SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.58 issue201Alcances a dos estudios sobre la música española e hispanoamericana de los siglos XVII y XVIIIMúsica chilena en el exterior author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Revista musical chilena

Print version ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. vol.58 no.201 Santiago Jan. 2004

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27902004020100007 

 

Revista Musical Chilena, Año LVIII, Enero-Junio, 2004, N° 201, pp. 99-109

CRÓNICA

Creación musical chilena

Leonardo Mancini
Director de Coros, Valdivia.Chile.


Según las informaciones llegadas a la RMCh desde el 1 de octubre de 2003 al 31 de marzo de 2004, se han interpretado en el país y en el extranjero las obras de compositores chilenos que se mencionan a continuación.

Compositores chilenos en el país

En Santiago

Biblioteca Nacional

En la Sala América de la Biblioteca Nacional, el 5 de noviembre, la pianista Ana María Cvitanic ofreció un recital en compañía de algunos instrumentistas. En el concierto, organizado por la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE) se interpretaron sólo obras de compositores chilenos. Estas fueron las siguientes: Zamacueca de Enrique Soro y Asonantástica de Santiago Vera, ambas para piano, que fueron interpretadas por Ana María Cvitanic, Cinco series bailables de Carmen Aguilera, en que Ana María Cvitanic actuó junto con el pianista Esteban Abarca; El amor para canto (Patricia Vásquez) y piano (A.M. Cvitanic) de Luis Advis; Dúo uno para flauta dulce (Jorge Montero) y piano (A.M. Cvitanic); Juego a tres para dos flautas dulces (Octavio Hasbún, J. Montero) y piano (A.M. Cvitanic); Motivos del son para tenor (Gustavo Morales) y piano (A.M. Cvitanic), y Zahir para flauta (Pablo Sanhueza) y piano (A.M. Cvitanic).

Instituto Goethe

Del 17 al 19 de octubre de 2003 se realizó en el Instituto Goethe el festival "Presencia de las músicas actuales" organizado por la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, la Universidad Internacional SEK y el Instituto Profesional Escuela Moderna de Música. En el programa se contemplaron una exposición, mesas redondas y conciertos. El 17 de octubre el Ensamble Antara de la PUC, que dirige Alejandro Lavanderos, anunció Muraiki de Leonardo García, Rhin y Merlot y Tarkeada antártica de Boris Alvarado. El 18 del mismo mes, la Orquesta Moderna, dirigida por Luis José Recart, de la Escuela Moderna de Música, presentó Tres visiones de un sikuri atacameño de Carlos Zamora. El 19 de octubre, a medio día, el Ensamble XXI de la Pontificia Universidad Católica de Chile programó Asterión de Sebastián Jatz, Solitario de Alejandro Guarello, Tango y vals de Carlos Zamora y Concertante de Edward Brown. Ese mismo día, a media tarde, se programó al Cuarteto Contemporáneo de Guitarras Eléctricas Quadros, del Instituto Profesional Escuela Moderna de Música. En el programa figuraron las siguientes obras: Nada es perfecto de Emilio Miranda, Luchín y Deja la vida volar (arreglos de Gastón Apablaza) y El aparecido (arreglo de Sebastián Vergara), tres canciones de Víctor Jara, Churrasqueando de Mauricio Yazigi y Espejo de tierra de Jordi Adriazola. Siempre el día 19 de octubre de 2003, en la tarde, actuó el Ensamble Contemporáneo de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, dirigido por Aliocha Solovera. Se programó Divertimento de Miguel Aguilar, Reversible de Aliocha Solovera y Trío Sonare de Juan Pablo Abalo.

En el ciclo de conciertos que el Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD) realizó en Chile, en el marco del Encuentro Cultural Alemania - Chile -Mercosur, del 10 a 28 de noviembre, denominado "Límites, bordes, fronteras", el guitarrista Luis Orlandini interpretó, en su recital del 14 de noviembre en el Instituto Goethe, las siguientes obras: Ilógica de Pablo Aranda, Tres mo-men-tos de Eduardo Cáceres, Simpay de Celso Garrido-Lecca y Tonada N° 5 y Tonada N°6 de Pedro Humberto Allende. Además, La carta de Violeta y Clara Sandoval para soprano (María José Brañes) y guitarra, canciones compuestas por Federico Heinlein.

Instituto Chileno Norteamericano

El XVII Ciclo de Pianistas Jóvenes 2003 se realizó del 4 al 24 de noviembre de ese año. Las primeras fechas del Ciclo se efectuaron en el Auditorium del Instituto Chileno Norteamericano de Cultura y la última en la Sala Claudio Arrau del Teatro Municipal. El 4 de noviembre, el pianista Sergio Massardo incluyó en su programa Por bulerías de Mauricio Yazigi. El 11 del mismo mes Paolo Bertolmeoli presentó Tres preludios de Luis Advis. El 13 de noviembre Sergio Leiva interpretó Estudio fantástico de Enrique Soro. El joven pianista Felipe Verdugo contempló en su recital del 18 del mes Preludio N°3 de Luis Advis. El 20 de noviembre Gastón Ytier tocó Estudio N°4 de Pedro Humberto Allende. Finalmente, el concierto de clausura, realizado el 24 de noviembre por Clara Sandoval, contempló en el programa Preludio N°9 y Preludio N°10 de Carlos Botto.

Teatro Municipal de Ñuñoa

El 21 de octubre de 2003, en el Teatro Municipal de Ñuñoa, actuó la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil con un programa de compositores chilenos. En la primera parte del concierto, dirigida por José Luis Domínguez, se escucharon Obertura de la ópera La cenicienta y Tonada de Jorge Peña Hen, además de La caravana (Primer Premio, Concurso de Composición Jorge Peña Hen) de Sebastián Errázuriz. En la segunda parte del concierto, esta vez bajo la dirección de Fernando Rosas, la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil interpretó Epitafio encendido de Celso Garrido-Lecca, Dura elegía de Fernando García e In memoriam Jorge Peña de León Schidlowsky.

El 24 del mismo mes actuó en el Teatro Municipal de Ñuñoa la Orquesta de Cámara de Chile bajo la conducción del director invitado José Luis Domínguez. En la ocasión se incluyó el estreno de Eventos de Celso Garrido-Lecca.

Teatro Municipal de Santiago

El 24 de noviembre de 2003, en la Sala Claudio Arrau del Teatro Municipal, se realizó el concierto de clausura del XVII Ciclo de Pianistas Jóvenes organizado por el Instituto Chileno Norteamericano de Cultura (ver bajo Instituto Chileno Norteamericano).

El 12 de marzo de 2004 la Orquesta Filarmónica de Santiago ofreció un concierto bajo la conducción de Maximiano Valdés, su director titular. Dentro del programa figuró Suite Aculeu de Alfonso Letelier. El mismo programa se repitió en el Teatro Municipal los días 13 y 15 de marzo. El 20 del mismo mes la Orquesta Filarmónica, siempre dirigida por Maximiano Valdés, ofreció un programa que incluía Jubilaeus Musicus, op. 45, de Juan Orrego-Salas. Los días 22 y 23 de marzo la Orquesta repitió, en el mismo local, el concierto.

Universidad Católica. Centro de Extensión

Del 10 al 15 de noviembre de 2003, en el Salón Fresno del Centro de Extensión de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), se realizó el XIII Festival de Música Contemporánea Chilena 2003 que anualmente organiza el Instituto de Música de la PUC. En el concierto del 10 de noviembre se escucharon Concierto para oboe de Gustavo Becerra y Krakowiana para cello y cuerdas de Boris Alvarado. Los solistas fueron Rodrigo Herrera (oboe) y Polonia Sienkiewicz (cello), ambos fueron acompañados por la Orquesta de Cámara de la Pontificia UC de Valparaíso, bajo la dirección de Pablo Alvarado. El martes 11 del mismo mes se interpretaron: Bajo presión para contrabajo (Daniel Navarrete) de Raúl Díaz, Reversible para flauta, clarinete, viola y piano de Aliocha Solovera y Trío sonare para violín, viola y cello. Ambas obras fueron interpretadas por el Ensamble Contemporáneo de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, que dirige Aliocha Solovera. El mércoles 12 de noviembre se presentaron las obras siguientes: Cha-chá-cha para cello (Ángela Acuña) y percusión (Gerardo Salazar) de Eduardo Cáceres y [SIC] para cello (Celso López) y electrónica (Juan Pablo Cáceres) de Juan Pablo Cáceres. El jueves 13 se incluyeron las obras de autor nacional que a continuación se indican: Salmo al pueblo de Lota para soprano, mezzo, barítono, flauta, violín, cello y piano de Rafael Díaz, De sueños y ... para mezzo, flauta, cello y piano de Cirilo Vila, Masa para soprano, mezzo, barítono, flauta, violín y piano de Daniel Osorio, Dos piezas para piano de Francisco Silva, Masped para violín, cello y piano de Pablo Aranda, Dale!! para flauta, guitarra, cello y piano de Alejandro Guarello. Todas esas obras fueron presentadas por el Taller de Música Contemporánea UC, dirigido por Pablo Aranda. El concierto concluía con Ronde-Bosse para viola (Garth Knox), arpa (Manuel Jiménez) y electrónica (Gabriel Brncic) de Gabriel Brncic. El viernes 14 se presentó Fárragoparafrástico para soprano (María José Brañes), violín (Gonzalo Beltrán) y piano (Rodrigo Rubilar) de Javier Party, Rito para flauta (Wilson Padilla) y electrónica (Félix Cárdenas) de Félix Cárdenas, Contacts para 8 flautas (Nicolás Faunes, Wilson Padilla, Cristián Guerrero, Carlos Rojas, Nicolás Ortiz, Christian González, Roberto Cisternas y Vicente Vaccani) y electrónica (Edmundo Vásquez) de Edmundo Vásquez, Cygnus x-1 para piano (Sergio Valenzuela) y electrónica (Oscar Carmona) de Oscar Carmona y Hechizos para guitarra (Oscar Ohlsen) de Mauricio Arenas. En el último concierto, realizado el sábado 15 de noviembre, se interpretaron las siguientes obras de autor chileno: Pneumonia para cuatro guitarras (Cuarteto de Guitarras UC), Mientras, yo caminé lejos... por la otra orilla para flauta (Paola Muñoz) y electrónica (Cristián Morales) de Cristián Morales, Dos imágenes para cuatro guitarras (Cuarteto de Guitarras UC) y Renascence para flauta, clarinete, violín, cello y piano y percusiones (Quinteto CEAMC y Carlos Vera, percusiones) de Adrián Pertout.

Universidad de Chile, Casa Central

El 10 de octubre de 2003, en el Patio Andrés Bello de la Casa Central de la Universidad de Chile, con motivo de la entrega del cargo del profesor Eduardo Salgado, Director del Centro de Extensión Artística y Cultural de la Corporación, al ex Decano de la Facultad de Artes, prof. Dr. Luis Merino, se realizó un concierto de la Orquesta Sinfónica de Chile, dirigida por David del Pino Klinge. En el programa se contempló Sinfonía 1964 del compositor nacional Tomás Lefever.

Universidad de Chile, Sala Máster, Radio Universidad de Chile

El 5 de octubre de 2003, a mediodía, en el Estudio Máster de la Radio de la Universidad de Chile, se presentó el Coro de Cámara Mozart dirigido por Luis Vásquez. El programa contempló, entre otras obras, El cautivo de Tiltil de Patricio Manns, en arreglo de R. Cáceres, América de Nino Bravo, El cigarrito de Víctor Jara, en arreglo coral de G. Romero, Atlántida de Luis Vásquez y El aparecido de Víctor Jara, en versión coral para voces masculinas de William Child.

El 9 de noviembre se realizó un programa con obras del guitarrista y compositor Juan Antonio Sánchez. En dicho recital, además del compositor, actuaron el guitarrista Jorge Bravo, el cellista y acordeonista Cristián Gutiérrez y el percusionista Felipe Candia. En la presentación se incluyeron las siguientes piezas de Sánchez: Tonádica violética, Todavía podemos clasificar, Chiloética, Tonada por despedida, Presagio, Pastizales, Raimundín, Vuelve pronto, Guitarrosa y Camino de fuego. El 16 de noviembre el guitarrista Romilio Orellana interpretó Tonada por despedida de Juan Antonio Sánchez. El 23 de noviembre en la Sala Estudio Máster se realizó el lanzamiento del disco compacto Sol y sereno con música del guitarrista flamenco Jorge Bravo. En la oportunidad se escucharon las siguientes piezas de Bravo: Alaire, Sol y sereno, El sombra, Compalmas, Stolen tickets, Marín, Alamae y Neruda. El 30 de noviembre actuó el guitarrista Carlos Pérez quien incluyó en su recital las siguientes piezas tradicionales chilenas: Tonada, Parabién, Sajuriana, Entonación y Cueca.

El 7 de diciembre, siempre en la Sala Estudio Máster, se presentó la mezzosoprano Daxnia Riquelme, quien cantó Quiero dormir y no puedo y La bella malmaridada de Federico Heinlein. También actuó la soprano Vanesa Henríquez e interpretó Nací en el campo de Francisco Flores del Campo. Ambas fueron acompañadas por el pianista Edwin Godoy.

Universidad de Chile, Sala Isidora Zegers

El 6 de octubre de 2003 la cellista Francisca Reyes ofreció un recital en la Sala I. Zegers. En el programa incluyó la Sonatina de Federico Heinlein, acompañada por la pianista Leonora Letelier. El 7 de octubre, en la Sala Isidora Zegers, se efectuó una ceremonia en homenaje al Instituto Interamericano de Educación Musical (INTEM), organizado por la Sección Chilena del Foro Latinoamericano de Educación Musical (FLADEM-Chile) y el Departamento de Música y Sonología de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile. En la ocasión, entre otras obras se interpretó, por el Coro de la Facultad de Artes, dirigido por Fabio Pérez, Remanso de Cirilo Vila. El 10 del mismo mes se presentó en la Sala Isidora Zegers el Conjunto de Cámara de Percusión dirigido por Elena Corvalán. En el programa figuró Estudio N°39 de Ramón Hurtado. El 14 de octubre se realizó un concierto preparatorio del concurso "Liliana Pérez Corey". En esa ocasión el guitarrista Juan Carlos Poveda interpretó Sugerencia sobre Chile de Jorge Urrutia Blondel. El 15 de octubre de 2003 se efectuó en la Sala I. Zegers el Concierto Aniversario del Conjunto de Percusión Rythmus, que fundó el Profesor Ramón Hurtado en 1968. En el programa, Rythmus interpretó Preludio y La curicana, tonada, de Ramón Hurtado. El 20 de octubre, a medio día, en la misma Sala, actuó el guitarrista Matías Inzunza, quien presentó Preludios N°1 y N°2 de Darwin Vargas. El mismo día 20, en el mismo lugar, se presentó el guitarrista Pablo González, incluyendo en su recital Auzzielle de Edmundo Vásquez. El 23 de octubre, a medio día, actuó el guitarrista Gonzalo Cáceres, qién interpretó los Preludios N°2, N°3 y N°4 de Siete preludios breves de Miguel Letelier. El 30 de octubre, en la misma Sala, se presentó el pianista Danilo Pérez. En su concierto incluyó el Estudio en Mi bemol Mayor y el Estudio en Do sostenido menor de Carlos Araya.

El 3 de noviembre de 2003, en la Sala Isidora Zegers, se ofreció un recital de cornos en el que se interpretó Canzona VI (a Debussy) de Edward Brown; en la ejecución de la obra colaboró el percusionista Rodrigo Kanamori. El 10 de noviembre la soprano Marianela Toledo interpretó El peinecillo dorado y La gitana, del ciclo El alba del alhelí, de Juan Orrego-Salas. El 13 de igual mes, se presentó la violinista Margarita Valderas, acompañada por Leonora Letelier, presentando, entre otras obras, Sonata N°2 de Ramón Campbell. El 18 de noviembre, en la Sala Zegers, actuó el guitarrista Matías Inzunza. En el programa se contempló el Preludio N°1 y Preludio N°2 de Darwin Vargas. El 20 de noviembre el pianista Ricardo Vásquez interpretó Navíos lejanos de Fernando García. El 21 del mismo mes el guitarrista Julio Armijo presentó Estudio N°1 de Pablo Délano. El 25 de noviembre el guitarrista Roberto Cisternas interpretó Danza exótica para flauta sola de Luis Clavero. El 28 de noviembre, en la mañana, siempre en la Sala Isidora Zegers, se escuchó Ejercicio para batería de Ramón Hurtado y Elena Corvalán, interpretado por Juan Pablo Rojas. El mismo día, en la tarde, se ejecutó La curicana, tonada, de Ramón Hurtado, interpretada por el curso de cámara de percusión que dirige Elena Corvalán.

Del 12 al 16 de enero de 2004, en la Sala I. Zegers, se realizó el Festival de Música Contemporánea 2004 que organiza anualmente el Departamento de Música y Sonología de la Facultad de Artes. Las obras de compositores chilenos que se interpretaron en esa oportunidad fueron las siguientes: El 12 de enero figuraron cuatro canciones (A dos razones, Engalanada, Los dos soldados, Trío), sobre textos de Efraín Barquero, de Sergio Ortega, que fueron interpretadas por Daniel Farías, tenor, y Cirilo Vila, pianista. El compositor Eduardo Cáceres dijo algunas palabras en memoria del recientemente fallecido creador de las canciones. Ese mismo día se tocó Preludio "A la Violeta" para flauta (Christian Vásquez), violín (Mario Castillo) y piano (Mario Feito) de Mario Feito; Amarimbonao para dos marimbas (Patricio Hernández, Mario Baeza) de Carlos Silva; Zig-Zag para quinteto de vientos (Roberto Cisterna, flauta; Francisco Naranjo, oboe; Kattiusca Marín, clarinete; Carolina Angulo, fagot; Jaime Ibáñez, corno; Jorge Espinoza, director) de Eduardo Cáceres; Versos sueltos para canto (Patricia Fuentes) y piano (Cirilo Vila), con textos de Nicanor Parra, de Gustavo Becerra, a quien se le rindió un homenaje por su labor creativa a través de las palabras dichas por Eduardo Cáceres; Construyendo Babel para violín (Sebastián Rojas, Jaime Frez) de Jaime Frez; Cosmos para piano (Cecilia Margaño) de Nelson Tobar y, finalmente, Chilenita N°3 para percusiones (Ensamble de Percusión de la Universidad de La Serena: Paloma Maldonado, Simone Caiafa, Natalia Madrid, Natalia Tapia, Ska Cuturrufo y Raimundo Garrido, director). El día 13 de enero se interpretaron las siguientes obras: Por la justicia y la paz, ciclo de dos canciones (Justicia y Una cuenta que saldar), con textos de Paul Eluard, para tenor (Daniel Farías) y piano (Cirilo Vile) de Eduardo Maturana, fallecido en 2003, quien fue recordado por el Prof. Hanns Stein. El programa continuó con Barcarola, sobre un poema de Jorge Teillier, para guitarra (Mauricio Valdebenito) de Rafael Díaz; Lea para percusiones (Ensamble de Percusión de la U. de La Serena, director Raimundo Garrido) de Gabriel Gálvez; Leitmotiv N°8 para flauta (Pablo Sanhueza) y guitarra (Michel Bert) de Jorge Martínez, y Chatarras y cacerolas para percusiones (Ensamble de Percusiones de la U. de La Serena, director: Raimundo Garrido). En el día 14 figuraron las composiciones que a continuación se señalan: el estreno de Movimiento concertante para saxofón alto (Miguel Villafruela) y cuarteto de cuerdas (Cuarteto Nuevo Mundo: Héctor Viveros, violín I; Darío Jaramillo, violín II; Claudio Cofré, viola; Juan Goic, cello) de Juan Orrego-Salas, a quien el compositor Sebastián Errázuriz rindió un homenaje por su trayectoria; Masped para violín (Cecilia Carrère), cello (Celso López ) y piano (Fernanda Ortega) de Pablo Aranda; Envolventes para dos saxofones (Miguel Villafruela, Alejandro Rivas), percusión (Gerardo Salazar) y piano (Miguel Sepúlveda) de Carmen Aguilera; Finare para guitarra (Rodrigo Moyano) y cuarteto de cuerdas (Cuarteto de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso: Cristián González, violín I, Melodía Leiva, violín II; Eloísa Leiva, viola; Soledad Figueroa, cello) de Félix Cárdenas; Cygmus x-1 para piano (Sergio Valenzuela) y electrónica; La yuxtapuesta para guitarra (Mauricio Gutiérrez de Juan Antonio Sánchez; De sueños y..., con textos de Pedro Lastra, para voz (Nancy Gómez), flauta (Nicolás Faunes), cello (Celso López) y piano (Fernanda Orrego) de Cirilo Vila; Alternativa para violín (Sebastián Rojas) y piano (Priscilla Vergara) de Bryan Holmes; Cai-cai y Treng-treng vilú (servidos a la mesa) para dos contrabajos (Carlos Arenas y Pablo Guíñez) de Christian Pérez, y, finalmente, Visiones de América para percusiones (Ensamble de Percusión de la U. de La Serena, director: Raimundo Garrido) de Fernando García. En la cuarta función del Festival, el 15 de enero, se escucharon las siguientes creaciones nacionales: Mujeres dominantes para hombres alterados para contrabajo (Alejandra Santa Cruz) y vibráfono (Rodrigo Kanamori) de Sebastián Errázuriz; El arlequín azul para trío de flautas (Wilson Padilla, Macarena Cortés, Christian González) de Felipe Rubio; La mujer perfecta de Carolina Holzapfel, que actuó como intérprete, en voz y piano; Una confusión cotidiana para voces (Angélica Figueroa, Gladys Briceño), recitante (Sergio Piña), violín (Cecilia Carrère) y piano (Eleonora Coloma) de Eleonora Coloma, y La rima en vida para barítono recitante (Juan Pablo Dufré), dos trompetas (Claudio Anaís, Eduardo Veloso), trombón tenor (Patricio Beramonte), trombón bajo (Marcelo Véliz), saxo alto (Michel Torres), saxo barítono (Pedro Portales) y piano (Carolina Holzapfel) de Christian Mezzano. En el último concierto del festival, efectuado el 16 de enero, se incluyeron las siguientes obras nacionales: Iniciación para dos guitarras (Edison Tapia y Cristián Retamal) de Cristián Retamal; Tres tristes tigres. I. Sonata para trío de maderas (Trío del Instituto de Música de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Felipe Rubio, flauta; Nelson Niño, oboe, Isabel Céspedes, clarinete) de Cristián Galarce; Cartas del poeta que duerme en una silla para mezzosoprano (Mariana Ossandón), barítono (Gerardo Wistuba), corno (Eugenio Cáceres), trompeta (Claudio Anaís), trombón (Cristián Mezzano), piano (Fernanda Ortega), dirigidos por Cirilo Vila, de Edgardo Cantón, y Estudio N°3 para percusiones (Ensamble de Percusiones Trok-Kyo: Rodrigo Kanamori, Marco Domínguez, Cristóbal Zurita, Ricardo Herrera, Cristián Latorre, Jorge Reyes, director: Eduardo Cáceres) de Carlos Zamora.

El 20 de enero, a medio día, en la Sala I. Zegers, se presentó la pianista Patricia Castro y en su recital contempló el Estudio N°4 y el Estudio N°6 de Pedro H. Allende.

El Departamento de Música y Sonología inaguró el año académico 2004 en la Sala Isidora Zegers, el 31 de marzo. Además de los discursos de bienvenida a los nuevos estudiantes dichos por el Decano de la Facultad de Artes, Pablo Oyarzún Robles, del Director del Departamento, Mario Silva Solís, y del representante del Centro de Alumnos de la Sede Alfonso Letelier Llona, Alex Gell, se interpretaron obras musicales, entre ellas, el Trío Florestán (Jaime de la Jara, violín; Patricio Barría, cello; Cirilo Vila, piano) ejecutó Aforismos de Fernando García, y el Coro del Departamento, dirigido por Fabio Pérez, entonó el Himno de la Universidad de Chile de René Amengual, sobre palabras de Julio Barrenechea.

Universidad de Chile. Teatro de la Universidad de Chile

El 16 de octubre de 2003, en el Teatro de la Universidad de Chile, se presentó la Orquesta Sinfónica de Concepción dirigida por Luis Gorelik. En el programa se incluyó Obertura de la ópera El Pucará de Carlos Zamora.

Los días 17 y 18 de octubre de 2003 la Orquesta Sinfónica de Chile, dirigida por David del Pino Klinge, se inició en el Teatro de la Universidad de Chile el Festival de Primavera. El programa ofrecido en esa oportunidad contemplaba la Sinfonía 1964 de Tomás Lefever. Los días 24 y 25 del mismo mes, la Orquesta Sinfónica de Chile, bajo la batuta de David del Pino Klinge, ofreció el segundo programa del Festival; en éste se incluía Concierto para piano y orquesta de Gustavo Becerra, en el que actuó como solista María Iris Radrigán. Además, se interpretó Concierto para cello y orquesta de Pedro Humberto Allende, actuando como solista Jan Miller. El tercer concierto del Festival de Primavera incluyó la Suite Scapin de Miguel Letelier y se realizó el día 31 de octubre. En el último programa del Festival de Primavera, efectuado los días 7 y 8 de noviembre, se contempló Bartokiana de Juan Pablo Barrera.

El 9 de enero de 2004 se realizó el concierto conmemorativo del 63° aniversario de la Orquesta Sinfónica de Chile, en el Teatro de la Universidad de Chile, dirigido por David del Pino Klinge. En el programa interpretado se incluyeron el Preludio para orquesta de René Amengual y dos canciones del Friso araucano de Carlos Isamitt, interpretadas por la soprano Patricia Cifuentes. Este concierto se repitió en el mismo lugar al día siguiente.

El 19 de marzo de 2004 se ofreció en el Teatro de la Universidad de Chile un concierto de la Orquesta Sinfónica de Chile, dirigida por David del Pino Klinge, para inagurar el año académico 2004 de la Universidad de Chile. En el programa interpretado se consultó Se unen la tierra y el hombre, con textos de Pablo Neruda, de Fernando García. El narrador fue Patricio Trujillo.

El 26 del mismo mes se inició el IV Festival Internacional de la Orquesta Sinfónica de Chile, que está dedicado al centenario del nacimiento de Pablo Neruda. Este Festival se prolongó hasta el 24 de abril. En el primer programa, dirigido por David del Pino, que se presentó los días 26 y 27 en el Teatro de la Universidad de Chile, se incluyeron las siguientes obras de autor chileno, con textos de Pablo Neruda: Las preguntas para barítono (Patricio Sabaté) y orquesta de Eduardo Cáceres, y el estreno de Cuatro canciones del mar para soprano (Patricia Herrera), barítono (Patricio Sabaté) y orquesta. Las canciones son las siguientes: El gran océano de Edgardo Canton, La otra orilla de Rafael Díaz, Se llama a una puerta de Aliocha Solovera y Todos aquí de Gabriel Matthey.

Otras salas y recintos

El 5 de octubre de 2003, en el Teatro Escuela Moderna, se presentó la Orquesta Moderna, dirigida por Luis José Recart. En el programa, íntegramente de autores nacionales, se incluyeron las siguientes obras: Música para flauta dulce soprano (Carmen Troncoso) y orquesta de cuerdas de Juan Mendoza, Entreactos para orquesta de cuerdas de Fabrizzio De Negri, Rincones sordos de Fernando García, Múltiple de Nicolás Ríos, Invocaciones para orquesta de cuerdas de Sebastián Vergara e Historia del tiempo para 18 instrumentos de cuerda de Sebastián Errázuriz.

