SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.62 número210De Perú y ChileSantiago Vera-Rivera. Compositor chileno. Obras de orquesta, cámara, coro y solistas, período 1977-1994 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista musical chilena

versión impresa ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. v.62 n.210 Santiago dic. 2008

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27902008000200018 

Revista Musical Chilena, Año LXII, Julio-Diciembre, 2008, N° 210, pp. 89-89

RESEÑAS DE FONOGRAMAS

 

Juan Amenábar. Compositor chileno. Obras para piano. CD. Elmma Miranda, Elvira Savi y Clara Luz Cárdenas, pianistas. Santiago: Academia Chilena de Bellas Artes del Instituto de Chile, SVR Producciones Limitada, ABA-SVR-900000-11. 2008.

El disco de la serie Música de Concierto Chilena titulado Juan Amenábar. Obras para piano, editado por el sello SVR y producido por la Academia Chilena de Bellas Artes del Instituto de Chile, nos ofrece una selección de piezas de Amenábar que abordan aspectos neoclásicos, además de fusiones populares y doctas con elementos modernos. La interpretación está a cargo de tres connotadas pianistas chilenas, Elmma Miranda, Elvira Savi y Clara Luz Cárdenas. Además, una mirada investigativa hacia el lado interno del compositor, que pone de relieve aspectos poco conocidos de su producción y que recrea a la vez piezas ya conocidas de su repertorio.

La Suite para piano (1952), obra con la que comienza este registro, expone una alternancia de estados opuestos que invocan un tratamiento clásico de la macroestructura formal, junto a un neoclasicismo con texturas que evocan, por momentos, en las secciones lentas, un sabor a rememoranzas francesas de comienzos del siglo XX.

El Tríptico para recordar a Liszt (1985-1986) nos muestra una sonoridad más de avanzada, con pasajes atmosféricos y virtuosos, y una energía en el uso de acordes que se destaca hacia la tercera y última parte de la obra, y que parece combinarse con los elementos presentes en las anteriores.

La señorita de Tacna (1984) sorprende al romper el esquema de vanguardia presentado por la pieza anterior. Nos sumerge en un espacio común, donde recoge elementos de la música popular y de salón, en la que fue una obra de música incidental para la pieza homónima teatral, de Mario Vargas Llosa.

Se aprecia claramente el gusto del compositor por la música popular, lo cual se refuerza en la siguiente pieza, Nativity Blues (1986), donde la mezcla de elementos del blues y de la música docta están claramente presentes.

Las Modulaciones instantáneas (1994) nos vuelven a la modernidad y nos sumergen en un ambiente sonoro especial, cambiante, lleno de matices y relieves, cuya sintaxis parece estar acompañada del rigor matemático presente en otras obras del compositor.

Finalmente, Música Nocturna (1980) alterna entre disonancias y consonancias, en estados contradictorios, pero complementarios, en contrastes de colores y silencios dentro de una sucesión constante que nos invita a recibir abiertamente proposiciones modernas, suavizadas por momentos, de delicada textura.

Se debe finalmente hacer una mención especial del trabajo de las tres pianistas en este disco con sabor a intimidad, a confesión personal, que nos proporciona una visión diferente a la acostumbrada en la música para piano de Juan Amenábar Ruiz.

Mario Mora
Compositor
Facultad de Artes, Universidad de Chile.Chile.
maredmo@gmail.com

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons