Klastornick, la Compañía de Danza Contemporánea de la coreógrafa Isabel Croxato y la Orquesta Filarmónica de Santiago, actuando como director teatral Fernando González. La escenografía e iluminación de la obra de Ortega-Neruda fue creada por Ramón López y el vestuario por Pablo Núñez.

Universidad Católica, Centro de Extensión

La 39ª Temporada Oficial de Conciertos del Instituto de Música de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) se realizó en el Centro de Extensión de la PUC desde el 5 de junio al 21 de agosto. En el primer concierto (05-06) el Grupo de Percusión de la PUC (Carlos Vera, director, Marcelo Espíndola, Sergio Menares y Gonzalo Muga) programó las siguientes obras de autor chileno: Desde Joán Miró de Fernando García, Timbarimba de Boris Alvarado, Estudio para percusión N°1 de Carlos Zamora y El reencuentro de Guillermo Rifo. El Ensamble Antara (Alejandro Lavanderos, director, Carolina La Rivera, Diego Villela, Nicolás Faunes, Fernando Figueroa y Carlos Rojas, flautas), el otro grupo participante en el concierto, interpretó: Dos piezas de Fernando García, Objetos alternados de Jorge Springinsfeld y An-Ta-Ra de Boris Alvarado. Las tres obras son para diferentes conjuntos de flautas. El concierto concluyó con el estreno de Rabuco, para tres flautistas y dos percusionistas, de Guillermo Rifo. En el concierto del 19 de junio actuó el Ensamble XXI (Alejandro Lavanderos, flauta; Víctor Astorga, oboe; Francisco Gouet, clarinete; Jorge Espinoza, fagot; Jaime Ibáñez, corno). En el programa se incluyó Entrance para quinteto, de Edward Brown; Solitario para clarinete solo, de Alejandro Guarello; Tango y vals para quinteto, de Carlos Zamora, y Concertante para corno solo, de Edward Brown. El 10 de julio se presentó el Dúo Fischer-Rodrigán, y en la ocasión el cellista Edgar Fischer interpretó Partita N°3 para violoncello solo, de Gustavo Becerra-Schmidt.

El 5 de septiembre en el Centro de Extensión de la Universidad Católica se realizó un homenaje al pintor José Balmes. En la oportunidad actuó la Orquesta Moderna, dirigida por Luis José Recart, la que interpretó Expresiones para cuerdas, palabras y canto de Alejandro Guarello.

Universidad de Chile, Sala Estudio Master, Radio Universidad de Chile

En la Sala Estudio Master de la Universidad de Chile (102.5), en el programa Domingo de Conciertos, se han presentado varias obras de autor nacional. El 6 de abril el Cuarteto de Saxofones Villafruela presentó Cinco danzas breves de Luis Advis. El 20 de abril la Camerata Vocal de la Universidad de Chile, dirigida por Guido Minoletti y Juan Pablo Villarroel, interpretó Romance de rosa fresca de Gustavo Becerra, Sinfonía de cuna de Gabriel Matthey, Te recuerdo Amanda de Víctor Jara, en arreglo de William Child, y Gracias a la vida de Violeta Parra, en versión de Alejandro Pino. El 27 de abril el Cuarteto Iniesta (Rodrigo Pozo, violín I; Aldo Paredes, violín II; Claudio Gutiérrez, viola; Cristián Gutiérrez, cello) interpretó Cuarteto N°1 de Sebastián Errázuriz. El 4 de mayo se presentó el dúo formado por los guitarristas Luis Orlandini y Sebastián Montes. En el concierto se incluyó Poéticas para dos guitarras de Celso Garrido-Lecca. El 18 del mismo mes José Antonio Escobar interpretó, Tonada por despedida, Chilótica y Chacarera de Ramírez de sus Piezas esenciales para guitarra. El 25 de mayo el guitarrista Mauricio Valdebenito presentó ¡Ay, ay, ay! de Osmán Pérez Freire, en arreglo de Agustín Barrios, y El plazo del ángel de Juan Antonio Sánchez. El 22 de junio el Coro de Cámara de la Facultad de Artes, dirigido por Fabio Pérez, interpretó Remanso de Cirilo Vila. El 31 de agosto la arpista Fabiola Rodríguez, en arpa tradicional, presentó Gracias a la vida y La jardinera de Violeta Parra, ¡Ay, ay, ay! de Osmán Pérez Freire, Banderita chilena de Donato Román Heitmann y Copihue rojo de J.M. Sepúlveda e I. Verdugo. El 7 de septiembre actuó el grupo Latino 5 e interpretó Puente del Arzobispo de Guillermo Rifo, Cachimbo de Sergio Ortega, La joya del Pacífico de Víctor Acosta, Volver a los diecisiete de Violeta Parra y Mi norte de Ismael Torres. El 14 de septiembre el Ensamble de Percusión de la Universidad de Chile, dirigido por Patricio Hernández, interpretó Chilenita N°2 de Gabriel Matthey. El 28 de septiembre, en Domingo de Concierto, el guitarrista Cristián Alvear presentó Esquinas, op. 68, de Juan Orrego-Salas.

Universidad de Chile, Sala Isidora Zegers

El 17 de abril, en la Sala Zegers, se presentó la pianista María Paz Santibáñez. En el programa ofrecido contempló Fantasíica araucánica de Eduardo Cáceres, Preludio y toccata de Celso Garrido-Lecca y el estreno en Chile de Pazzanti de Boris Alvarado. El 30 del mismo mes ofreció un recital la soprano Cecilia Barrientos acompañada por el pianista Alfredo Saavedra, quienes interpretaron, de Eduardo Maturana, La partida, Han llovido tus ojos y Mares de Finis Terrae que conforman el ciclo Canciones del mar.

El 5 de mayo actuó la arpista Cecilia Mena y en su recital interpretó Danza N°2 de Edmundo Vásquez. El 26 de mayo se estrenó Canzona VI (a Debussy) para cuatro cornos (Eugenio Cáceres, Sebastián Rojas, Miguel Manzano, Rodrigo Núñez) de Edward Brown.

El 2 de junio, en un recital ofrecido por el Curso de Cámara de Percusión, dirigido por la profesora Elena Corvalán, se interpretó Preludio de Ramón Hurtado. El 9 del mismo mes se presentó Estudio en Sol menor para guitarras (Emilio García, Benjamín González) y Océano para guitarra (Danilo Cabaluz) de Ximena Matamoros. Estas mismas obras se presentaron al día siguiente en la Sala Isidora Zegers. El 27 de junio, con ocasión de cumplir 70 años de vida el Instituto Artístico de Estudios Secundarios de la Universidad de Chile, se realizó un concierto en cuyo programa se incluyó Preludio para marimba (Marco Soto), vibráfono (Juan Pablo Rojas) y piano (Lucía Uribe) de Ramón Hurtado.

El conjunto de percusión Rythmus, que dirige Elena Corvalán, se presentó el 3 de julio y en su programa incluyó Tonada La curicana, en estreno, y Preludio, ambas obras de Ramón Hurtado. El 8 de julio actuó en la Sala I. Zegers el Ensamble de Percusión de la Universidad de Chile, que dirige Patricio Hernández. En la ocasión se incorporó al programa Yonoma de Pedro Marambio y Batucada de Juan Calderón. El 11 de julio la cantante Verónica Soto y el guitarrista Camilo Sauvalle interpretaron Manos de obrero de Gustavo Becerra. El 18 de ese mismo mes el saxofonista Rodrigo Santic estrenó A'Phonesis para saxofón alto y cinta magnética de Daniel Osorio. El violinista Javier Reyes, acompañado en el piano por Svetlana Kotova, ofreció un recital el 22 de julio. En éste incluyó Sonata para violín y piano de Roberto Falabella. El día 25 del mismo mes, Manuel Espinoza Hall, dirigiendo el Coro Mozart, estrenó su obra Altazor, con textos de Vicente Huidobro, y también interpretó Luchín de Víctor Jara, en arreglo de William Child, así como Campos naturales (música de La Tirana) en versión coral de Jorge Urrutia Blondell. El 30 de julio el saxofonista Rodrigo Santic ofreció un recital en el que contempló A'Phonesis para saxofón alto y cinta de Daniel Osorio.

El 4 de agosto se presentó en la Sala I. Zegers la cantante Carolina Muñoz, acompañada por el pianista Alfredo Saavedra, e interpretó, de Enrique Soro, Il souvenir y Nel bosco. El 7 de agosto el percusionista Rodrigo Kanamori ofreció un recital en cuyo programa figuró Double Rock de Boris Alvarado. En la interpretación de esta obra participó, como invitado, Marcelo Stuardo (marimba). En un concierto educativo del 12 de agosto se escucharon las siguientes piezas para guitarra: Un gatito blanco de Jorge Correa, en arreglo de Marcelo Fortin, Estudio en Sol menor y Océano, ambas piezas de Ximena Matamoros. El 21 del mismo mes se presentó el Ensamble de Percusión Trok-kyo, bajo la dirección de Eduardo Cáceres. En el programa se incluyó Estudio N°3 de Carlos Zamora. El 25 de agosto se interpretaron en un recital de percusiones Estudio N°39 y La curicana, de Ramón Hurtado.

El 4 de septiembre el guitarrista Sebastián Montes realizó un recital, en cuyo programa figuró Esquinas de Juan Orrego-Salas. El 6 de septiembre se efectuó un concierto de mujeres compositoras, donde participaron Carmen Aguilera, de quien se presentó Envolventes para dos saxofones altos (Miguel Villafruela, Alejandro Rivas), piano (Miguel Sepúlveda) y percusiones (Gerardo Salazar), obra que fue dirigida por Aliocha Solovera; Carolina Holzapfel, quien interpretó dos piezas para piano de las que es autora, tituladas: La mujer perfecta y Rastro digital; Macarena Rosmanich Le Roy, de quien se escuchó O, para flauta sola (Cristián Vásquez); Paola Lazo, autora de Apolo 23, para medios electrónicos; Bárbara Osses, creadora de Danza roja para piano, obra que fue interpretada por la compositora; y Eleonora Coloma Casaula que presentó su Alumbrado para coro (Coro Contemporáneo, director: José Quilapi).

El 8 se septiembre, con ocasión del lanzamiento del CD Simpay, se efectuó un concierto. Se interpretaron las siguientes obras: Simpay para guitarra (Luis Orlandini) y Poéticas para dos guitarras (Sebastián Montes, Luis Orlandini), de Celso Garrido-Lecca; Tangos de hielo para cuarteto de guitarras (Cristián Alvear, Sebastián Montes, Romilio Orellana, Luis Orlandini) de Juan Antonio Sánchez; Interludios para guitarra (Luis Orlandini) de Cristián Morales-Ossio; Dos canciones para canto (Marisol González, soprano) y guitarra (Luis Orlandini) de Federico Heinlein, y Tres madrigales campesinos para coro (Coro Magnificat, directora: Marcela Canales) cuarteto de cuerdas (Cuarteto "Nuevo Mundo":

Alberto Dourthé, violín I, Darío Jaramillo, violín II; Claudio Cofré, viola; Juan Goic, violoncello) y guitarra (Luis Orlandini). El 9 de septiembre, a medio día, el guitarrista Leonardo Apolonio interpretó Océano de Ximena Matamoros e Inti González, El pingüino y Anticueca N°4 de Violeta Parra. Ese mismo día, en la tarde, se realizó un concierto con ocasión de la entrega de los Premios de Excelencia Isidora Zegers correspondientes al año 2002 y la presentación del CD Isidora Zegers y su tiempo. En el programa figuraron las siguientes obras: Canción Nacional de Manuel Robles, Adieu de Federico Guzmán, La engañosa de Eustaquio Segundo Guzmán Les regrets d'une bergère y Les tombeaux violés de Isidora Zegers, todas obras para canto y piano; además, La argentina de José Zapiola, Figure de la trenis y Le calif de Bagdad de Isidora Zegers, piezas para piano. Las intérpretes de las obras señaladas fueron la contralto Carmen Luisa Letelier y la pianista Elvira Savi. El 15 de septiembre, a medio día, se presentó el guitarrista Cristián Alvear y en su programa incluyó Esquinas op. 68 de Juan Orrego-Salas. En la tarde de ese día se realizó un concierto de obras de jóvenes compositores. Se interpretaron las siguientes obras: Estudio, para oboe (Francisco Naranjo) de Miguel Farías; Tres momentos líricos y breves, para piano (Johann Aranda) de Juan Aranda; Iniciación, para dos guitarras (Gonzalo Cáceres, Nicolás Silva) de Cristián Retamal; Camaleón, para voz en off y piano de Carolina Holzapfel, que interpretó su obra; Noche (texto: Eduardo Anguita) y Canción de cuna (texto: Gabriela Mistral) para voz (Nurys Olivares) y piano (Luciano Claude) de Jorge Pacheco; Cai-cai y ten - ten vilú para dos contrabajos (Carlos Arenas, Pablo Guíñez) de Cristián Pérez, y Cinco tocatinas para piano de Luciano Claude, quien interpretó su obra. El 22 de septiembre, Ricardo Vásquez tocó Navíos lejanos para piano de Fernando García.

Universidad de Chile, Teatro de la Universidad de Chile

El 15 de abril de 2003 en el Teatro de la Universidad de Chile, la Orquesta Sinfónica de Chile, dirigida por David del Pino, ofreció un Concierto por la Paz como una "bienvenida musical" a los alumnos recién ingresados a la Universidad. En el programa se incluyó Tres aires chilenos de Enrique Soro.

El 23 de mayo la Orquesta Sinfónica de Chile, dirigida en esa ocasión por el venezolano Rodolfo Saglimbeni, inició su Temporada del Descubrimiento. En ese primer programa se contempló el estreno de Entramahendrix de Carlos Zamora y de Els Nous Fomix de Cristián Morales-Ossio. En el segundo concierto de dicha temporada, el 30 de mayo, la Orquesta Sinfónica, siempre dirigida por Rodolfo Saglimbeni, estrenó In Memoriam de Fabrizzio de Negri. En el tercer concierto de la temporada, el 6 de junio, la Orquesta Sinfónica de Chile, bajo la batuta de David del Pino, estrenó Gran Asterión (Piccolo concerto per oboe) de Sebastián Jatz-Rawicz, en que actuó como solista Víctor Astorga. Las cuatro obras de autor nacional que se estrenaron, fueron las seleccionadas de entre las presentadas por compositores jóvenes a la convocatoria que la Orquesta Sinfónica de Chile realiza regularmente desde hace seis años.

Entre el 2 de julio y el 10 de septiembre se efectuó la temporada de música de cámara Veladas Musicales. En el concierto del 9 de julio ofrecido por el Ensemble Serenata (Hernán Jara, flauta; Guillermo Milla, oboe; Juan Mouras, guitarra; Claudio Acevedo, cordófonos populares; Cristián Errandonea, contrabajo; Raúl de la Cruz, percusiones), interpretaron Cueca cuica, Valseadito, Sabro-son y Cusco de Guillermo Milla, Tonada por despedida de Juan Antonio Sánchez, Minga del sol de Marcelo Muñoz, Tonada para un niño triste de Guillermo Rifo y Gracias a la vida de Violeta Parra. El 23 de julio actuó el Cuarteto de Cuerdas Sur (Juan Sebastián Leiva, violín I; Jorge Marambio, violín II; Joaquín Bustos, viola; Alejandro Tagle, cello) e interpretó el Cuarteto de cuerdas de Roberto Falabella. El 14 de agosto se presentó el grupo Latino 5 (Jaime Kächelle, flauta; Emilio Donatucci, fagot; Ismael Torres, bajo acústico; Álvaro Cruz, percusiones; René Arangüa, piano y teclados) en cuyo programa figuraron Mi norte de Ismael Torres y Cueca del cerro de Guillermo Rifo.

