SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.59 issue204Otras noticiasJuan Javier Rivera Andía. La fiesta del ganado en el valle de Chancay (1962-2002). Religión, ritual y ganadería en los Andes: etnografía, documentos inéditos e interpretación. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú, 2003, 640 pp author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Revista musical chilena

Print version ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. vol.59 no.204 Santiago Dec. 2005

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27902005020400011 

 

Revista Musical Chilena, Año LIX, Julio-Diciembre, 2005, N° 204, pp. 126-127

RESEÑAS DE PUBLICACIONES

Steven Loza (dir.). Musical Cultures of Latin America: Global Effects, Past and Present. Selected Reports in Ethnomusicology, Vol. XI. Universidad de California, Los Ángeles (UCLA): Department of Ehtnomusicology and Systematic Musicology, Ethnomusicology Publications, 2003, 352 pp.


Entre el 28 y el 30 de mayo de 1999 se llevó a cabo la conferencia internacional Musical Cultures of Latin America: Global Effects, Past and Present, en la Universidad de California de Los Ángeles (UCLA). Esta conferencia fue organizada por el Dr. Steven Loza, académico de la UCLA e investigador destacado de la música latinoamericana, que realizó importantes actividades académicas en nuestro país a comienzos de la década de 1990. En dicha conferencia se abordó, desde diversas perspectivas musicológicas, el gran tema de la globalización y su impacto e influencia en la música latinoamericana. La publicación que reseñamos presenta treinta y un trabajos que fueron expuestos en dicha ocasión, más una introducción escrita por el Dr. Loza.

Los treinta y un trabajos -introducción aparte- se presentan en diez grupos que corresponden a nueve paneles y dos discursos principales expuestos en la conferencia de 1999. Dadas las obvias limitaciones del caso, no podemos reseñar cada uno de estos trabajos, así que nos acotaremos a la referencia de tres de ellos, cada uno presente en un bloque diferente, debido a las perspectivas que, a nuestro parecer, ofrecen para la investigación musical.

En el Panel I, México and the Question of Mestizaje: Past and Present, se presentó el trabajo del Dr. José Antonio Robles Cahero (Centro Nacional "Carlos Chávez" de México) "Occidentalización, mestizaje y guerra de los sonidos: hacia una historia de las músicas mestizas de México" (pp. 57-78). Este ensayo parte de la premisa de que los aportes de los historiadores y antropólogos que estudian el mestizaje pueden ser útiles para los musicólogos que investigan el mismo fenómeno en música. Pero no sólo se trata de considerar aportes provenientes de tales disciplinas en torno a tal objeto de estudio, sino de proponer un enfoque académico "híbrido", congruente con la materia que estudia. De este modo, Robles toma como principal referencia el trabajo realizado por el historiador Serge Gruzinski y de él adopta conceptos como "sociedades fractales" -sociedades caóticas surgidas en la transición entre las sociedades precolombinas y las sociedades coloniales mestizadas- las metáforas del patchwork -con predominio de la yuxtaposición de elementos- y del collage -con predominio de fusión de elementos- y la idea de la "guerra de las imágenes", confrontación entre imágenes indígenas y europeas en el proceso de "conquista espiritual" del Nuevo Mundo, es decir, el proceso de occidentalización. Robles se pregunta por el papel de una eventual "guerra de sonidos" en "la formación de un nuevo paisaje sonoro occidental de la Nueva España".

