SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.60 issue205Historia social de la música popular chilena, 1890-1950RESEÑAS DE PUBLICACIONES author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Revista musical chilena

Print version ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. vol.60 no.205 Santiago June 2006

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27902006000100006 

Revista Musical Chilena, Año LX, Enero-Junio, 2006, N° 205, pp. 86-104

CRÓNICA

Creación musical chilena

Según informaciones llegadas a la RMCh, desde el 1 de octubre de 2005 al 31 de marzo de 2006 se han interpretado las obras de compositores chilenos que se mencionan a continuación.

Compositores chilenos en el país

En Santiago

Centro Cultural de España

Del 17 al 22 de octubre se realizó el V Festival Internacional de Música Electroacústica de Santiago _Ai-maaki 2005, organizado por la Comunidad Electroacústica de Chile (CECH) y el Centro de Música y Tecnología de la Escuela de Música de la SCD, el Departamento de Cultura del Gobierno Vasco, la SCD, Radio Beethoven y el Centro Cultural de España que facilitó su local para la realización del V Festival. Además de actividades docentes, se efectuaron 11 conciertos de los cuales 4 fueron con música de autores chilenos. En aquel titulado "Memoria electroacústica chilena" (20 de octubre), se escucharon las siguientes obras: Indio (solstice d'hiver des saisons) de Jorge Arriagada, Estudio N° 1 de Samuel Claro, A de Francesca Ancarola, Teorema de Juan Lémann, Cantigas en el umbral de Juan Amenábar, Preludio La noche de José Vicente Asuar y Ahora de Iván Pequeño. En el concierto "Homenaje a Gustavo Becerra-Schmidt en su 80 aniversario" (21 de octubre), de este autor se interpretaron las siguientes obras: Batuque, Cornes volantes, Quipus y Concierto para 4 pianos sampleados. En el concierto de la agrupación de live electronics "Taller Electro", se presentaron La Casa de los Pahntasmas del dúo chiste, Imersión de Jorge Sacaan, Telomandoi de Esteban Anavitarte, Planderfonía de Gustavo Figueroa, Acoplex de Daniel Jeffs y Ciclo global de Gino Fuenzalida. Se realizó otro concierto con obras de miembros de la CECH y de obras tocadas como "anfitrionas" de otros conciertos del Festival (22 de octubre). El programa de este recital fue En el jardín de José Vicente Asuar, En de Matías Troncoso, Que no desorganitza cap murmuri (a Joan Brossa) de Gabriel Brncic, con flauta dulce baja que interpretó Paola Muñoz; Lauch 1 de Marcelo Espíndola, Trayectorias del sueño de Adolfo Kaplán, 9dN. 13 (Viaje-Espacio-Continuo) de José Miguel Fernández, Pañc häzar chakrä kaï andar de Adrián Pertont, Oxasavala (obra a 8 canales) de Paola Lazo, Micro-ciclo "Un camino nuevo", dedicado a Salvador Allende (obra a 8 canales) de José Miguel Candela, Earth de Félix Lazo, Shantih Aum de Cecilia García-García, Sal de Juan Mendoza, Noche de metales (segunda parte), audiovisual con música de Alejandro Albornoz y video de Ítalo Tello, Plastiches (sistema 5.1) de Felipe Otondo y Tambor parlante de Jorge Sacaan.

Escuela Moderna de Música

El 11 de octubre de 2005, en el Instituto Profesional Escuela Moderna de Música se rindió un concierto-homenaje al destacado compositor chileno Luis Advis, acto que se efectuó en el Teatro de dicha institución. En la ocasión se interpretaron los Preludios para piano de Advis y se mostró un homenaje audiovisual al compositor con su sinfonía Los tres tiempos de América.

El 15 de octubre, en el Teatro Escuela Moderna de Música, la Orquesta Moderna de Chile, conducida por Luis José Recart, interpretó Tres visiones de un sikuris atacameño de Carlos Zamora.

El 3 de noviembre, en el Teatro Escuela Moderna de Música, actuó el Cuarteto Latinoamericano (Saúl Bitrán, violín primero; Aron Bitrán, violín segundo; Javier Montiel, viola; Alvaro Bitrán, violonchelo). El programa estuvo constituido por obras de autores mexicanos y chilenos. Estos últimos fueron: Alfonso Montecinos (Cuarteto N°2, of. 31), Carlos Zamora (Cuarteto N°2) y Ramón Gorigoitía (Cuarteto N°2).

El 22 de diciembre, en el Teatro de la Escuela Moderna, se presentó la Orquesta Moderna, dirigida por Luis José Recart. Dentro del programa presentado figuró Tres visiones de un sikuris atacameño de Carlos Zamora.

Instituto Goethe

El 3 de octubre se presentó el programa N° 6 del Colectivo de Intérpretes de Música Actual (CIMA) en la Sala del Goethe-Institut. En dicho programa se contempló Poema para piano de Cirilo Vila, que fue interpretado por Luis Alberto Latorre. El 7 de noviembre se efectuó un nuevo concierto de CIMA (Karina Fischer, flauta; Guillermo Lavado, flauta; Cecilia Carrère, violín; Isidro Rodríguez, violín; Luis Alberto Latorre, piano) y en él se incluyeron las siguientes obras de autores chilenos: Sonata a dúo para dos violines (C. Carrère, I. Rodríguez) de Gustavo Becerra; Oir _D para violín (I. Rodríguez) de Pablo Aranda, y Matta para piano (L. A. Latorre) de Christian Donoso.

Pontificia Universidad Católica de Chile

En el Salón Francisco Fresno del Centro de Extensión de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PC), entre los días 17 y 19 de octubre, se realizó el III Festival Presencias de las Músicas Actuales. Durante el evento se presentaron tres conciertos; en el primero (17 de octubre) se escucharon las siguientes piezas de autor chileno: Laos II, para percusión (José Díaz) y electrónica, de Marcelo Espíndola; Duelo de Rhin y Merlot, de Boris Alvarado; Tres momentos (estreno) de Carlos Zamora; Cuatro entramados sonoros de Fernando García, y Sur (estreno) de Rafael Díaz. Las últimas cuatro obras fueron interpretadas por el Ensamble Antara (Alejandro Lavandero, director, Carolina La Rivera, Nicolás Faunes, Wilson Padilla, Carmen Troncoso, Andrea Mourgues, Daniel Navarrete y José Díaz). El segundo concierto (18 de octubre) contempló las siguientes obras: Las, para orquesta de cuerdas, de Fernando Julio, y Cueca porteña y relativamente guachaca, para orquesta de cuerdas, de Rodrigo Herrera. Ambas obras fueron presentadas por la Orquesta de Cámara de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, dirigidas por Pablo Alvarado. Las obras de compositores chilenos que figuraron en el último concierto (19 de octubre) fueron: Cinco danzas breves, para cuarteto de saxofones (Miguel Villafruela, Pedro Portales, Virginia Covarrubias y Alejandro Rivas); Maribakis de Pedro Marambio; Marimba spiritual de Minori Maki, y Trok-kyo (estreno) de Eduardo Cáceres. Las tres últimas obras fueron presentadas por el Ensamble de percusiones Trok-Kyo (Eduardo Cáceres, director, Pedro Marambio, instructor. Ricardo Herrera, Jorge Reyes, Marcos Domínguez, Rubén Zúñiga y Gipson Reyes).

El 20 de octubre, en el Templo Mayor, en el Campus Oriente de la PUC, actuó la Orquesta de Cámara de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, bajo la conducción de Pablo Alvarado. En el programa se incluyó Las, obra de Fernando Julio dedicada a la Orquesta de Cámara.

El 24 de octubre se presentó en el Campus Oriente de la PUC el oratorio dramático La cena prodigiosa del Padre Hurtado de Fernando Carrasco, con textos de Fidel Sepúlveda. Actuaron el Grupo Aranto y un quinteto de cuerdas (director: Fernando Carrasco), el Coro Universitario de Santiago (director: Pablo Carrasco), el Grupo de Teatro de Funcionarios de la Universidad Católica (directores: Andrea Ubal y Hugo Marchant) y Alberto Vega como el Padre Hurtado, bajo la dirección general de Miryam Singer.

El XV Festival de Música Contemporánea Chilena, que anualmente organiza el Instituto de Música de la Pontificia Universidad Católica, se efectuó del 21 al 27 de noviembre de 2005 en el Salón Fresno del Centro de Extensión de la Universidad Católica. Las obras de autor chileno que se interpretaron en el Concierto del 21 de noviembre fueron: .cl para guitarra (Luis Castro) y flauta (Carmen Troncoso), de Sergio Cornejo; Bailarines faciales, para percusiones, de Hernán Ramírez, y Repercusiones para percusiones, de Gabriel Matthey. En ambas obras actuó el Grupo de Percusión UC. En el segundo concierto (22 de noviembre) se interpretaron obras de los chilenos Cecilia Cordero, de quien se tocó Waqay, para flauta (Cristián González), contralto (Carolina Matus), violín (Davor Miric), guitarra (Mauricio Valdebenito) y percusión (Pablo Soza) y Alejandro Guarello, que presentó Solitario VIII, para viola (Garth Knox). En el concierto del 23 de noviembre figuraron las siguientes obras de autor chileno: Diagramas II, para saxofón (Miguel Villafruela) de Carmen Aguilera; De solitude, para agrupación instrumental (grupo Encoma, Jorge Cornejo, director), de Anselmo Ugarte; Dos movimientos, para marimba (Sergio Menares) y flauta paetzold (Carmen Troncoso) de Carlos Zamora; ¿Adónde?, para voz (Carolina Matus) y saxofón (Eden Carrasco), de Raúl Díaz; Que no desorganitza cap murmuri, para flauta dulce (Paola Muñoz) y electrónica (Cristián Morales) de Gabriel Brncic, y Fátima, para orquesta (Orquesta Moderna, Luis José Recart, director), de Rafael Díaz. El 24 de noviembre se realizó el cuarto concierto del Festival, y en el se incluyó un grupo de obras de compositores nacionales, que fueron las siguientes: Engranajes, para clavecín (Camilo Brandi) y electrónica (Andrés Ferrari), de Andrés Ferrari; Laboratorio, para fagot (Alevi Peña), de José Bandrand; Adue, para 2 flautas (Guillermo Lavado y Karina Fischer), de Aliocha Solovera; Cronopio, para flauta (Guillermo Lavado), de Christian Donoso, y Nodo-II, para flauta (Guillermo Lavado), violín (Francisco Chacón), guitarra (Luis Orlandini), flauta dulce (Paola Muñoz), clarinete (José Chacana), violonchelo (Isidoro Edwards), percusión (Nicolás Moreno) y electrónica (Cristián Morales) de Cristián Morales. En el quinto concierto (25 de noviembre) se programaron las siguientes obras de compositor chileno: Prima, para piano (Danor Quinteros), de Carlos Cajiao; Jake Mate, para piano (Horacio Tardito) y percusión (José Díaz), de Boris Alvarado; Traz(o), para tenor (Francisco J. Mañalich), violín (Francisco Chacón), piano (Rosa Vergara), de Sebastián de Larraechea, dirigidos por el compositor; Decanto, para conjunto (Taller de Lejos, dirigido por Esteban Correa), de Esteban Correa; Oblos, para conjunto (Taller de Lejos, dirigido por Gabriel Gálvez) de Gabriel Gálvez, y Cava, para conjunto (Taller de Lejos, dirigido por Fernando Guede), de Fernando Guede. El sexto concierto del XV Festival de Música Contemporánea Chilena se efectuó el 26 de noviembre. En este se programaron dos obras chilenas. Per naux, para conjunto (Taller de Música Contemporánea, director: Pablo Aranda), de Ángela Ávalos, e Irse, para conjunto (Taller de Música Contemporánea, director Pablo Aranda), de Francisco Silva. En el último programa del XV Festival se tocaron las siguientes composiciones de autor nacional: Senderos nerdianos, para oboe (Jaime González) y arpa (Jeannette Espinoza), de Ramón Gorigoitía; Maquinal insana de Pedro Álvarez, Surrealismo de Juan Pablo Abalo, Divertimento de Miguel Letelier, El remanso de un trueno descansó en el horizonte de Miguel Farías y La flor de la colina de Adrián Pertout. Las cinco últimas obras fueron interpretadas por el Ensamble Contemporáneo [Aliocha Solovera, director, Cristián González (flauta), Francisco Naranjo (oboe), Dante Burotto (clarinete), Claudio Anáis (trompeta), Pablo Soza (percusión), Edgardo Campos (clavecín), Alexandros Jusakos (piano), Davor Miric y Julio Retamal (violines), Mario Castillo (viola) y Celso López (violonchelo)].

Sala SCD

Los días 6, 13 y 27 de septiembre de 2005 se realizaron conciertos de música electroacústica en la Sala SCD. En el primer concierto del ciclo se presentaron obras de autores extranjeros. El día 13 se efectuó el "Concierto-celebración: 80 aniversario de Gustavo Becerra-Schmidt", donde se incluyeron las siguientes obras: Érase una vez en Francia de José Vicente Asuar; Balistoccata, Strukturen y Quipus de Gustavo Becerra-Schmidt y, finalmente …Que no desorganitza corp.murmri (a Joan Brossa) de Gabriel Brncic. El tercer concierto estuvo a cargo del grupo Taller Electro "Compatible 1.3" y se escucharon las siguientes obras: Ejercicio 3 de Alejandro Albornoz, Improvisación con globo (live electronics) de Gino Fuenzalida, El limpiavidrios y la micro de Gonzalo Águila, Hacerse una vida nueva es fácil de Cecilia García-García, Azar de Gerardo Figueroa, MicroB de Gino Fuenzalida, Emersión de Jorge Sacaan, Casualidades vocales (live electronics) de Gonzalo Águila, Microciclo "Alrededor de chiron" (dedicado a Julio Verne) de José Miguel Candela, 30 Flores (redax) de Federico Schumacher y Especial dieciochero con Los The Ramones (live electronics) del dúo Chiste.

Universidad de Chile, Casa Central

El 23 de noviembre, en el Patio Andrés Bello de la Casa Central de la Universidad de Chile se presentó el Concierto Latinoamericano Coral, interpretado por el Aula Coral Latinoamérica, que dirige Silvia Sandoval. Se incluyeron las siguientes canciones populares chilenas: Cantar eterno, en arreglo coral de Jorge Urrutia, y La pollita, en versión para coro de Waldo Aránguiz; además, las obras de Vicente Bianchi, con textos de Pablo Neruda: Tonadas a Manuel Rodríguez, en versión coral de Hugo Villarroel; Romance de los Carrera y Canto a Bernardo O'Higgins, ambas en arreglo para coro del propio Vicente Bianchi; así como Si somos americanos de Rolando Alarcón, en versión coral de Alejandro Pino. En la ocasión se entregó un reconocimiento póstumo a Tomás Lefever y a Alejandro Pino, y se destacó el trabajo de los compositores Pablo Délano y Vicente Bianchi. Con anterioridad, el Aula Coral Latinoamericano había ofrecido igual programa en el Teatro Municipal de San Felipe (5 de octubre), en el Internado Nacional Barros Arana (19 de octubre), en la Cripta Sacramentinos (13 de noviembre) y en la Municipalidad de Cartagena (20 de noviembre).

Universidad de Chile, Sala Isidora Zegers

El 6 de octubre, en la Sala Isidora Zegers, el guitarrista Sergio Bascuñán participó en un concierto, donde interpretó Océano de la chilena Ximena Matamoros. El 13 del mismo mes la soprano Ángela Largo cantó Alabanzas a la Virgen, Villancico, Alborada, Ofrenda de Juan Orrego Salas; y la mencionada cantante, con la soprano Sonia Vásquez, cantaron El encuentro de Pedro Humberto Allende. El pianista Edwin Godoy acompañó en ambas obras a las cantantes. El 18 de octubre el pianista Esteban Retamal ofreció un recital el que contempló la Tonada N° 10 de Pedro Humberto Allende. El 23 de ese mismo mes el Coro Adulto Mayor del Físico 55, dirigido por Julio Venegas, interpretó Apegado a mí de Pedro Núñez Navarrete, y La refalosa del pan de Richard Rojas en arreglo de J. Venegas. En el mismo concierto, el Coro de Adultos de la Universidad de Santiago, dirigido por Verónica Jara, interpretó Te recuerdo Amanda de Víctor Jara en arreglo de E. Gajardo, y Lejos del amor del conjunto Illapu. El concierto terminó con la participación del Coro Adulto Mayor de la Pontificia Universidad Católica, dirigido por Victoria Barceló, que presentó Cantar eterno de Jorge Urrutia Blondel y Niña, dicen que la Luna de Rolando Alarcón en arreglo de A. Pino; y, finalmente, en el recital de guitarra del 27 de octubre, Pablo Salinas tocó Estudio N° 4 de Pablo Délano.

El 3 de noviembre en el recital del guitarrista Francisco Quiroga se escuchó Chiloética, Raimundín y Tonada por despedida de Juan Antonio Sánchez. El 4 de noviembre, siempre en la Sala Isidora Zegers, se presentó el concierto "Música del siglo XXI". Aquí se escucharon las siguientes obras chilenas: Welder para piano, de Cristián Lazo, interpretada por él mismo; Variaciones iconoclastas sobre un tema de tiempos románticos para piano, de David Retamal, ambas obras interpretadas por Miguel Ángel Castro; Discurso fúnebre para fagot (Melodía Baeza), de Roosevelt Montoya; Dual 2 para guitarra (Cristián Avendaño), de María Cristina Catalán y Fantasía para ensamble. Quinteto de a tres para clarinete (Víctor Caba), flauta (Javier Mahan), percusión (Gad Xoyon) y piano (Miguel Ángel Castro) de Miguel Ángel Castro. El 17 de noviembre el guitarrista Fernando Abarca tocó Las Pascualas de Gustavo Becerra. Esta misma obra fue interpretada el 21 del mes, en la Sala I. Zegers, por el chelista Alejandro Escobar. Al día siguiente, en idéntico lugar, se presentó la violonchelista María Fernanda Guerra, quien interpretó Tres pequeña piezas de Roberto Falabella, y el chelista Jorge Caro que presentó Pieza para violonchelo y piano de Gustavo Becerra. Ambos intérpretes fueron acompañados por el pianista Patricio Valenzuela. El 28 de noviembre la soprano Ángela Largo cantó Alabanza a la Virgen, Villancico, Alborada y Ofrenda de Juan Orrego-Salas; la soprano Sonia Vásquez interpretó Río Blanco de Alfonso Letelier, y ambas presentaron El encuentro de Pedro Humberto Allende. Estas obras fueron acompañadas por el pianista Edwin Godoy.

El 11 de enero de 2006, en la Sala Isidora Zegers, se presentó el tenor Daniel Farías. En el programa que interpretó figuraron las obras Recuerdo el mar, con textos de Neruda, de Cirilo Vila, y No me lo pidan, también con textos de Neruda, de Gustavo Becerra. Farías estuvo acompañado por la pianista Leonora Letelier. Al día siguiente, en la misma sala, se presentó el guitarrista Roberto Lagos, quien incluyó en su programa Preludio N° 1 y Preludio N° 4 de Gabriel Matthey.

Del 16 al 20 de enero de 2006 se llevó a efecto el VI Festival Internacional de Música Contemporánea organizado anualmente por el Departamento de Música y Sonología de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile. El Festival, como en años anteriores, estuvo dirigido por el compositor Eduardo Cáceres y las obras chilenas programadas fueron las siguientes: Lunes 16, Carlos Zamora, Tres momentos (Ensamble Antara); Bryan Holmes, Canción de cuna para clarinete (Isabel Césped) y electroacústica mixta; Mario Mora, Unión II para dos guitarras (Luis Orlandini y Cristián Alvear); Eduardo Cáceres, Trok-kyo para percusiones (Ensamble Trok-Kyo); y los estrenos de Boris Alvarado, Jake mate para timbales (José Díaz) y piano (Horacio Tardito), de Alejandro Fuentes; Discursos y propaganda (Coro Contemporáneo Quilapi), y de Christian Pérez, El misterio de la Santísima Trinidad (Ensamble Antara). Martes 17: Rolando Cori: Dedicatorias para guitarra (Luis Mancilla) y los estrenos de Carmen Aguilera, Slow-sob para dos saxofones (Alejandro Rivas, Pedro Portales); de Carlos Silva, Joes para saxofón (Miguel Villafruela) y piano (Miguel Villafruela); de Hernán Ramírez, La espera inútil para contralto (Paula Elgueta), flauta (Alejandro Lavanderos), clarinete (Andrea Mourgues), corno (Jaime Ibáñez), piano (Michael Landan), dos violines (Fabiola Paulsen, Felipe Espinoza), viola (Eloíza Leiva) y violonchelo (María Soledad Figueroa), y de Juan Pablo Orrego, Trap! para trompeta (Héctor Torres) y piano (Dante Sasmay). Miércoles 18: Cristián Mazzano, Anthopos. 12 cuadros coreográficos para percusiones (Cuarteto de percusión); Jaime Fez, La máquina de coser (Ensamble Xilos) y los estrenos de Mauricio Arenas, Memorias de un poeta para guitarra (Romilio Orellana); Gustavo Becerra, Cascada en sequedel para soprano (Cecilia Barrientos), violonchelo (Francisca Reyes) y piano (Leonora Letelier), y Ramiro Molina, Algoritmo para saxofón barítono (Alejandro Rivas), guitarra eléctrica (Ramiro Molina), batería (Nicolás Ríos) y bajo (Daniel Navarrete). Jueves 19: Paola Lazo, Medusa II para percusión (Pedro Marambio), y estrenos de Remmy Canedo, Salía la luna para dos sopranos (Paula Arancibia, María José Brañez), contralto (Ana Isabel Navarro) y electrónica en tiempo real; Fernando García, Dos por dos para vibráfono (Paloma Maldonado) y marimba (María José Opazo); Andrés Ferrari, Engranajes-Dos para clavecín (Camilo Brandi), y Alejandra Santa Cruz, Diálogo para contrabajo (Alejandra Santa Cruz) y piano (Sergio Valenzuela). El viernes 20: Pedro Marambio, Marimbakis (Ensamble Trok-Kyo); Enrique Reyes, Deyabú para percusiones (José Díaz, Nicolás Moreno) y piano (Samuel Quezada); Sebastián Ramírez, Viviolarrbababa para violín (Sebastián Rojas), viola (Sebastián Ramírez), guitarra (Cristián Retamal), bajos eléctricos (Rodrigo Estay, Ricardo Peña) y batería (José Aliaga), director: Bryan Holmes, y el estreno de Renán Cortés: Rito para cuarteto de guitarras.

El 27 de marzo de 2006 se presentó en la Sala Isidora Zegers el violonchelista Miguel Ángel Arredondo. En su recital incluyó Trozo para violonchelo solo de Gustavo Becerra.

Universidad de Chile, Sala Master de Radio Universidad de Chile

El 23 de octubre en el programa "Domingo de Conciertos" que se transmitió en vivo desde la Sala Master de Radio Universidad de Chile, el Dúo Liedmusik, integrado por la soprano Marisol González y la pianista Virna Osses, presentó un concierto en homenaje a Gabriela Mistral. El repertorio interpretado incluyó obras de Federico Heinlein, Alfonso Letelier y otros. El 27 de noviembre, en el mismo programa radial, la pianista Patricia Castro ofreció un recital en el que figuró Rapsodia chilensis de Cirilo Vila.

El 4 de diciembre, siempre en el programa "Domingo de Conciertos", se presentó el Folck-Trío formado por Gabriela Lehmann (canto), Juan Mouras (guitarra) y Jaime Huertas (guitarrón). En el repertorio interpretado se incluyeron obras de Américo Huerta, Juan Mouras y Violeta Parra.

Universidad de Chile, Teatro de la Universidad de Chile

El segundo concierto del Festival de Primavera 2005 de la Orquesta Sinfónica de Chile, realizado en el Teatro de la Universidad de Chile el 21 de octubre, repitiéndose al día siguiente, fue para rendir un homenaje a una vida profesional al violonchelista Roberto González y al compositor Juan Orrego-Salas. El primero interpretó el Concierto N° 1, op. 33, de Saint-Saëns, acompañado por la Orquesta Sinfónica de Chile dirigida por su hijo Marcelo González; y del segundo, la Orquesta Sinfónica, dirigida por Juan Felipe Orrego, hijo del compositor, interpretó Cantata de Navidad (soprano solista: Patricia Herrera) y Serenata concertante de Juan Orrego-Salas.

El 9 de noviembre, en el quinto concierto de la Temporada de Cámara 2005 de la Orquesta Sinfónica de Chile, efectuada en el Teatro de la Universidad de Chile, se presentó el Dúo Liedmusik integrado por la soprano Marisol González y la pianista Virna Osses en un programa dedicado a Gabriela Mistral. En la ocasión se interpretaron las siguientes obras de autor nacional: Dame la mano, Nocturno y Meciendo de Federico Heinlein; La niña de cera de Estela Cabezas; Suavidades y La noche de Alfonso Letelier; Mientras baja la nieve de Pedro Humberto Allende; Cima de Alfonso Leng, y Balada de Edgardo Cantón.

Universidad de Chile, Teatro Oriente

El 8 de octubre, en el Teatro Oriente, la Orquesta Sinfónica de Chile, bajo la dirección de David del Pino Klinge, ofreció un concierto en el cual se interpretó, entre otras obras del repertorio universal, El huaso y el indio del compositor chileno Juan Casanova Vicuña. Esta misma obra se incluyó en el programa Ujoven de la Universidad de Chile destinada a difundir la música entre los estudiantes de enseñanza media, que asisten invitados a los conciertos.

Otras salas y recintos

El 1 de octubre, en el Teatro Oriente, el Coro de Bellas Artes dirigido por Víctor Alarcón interpretó Teneebrae factae sunt de Carlos Zamora. El 11 del mismo mes, en la Community Church, el señalado coro presentó la misma obra de Zamora y el 4 de noviembre la obra se volvió a cantar en la Universidad Tecnológica Metropolitana, lo mismo el 14 de ese mes en las oficinas centrales de Codelco, Chile.

El 9 de octubre, en el Centro Manquehue, el pianista Roberto Bravo ofreció un recital y en su programa incluyó piezas de Víctor Jara y Luis Advis.

El 12 de octubre Roberto Bravo se presentó en la tertulia musical que la Universidad Internacional SEK organiza en el Parque Arrieta. En el programa figuraron obras de Víctor Jara (Te recuerdo Amanda) y Luis Advis (Vamos mujer) en versiones para piano. El 26 de octubre, en otra tertulia en el Parque Arrieta, se ofreció un recital de la cantante Marisol González y la pianista Virna Osses con obras de Federico Heinlein, Alfonso Letelier, Pedro Humberto Allende y Edgardo Cantón sobre textos de Gabriela Mistral. El 9 de noviembre, en el mismo lugar, actuaron la soprano Patricia Cifuentes, la mezzosoprano Claudia Godoy, el tenor Pedro Espinoza y la pianista Erika Vöhringer, interpretando obras de Alfonso Letelier, Sergio Ortega, Alfonso Leng, Violeta Parra y otros.

El 19 de octubre, en el Aula Magna de la Universidad Tecnológica Metropolitana, el guitarrista Wladimir Carrasco ofreció un recital en que tocó, entre otras obras, Dos trozos para guitarra de Rolando Cori.

El 19 de octubre, en el Aula Magna del edificio de la Biblioteca de la Universidad de los Andes, el Ensemble Bartok ofreció un concierto en cuyo programa incluyeron Cueca y Rin de Luis Advis, además de Epigramas mapuches de Eduardo Cáceres.

El 23 de octubre, en el Aula Magna de la Universidad de Santiago de Chile, se presentó el Conjunto de Madrigalistas de la USACh, dirigido por Rodrigo Díaz y Santiago Marín. En el programa incluyeron música coral de Tomás Lefever.

El 9 de noviembre, en la Estación Metro Baquedano, el Ensamble Antara, dirigido por Alejandro Lavanderos, interpretó Tres momentos de Carlos Zamora.

El 24 de noviembre se realizó en el Palacio de la Moneda un recital de la pianista María Paz Santibáñez. En el programa figuró Fantasíica araucánica de Eduardo Cáceres.

El 21 de diciembre, en la Catedral Metropolitana, el Coro de la Universidad Católica, dirigido por Víctor Alarcón, presentó Autosacramental de Navidad con música de Gastón Soublette y textos de Fidel Sepúlveda.

En las Regiones

IV Festival Internacional de Música Contemporánea de Valparaíso "Riccardo Bianchini"

Desde el 7 al 12 de noviembre de 2005 se llevó a cabo, en la ciudad de Valparaíso, la cuarta edición del Festival Internacional de Música Contemporánea de Valparaíso "Riccardo Bianchini". En esta ocasión el Festival fue organizado por la naciente Asociación de Música Contemporánea de Valparaíso (AMCOV), institución independiente que agrupa a compositores, intérpretes, profesores de música y simples aficionados a la música contemporánea, sobre todo, a la de carácter experimental, sin restricciones de lenguaje o estilo. La AMCOV contó para el desarrollo de su iniciativa con aportes del Gobierno Regional, del Instituto de Música de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y con el apoyo de asociaciones culturales y artísticas de la V Región, así como con el concurso de las Embajadas e institutos culturales de Brasil y de Argentina, que contribuyeron a hacer posible el viaje de sendas delegaciones artísticas de estos países hermanos.

Es característica del Festival presentar obras de jóvenes creadores e intérpretes, para valorizar la producción local y ponerla en contacto con importantes y reputados maestros de nivel internacional. Otra prioridad del Festival ha sido el contacto y el desarrollo de proyectos de arte integrado con creadores de otras áreas, tales como la danza, la arquitectura, el video, la plástica, la literatura, la elaboración multimedial digital y el teatro, ampliando las audiencias de la música experimental a sectores que tradicionalmente no se interesaban en estas manifestaciones.

El día 7 se inició el IV Festival, cuyo director artístico es el compositor Jorge Martínez, con los siguientes estrenos mundiales de autor nacional: Conciencia del desastre de Francisco Pereira, para flauta, clarinete y piano; Canción de cuna de Bryan Holmes, para electroacústica y clarinete; improvisación sobre textos de Arnold Schoenberg, bajo la irónica y humorística consigna de que "también los viejos somos contemporáneos…", de Luis Gastón Soublette, y Tellura de Juan Parra Cancino, actualmente residente en Holanda y creador de música electroacústica. Se interpretó, además, la obra El escondite del Trauco de Cristián Retamal. El 8 de noviembre, en la Sala "DECK 00", sala de vidrio ubicada en el extremo del muelle Barón, se estrenó la obra Mundo Moebio del grupo Danzalborde de Valparaíso, creación, con música de Miguel Jáuregui, elaborada en tiempo real mediante sistemas digitales, por el mismo compositor. El 9 de noviembre el Festival se trasladó al Spazio G, galería de arte donde se estrenaron las siguientes obras: Intervención del espacio acústico de Luis Totó Álvarez y Carlos Canales y Paseo Ahumada de Sebastián Ramírez, para voz cantante, batería y clarinete.

El 10 de noviembre, en la Sala Beethoven del Instituto de Música de la PUCV, se realizó un homenaje al compositor italiano Riccardo Bianchini _inspirador y creador del Festival, recientemente desaparecido_ con la presencia de su hija y su viuda. En esa ocasión se llevó a cabo el lanzamiento mundial del CD Riccordo…, editado por amigos y colegas argentinos de Bianchini, tales como el flautista Saúl Martín y el compositor Daniel Schachter, quienes estrenaron las obras Riccordo… (para Riccardo Bianchini) composición electroacústica, y Flax, para flauta procesada digitalmente en tiempo real y electroacústica. Fue, además, estrenada en Chile la obra electroacústica O mors inevitabilis, dedicada a Bianchini por el compositor argentino Enrique Belloc. La pianista trasandina Nora García ejecutó, en estreno chileno, la obra Haiku de Riccardo Bianchini, para piano y electroacústica. También fueron estrenadas en Chile las obras de Bianchini, La principessa senza tempo para flauta (Saúl Martín) y electroacústica, y Sottovoce, obra electroacústica. La velada concluyó con la difusión de obras de ex discípulos chilenos de Bianchini, entre ellas Memorias de los Andes de Edgardo Cantón, 20 Etre 20 Alors 20 de Antonio Carvallo y el estreno de la obra electroacústica Flipper, dedicada "A mi gran amigo y hermano Riccardo….", de Jorge Martínez Ulloa.

El día 11 de noviembre, en el Muelle Barón, continuó el Festival con la inauguración de la instalación Zampoña, obra realizada con el taller "Performance…", de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Federico Santa María, dirigida por los arquitectos Rodrigo Tisi, Roberto Escobar y Pablo Silva, con la participación de los alumnos del taller, sobre una idea original del compositor Jorge Martínez Ulloa. La obra consistía en una suerte de siringa gigantesca, de más de 40 metros de longitud, soplada por los vientos de la bahía de Valparaíso y amplificada mediante micrófonos de contacto, ubicados al interior de cada tubo. La instalación fue montada en el Muelle Barón y fue visitada durante el Festival por turistas y público en general. El mismo día se realizó la presentación de la delegación de artistas brasileños, concluyendo la velada con creadores nacionales, entre ellos María Carolina López, que estrenó su audiovisual Autoadhesiva, Guillermo Eisner que estrenó 2 momentos 3, para dos guitarras y José Miguel Candela, que presentó cuatro fragmentos del ciclo acusmático Salvador Allende Gossens.

El día 12 de noviembre, fecha de clausura del Festival, al interior de la Sala Deck 00 fueron estrenadas en Chile las obras electroacústicas de compositores latinoamericanos contenidas en el primer CD de la REdASLA (Red de Arte Sonoro de Creadores Latinoamericanos), de próxima publicación. Los compositores nacionales Cristián López y Cristián Galarce estrenaron Los vientos, del ciclo Refugios, para acordeón y electroacústica, del primero, e Imposible desaparecer en el océano, para voz recitante, chelo y electroacústica, de Galarce. También estrenó la obra electroacústica Zentralgefängniss de Pedro Álvarez. Ese mismo día concluyó el Festival con una gran fiesta techno en los mismos ambientes del Muelle Barón. Además, en el IV Festival, se estrenaron en Chile las obras electroacústicas Huaiqui (7 de noviembre) de la compositora argentino-uruguaya Graciela Paraskevaídis y Secas las pilas de todos los timbres (12 de noviembre) del creador uruguayo Coriún Aharonián, asiduos colaboradores de la Revista Musical Chilena.

Información de Jorge Martínez Ulloa

IV Región

El XV Festival de Música Contemporánea Chilena organizado por el Instituto de Música de la Pontificia Universidad Católica de Chile, al igual que el año pasado, se proyectó a las Regiones, realizándose cuatro conciertos en La Serena (IV Región) y un concierto en Frutillar (X Región). En el Salón Mecesup, del Departamento de Música de la Universidad de La Serena, se escucharon, el 29 de octubre, las siguientes obras de autor nacional: Cueca porteña y relativamente guachaca de Rodrigo Herrera, Las de Fernando Julio y Trollano de Boris Alvarado; el 5 de noviembre, Pour Klavier de Alejandro Guarello, Variam de Fernando Guede, Decanto de Esteban Correa e Ivut de Gabriel Gálvez; el 12 de noviembre, Mientras, yo caminaré lejos... por la otra orilla de Cristián Morales, ...Que no desorganitza cap murmuri de Gabriel Brncic, avec 9 dn-1.cl, improvisación 1 de Paola Muñoz, flautas dulces y Cristián Morales Ossio, electrónica, Avec 9 dn-2.cl, improvisación 2 de los mismos intérpretes, Lamentos de un Puelche de Juan Pablo Abalo, Clarinen 3 de Gabriel Brncic y avec-9dn-3.cl, improvisación 3 de los intérpretes ya nombrados.

V Región

Del 22 al 26 de agosto de 2005 se realizó en Valparaíso y Viña del Mar el Segundo Festival Internacional de Música Contemporánea "Darwin Vargas W.", evento organizado por el Instituto de Música de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV). En dicho Festival se presentaron numerosas obras de compositores chilenos.

El 22 de agosto, en la Sala Obra Gruesa, se ofreció un concierto de música electroacústica, donde se mostraron las siguientes obras de creadores nacionales: Memoria latente de Cristián Galarce López; Zentralgefängniss de Pedro Álvarez Muñoz, y Leftraru viajero ensoñado… de Cristián López.

El 24 de agosto, en el Teatro Municipal de Valparaíso se estrenaron El Caleuche, para piano (P. Ilabaca), acordeón (E. Calderón) y batería (J. Frez), de Jaime Frez; Tanga, para piano a 4 manos (T. Neumann, D. Arosteguy), de Daniel Arosteguy; Kryma, para vibráfono (J. Ávila) y campanas tibetanas (A. Ibáñez), de Mauro Gutiérrez; 7 minutos de Elmar Gris, para piano (C. Jiménez) y voz (P. Ilabaca), de Pascuala Ilabaca; Es no bista, obra electroacústica, de Fernando Godoy; Tryo, para clarinetes (J. Chacana, F. Briones, A. Torres), de Guillermo Eisner; Swadhisthana, para flauta (A. Arredondo) y acordeones (P. Ilabaca, E. Calderón), de Ernesto Calderón, y Canción de cuna, obra electroacústica, de Bryan Holmes. Además, se presentaron El mañanero, para video (S. Fuenzalida) y danza (J. Lepe, C. Caro, A. Chávez) de Cristián Retamal; Neotango para orquesta (Orquesta Juvenil del Conservatorio de la PUCV, dirigida por Heike Scharrer), de María Carolina López, y Viviolarrabababa, para violín (S. Rojas), viola (S. Ramírez), guitarra (C. Retamal), bajos (R. Estay, R. Peña) y batería (J. Aliaga), de Sebastián Ramírez.

El 26 de agosto, en el Club de Viña del Mar, se presentó la Orquesta de Cámara de la PUCV, dirigida por Pablo Alvarado, interpretando La otra orilla, para soprano (Pamela Flores) y Orquesta de Cámara, de Rafael Díaz. Además, se escuchó Artefacto N° 2, para violín solo (Filipo Espinoza), de Jorge Martínez; Bondick para timbales (José Díaz), de Boris Alvarado; Epigramas mapuches, para voz (Paula Elgueta), clarinete (Isabel Césped), violín (Fabiola Paulsen), violonchelo (Soledad Figueroa) y piano (Michael Landau), bajo la dirección de Boris Alvarado, de Eduardo Cáceres, y Plegaria, para guitarra (Rodrigo Moyano), de Félix Cárdenas.

El 27 del mismo mes, en el Club de Viña del Mar, se presentó el Taller de Lejos de la Universidad de La Serena con el siguiente programa: Cava para dos tecladistas y dos percusionistas, de Fernando Guede; Canto y cuentocuanto para piano y marimba, de Esteban Correa, y Oblos para trombón, piano y dos percusionistas, de Gabriel Gálvez.

El 12 de enero, en el Palacio Rioja de Viña del Mar la musicóloga Silvia Herrera ofreció una conferencia-concierto titulada "La canción en el compositor Sergio Ortega". En esa oportunidad la soprano Paola Lanfranco, acompañada por el pianista Michael Landau, interpretaron las siguientes canciones de Sergio Ortega: Engalanada, Trío y A dos razones del ciclo "Maula", con texto de Efraín Barquero; Pequeña rosa, Tres manos, La noche en la isla, No sólo el fuego y El monte y el río del ciclo Los cantos del capitán, con textos de Pablo Neruda, y las canciones políticas Hasta cuando (textos de S. Ortega y Claudio Iturra), Nada para Pinochet (textos de S. Ortega), Chile resistencia (textos de S. Ortega) y El pueblo unido jamás será vencido (textos de S. Ortega con la colaboración del Conjunto Quilapayún). Además, en esta oportunidad se estrenó en Chile el ciclo Six Nouvelles Mélodies Vilmorines de Sergio Ortega, obra que se estrenó en París en 1994, el mismo año que la compuso, y que no se había vuelto a interpretar.

VIII Región

El 3 de diciembre de 2005, en el Teatro de la Universidad de Concepción, con la Orquesta Sinfónica de esa Universidad bajo la dirección de Guillermo Scarabino, se presentó Entramahendrix de Carlos Zamora. El 24 de marzo de 2006 en ese mismo lugar y la misma agrupación sinfónica, dirigida por Celso Torres, interpretó la Obertura de la ópera El pukara, también de Carlos Zamora.

X Región

VIII Encuentro de Música Chilena Contemporánea de Valdivia

Entre el 5 y el 7 de octubre de 2005, se realizó en Valdivia el VIII Encuentro de Música Chilena Contemporánea, el que estuvo dedicado a la música docta, especialmente chilena, con la excepción de cuatro obras argentinas. El Encuentro constó de seis etapas. La primera, el día miércoles 5, contempló, en la mañana, la charla "La composición musical en general", ilustrada por la obra Flexflo, del compositor chileno Alejandro Guarello, académico del Instituto de Música de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Esta actividad se efectuó en la Sala de Conciertos del Conservatorio de Música de la Universidad Austral de Chile. En la tarde del mismo día se realizó la segunda etapa, en la Sala "Sergio Pineda" de la Universidad Austral de Chile, que consistió en un concierto de música chilena de vanguardia, con el siguiente programa: Pablo Aranda, Da para dos flautas, Cirilo Vila, Hojas de otoño para flauta sola, Aliocha Solovera, A due para dos flautas, Cristian Morales-Ossio, Nodo para dos flautas, tam-tam y medios electroacústicos en tiempo real, Christian Donoso, Cronopio para flauta sola y Alejandro Guarello, Flexflo para dos flautas (2004). Los intérpretes fueron Karina Fisher y Guillermo Lavado.

La tercera etapa se realizó el jueves 6 de octubre en la mañana. Consistió en una charla sobre música electroacústica, con ejemplos musicales de Cristián Morales-Ossio y de otros compositores. El expositor fue Cristián Morales-Ossio, académico de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Ese mismo día, en la tarde, se realizó la cuarta etapa, en la Sala de Conciertos del Conservatorio de Música de la Universidad Austral de Chile. En este concierto de música chilena se escuchó el siguiente programa: Ana María Reyes, Andante nostálgico y Tonada, obras interpretadas por Wladimir Carrasco (guitarra), Gustavo Becerra, Sonata para contrabajo y piano, interpretada por Alexander Sepúlveda (contrabajo) y Marcos Cuevas (piano), Alfonso Leng, Sonata, interpretada por Jacob Fuentealba (piano), Santiago Vera, Temporaria 3: La danza del tiempo trasparente, interpretada por Carla García (piano), Santiago Vera, Asonantástica 3: Juego arcano cósmico, interpretada por Armands Abols (piano), y Mario Concha, Toquio 1, estreno interpretado por Wladimir Carrasco (guitarra) y Mario Concha (charango).

La quinta etapa se realizó el viernes 7 de octubre a las 15:00 horas. Rolando Cori, académico de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, disertó sobre "Música electrónica e introducción a los programas CSound y Pd". Dicha charla se efectuó en la Sala Auditórium del campus Miraflores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Austral de Chile. Ese mismo día, a las 16:30 horas, se realizó la sexta y última etapa del VIII Encuentro en la sala ya mencionada. Se ofreció un concierto de música chilena con el siguiente programa: Rolando Cori, Bailecito con la novia para voz, guitarra y video con sonidos electrónicos, interpretado por Rolando Cori; del mismo compositor Dos trozos para guitarra, interpretado por Wladimir Carrasco, y Alabanzas por la guitarra, que tocó Wladimir Carrasco; Ignacio Moreno, Danzas de los contrarios, estreno, presentado por el Coro de Cámara del Conservatorio de Música de la Universidad Austral de Chile, dirigido por Ignacio Moreno, y Alejandro Torres, Fragmentos musicales, a cargo de la Orquesta Sinfónica Juan Sebastián Bach, bajo la batuta de Alejandro Torres Farfán. Además, se interpretaron obras de los argentinos Esteban D'Antona (Humo de chacarera) y Astor Piazzolla (Melodía en La, Imperial y La muerte del ángel). Las últimas cuatro piezas fueron interpretadas por la Orquesta del Conservatorio de Música de la Universidad Austral de Chile, bajo la dirección de Pablo Matamala Lopetegui.

El 20 de noviembre se realizó en Frutillar, en el Teatro del Lago, un concierto del Ensamble Contemporáneo que dirige Aliocha Solovera. Esta presentación fue parte del XV Festival de Música Contemporánea Chilena que organiza el Instituto de Música de la PUC. En el programa se incluyeron las siguientes obras de autor nacional: Surrealismo de Juan Pablo Abalo, El remanso de un trueno descansó en el horizonte de Miguel Farías, Maquinal insanía de Pedro Álvarez y La flor en la colina de Andrián Pertont.

Información de Vladimir Barraza

El 12 de febrero de 2006 el pianista Roberto Bravo inició una gira por la X Región, al presentarse, ese día, en el Parque Municipal de Quellón; el 14 de febrero lo hizo en la Iglesia de San Francisco de Castro; el 16 de febrero inauguró la Casa de la Cultura "Futa Ruka Chilkatun" de Quellón; al día siguiente tocó en la Iglesia de Calbuco; el 20 de febrero actuó en la Iglesia Sagrado Corazón, de Lautaro; el 21 de febrero, como parte de las actividades de la Semana Valdiviana, se presentó en el Teatro Municipal Lord Cochrane, y finalizó la gira el 23 de febrero en Osorno. Dentro del repertorio que llevó en su gira, figuraron obras de Luis Advis y Joakín Bello.

Música chilena en el exterior

Música de Juan Allende-Blin en discos

Se ha recibido desde Alemania una serie de discos compactos, entre los cuales se incluyen grabaciones de música del compositor chileno Juan Allende-Blin y del organista alemán, y también compositor, Gerd Sacher, ambos actores importantes en la vida musical chilena de la década de 1950. Gerd Sacher ha grabado en CD las creaciones para órgano de Allende-Blin y en otro disco las compuestas por él. Hay que agregar que música de ambos figura en un fonograma que selecciona composiciones para dicho instrumento escritas en Alemania desde 1945. En ese CD, de Allende-Blin se incluye Mein blaues Klavier/Mon piano d'azur, que es señalada como una obra maestra; y, respecto de Gerd Sacher, se dice que es el más eminente intérprete de órgano y descubridor de nuevos caminos, inventando posibilidades inusitadas para el instrumento.

Otro de los CD recibidos contempla la grabación de la obra para piano de Juan Allende-Blin, realizada por el notable pianista alemán Thomas Günther. En la revista Neue Zeitschrift für Musik (mayo-junio, 2004) se publica en elogioso artículo de Dirk Wieschollek al respecto. Además, el Dr. H.C. Heinz Klaus Metzger _importante autoridad musical alemana_ se ha referido a la música de Allende-Blin, tanto la compuesta para piano como para órgano. A continuación se citan, en traducción de la ex directora de Radio IEM, Choly Melnik, y del Prof. Hanns Stein, algunas de las palabras escritas por Metzger en una carta dirigida al compositor:

"Las composiciones para órgano ya las había escuchado por lo menos una vez y, en parte, incluso varias veces, en el diferenciado contexto de diversos programas. Y, por cierto, estos cambiantes entornos hacen que cada vez una luz especial ilumine cada una de las piezas, provocando con ello las diversas comprensiones de las mismas. Pero el programa interpretado por Sacher en Essen tenía otra cualidad que trascendía lo individual, provocando un efecto que _al menos con esa fuerza_ resultaba sorprendentemente penetrante: los aspectos organísticos escogidos de la obra de tu vida, conforman un fenómeno integral, una epifanía. Este programa fue más que una secuencia de composiciones, fue una composición en sí misma (de un orden superior). El poco común estatus de este total se logró, ante todo, violando las cronologías habituales, con las repetidas Transformations II cumpliendo una función que casi se iguala a la de `Promenade' de Tableaux d'une Exposition, y mi obra preferida, Mein blaues Klavier, al final. Hace tiempo que quiero dedicar un ensayo a esta construcción que hace estallar no sólo los `géneros', sino, también, las categorías, ya que en esa música ocurre el desplome de la civilización europea y quizás _dialécticamente_ su salvación".

Obras de Carlos Zamora en el exterior

Se han presentado en el extranjero varias creaciones del compositor Carlos Zamora. Tenebrae factae sunt para coro, obra que fue interpretada por el Coro de Bellas Artes de Santiago de Chile, dirigido por Víctor Alarcón, en los conciertos ofrecidos en su gira por España, el día 23 de mayo en el Auditorio Barradas, l'Hospitalet, Barcelona, el 24 de mayo en el Teatro Metropol, Tarragona, el 27 del señalado mes en la Iglesia Santa Ana, Barcelona, y al día siguiente en la Capilla de l'Esperança, en la misma ciudad. Estudio para percusión N° 4 fue presentado el 5 de octubre en La Habana, Cuba, por el Ensamble Trok-Kyo que dirige Eduardo Cáceres. Cuarteto de cuerdas N° 2 fue interpretado por el Cuarteto Latinoamericano el 19 de enero en el Alumni Concert Hall, Carnegie Mellon, Pittsburgh, Pennsylvania, EE.UU., y el 9 de febrero en el Conservatorio Las Rosas de Morelia, Michoacán, México.

Estreno de obra de Santiago Vera Rivera

El 4 de octubre partió en gira por Argentina y Bolivia el Cuarteto de Guitarras de Chile (Luis Orlandini, Luis Mancilla, Sebastián Montes y Rodrigo Guzmán). En el programa contemplaron Aporema II del compositor Santiago Vera Rivera. En Argentina, el Cuarteto de Guitarras se presentó en Buenos Aires (Festival Internacional "Guitarras del Mundo"), Rosario, Santa Fe y Venado Tuerto, y en La Paz y Cochabamba, Bolivia.

Música coral chilena en Estados Unidos

Invitado por la Wake Forest University y la Latin American Music Association de Winston-Salem, North Carolina, viajó a Estados Unidos Guido Minoletti, ex director del Coro Sinfónico y la Camerata Vocal de la Universidad de Chile.

Ofreció el 29 de octubre de 2005 una charla sobre la música coral chilena con ejemplos auditivos de composiciones desde la Colonia a nuestros días, presentando obras de José de Campderrós (Kyrie de la Misa en Sol mayor); José Zapiola (Domine tu mihi lavas pedes); Domingo Santa Cruz (Egloga, fragmento); Alfonso Letelier (Del cielo a tu corazón de Tres madrigales campesinos); Gustavo Becerra (La cueca larga, fragmento); Cirilo Vila (Canción de luna de Tres canciones corales); Aliocha Solovera (Paisaje II de Tres paisajes de Machado); Carlos Zamora (Tenebrae factae sunt, fragmento), y Violeta Parra (Gracias a la vida, fragmento), en arreglo de Alejandro Pino.

El día 30 de octubre, en el contexto de un concierto coral dedicado a la música de las Américas, dirigió obras de los autores chilenos Pedro Humberto Allende (Se bueno) y Pablo Délano (Canciones de Natacha), al frente del Wake Forest University Concert Choir y del grupo University of North Carolina at Greensboro Chamber Singers.

Estas actividades se realizaron dentro del marco de un evento denominado "A Celebration of Music of the Americas". En esta oportunidad, el director chileno fue galardonado con la distinción "Choral Excellence Award" otorgada por la Latin American Choral Music Association, "por sus 49 años de carrera sobresaliente como director de coros y profesor de Dirección Coral en Chile, Latinoamérica y los Estados Unidos".

Posteriormente, el 3 de noviembre de 2005, invitado por el Profesor Earl Rivers, repitió la charla para los alumnos del programa de magister y doctorado en Dirección Coral del College-Conservatory of Music, Cincinnati, y dirigió el Coro de Cámara de ese plantel en una obra de Alfonso Letelier (En los brazos de la luna).

Una editorial musical se mostró interesada en publicar música coral chilena en Estados Unidos.

Obras de Cirilo Vila en París

El 7 de noviembre de 2005, en la Embajada de Chile en Francia, se presentó el dúo formado por la arpista Sofía Asunción Claro y el flautista Lars Graugaard. En el programa interpretado se incluyó Lunática, para flauta sola, de Cirilo Vila.

Música de autores chilenos en Lima

El director peruano radicado en Chile, Abraham Padilla, fue invitado a dirigir en el III Festival Internacional de Música Clásica Contemporánea de Lima, 2005. El 8 de noviembre, en el Auditorio del Centro Cultural de España, Padilla dirigió la obra para charango y orquesta Musicharán de Celso Garrido-Lecca, actuando Horacio Durán, como solista, junto a la Orquesta del Conservatorio Nacional. El día 12 de noviembre, en el mismo Auditorio, para cerrar el III Festival Internacional, se lanzó el CD García/Padilla y se presentó, por primera vez, la recientemente creada Orquesta Intercultural Americana dirigida por Abraham Padilla. El programa comenzó con palabras del señor Ricardo Ramón sobre el Festival y la presentación del disco, luego palabras del director Abraham Padilla relacionadas con el proyecto discográfico García/Padilla y, para finalizar, la orquesta, dirigida por Padilla, presentó las siguientes obras: Pequeña suite peruana, de Celso Garrido-Lecca; Vilcanota, de Armando Guevara Ochoa; Tres miradas, Nuevos juegos, Puntos cardinales (estreno), y Obertura concertante (estreno) de Fernando García.

Además, el 13 de marzo, la Orquesta Sinfónica Nacional, bajo la batuta de Abraham Padilla, interpretó Primera sinfonía de Celso Garrido-Lecca.

Música chilena en Montevideo

El 9 de noviembre ofreció un concierto en el Instituto Goethe de Montevideo la pianista chilena María Paz Santibáñez. En el programa interpretado figuraron los siguientes compositores nacionales: Alejandro Guarello (Pour Klavier), Andrés Alcalde (Opiniones), Pablo Aranda (Alé), Boris Alvarado (Pazzanti), Eduardo Cáceres (Fantasíica araucánica), Celso Garrido-Lecca (Preludio y Tocata) y Mauricio Arenas Fuentes (La caja mágica).

Estreno mundial de Gustavo Becerra en México

El 15 de noviembre, en el Gran Teatro de Tijuana, en el marco del Festival Hispanoamericano de Guitarra de Tijuana, el guitarrista chileno Marcelo de la Puebla estrenó la Sonata N° 4 para guitarra de Gustavo Becerra-Schmidt. La obra está dedicada por el compositor al guitarrista Marcelo de la Puebla.

Estreno sinfónico de David Serendero en Alemania

El 5 de marzo de 2006, en la Iglesia de San Esteban Wiesbaden, se estrenó Estampas de la Patria para contralto, tenor y orquesta, del compositor y director chileno David Serendero. La obra fue interpretada por los cantantes chilenos Ximena de Costanora y Ricardo Iturra, acompañada por el Collegium Musicum Renano y conducida por su director artístico desde hace más de 30 años, el maestro David Serendero. La obra está concebida en cinco movimientos titulados: Amanecer en la cordillera, Muchacha de ojos pardos, En la ciudad, Tierras mapuches y Crepúsculo en el mar. Los textos son del propio compositor.

Estreno de Federico Schumacher

El 30 de marzo, en el auditorium de la Escuela de Música de la ciudad de Nevers, se estrenó la versión larga de ¡Whissh...! del compositor chileno, radicado en Europa, Federico Schumacher. En esa oportunidad también se estrenó El punto inmóvil (8 pistas), encargo del APREM hecho recientemente a Schumacher.

Otras noticias

60° aniversario de la Revista Musical Chilena

El 12 de diciembre, en el Salón de Honor de la Universidad de Chile, se realizó un acto conmemorativo de los 60 años de vida de la RMCh, la publicación periódica sobre música más antigua de habla castellana. La ceremonia fue presidida por el Decano de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, profesor Pablo Oyarzún, el Director de la RMCh, profesor Luis Merino, el Director del Departamento de Música y Sonología de la Facultad de Artes, profesor Mario Silva, además de los ex Directores de la RMCh y Premios Nacionales de Arte en Música Juan Orrego-Salas y Cirilo Vila. Durante la ceremonia, la contralto y profesora de la Facultad de Artes, Carmen Luisa Letelier, y la pianista y Premio Nacional de Arte, mención Música, Elvira Savi, interpretaron Balada de Alfonso Letelier, con texto de Gabriela Mistral, y Yo no tengo soledad de Juan Orrego-Salas, también con texto de Gabriela Mistral. Usaron de la palabra el Decano de la Facultad, el Director de la RMCh, el Director del Departamento de Música y Sonología y el maestro Juan Orrego-Salas, cuyas palabras se transcriben a continuación:

"La Revista Musical Chilena nació en la primigenia de mi vida de compositor, en 1945. Desde entonces me ha acompañado tanto en la intimidad de haber sido su director durante cuatro años, como en la distancia de mi residencia en Estados Unidos. Hasta allí _a mi hogar en Bloomington, sede de la Universidad de Indiana_ me ha llevado el mensaje del acontecer de la música en el mundo y la presencia de esta en Chile. Y a lo largo de los sesenta años que hoy conmemoramos me ha abierto generosamente sus páginas para expresar mis ideas.

Hoy evoco todo esto con emoción y orgullo.

En aquel tiempo Domingo Santa Cruz, Decano de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Chile, con el apoyo del Rector Juvenal Hernández, abrieron las compuertas a un torrente de iniciativas, como fueron la creación del Instituto de Extensión Musical bajo cuyos auspicios habría de operar la Orquesta Sinfónica de Chile, el Ballet Nacional Chileno, el Coro de la Universidad de Chile, estableció el sistema de premios a la composición musical, y los festivales-concurso de música chilena, en que se confirió al público el ser parte de un gran jurado en la selección de las obras de sus músicos; todo esto agregado a la instalación del Instituto de Investigaciones bajo cuyos auspicios se realizó el estudio del folclore, de la música vernácula y tradicional. Con el apoyo del Ministerio de Educación se montaron los conciertos educacionales y con la del Instituto Interamericano de Educación se realizó una extensa labor de apoyo a la enseñanza de la música en las escuelas. Los nombres de los más connotados maestros del mundo, como Kleiber, Busch, Scherchen, Von Karajan, Celibidache, Markevitch, Ormandy, Martinon, Paray, J.J. Castro y otros quedaron entonces unidos al historial de nuestras temporadas de conciertos sinfónicos, junto a los de Armando Carvajal y Víctor Tevah.

Fue también la época en que la actividad musical del país comenzó a expandirse más allá de la Universidad de Chile, con la existencia del glorioso Coro de Concepción y su director Arturo Medina, el establecimiento de la Orquesta Filarmónica Municipal bajo la dirección de Juan Matteuci y mucho más.

La Revista Musical Chilena nació entonces envuelta en este flujo de imaginativas actividades e invenciones, las que comentó y promovió.

El que esto constituyese un modelo en el extranjero pude comprobarlo en mi primera estadía en Estados Unidos y luego en mis visitas a Inglaterra, Francia e Italia para dirigir el estreno fuera de Chile de mis Canciones castellanas, en el XIII Festival de la Sociedad Internacional de Música Contemporánea, en Taormina.

Desde entonces _durante seis décadas_ la Revista Musical Chilena se ha mantenido llevando el mensaje de nuestra música a otros lugares e informado a sus lectores de la actividad musical de otros rincones del planeta.

En 1945 Vicente Salas Viu, su primer director, comenzó a ordenar su contenido, solicitar las primeras colaboraciones dentro y fuera de las fronteras de Chile, establecer una vasta red de intercambio, concebir secciones permanentes a cargo de diferentes especialistas y cuidar con rigor el lenguaje y presentación, junto con redactar una apreciable cantidad del material informativo de conciertos.

Al cabo de cinco años de su publicación inicial, con un formato ya bien establecido y una creciente lista de suscriptores, se me solicitó reemplazar a Salas Viu en la dirección de la Revista, ya que lo habían nombrado director del Instituto de Extensión Musical.

Considerando que la Revista entonces circulaba de preferencia entre bibliotecas especializadas, investigadores y músicos, decidí enfatizar el carácter musicológico de esta, confiriéndole un mayor espacio a ensayos más extensos y rigurosos, y establecerla como una publicación trimestral, de mayor volumen, en lugar de mensual, como había sido hasta el momento. Ejemplos de esta nueva orientación y formato fueron los números dedicados a la conmemoración del segundo centenario de la muerte de Juan Sebastián Bach que reuní en 1950 y los que se dedicaron a ensayos sobre las obras presentadas en los Festivales de Música Chilena y a los compositores distinguidos con el Premio Nacional de Música.

Mi sueño entonces fue elevar la Revista Musical Chilena al nivel de la Revue Musicale Française o del Musical Quarterly de Estados Unidos.

Mis años de intimidad como director de esta se sucedieron felices e interesantes hasta 1952, abriendo sus páginas no sólo a las ideas de un crecido número de musicólogos y pensadores, sino también a la actividad musical del país y el exterior, al trabajo de nuestros compositores y presentaciones de su música dentro y fuera del país y a las actuaciones de nuestros ejecutantes.

Después de esto siguió volando el verbo en sus páginas, describiendo el acontecer de nuestra música y transportándolo a otros lugares del planeta, conducido por otros directores, como Leopoldo Castedo, Pedro Mortheiru, Cirilo Vila, Domingo Santa Cruz, Alfonso Letelier, Samuel Claro, Magdalena Vicuña y Luis Merino, y en dos oportunidades por un Consejo Directivo.

Pero hoy quiero rendir un homenaje a quienes merecen un especial reconocimiento en este espacio, aquellos que desde el rincón de sus escritorios, desde sus posiciones de una dedicación absoluta y sin reparar en títulos y jerarquía, le han mantenido a la Revista Musical Chilena el corazón latiendo, como han sido Magdalena Vicuña _que en paz descansa_ y hoy Fernando García.

Desde los años de su fundación hasta el presente ha llegado la palabra informada del ensayista, historiador, etnomusicólogo, compositor e intérprete para ser divulgada por la Revista Musical Chilena. Los nombres de algunos pueden habérseme extraviado en los vuelcos de mi memoria octogenaria, a quienes pido disculpas. Pero no olvido en los años en que fui su director, los del historiador Eugenio Pereira Salas, los compositores Domingo Santa Cruz, Carlos Isamitt, Jorge Urrutia Blondel y Gustavo Becerra, el musicólogo Vicente Salas Viu, el crítico musical Daniel Quiroga, los folcloristas Carlos Lavín, Pablo Garrido, Manuel Dannemann, Raquel Barros y tantos otros que desde sus propias especialidades en Chile expresaron sus ideas para ser difundidas por el mundo de habla española. Y más allá de nuestras fronteras, llegó entonces el sabio y profundo pensamiento de Robert Stevenson, Francisco Curt Lange, Carlos Vega, Vicente Mendoza, Raúl Cortázar, Isabel Aretz, Luis Sandi, Lauro Ayestarán, Luis Heitor Correa de Azevedo y tantos otros.

Así ha transcurrido la vida de la Revista Musical Chilena, que en la órbita de la lengua española no hay otra que supere sus seis décadas de existencia. Pero no es sólo la extensión del tiempo en que ha circulado o sus lomos ocupando espacios crecientes en los estantes de las bibliotecas lo que hoy debemos celebrar, sino que la solidez del mensaje que ha acarreado y el contenido de este.

Alabémosla entonces, como el Salmo 150 lo expresa;

`En la extensión de su fortaleza
por sus grandes proezas
conforme a la muchedumbre
de su grandeza'.

Agradezco profundamente el homenaje que se rinde en esta oportunidad junto a mis colegas Alfonso Letelier y Cirilo Vila, más aún cuando he sido yo el que pretendía sólo celebrar los sesenta años de nuestra mejor amiga: la Revista Musical Chilena.

Muchas gracias."

Distinciones a nuestros músicos

El 19 de octubre pasado, el Departamento de Música y Sonología de la Facultad de Artes rindió un homenaje a la pianista, Profesora Emérita de la Universidad de Chile y Premio Nacional de Arte,

Revista Musical Chilena / Creación musical chilena

Elvira Savi. En esa oportunidad se descubrió una placa en la Sala donde ejerció la docencia, ocasión en que el Director del Departamento Mario Silva pronunció algunas palabras.

El 21 de octubre, en el Teatro de la Universidad de Chile, la Orquesta Sinfónica de Chile rindió un homenaje al violonchelista Roberto González y al compositor Juan Orrego-Salas por haber dedicado fructíficamente una vida a la música.

El XXXII Concurso Internacional de Ejecución Musical "Dr. Luis Sigall", en esta ocasión dedicada al violín, se efectuó entre el 5 y el 12 de noviembre. La obra obligatoria se le solicitó al compositor Carlos Riesco, la que se titula Composición concertativa.

El 16 de noviembre, el Círculo de Críticos de Arte de Chile entregó los Premios a la Trayectoria, acto que se efectuó en la Corporación Cultural de Las Condes. En la categoría música el premio recayó en el Coro Sinfónico de la Universidad de Chile y en ópera en el programa Encuentro con la Ópera del Teatro Municipal de Santiago.

En los días 19 y 20 de noviembre finalizó el I Concurso de Composición "Luis Advis" en los géneros popular y clásico respectivamente. Los premiados en este concurso organizado por el Consejo de Fomento de la Música Nacional y dedicado a Gabriela Mistral, fueron: en música popular, Carlos Canales 1er premio, por Las niñas de Gabriela, y Leonardo Guzmán, 2° premio, por Vuelo en el mar; y en música clásica (obra para orquesta beethoveniana, aproximadamente), Nicolás Espinoza, 1er premio, por La flor del aire, y Cristián Mezzano, 2° premio, por Cantos que amabas. Se debe resaltar que en género clásico se recibieron 41 obras.

El 22 de noviembre, en el Salón de Honor de la Universidad de Chile, la profesora Julia Grandela del Río recibió de manos del Rector, Prof. Luis A. Riveros, la Medalla Universidad de Chile por haber cumplido 40 años en la Corporación.

El 24 de noviembre, en el Salón de Honor de la Universidad Chile, el Prof. Cirilo Vila Castro, Premio Nacional de Arte, mención Música 2004, recibió la Medalla Rectoral de dicha Universidad.

Al día siguiente, en el mismo lugar, la profesora Georgina González Mora y el profesor Aliocha Solovera Roje recibieron la Distinción al Mejor Docente de las Carreras de Pregrado de la Universidad de Chile.

El 29 de noviembre de 2005 el Instituto Chileno-Norteamericano de Cultura y la Sociedad Chilena del Derecho de Autor confirieron la distinción "Charles Ives" 2006 al compositor y Premio Nacional de Arte 1971, radicado en Alemania, Gustavo Becerra Schmidt.

En la Municipalidad de Santiago, el 20 de diciembre, el alcalde Raúl Alcaíno presidió la ceremonia de entrega del Premio Municipal y de los Juegos Florales Gabriela Mistral. El Premio Municipal de Arte, mención música docta, recayó en el director Juan Pablo Izquierdo y en la pianista Elisa Alsina, académica de la Universidad de Chile.

La profesora Elisa Alsina también fue distinguida con la Condecoración al Mérito Amanda Labarca 2005, distinción que recibió en el Salón de Honor de la Universidad de Chile el 27 de diciembre. La medalla le fue entregada por el rector de la Corporación, Prof. Luis A. Riveros.

En el marco de la celebración del 19° aniversario de la Sociedad Chilena del Derecho de Autor, en enero pasado, en la Terraza Caupolicán del Cerro Santa Lucía, se presentó la Campaña MUS.cl, "Ojo con la música chilena". En la oportunidad, también se rindió un homenaje al cantautor Patricio Manns, siendo galardonado como Figura Fundamental de la Música Chilena.

El 24 de enero de 2006, en el Salón Montt Varas del Palacio La Moneda, se entregaron los Premios a la Música Nacional "Presidente de la República" 2005. En esta oportunidad fueron distinguidos Alejandro Guarello (Música Clásica), Hernán Núñez y Luis Araneda (Música Folclórica), Tommy Rey (Música Popular), Peer Music (Edición Musical) y Sello Azul (Productor Fonográfico).

Premian a músicos de la X Región

El 6 de enero de 2006, en la Intendencia Regional en Puerto Montt, se realizó la tercera entrega anual de los Premios de Arte de la Región de Los Lagos. Este año se galardonó la trayectoria de la Banda Bordemar que recibió el Bastón de Mando de las Artes Regionales, tallado en madera creado por el artista ancuditano Luis González. Además, el premio para los artistas avanzados recayó en el disco La Isla de Los Muertos, del grupo valdiviano de rock La Desooorden, obra basada en escritos del poeta Castreño Manuel Zúñiga sobre unos trágicos acontecimientos ocurridos a comienzos del siglo pasado en Caleta Tortel. El premio para artistas consagrados la obtuvo el compositor y pianista puertomontino y director de la Banda Bordemar, Jaime Barría Casanova, por el disco Piano, que contiene algunas de sus obras para ese instrumento interpretadas por él.

Día de la música nacional 2005

El 20 de noviembre se celebró en todo el país el Día de la Música Nacional, dedicado este año a Violeta Parra. En esta celebración, organizada por el Consejo Nacional de la Cultura, participaron activamente los músicos y las distintas organizaciones musicales de las diferentes regiones. Ejemplo de ello fue lo programado por la Asociación Latinoamericana de Canto Coral (ALACC) que invitó a todos los Coros de Chile a cantar, a las 12 hrs. en punto de ese día, Gracias a la vida de Violeta Parra, "en cualquiera de sus versiones a una o varias voces", como estableció en su convocatoria.

Homenaje a Rudolph Lehmann

El 10 de noviembre, en el Instituto Cultural de Providencia, se realizó un recital en conmemoración del 30° aniversario del fallecimiento del profesor de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, Rudolph Lehmann. En el homenaje actuaron alumnos de la cátedra de piano del profesor Fernando Cortés Villa.

Celebración de los 50 años del Grupo Cuncumén

En el Teatro Providencia, el 3 de diciembre pasado, el grupo Cuncumén celebró sus 50 años de vida con un concierto de música tradicional chilena. La presentación del Cuncumén será grabada por el Sello Alerce para la realización de un dvd.

El Ballet Nacional Chileno cumplió 60 años de vida

El 24 de noviembre se inauguró, en el patio Ignacio Domeyko de la Casa Central de la Universidad de Chile, la exposición conmemorativa "60 años de Historia del Ballet Nacional Chileno", ocasión en que la Compañía presentó fragmentos de Cuerpos de Gigi Caciuleanu, su director y coreógrafo. Al día siguiente, en el Teatro de la Universidad de Chile, el BANCH realizó el estreno mundial de la obra Noche Bach, creación coreográfica de Gigi Caciuleanu, con música de J.S. Bach: Conciertos de Brandenburgo N° 5 y N° 3 y Jesu, meine Freude, motete, obras que fueron interpretadas por la Camerata Vocal de la Universidad de Chile y la Orquesta Sinfónica de Chile, bajo la dirección de David del Pino Klinge. Noche Bach se repitió los días 25, 26, 28 y 29 de noviembre y 2 y 3 de diciembre de 2005.

Compositores en el ballet, teatro y cine

El Colectivo Catedral, dirigido por Italo Tai, inició el 19 de octubre una serie de presentaciones de La Ciudad de los Césares Perdidos en el Teatro Huemul. El director es el creador del espectáculo, en el cual combina danza aérea, magia, performance, imágenes y tecnología, sin olvidar que es bailarín de danza contemporánea. El vestuario de la obra es de Beatriz Zamora, las máscaras son de Ángel Saavedra, la escenografía de Raúl Aguirre y la música fue compuesta por Humberto Dumont y el propio Italo Tai.

El 22 de noviembre se presentó, en el Teatro Oriente, el Ballet de Santiago con Cuerpos pintados y Los pájaros de Neruda. En la creación musical participó el colectivo de música de Cuerpos Pintados, integrado por Gabriel Vigliensoni, Carlos Cabezas, Federico Schumacher, Cristien Hein y Jannette Pualuan.

El 23 de agosto, en el London Film Festival _el certamen cinematográfico más prestigioso del Reino Unido-, se presentó la película El húsar de la muerte (1925) de Pedro Sienna. Este fue su debut europeo y se logró gracias a la gestión de Katia Chornik, violinista radicada en Londres. La cinta muda se proyectó con acompañamiento musical en vivo, donde Katia Chornik y Julia Robert (violines), Graham Walker (violonchelo), Tanya Ursova (piano), Cameron Todd (trompeta) y Joel Farland (percusión) interpretaron la música de Horacio Salinas _originalmente para orquesta de cámara_ en arreglo de Katia Chornik para el conjunto señalado.

En el XII Festival Internacional de Cine de Valdivia, realizado en octubre de 2005, el jurado entregó el premio a la Mejor Banda Sonora, que se lo llevó la cinta chilena Play, con música compuesta por Joseph Costa y Mare Hellner. La película es de Alicia Sherson.

A partir del 1 de octubre en adelante, en la Carpa Teatro del Parque Araucano, se ofrecieron funciones del espectáculo teatral para niños Pájaros, con dramaturgia de la Compañía Kerubines. La obra, dirigida por Vasco Moulian, tiene música de Juan Pablo López.

En enero de 2006 la Compañía Apasionada por Shakespeare, dirigida por Miguel Ángel Bravo, presentó, en la Sala Arena, Hamlet, el cantar de la venganza, adaptación del Hamlet de William Shakespeare. La música de la puesta en escena es de los compositores Sebastián Horta y Daniel Baeza.

El 30 de marzo de 2006 se estrenó la película chilena Fuga, dirigida por Pablo Larraín. La música para dicha cinta fue compuesta por Juan Cristóbal Meza.

X Premio de Musicología Casa de las Américas

Entre el 28 de noviembre y el 2 de diciembre de 2005, la Casa de las Américas, en La Habana, Cuba, abrió sus puertas a destacados investigadores de todo el Continente Americano con ocasión del X Premio de Musicología y el IV Coloquio Internacional de esa disciplina. Al Premio se presentaron 21 obras procedentes de Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, México, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela, obras que fueron analizadas por un jurado compuesto por cinco distinguidos musicólogos. Éste emitió su veredicto el 1 de diciembre y en el acta del jurado se lee:

"Reunido en la Ciudad de La Habana el 1° de diciembre de 2005, el jurado integrado por Rubén López-Cano (México), Miriam Escudero (Cuba), Marita Fornaro (Uruguay), Juan Pablo González (Chile) y Juan Fracisco Sans (Venezuela), resuelve:

Se otorga, por unanimidad, el Premio de Musicología Casa de las Américas 2005 a la obra Los sonidos de la nación moderna. Música, cultura e ideas en el México post-revolucionario, 1920-1930, de Alejandro L. Madrid, de México.

Este trabajo presenta una nueva aproximación a la dicotomía nacionalismo/modernismo en música. Demuestra cómo estas categorías varían de acuerdo al momento histórico en que han sido utilizadas socialmente. El texto aborda la obra musical como "mapa" de la sociedad, transitando desde la historia de las ideas a la historia de la música. Utiliza un marco teórico actualizado y lo aplica con eficacia a realidades locales; explicita los métodos de análisis musical empleados; y adopta una postura crítica ante las fuentes históricas. Revela un enfoque innovador respecto a compositores que ya han sido estudiados desde la musicología.

El jurado decidió otorgar mención honrosa a la obra de María Gabriela Guembe, de Argentina, Vanguardia situada: una retórica de pertenencia. Construcción y reconstrucción de la identidad en Didar y Vaivén, de Susana Antón.