En la Temporada Internacional 2003 de la Orquesta Sinfónica de Chile, ofrecida en su teatro sede, se incluyó Concierto para flauta de Gustavo Becerra en el que actuó como solista Guillermo Lavado. El concierto se efectuó el 11 de julio, dirigido por David del Pino y se repitió el 12 de julio. En el concierto del 1 de octubre, que se repitió al día siguiente, la Orquesta Sinfónica de Chile fue dirigida por Francisco Rettig y en su programa contempló Obertura festiva, op 21, de Juan Orrego-Salas.

Universidad Pérez Rosales

En el Auditorio principal de la Universidad Pérez Rosales, entre el 26 y el 30 de mayo, se efectuó el I Festival de Música Contemporánea de los siglos XX y XXI, 2003, In Memoriam Tomás Lefever. En el concierto del 26 de mayo se interpretaron las siguientes obras de autor nacional: In Memoriam, el Aire nuestro de cada día, para clarinete (Jorge Rodríguez), y Sarabanda londinense, para violoncello (Patricio Barría) y piano (Cirilo Vila), ambas obras de Cirilo Vila. En el programa del 28 de mayo se incluyeron KDRE para flauta, que interpretó el autor de la obra, Cristián Vásquez; Solitario III para corno (Edward Brown) de Alejandro Guarello, y Nébula IX para clarinete (Dante Buroto) de Óscar Carmona. Finalmente, el 30 de mayo se interpretaron las siguientes obras chilenas: Lugares que encantan de Ignacio Rocco y Estudio para percusión N°4 de Carlos Zamora. La presentación de ambas obras estuvo a cargo del ensamble de percusiones Trok-kyo (Eduardo Cáceres, director, Paola Reyes, María José Opazo, Jorge Reyes, Enrique Tapia, Marco Domínguez, Cristián Latorre y Cristóbal Zurita).

Universidad de Santiago de Chile

El 18 de junio, la Orquesta Clásica de la USACh dirigida por Santiago Meza y actuando en el Aula Magna de esa universidad, interpretó Dos preludios de Alfonso Leng.

El 3 de septiembre, en el Aula Magna de la USACh, la Orquesta Clásica de esa Universidad, dirigida por Genaro Burgos, presentó un Festival de Música Chilena. En dicho encuentro musical se escucharon las siguientes obras: Chile en cuatro cuerdas de Gastón Soublette, Concierto chileno para guitarra y orquesta de Juan Mouras, Tríptico sinfónico de Vicente Bianchi, Aires chilenos de Enrique Soro y Suite N°1 Opus Chile de S. Medina.

Otras salas y recintos

El 10 de abril de 2003, en el Teatro Oriente, se presentó la pianista chilena radicada en Francia María Paz Santibáñez. En su recital incluyó Fantasíica araucánica de Eduardo Cáceres, Pazzanti de Boris Alvarado y Preludio y toccata de Celso Garrido-Lecca.

El 20 de abril, en la Corporación Cultural de Las Condes, actuó el guitarrista chileno radicado en España Bernardo García Huidobro. Éste interpretó dentro de su programa Dónde nace el río de Edmundo Vásquez.

El 4 de junio, en la Sala Andes de la Corporación Cultural de la Cámara Chilena de la Construcción, se ofreció un recital de guitarra en el que actuó Cristián Alvear quien incluyó en su programa Esquinas de Juan Orrego-Salas.

El 10 de junio, en la iglesia San Juan, actuó el arpista Manuel Jiménez y en su recital incluyó Preludio de María Luisa Sepúlveda.

El 5 y 6 de julio, en la Salas de las Artes del Centro Cultural Estación Mapocho, se presentaron tres funciones del relato musical coreográfico Krá. En esta obra participaron el Coro Juvenil Balmaceda 1215, el Elenco Teatro Balmaceda 1215 y alumnos de la Escuela de Ballet del Teatro Municipal de Santiago. La música y el libreto de esta pieza escénico-musical es del compositor Jorge Springinsfeld, la regie de Claudio Pueller, la dirección coral de Cecilia Barrientos, la coreografía de Patricio Gutiérrez, la escenografía de Cristián Murillo, el vestuario de Andrea Méndez y Ximena Zomosa, la iluminación de Carlos de Negri y el maquillaje de Rafael Henríquez.

El 18 de agosto, en el Instituto Goethe, se presentó un CD de Pablo Aranda. En esa oportunidad se interpretaron las siguientes obras de Aranda: Algop-6 e Ilógica para guitarra sola (Luis Orlandini) y Ale para piano (Fernanda Ortega).

El 11 de septiembre se realizó en el Patio de los Naranjos del Palacio de la Moneda un acto recordatorio de los 30 años del golpe militar. En dicho acto conmemorativo del 11 de septiembre de 1973 se interpretó la Cantata de los derechos humanos de Alejandro Guarello con textos del Padre Esteban Gumucio. La obra fue interpretada por la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil, el Coro de Bellas Artes y el Coro de Estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Chile, ambos coros preparados por Víctor Alarcón, el Grupo Folclórico Contraluz, preparado por Juan Valladares, y el narrador José Secall, bajo la dirección general de Fernando Rosas.

El 23 de septiembre, en la Sala SCD (Sociedad Chilena del Derecho de Autor), se presentó el guitarrista chileno, radicado en España, Marcelo de la Puebla. En su programa el guitarrista nacional incluyó la Sonata N°2 para guitarra de Gustavo Becerra y, además, estrenó Cuatro pequeños comentarios, obra que le dedicó el compositor Fernando García.

En las Regiones

V Región

En el Club de Viña del Mar, dentro de la XXII Temporada Oficial de Conciertos de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, la pianista María Paz Santibáñez ofreció un recital el 13 de abril pasado. En el programa figuraron Fantasíica araucánica de Eduardo Cáceres, Pazzanti de Boris Alvarado, obra estrenada por la concertista el 17 de marzo de 2003 en la Casa de los Estudiantes Canadienses de la Ciudad Universitaria de París, y Preludio y Toccata de Celso Garrido-Lecca.

VIII Región

En la Temporada Sinfónica 2003 que anualmente ofrece la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Concepción en el Teatro de Concepción, incluyó en su concierto del 26 de julio la obra de Fernando García Se unen la tierra y el hombre. La orquesta fue conducida por su director titular, maestro Luis Gorelik.

X Región

El 30 de mayo, en Valdivia en el Aula Magna de la Universidad Austral de Chile, se presentó el dúo formado por el flautista Alfredo Mendieta y el guitarrista Luis Orlandini. Entre las obras interpretadas en el recital señalado, figuraron Raveliana de Miguel Letelier y Danzas populares de Celso Garrido-Lecca.

XI Región

Juan Mouras, guitarrista, y Hernán Jara, flautista, efectuaron una gira por la XI Región. El 1 de mayo actuaron en el Cine Municipal de Coyhaique, donde interpretaron la Canción Nacional de Ramón Carnicer, en versión para guitarra de Valdecantos, y obras de los compositores Iván Barrientos (Serenata Lago Verde), Juan Mouras (Sonata al viento, estreno) y Violeta Parra (Gracias a la vida, arreglo J. Mouras). Este concierto se repitió el 3 de mayo en Chile Chico y al día siguiente en Puerto Aisén.

Región Metropolitana

En la Capilla San Miguel de Rangue el Coro Cantoría Artes, dirigido por Silvia Sandoval, se presentó el 30 de agosto de 2003. En el concierto, formado sólo por obras de autores nacionales, el grupo coral interpretó Antífonas para órgano, coro y solistas, Vi el agua... (María Carolina Muñoz, (soprano, solista) y Los cuerpos de los Santos... de Alfonso Letelier; Kyrie de la Misa Veni Domine (Juan Pablo Dourthé, bajo solista) y Aleluia (Introducción) de Juan Lémann; Gloria de la Misa Rex Magnum (solistas: Bruno Vargas, bajo; Juan P. Dourthé, bajo; Edwin Torres, tenor) y Credo, de la misma misa, de Luis Merino; Santo de la Misa Litúrgica (Valentina Ortiz, contralto solista) de Juan Amenábar; Padre nuestro de Pablo Délano; el preestreno de Himno eucarístico de Jorge Rojas-Zegers, y, para concluir el concierto, Aleluia para coro mixto de Juan Lémann.

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License