El trabajo "Roots, Tradition and the Mass Media: The Future of Criollo Popular Music" (pp. 163-171) del Dr. Javier F. León (Universidad de Tulane) se expuso en el Panel IV, Africa, the Andes, and Transethnic/Multinational Movements. El universo estudiado aquí corresponde a la música popular "criolla" limeña, y el foco está en la dialéctica entre posturas tradicionalistas y modernizadoras, de modo que se puedan así entender las estrategias que los cultores de esta música tratan de desarrollar para enfrentar el avance de la modernidad. Después de una etapa favorable para la música popular criolla (1968-1980), las políticas de radiodifusión y grandes cambios sociopolíticos condujeron a un declive de la popularidad de este género. En los últimos años se ha presenciado un nuevo interés por parte de nuevas generaciones de músicos y de audiencias, pero su enfoque "modernizante" ha desatado el rechazo de los cultores tradicionales. En medio de este debate, figuras señeras en la historia de este género, como Felipe Pinglo (1899-1936), son citadas como defensa en los argumentos de unos o de otros. Las posturas tradicionalistas son enmarcadas en una cultura criolla de la nostalgia debajo de la cual subyacería el recuerdo de una estructura social que ya no existe. Por otra parte, detrás de las intenciones de los modernizadores puede advertirse cierto interés en el éxito y reconocimiento tanto económico como internacional con cierta desconsideración hacia los procesos históricos locales y su importancia. En definitiva, en la perspectiva de una prolongación potencial de este debate por varios años más, las nociones de tradición, autenticidad, innovación y en última instancia el papel de los criollos en la sociedad limeña contemporánea se encuentran en proceso de reformulación. Y desde un marco más global, se trata de reconocer cuán complejo se ha vuelto el tema de la música popular urbana en Latinoamérica, lo que urge tanto a músicos como a investigadores a replantear sus estrategias y conceptos frente a la condición postmoderna y el avance de la globalización mundial.

Finalmente, en el Panel VII, Intercultural Musical Styles: Case Studies in South America, se presentó la ponencia "Music and Globalization: the Chilean case" (pp. 251-270) del Dr. Luis Merino (Universidad de Chile). Este estudio se centra en la diáspora de compositores chilenos, especialmente después del golpe militar en 1973, y las estrategias mediante las cuales traspasaron la separación física y geográfica, que en varios casos nunca quisieron, por medio de su creación. Desde fines de la década de 1950, un grupo de compositores chilenos comenzó a crear obras directamente comprometidas con la situación sociopolítica del país, obras en las que el Canto General de Pablo Neruda a menudo juega un papel gravitante. Después del golpe de 1973, la mayoría de estos compositores tuvo que exiliarse, pero su relación creativa y musical con nuestro país se mantuvo al menos a través de dos vínculos que han traspasado las fronteras y la amarga restricción del exilio físico. El primero es la prolongación de los temas sociales, históricos, políticos, éticos y culturales que afectaban a Chile, tanto de un modo directo como indirecto, como en el caso de obras de Gustavo Becerra y de Juan Orrego-Salas. Y el segundo es la cita y elaboración de temas de creadores como Violeta Parra y Víctor Jara, ejemplificado en obras de cámara de Celso Garrido-Lecca. En otros términos, la cultura musical chilena después de 1973 ha existido más allá de las fronteras nacionales, lo que nos sitúa en los dominios de los procesos de desterritorialización y de globalización que afectan a la sociedad contemporánea.

En suma, del rico conjunto de artículos que conforman este volumen, más allá de toda la información que nos aportan respecto a temas específicos, se desprende la necesidad de renovar las estrategias conceptuales y metodológicas para estudiar nuestra música, cruzar fronteras disciplinarias, enfrentar los procesos de globalización y resistencia que viven nuestras sociedades y las relaciones complejas y cambiantes que se dan entre tradición, modernidad y postmodernidad, para abordar así con mayor atinencia la realidad musical de nuestro continente y de nuestro país, con miras a la realización de aportes significativos para la comprensión de nuestra situación, de nuestro "sonido" dentro de la "aldea global". La única dificultad que vemos para un acceso más abierto hacia esta riqueza es que la mayoría de los trabajos está en inglés, frente a lo cual caben al menos dos estrategias: atender a las exigencias que -precisamente- nos impone la globalización y aprender inglés, e implementar proyectos de traducción al español de éste y otros textos que constituyen grandes aportes para el estudio de nuestra música.

Cristián Guerra Roja
Facultad de Artes, Universidad de Chile, Chile

 

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License