En la parroquia Nuestra Señora del Rosario, el 6 de noviembre de 2003, actuó la Orquesta de Cámara de Chile dirigida por Fernando Rosas. En el programa se incluyó Eventos de Celso Garrido-Lecca.

El 12 de noviembre, en la Universidad Arcis, el guitarrista Luis Orlandini ofreció un concierto en que incluyó Ilógica de Pablo Aranda, Tres mo-men-tos de Eduardo Cáceres, Simpay de Celso Garrido-Lecca y Tonadas N°5 y N°6 de Pedro Humberto Allende. Además, con la soprano María José Branes interpretaron La carta de Violeta y Clara Sandoval de Federico Heinlein.

El 14 de diciembre, en la parroquia María Madre de Misericordia, se presentaron el Ensemble, Bartok y los Bronces Filarmónicos. Allí se interpretó India hembra de Guillermo Rifo; Canzona N°4, por la paz de Edward Brown, y Canto a Jerusalén de Cirilo Vila.

El 15 de enero de 2004, en la sala SCD, el saxofonista Miguel Villafruela estrenó la obra TTK (81 micropiezas para saxofón y electroacústica) compuesta por José Miguel Candela. La obra se basa en los 81 epigramas Tao Te King de Lao Tse.

El 19 de ese mismo mes, en el Museo Colonial de San Francisco, en la ceremonia en que el ex Presidente de la República Patricio Aylwin entregó al Museo Colonial de San Francisco las medallas recibidas por él durante su mandato, se programó un recital donde el dúo formado por los guitarristas Juan Mouras y Guillermo Ibarra interpretó la Canción Nacional en arreglo de Valdecantos de 1892, la polca Me entusiasmo bailando de Fernández, el paso doble de Retallo Curro cuchares y la Zamacueca White en arreglo de Antonio Alba.

En la sede de la Cámara de Diputados en Santiago, el Palacio Ariztía, el 22 de enero de 2004, se presentó un recital a cargo de los guitarristas Juan Mouras y Guillermo Ibarra, quienes interpretaron las siguientes obras de compositor nacional: Milonga perpetua y Tonada del mar de Juan Mouras, La popular, zamacueca anónima del siglo XIX, y Vals de Alberto Orrego Carvallo.

El 16 de marzo de 2004 en el Aula Magna de la Universidad de Santiago de Chile (USACh) se realizó un homenaje al compositor Tomás Lefever, con motivo del primer aniversario de su muerte. Este homenaje, que fue convocado por importantes instituciones universitarias y distinguidas personalidades de la cultura, comenzó con una mesa redonda y siguió con un concierto en que se interpretaron obras del compositor. Se presentaron las siguientes obras de Tomás Lefever: Cuatro trozos para cuarteto de cuerdas (Cuarteto Sur: Juan Sebastián Leiva, violín I; Jorge Marambio, violín II; Joaquín Bustos, viola; Alejandro Tagle, cello), Música a cuatro (Ensamble Contemporáneo de la U. de Chile: Dante Burotto, clarinete; Davor Miric, violín; Alexandros Jusakos, piano; Nora Miranda, soprano; Aliocha Solovera, director) y Concierto para treinta instrumentos (Orquesta Clásica de la Universidad de Santiago de Chile, director: Santiago Meza).

En las Regiones

VII Encuentro de música contemporánea en Valdivia

El Conservatorio de Música de la Universidad Austral de Chile organizó nuevamente este año un Encuentro de Música Chilena Contemporánea. Este ya es el VII y, felizmente, retomó la línea original de estos eventos, en cuanto a la exclusiva interpretación de música docta contemporánea. La novedad, esta vez, fue la inclusión de compositores extranjeros, pero cuya obra haya sido señera en el posterior desarrollo del arte musical de nuestro tiempo. Idea que me parece muy oportuna, sobre todo, en una ciudad como Valdivia, en que la nueva música se está abriendo camino y captando adeptos. De allí que sea bueno, no sólo desde el punto de vista netamente artístico, sino que lo es también, didácticamente, el mostrar los grandes valores consagrados mundialmente junto a los nacionales. Mejor todavía, si como en el caso de Pierrot Lunaire de Schoenberg, la interpretación va acompañada de una explicación previa, como la que hizo, con mucha claridad, Cirilo Vila.

El Encuentro se realizó en tres fechas y en salas diferentes. La primera etapa en el Teatro Municipal de Valdivia, el 31 de octubre. La segunda, en la Sala de Conciertos del Conservatorio de Música, se efectuó el 5 de noviembre y la última tuvo lugar el 14 de noviembre en el Aula Magna de la Universidad Austral, uno de los mejores espacios para la música del sur de Chile, ubicado en el Campus Isla Teja de la Universidad Austral de Chile.

El primero de estos tres programas, tuvo un inicio desusado, pues comenzó con una coreografía danzada por su autora, la bailarina y coreógrafa valdiviana Eliana Cifuentes, quien denominó a su trabajo Serenidad agónica. Ella se inspiró para su creación en la Serie para violoncello solo de Fernando García, con sus partes Lento-Rápido-Lento-Rápido. Esta obra de García está grabada por el prof. Héctor Escobar del Conservatorio valdiviano en un CD de música chilena contemporánea, que fue usado para el efecto. Por cierto, se trata de una adaptación coreográfica para una partitura que no fue concebida para ser danzada, pero que posee una notable afinidad con este arte. Tanta, que al verla, da la impresión de ser música hecha para ballet. La creación, enmarcada dentro de los postulados de la danza contemporánea, es imaginativa y dinámica, aunque en su realización resultó poco fluida y algo gimnástica. De todos modos, es un trabajo valioso que perfectamente podría proyectarse a otros escenarios del país, como un aporte de la danza valdiviana al repertorio nacional moderno.

El resto del programa estuvo a cargo del Ensamble Contemporáneo de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, grupo juvenil dirigido por Aliocha Solovera, compositor de la nueva generación, formado en Europa. El Ensamble viajó al Encuentro valdiviano con Cristián González, flauta, Dante Burotto, clarinete, Davor Miric, violín y viola, María Carmen García, violoncello, Alexandros Jusakos o Cirilo Vila, piano, y Nora Miranda, voz. Previo a la actuación, el maestro Cirilo Vila entregó valiosas indicaciones para una mejor comprensión de las obras que se ejecutaron. La primera de éstas, del propio director, Aliocha Solovera, Reversible para flauta, clarinete, viola y piano, se caracteriza por una serie de notas largas en que el color y el timbre son la clave para comprender la estructura musical de la composición. Siguió el programa con Música a cuatro, notable obra de Tomás Lefever, concebida para flauta, clarinete, violín, piano y voz, con textos de Huidobro, que reemplazó en el programa a una obra de P. Abaló. Bien realizada musicalmente, los textos fueron vocalizados por la cantante Nora Miranda que hizo gala de su ductilidad timbrística y técnica. Es importante dar a conocer la obra del fallecido compositor chileno, que está en la primera línea de la composición contemporánea y es un referente obligado para las nuevas generaciones de músicos.

