SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.59 issue204Steven Loza (dir.). Musical Cultures of Latin America: Global Effects, Past and Present. Selected Reports in Ethnomusicology, Vol. XI. Universidad de California, Los Ángeles (UCLA): Department of Ehtnomusicology and Systematic Musicology, Ethnomusicology Publications, 2003, 352 ppJuan Javier Rivera Andía y Dávila Franke (eds.). Músicos en los Andes. Testimonios y textos escritos de dos músicos del valle de Chancay (sierra de Lima). Lima: Pontificia Universidad Católica de Perú, 2005 author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Revista musical chilena

Print version ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. vol.59 no.204 Santiago Dec. 2005

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27902005020400012 

 

Revista Musical Chilena, Año LIX, Julio-Diciembre, 2005, N° 204, pp. 127-128

RESEÑAS DE PUBLICACIONES

Juan Javier Rivera Andía. La fiesta del ganado en el valle de Chancay (1962-2002). Religión, ritual y ganadería en los Andes: etnografía, documentos inéditos e interpretación. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú, 2003, 640 pp.


Aunque este libro, el primero del joven antropólogo peruano Juan Javier Rivera Andía, haya sido incluido entre los mejores libros del año por uno de los diarios más importantes del Perú1 y haya ganado el premio nacional a la investigación en el año 20042 nos gustaría señalar, con ciertos detalles, algunos de sus aciertos y aportes. El volumen, de más de seiscientas páginas y abundante material gráfico contiene, sin lugar a dudas, la etnografía más completa y detallada de la herranza andina que se haya publicado hasta el día de hoy. Pero las descripciones de este libro -atentas a los gestos, a la distribución del espacio, a los testimonios de los participantes y a las metáforas más frecuentes- no se limitan al presente, sino que abordan el pasado. Juan Javier Rivera Andía ha recuperado y transcrito gran parte del enorme corpus de testimonios, fotografías y pentagramas que el desaparecido antropólogo Alejandro Vivanco Guerra, el desconocido y ejemplar discípulo de José María Arguedas, dejara inéditos hace ya cuarenta años. Hay aquí un tema tan importante como caro para la antropología peruana: el cambio. La comparación de ambos retratos -el del Juan Javier Rivera y el de Alejandro Vivanco- nos brinda, por vez primera, la oportunidad de estudiar con precisión la transformación cultural en Perú. Esta precisión nos es otorgada por la delimitación estricta que hace Rivera Andía de una región (el valle de Chancay, en el departamento de Lima), de una época (exactamente cuarenta años, entre 1962 y 2002) y de un fenómeno (las celebraciones en torno a la identificación del ganado) determinados. La vocación etnográfica de este libro refresca, pues, un ambiente académico que, como el andinista, a veces se encuentra saturado de interpretaciones apresuradas.

Este libro intenta, además, una exégesis que, con algo de ventura, nos aproxima al sentido de los sistemas simbólicos religiosos que animan las celebraciones descritas por el autor. Sin embargo, creemos que la ascesis del análisis carece de una euforia y de un personalismo que contrastan quizá demasiado con la densa etnografía que le precede.

Completan este valioso libro una breve colección de textos escritos por los mismos habitantes de esas comarcas y algunos cuentos populares recopilados durante el trabajo de campo en la región. Finalmente, encontramos dos exhaustivas bibliografías: una sobre la herranza en los Andes peruanos y otra sobre los estudios sociológicos realizados en el valle de Chancay.

Los precedentes del análisis y de la etnografía del libro se encuentran en las tesis de licenciatura y maestría sustentadas por Rivera Andía en la Pontificia Universidad Católica de Perú. A pesar de contener materiales tan variados -etnografías, interpretaciones y documentos-, la coherencia del libro nos muestra un texto pensado como tal desde el principio. Juan Javier Rivera Andía ha intentado resolver algunas de las preguntas sugeridas en este libro en numerosos artículos publicados en varias revistas especializadas de Latinoamérica, España y Estados Unidos, tales como Anthropologica de la PUCP, la Gaceta de Antropología de la Universidad de Granada y el Journal of Anthropological Research de la University of New Mexico.

Sólo tenemos un reparo que hacer al libro: su título nos habla de "religión, ritual y ganadería". Creemos que hubiera sido más adecuado usar la noción de "simbolismo" en vez de la de "religión". En términos ortodoxos, una religión implica una iglesia, una institución jerárquica con funcionarios más o menos especializados en los oficios religiosos: ese no es el caso de los rituales descritos por Rivera Andía, al menos en el valle de Chancay. Sin embargo, podemos comprender el propósito del autor: enfatizar algo que los estudios de rituales en Perú -siguiendo a algunos colegas norteamericanos- tienden quizá a descuidar. En efecto, el análisis del rico conglomerado de ceremonias populares en nuestro país ha tendido recientemente no sólo a descuidar la etnografía, sino a ver exclusivamente lo que Roy Rappaport ha llamado los "mensajes autorreferenciales" del ritual: la performance, el prestigio, la reafirmación de la masculinidad, etcétera. Siguiendo con esta terminología, podemos decir que el interés central de Rivera Andía son los mensajes canónicos, no codificados completamente por los participantes del ritual, aquellos que precisamente distinguen el ritual humano de los actos recurrentes de los monos o cangrejos.

Además de este reparo, nos gustaría señalar dos perspectivas adicionales y complementarias que podrían aplicarse en adelante a los rituales estudiados por Rivera Andía. En primer lugar, el análisis de los mensajes autorreferenciales ya mencionados (sobre todo ahora que ya se ha emprendido el estudio de los discursos canónicos). Y, en segundo lugar, sería interesante incluir en el análisis las investigaciones etiológicas sobre el comportamiento de ciertos animales principales en los ritos en cuestión (como las reses o la perdiz kiwyu) y las consideraciones ecológicas sobre el medio ambiente que constituye el escenario del pastoreo del ganado y del pueblo de los hombres.

Con todo, es notable la valentía de este joven investigador. Sus investigaciones realizadas sin muchos recursos económicos, y su alejamiento consciente de ciertas modas ideológicas que hoy predominan en Perú, nos proporcionan un ejemplo más de la vieja sentencia de Oscar Wilde: "Una idea que no es peligrosa no merece de ninguna manera el nombre de idea".

NOTAS

1Ricardo González-Vigil, "Los mejores libros del año 2003", El Comercio, sábado 3 de enero de 2004, p. A-5.

2Se trata del "Premio Nacional CONCYTEC 2004. Estímulo a la creatividad científica y tecnológica", en la categoría de "Investigación en Ciencias Humanas y Sociales", convocado anualmente por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

 

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License