Este trabajo revela gran capacidad para llevar al plano musical teorías sociológicas latinoamericanos sobre identidad y teorías estéticas sobre vanguardias en el siglo XX. Posee claridad de propósitos, desarrolla una adecuada discusión del estado del arte. Aporta una discusión informada, crítica y vinculante de conceptos teóricos recientes que permite el estudio de la música latinoamericana actual desde una perspectiva renovada.

El jurado ha querido destacar el acierto que ha tenido Juliana Pérez González, de Colombia, en su trabajo Las historia de la música en Hispanoamérica: un balance historiográfico (1876-2000), el elegir el tema de la historia de la música latinoamericana en su conjunto desde una perspectiva historiográfica. Esfuerzos como este son de gran utilidad para el desarrollo de una musicología integrada en América Latina.

Miriam Escudero (Cuba), Marita Fornaro (Uruguay), Juan Pablo González (Chile), Rubén López Cano (México) y Juan Francisco Sans (Venezuela)".

Libros y publicaciones periódicas recientes

El 28 de octubre de 2005, en el marco de la XXV Feria Internacional del Libro de Santiago, el Fondo de Cultura Económica presentó el libro Carambola. Vidas en el jazz latino, del conocido especialista Luc Delannoy. La obra fue comentada por Raúl Gutiérrez, Álvaro Menanteau y Arturo Venegas.

El 5 de noviembre, también con ocasión de la XXV Feria Internacional del Libro de Santiago, la Sociedad Chilena del Derecho de Autor (SCD) y la Comisión Bicentenario de la Presidencia de la República, presentaron el libro En busca de la música chilena. Crónica y antología de una historia sonora de José Miguel Varas y Juan Pablo González. Este es un valioso aporte al conocimiento de lo realizado en las distintas vertientes de la música chilena del siglo XX, cuando Chile está por cumplir su segundo centenario como país independiente.

En la presentación del libro participaron José Miguel Varas y Valentín Trujillo y contaron con las actuaciones de Margot Loyola, Edward Browne, Ángel Parra Trío e Inti Illimani Histórico. Las 518 páginas del libro, prologado por el Director General de la SCD, Santiago Schuster, fueron ordenadas en dos grandes secciones. La primera, elaborada por el escritor y hombre de radio José Miguel Varas, es una visión de éste de los acontecimientos vividos por la música nacional durante el siglo pasado, de la experiencia de otros actores del acontecer musical local a los cuales consultó y de las informaciones recogidas en fuentes diversas, principalmente textos escritos por quienes participaron en la vida musical de esa época. Esta primera parte se titula "Crónica de una historia sonora" y aborda doce temas de la música nacional de entonces. La segunda sección, llamada "Antología de una historia sonora", fue elaborada por el musicólogo Juan Pablo González y está dividida en ocho capítulos que marcan dos distintos períodos histórico-musicales del siglo XX chileno. Esta segunda parte del libro es una muy importante colección de escritos aparecidos en el transcurrir del siglo XX en diferentes medios nacionales, de variados autores. Al respecto, González, en la "Introducción" a esta segunda sección, señala: "Hemos intentado incluir a todos los interlocutores musicales relevantes, cuyo discurso revele el estado de la creación, interpretación, pensamiento, producción o consumo musical en Chile en el momento en que fue publicado", adelantando así el valioso contenido de la selección presentada.

El libro En busca de la música chilena se complementa con una selección de música chilena creada en el siglo XX y contenida en 4 CD, dos de ellos dedicados a la música de raíz y popular chilena y otros dos que incluyen música docta. Esta completa y valiosísima colección de más de 70 creaciones fue realizada por los integrantes del Comité de Publicaciones de la SCD: Gabriel Castillo, Juan Pablo González, Sergio Tilo González, Alejandro Guarello, Eduardo Peralta y Rodrigo Torres.

Finalmente, se debe señalar que esta importante obra titulada En busca de la música chilena. Crónica y antología de una historia sonora está dedicada al fallecido músico Luis Advis, entusiasta impulsor del proyecto.

El 12 de diciembre, en la Sala Isidora Zegers, Pablo Ortiz H. y el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes realizaron el lanzamiento del libro de partituras y CD Estela Cabezas E. Tres Estudios melódicos para piano, obra financiada por el Fondo para el Fomento de la Música Nacional. En la ocasión la pianista Virna Osses interpretó los Estudios N° 1, N° 2 y N° 3 de Estela Cabezas.

El 15 de diciembre, en el Salón de Honor de la Casa Central de la Pontificia Universidad Católica de Chile, se presentó el libro Encuentros, visiones y repasos. Capítulos en el camino de mi música y mi vida de Juan Orrego-Salas, Premio Nacional de Arte 1992. Estas memorias del galardonado compositor nacional fueron publicadas por Ediciones Universidad Católica de Chile. Sus 453 páginas son el testimonio de una vida dedicada a la música, de la riqueza de los encuentros y experiencias del creador con importantes personas de la vida musical chilena e internacional, a lo que se suman reflexiones acerca de más de sesenta años como compositor, maestro y estudioso del medio musical. El acto de presentación del libro de Orrego-Salas fue presidido por Francisca Alessandri Cohn, Vicerrectora de Comunicaciones y Asuntos Publicos de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), y de Jaime Donoso Arellano, Decano de la Facultad de Artes, quien inició el acto académico. El libro fue presentado por el musicólogo Juan Pablo González y por Carlos Altamirano Orrego, y agradeció en breves palabras, Orrego-Salas. En la ocasión, el Coro de Cámara de la PUC, dirigido por Mauricio Cortés, interpretó dos obras de Juan Orrego-Salas y el guitarrista Francisco Oyarzún presentó Esquinas del mismo compositor.

El 21 de diciembre pasado, el Consejo Nacional del Libro y la Lectura, LOM ediciones, el Centro Cultural de España y el Archivo de Literatura Oral de la Biblioteca Nacional presentaron el libro Canto a lo divino y religión popular en Chile hacia 1900 de Maximiliano Salinas Campos, historiador de la Universidad de Santiago de Chile. La obra fue comentada por el profesor Fidel Sepúlveda, del Instituto de Estética de la PUC, y el actor popular Víctor Quiroga, de la Escuela de Teatro de la Universidad Bolivariana. En la ocasión los cantores Domingo Pontigo, de San Pedro de Melipilla, Manuel Gallardo, de Aculeo, y Santos Rubio, de Puntilla de Pirque, presentaron una muestra de Canto a lo Divino dedicada al niño de Dios.

El 9 de marzo de 2006, en la Plaza Mulato Gil, el Ministro de Cultura, José Weinstein, presidió el acto de presentación del libro La cultura durante el período de la transición a la democracia 1990-2005, editado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. En el mencionado libro aparecen trabajos de diferentes especialistas sobre los distintos asuntos culturales abordados y el tema de la música está a cargo del musicólogo Juan Pablo González, quien escribió el artículo "Música chilena en democracia".

Desde Lima, Perú, se ha recibido la revista Arariwa, vocero de la Dirección de Investigación de la ENSF "José María Arguedas", las ediciones correspondientes al año 2, número 4 (mayo, 2005) y número 5 (noviembre, 2005). En el N° 4 aparecen colaboraciones de Chalena Vásquez ("La Dirección de Investigación como parte de la Escuela Nacional Superior de Folclore José María Arguedas"), Víctor Hugo Arana Romero ("Tributo a don Pedro Alvarado"), Ana Quiñe Sosa ("Acerca de una historia"), Jorge Palomino Huamalí ("Calificación y registro nacional de intérpretes del folklore peruano"), Carlos M. Mansilla Vásquez ("Radiografiando instrumentos prehispánicos") y otros. En el N° 5 de Arariwa se incluyen artículos de Roel Tarazona Padilla ("El trabajo de campo: una experiencia vivencial significativa rigurosa y confiable, necesaria para la investigación científica"), Félix Anchi A. ("Investigación etnográfica. Trabajo de campo: Procesos de aprendizaje fuera de la Escuela"), Jorge Millones ("San Bartolomé de Tupe. Retomando la tradición"), Gledy M. Mendoza Canales ("Viaje de campo: Derrepente... aprendemos mucho..."), Marino Martínez Espinoza ("Un viaje por mar y tierra: Ciudad y puerto Eten") y otros. También de Lima se recibió el boletín informativo de la Escuela Nacional Superior de Folclore "José María Arguedas" Tupanakuy, año 4, N° 13, diciembre de 2005. En esta edición aparecen, entre otros, trabajos de Betsy Recavarren ("En memoria de Mildred"), Antonio Tamayo ("El hombre del pampapiano"), Roel Tarazona ("Caras y máscaras") y Omar Ponce ("La visita de Horacio").

El 28 de octubre de 2005, en la Iglesia de Los Ángeles Custodios, se realizó la presentación del nuevo CD del conjunto Capilla de Indias, titulado Codex Martínez Compañón. Este disco se grabó en ocasión de la gira del conjunto a Francia. Algunas de las obras grabadas se interpretaron en el lanzamiento del CD.

La RMCh recibió Resonancias N° 17 del mes de noviembre de 2005, publicación semestral del Instituto de Música de la Pontificia Universidad Católica de Chile. En sus páginas se encuentran trabajos de Carmen Peña ("Coloquio: Actualidad musical en Chile"), Agustín Ruiz ("Mediatización del cancionero tradicional chileno: ¿Folclore musical o Música popular?"), Juan Francisco Sanz ("Un Scherzo en busca de autor"), además de reseñas de discos, publicaciones y otras informaciones.

Nuevos fonogramas en circulación

El 7 de diciembre de 2005, en la Casa Central de la Universidad de Chile, se realizó un concierto de lanzamiento del disco Ensamble Serenata, proyecto de creación artística de Claudio Acevedo, financiado por el Departamento de Investigación de la Casa de Bello, en él participó la agrupación homónima, integrada por Guillermo Milla, oboe; Hernán Jara, flauta traversa y zampoña; Cristián Errandonea, contrabajo; Raúl de la Cruz, cajón peruano, congas y bongó; Claudio Acevedo, charango, tiple, cuatro, acordeón y zampoña, y Mauricio Valdebenito, guitarra, cuatro y mandolina. Este nuevo CD del Ensamble Serenata incluye obras de sus integrantes y arreglos de piezas de otros autores, siempre en busca de lo americano.

El 13 de diciembre, en La Chascona, se lanzó la banda sonora del ballet Carne de aire, de Gigi Caciuleanu, que estrenó el Ballet Nacional Chileno con ocasión de los 100 años del nacimiento de Pablo Neruda. La música es electroacústica y fue compuesta por Alfredo Bravo, con la voz de Alexander Baxter.

El 6 de enero de 2006, en el Teatro de la Universidad de Chile, se presentó el CD Bicentenario del piano chileno, volumen 2, editado por la Academia Chilena de Bellas Artes del Instituto de Chile. Este volumen, como el primero, fue grabado por el distinguido pianista Armands Abols y contiene obras de Enrique Soro (Sonata N° 3), Domingo Santa Cruz (Cinco poemas trágicos), Carlos Lavín (Suite Andine), Carlos Riesco (Sonata), Fernando García (Nueve relatos) y Santiago Vera (Tres temporarias).

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License