Luego de un gran despliegue de actividad en el escenario para sacar el piano, mover atriles y colocar cinco micrófonos, etc., lo cual significó bastante tiempo, se ejecutó Nébula IX, entre cambios de luces y desplazamientos del solista que desarrolló la extravagante y poco musical obra del autor O. Carmona. Para ello Dante Burotto, un buen clarinetista, se vio obligado a forzar su instrumento y realizar variadas proezas timbrísticas. Terminó la primera fecha del VII Encuentro, con una espléndida versión del Pierrot Lunaire de Arnold Schoenberg con gran lucimiento de todos los jóvenes músicos y permitió, nuevamente, a Nora Miranda demostrar su habilidad en el "canto-hablado". Sin duda, la presentación del melodrama de Schoenberg fue el punto más alto de la presentación del Ensamble Contemporáneo en Valdivia.

El 5 de noviembre se cumplió la segunda etapa del VII Encuentro de Música Chilena Contemporánea. La acogedora sala de conciertos del Conservatorio de la Universidad Austral se hizo estrecha, pues quedó gente de pie, lo que confirma el gran interés que hay aquí por la música actual. Especialmente entre los jóvenes. Por ello sería recomendable que todas las actividades con público, en futuros Encuentros, se realicen en el Aula Magna, por las comodidades que ofrece para músicos y espectadores. También, para evitar el despiste que significa para el público, un festival que se realiza en tres partes diferentes. En efecto, el Teatro Municipal está en el centro de Valdivia, el Conservatorio en el señorial barrio de Los Canelos y el Aula Magna, en Isla Teja, lugares muy distantes entre sí.

La velada se inició con un homenaje al concertista y compositor, Víctor Biskupovic, profesor titular de guitarra del Conservatorio valdiviano, fallecido el año 2002. Justo y merecido por la amplia huella que dejó en todos los rincones de la música académica. También en el rico mundo del jazz. Biscupovic fue un permanente animador de estos Encuentros de Música Contemporánea, en todos los cuales siempre estuvieron presentes sus composiciones para guitarra. Su maestra y antecesora en la cátedra de guitarra del Conservatorio, la profesora emérita Isolde Pfennings, ofreció el homenaje. Luego subió al escenario el discípulo predilecto de Biscupovic, Patricio Ruiz-Tagle, quien cubrió toda la primera parte de la velada con cuatro composiciones de la autoría de su maestro. Afortunadamente, Ruiz-Tagle ha realizado un importante trabajo de transcripción a partir de grabaciones, ya que el autor casi no escribió su música. En la ocasión se interpretaron las siguientes: Preludio de un viaje, El viaje, Canción de septiembre -una de las pocas que dejó escrita Biscupovic´- y Sirilla en rondó. La interpretación de estas composiciones recibió el más fiel tratamiento y ejecuciones impecables.

La segunda parte estuvo dedicada a la presentación de nuevas obras de compositores chilenos por el Taller Contemporáneo de Música de la Universidad Católica, integrado por Nancy Gómez, soprano, Nicolás Faunes, flauta, Celso López, violoncello, Fernanda Ortega, piano y Pablo Aranda, director. Todos músicos consumados, pese a su juventud. En esta jornada también se interpretó la obra de un músico extranjero importante, en este caso del notable músico italiano Luciano Berio con cuya obra Sequenza III, para voz sola, inició la segunda parte la soprano Nancy Gómez. Ella sorprendió al público, primero por la forma repentina de iniciar su actuación, cuando aún el público no estaba atento luego del intermedio, y por la verdadera suma de ejercicios vocales en que la cantante debe recorrer toda la gama de sus posibilidades sonoras y no tan sólo canoras. Nancy fue perfectamente capaz de salir airosa de este verdadero "tour de force" vocal, gracias a que posee volumen, amplio registro y suficiente técnica.

Continuó el programa con Dos piezas para piano de Francisco Silva, cuya propuesta me pareció demasiado abstracta y un tanto agresiva. Después, Celso López presentó, de Juan Pablo Cáceres, SIC para violoncello y electrónica. Esta es una curiosa e interesante mezcla de música instrumental viva con sonidos electrónicos pregrabados y perfectamente acoplados por el talentoso cellista, que hizo gala de su buena técnica y habilidad para interactuar con su virtual acompañante. Los dos primeros compositores chilenos, Silva y Cáceres, son jóvenes que apenas superan los 25 años. Pienso que habrá que esperarlos todavía un poco más. En seguida, la pianista del grupo interpretó, de Pablo Aranda, director del Taller, la obra Ale. Se trata de una propuesta bastante similar a la de Cáceres, de extremada abstracción y que necesita una esforzada interpretación cuya exigencia técnica superó con admirable prestancia Fernanda Ortega.

La presentación de los jóvenes músicos culminó con la actuación de todos sus integrantes en el estreno de la interesante obra de Cirilo Vila, De sueños y ... para voz e instrumentos, con texto de Pedro Lastra, en una muy buena interpretación. Sin duda, lo mejor de la presentación de este Taller Contemporáneo de la Universidad Católica.

Cerró el Encuentro valdiviano el pianista letón Armands Abols, actual profesor en el Conservatorio de la Universidad Austral, quien presentó en el Aula Magna un programa exclusivamente con obras para piano de autores chilenos. El repertorio elegido por el talentoso maestro, tiene el valor agregado de ser una apretada muestra de las tendencias predominantes en la composición chilena desde las primeras décadas del siglo XX con Domingo Santa Cruz, Carlos Lavín y Enrique Soro, y de la segunda mitad, con Carlos Riesco, Fernando García y Santiago Vera. Abols supo traducir fielmente el espíritu que animó a los autores de estas representativas obras, con una interpretación plena de energía y pasión, bien enmarcada en una técnica pianística del más alto nivel. Su conocimiento e interés por la música chilena quedó claramente manifestado en este concierto que debería ser plasmado en disco por su valor testimonial y la calidad artística de la interpretación.

IV Región

Entre el 16 y el 18 de octubre de 2003 se realizó en la IV Región el IV Encuentro Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles, que estuvo dedicado a rendir un homenaje al maestro Jorge Peña Hen, al cumplirse 30 años de su fusilamiento. El evento reunió a 19 conjuntos de todo Chile, congregando a unos mil jóvenes músicos, que ofrecieron cerca de 30 conciertos en diferentes comunas de la IV Región. El Encuentro de Orquestas Juveniles -que finalizó el 18 de octubre en el Coliseo de La Serena con las presentaciones de la Gran Orquesta Infantil (integrada por 600 niños de todo Chile), la Gran Orquesta Juvenil (con 400 músicos) y las orquestas sinfónicas juveniles Nacional y Jorge Peña Hen de La Serena, ante 6.000 personas-, tuvo su concierto inaugural el 16 de octubre en la Catedral de La Serena, y estuvo a cargo de la Orquesta Sinfónica Juvenil Jorge Peña Hen y la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil. La primera, dirigida por Hugo Domínguez, interpretó de Jorge Peña Hen Obertura de la ópera La Cenicienta y Tonada, basada en un tema criollo. La Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil fue dirigida, primeramente, por José Luis Domínguez, que estrenó La caravana de Sebastián Errázuriz, Primer Premio del Concurso de Composición Jorge Peña Hen. A continuación el conjunto sinfónico fue conducido por Fernanda Rosas, que estrenó Epitafio encendido de Celso Garrido-Lecca, Dura elegía de Fernando García e In Memoriam Jorge Peña, todas obras encargadas para la ocasión.

El 9 de noviembre de 2003, en la Universidad de La Serena, Casa Central, Campus Andrés Bello, se presentó el Taller de Música Contemporánea UC, dirigido por Pablo Aranda. En su programa figuraron las siguientes obras de compositores chilenos: Dos piezas para piano (Fernanda Ortega) de Francisco Silva, De sueños y... para mezzo (Claudia Godoy), flauta (Nicolás Faunes), cello (Celso López) y piano (Fernando Ortega) de Cirilo Vila, Ilógica para guitarra (Luis Orlandini), [Sic] para cello (Celso López) y electrónica de Juan Pablo Cáceres y Dale!!! para flauta (Nicolás Faunes), guitarra (Luis Orlandini), cello (Celso López) y piano (Fernanda Ortega) de Alejandro Guarello. El 16 de noviembre, en el mismo lugar, se realizó un concierto en que se escucharon, entre otras, las siguientes obras de autor nacional: Cegeida para cello (Ana María Vega) de Miguel Ángel Clerc, Lea para percusiones (Ensamble de Percusión de la U. de La Serena, director: Raimundo Garrido) de Gabriel Gálvez, Nehz para flauta (Milén Godoy) de Fernando Guede, Chilenita N°1 para percusiones (Ensamble de Percusión U. de La Serena), Esquinas para guitarra (Francisco Vergara) y el estreno de Visiones de América (En ocres; En verdes) para percusiones (Ensamble de Percusión, U. de La Serena) de Fernando García.

V Región

El 15 de octubre de 2003 se presentó la Orquesta Sinfónica de Concepción, dirigida por Luis Gorelik, en el Teatro Municipal de Viña del Mar. Entre las obras interpretadas figuró Obertura de la ópera El Pucará de Carlos Zamora.

El 30 de octubre, en Los Andes, actuó la Orquesta Sinfónica de Chile, dirigida por David del Pino. En el programa figuró la Suite Scapin de Miguel Letelier.

Del 3 al 7 de noviembre de 2003 se realizó el II Encuentro Internacional de Música Contemporánea de Valparaíso, patrocinado por la Asociación Nacional de Compositores, en el que participaron músicos venidos de Francia, Argentina y México. Durante el III Encuentro se realizaron diariamente conciertos y conferencias sobre la música de hoy. El día 7 se presentó, en la Sala del Instituto Chileno-Norteamericano de Valparaíso, un concierto de música chilena contemporánea. Allí se programaron las siguientes obras: Klamm para oboe (Francisco Naranjo) de Miguel Farías, Ca fait faire ca, obra electroacústica de Pablo Fredes, Dioez para dos sopranos (Eleonora Coloma, Gladys Briceño) de Eleonora Coloma, 76-591, obra electroacústica de José Miguel Fernández, Iniciación para dos guitarras (Edison Tapia, Cristián Retamal) de Cristián Retamal, Alternativa para violín (Sebastián Rojas) y piano (Priscila Vergara) de Bian Holmes, Los sueños de Attar, obra electroacústica de Edgardo Cantón, Leitmotiv 8 para flauta (Pablo Sanhueza) y guitarra (Luis Castro) de Jorge Martínez, Cuatro proposiciones para flauta (Pablo Sanhueza) y guitarra (Luis Castro) de Fernando García, Cygnus para piano (Sergio Valenzuela) y electrónica de Oscar Carmona, Construyendo Babel para violín (Sebastián Rojas), piano (Priscila Vergara), Rocío Hevia (cello) y tablas hindú (Jaime Frez) de Jaime Frez.

El 16 de noviembre pasado, en el Teatro Municipal de Viña del Mar, se presentó la Orquesta de Cámara de la Pontificia Universidad Católica de Vaparaíso (PUCV), bajo la dirección de Pablo Alvarado Gutiérrez. En el programa figuraron las siguientes obras de compositores nacionales, dedicadas a la Orquesta de Cámara de la PUCV: Krakowiana para violoncello (Polonia Sienkiewickz) y cuerdas de Boris Alvarado, Concierto para oboe (Rodrigo Herrera) y cuerdas de Gustavo Becerra, y Cámara 21 para orquesta de cuerdas y dos actores (Paola Abatte Herrera, Álvaro Carmona Jiménez) de Silvia Herrera.

El 4 de febrero la soprano Gabriela Lehmann, el guitarrista Juan Mouras y el guitarronero Américo Huerta participaron en las Quintas Jornadas Musicales de Olmué. En el programa se incluyó el estreno de la cueca A la libertad de Juan Mouras, Volver a los diecisiete de Violeta Parra y Rosa Romero del repertorio tradicional.

El 18 de marzo de 2004 actuó la Orquesta Sinfónica de Chile, dirigida por David del Pino Klinge, en el Gimnasio Municipal de La Ligua. En el programa se contempló la Cueca de los Tres aires chilenos de Enrique Soro.

El 20 del mismo mes la Orquesta Sinfónica de Chile, bajo la batuta de David del Pino Klinge, ofreció en la Universidad Técnica Federico Santa María un concierto en el que se incluyó Se unen la tierra y el hombre, con textos de Pablo Neruda, de Fernando García, actuando como narrador Patricio Trujillo.

VI Región

El 13 de marzo de 2004, en el Estadio Municipal de Rancagua, se presentó la Orquesta Sinfónica de Chile dirigida por David del Pino Klinge. En el programa ofrecido se incluyó Se unen la tierra y el hombre, con textos de Pablo Neruda, de Fernando García, y Cueca de Tres aires chilenos de Enrique Soro.

X Región

El Ensamble Serenata (Hernán Jara, flauta; Guillermo Milla, oboe; Juan Mouras, guitarra; Claudio Acevedo, cuerdas latinoamericanas; Cristián Errandonea, contrabajo; Raúl de la Cruz, percusión) realizó una gira por la X Región en el mes de octubre de 2003. El 23 de ese mes el Ensamble actuó en la Sala Diego Rivera de Puerto Montt, al día siguiente en el Auditorio del Colegio Alemán de Puerto Varas, el 27 de octubre en la Sala Municipal de Entrelagos y el 28 en la Sala Francisco Pineda de Osorno. El programa que presentaron consistió en una serie de piezas de distintos países de Latinoamerica arreglados por Juan Mouras, entre ellas Gracias a la vida de Violeta Parra, además Tonada para un niño triste de Guillermo Rifo, Tonada por despedida de Juan Antonio Sánchez, Valseadito y Cueca cuica de Guillermo Milla.

Los días 31 de octubre, 5 y 14 de noviembre de 2003 se efectuó el VII Encuentro de Música Chilena Contemporánea de Valdivia. El 31 de octubre, en el Teatro Municipal Lord Cochrane se presentaron las siguientes obras de autor chileno, que interpretó el Ensamble Contemporáneo de la Universidad de Chile, dirigido por Aliocha Solovera: Reversible para flauta (Cristián González), clarinete (Dante Burotto), viola (Davor Miric) y piano (Alexandros Jusakos) de Aliocha Solovera, Música a cuatro para flauta (Cristián González), clarinete (Dante Burotto), violín (Davor Miric), piano (Alexandros Jusakos) y voz (Nora Miranda), con textos de Vicente Huidobro de Tomás Lefever, y Nebula IX para clarinete (Dante Burotto) de Oscar Carmona. Además, se presentó la coreografía de Eliana Cifuentes, con música de Fernando García, titulada Serenidad agónica.

El 5 de noviembre, en la Sala de Conciertos del Conservatorio de Música, se le rindió un homenaje al guitarrista y compositor Víctor Biskupovic. El guitarrista Patricio Ruiz Tagle interpretó las siguientes piezas de Biskupovic: Preludio de un viaje, En viaje, Canción de septiembre y Sirilla en rondó. También participó en el recital el Taller Contemporáneo de Música de la Pontificia Universidad Católica, que dirige Pablo Aranda El programa incluyó a los siguientes compositores chilenos: Dos piezas para piano (Fernanda Ortega) de Francisco Silva, [Sic] para cello (Celso López) y electrónica de Juan Pablo Cáceres, ALE para piano (Fernanda Ortega) de Pablo Aranda y De sueños y ..., para conjunto instrumental y mezzo (Claudia Godoy), con texto de Pedro Lastra, de Cirilo Vila.

El 14 de noviembre se clausuró el VI Encuentro de Música Contemporánea de Valdivia, en el Aula Magna AUCH del Campus Isla Teja, con un recital del pianista Armands Abols. En el programa figuraron las siguientes obras: Cinco poemas trágicos de Domingo Santa Cruz, Suite andina de Carlos Lavín, Sonata N°3, en Re mayor, de Enrique Soro, Tres temporarias de Santiago Vera, Nueve relatos de Fernando García y Sonata de Carlos Riesco.

El 13 de enero de 2004 la soprano Gabriela Lehmann y el guitarrista Juan Mouras se presentaron en la Casa de la Cultura de Ancud, con ocasión de celebrarse las Semanas Musicales de esa ciudad de Chiloé. En el programa figuraron Sabelliades a Ruiseñor Rojo de Fernando García, Hijo del planeta de Joaquín Bello y Tonada del mar de Juan Mouras.

Las XXXVI Semanas Musicales de Frutillar se celebraron del 27 de enero al 5 de febrero de 2004. En el concierto de inauguración, el 27 de enero, la Banda Sinfónica de la Fuerza Aérea de Chile, dirigida por Luis Lobos Valenzuela, presentó, entre otras piezas, una Selección de música chilena (arreglo de Ramón Avila) con obras de Osmán Pérez Freire, Nicanor Molinare y Vicente Bianchi. Al día siguiente, 28 de enero, el Trío Devienne (Michael Stoune, flauta; Richard Meek, fagot; Jane Ann Wilson, piano) interpretó Trío de Luis Raúl González Catalán. El 29 de enero el guitarrista Marcelo de la Puebla tocó Tonada N°5 de Pedro H. Allende (arreglo de Luis Orlandini); Sonata N°2 de Gustavo Becerra, y Dos pequeños comentarios de Fernando García. Este mismo programa fue repetido por Marcelo de la Puebla, al día siguiente, en la Iglesia Católica en Entrelagos. El pianista Danor Quinteros programó en su recital del 30 de enero Tres preludios de Luis Advis. El 2 de febrero, el guitarrista Renato Serrano interpretó en su concierto Canción y Ostinato de Alejandro Peralta. Ese mismo día el Dúo ruso (Dénis Kólobov, violinista; Svetlana Kotova, pianista) incluyeron en su programa Grande sonata para violín y piano de Nino García. El 3 de febrero, en la mañana, el flautista Sebastián Hidalgo, acompañado por el pianista Pablo Morales, interpretaron Sonatina para flauta de Nino García; ese mismo día, en la tarde, la Orquesta Sinfónica de Chile, dirigida por David del Pino interpretó dos canciones del Friso araucano de Carlos Isamitt, con la participación de la soprano Patricia Cifuentes. Y el 4 de ese mismo mes el Ensemble Sinfónico de Vientos Víctor Tevah, de la Orquesta Sinfónica de Chile, incluyó en su programa Variaciones sobre un tema de Haydn, para quinteto de vientos, de Luis Advis.

El 31 de enero de 2004, en el Teatro Municipal Lord Cochrane de Valdivia se presentó el guitarrista Marcelo de la Puebla. En su recital interpretó, entre otras obras, Tonada N° 5 de Pedro Humberto Allende, Sonata N°2 de Gustavo Becerra y Pequeños comentarios de Fernando García.

XI Región

Del 15 al 30 de noviembre de 2003 el Dúo formado por los guitarristas Juan Mouras y Guillermo Ibarra, con el apoyo del FONDART (Fondo para la Cultura y el Arte del Ministerio de Educación), realizó una gira de conciertos por Puerto Aisén, Coyhaique, Chile Chico, Cochrane, Villa O'Higgins, Caleta Tortel, Puerto Gaudal, Bahía Murta, Puerto Cisnes, Puerto Puyuhuapi, Las Juntas, Villa Cerro Castillo, para volver a Coyhaique, donde el Dúo Mouras-Ibarra actuó en Canal 4 de TV, y a Puerto Aisén, ofreciendo un total de 14 conciertos. El programa interpretado fue: Canción Nacional de Chile (en arreglo de Vadecantos), Suite Aisén de Iván Barrientos, Tonada del mar, Tango de Juan Mouras y el estreno de Diálogo para dos guitarras de Fernando García.

El 18 de febrero de 2004, en el Salón Augusto Grosse de Coyhaique se presentó la Orquesta Juvenil de la Escuela de Música de esa localidad, dirigida por Juan Mouras. En esa oportunidad se estrenaron dos creaciones de Mouras: Geografía musical chilena (1. Huara de las estrellas, 2. Flores del desierto, 3. Cachimbo y trote) y Glaciares (1. Ritual, danza mapuche, 2. Canto del ventisquero, 3. Ronda al viento).

Los días 18, 24 y 25 de marzo de 2004, el guitarrista Juan Mouras ofreció dos conciertos en Coyhaique y uno en la Isla Melinka (Las Guaitecas). En el programa figuraron: A un bosque de ñires y Estudio frente a un lago de Escenas de Aisén de Iván Barrientos, Orden de Fernando García y Poemas de la Trapananda de Juan Mouras.

 

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License