SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.68 número221Fernanda Ortega Sáenz. (Re)conocimiento y crisis identitaria en la música chilena indigenista: hacia la post-utopía de Daniel Osorio.Ernesto Guarda Carrasco índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista musical chilena

versión impresa ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. vol.68 no.221 Santiago jun. 2014

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27902014000100016 

IN MEMORIAM

 

Ricardo Acevedo Celis

(Valparaíso, 19 de septiembre, 1932 - Viña del Mar, 31 de enero, 2014)

 


 

El pasado 31 de enero de 2014 falleció en Viña del Mar el guitarrista chileno Ricardo de la Cruz Acevedo Celis. Integrante del afamado conjunto Fiesta Linda hasta 1958, fue músico de sesión y acompañante de renombradas figuras del medio nacional. Entre 1964 y 1969 Ricardo Acevedo realizó dos importantes registros fonográficos con arreglos para una guitarra "criolla", chilena y como solista, con temas tradicionales y de diversos autores, además de composiciones propias, y que hoy constituye uno de los aportes más interesantes en la escena guitarrística nacional de la segunda mitad del siglo XX.

El primer registro realizado para Odeón lleva el título Así te siento tonada. Ricardo Acevedo solos de guitarra. Incluye arreglos de músicas tradicionales, composiciones de Osmán Pérez Freire, Sergio Sauvalle, Manuel Aranda, Fernando Lecaros, Carlos Ulloa Díaz y María Núñez, además de la obra homónima (Así te siento tonada) del propio Acevedo. El segundo registro, realizado para London Records, titulado El arte de Ricardo Acevedo, incluye gran cantidad de arreglos de temas de Violeta Parra, Clara Solovera, Sofanor Velasco, Donato Román Heitman, Nicanor Molinare y Vicente Bianchi, entre otros.

Su aporte, aún considerado escasamente como parte de los repertorios promovidos desde la academia, establece un vínculo con prácticas de la guitarra que se encuentran y cultivan en diferentes contextos. A la noción arquetípica de una guitarra "clásica" pulsada, Acevedo apostó por instalar un repertorio conocido en el formato canción, en versión instrumental y solista, donde la guitarra se despliega pródiga en búsquedas armónicas y modos de ejecución en que a lo pulsado se agrega además lo rasgueado.

Al apelar al recurso de la música popular mediatizada, Ricardo Acevedo surge como un estilizador y virtuoso que a la interpretación le añade la elaboración de arreglos y creaciones propias. Estas piezas instrumentales tienen ganado su espacio en los programas de guitarra. Todas ellas son de innegable valor y rebosan de imaginación no exenta de dificultades interpretativas. Sin embargo, diversos problemas han impedido que sus composiciones y arreglos hayan sido editados en partituras que permitan su estudio y práctica por los jóvenes guitarristas.

El nivel alcanzado por figuras como Eduardo Falú, Cacho Tirado o Atahualpa Yupanqui en Argentina motivó a Ricardo Acevedo a proponer una posibilidad instrumental solista, pero vinculada a las músicas nacionales. Al respecto el productor artístico Rubén Nouzeilles señaló en la contraportada del primer disco: "Ahora la guitarra chilena se hace oír con toda la voz que tiene, animada por las manos de Ricardo Acevedo. Estilista elocuente, su lenguaje musical no pretende ampulosidades ni cosas intrincadas, propias de aquellos ejecutantes en que el virtuoso se sobrepone al artista. En Acevedo, la técnica está al servicio de un sentir de folklorista genuino".

Al homologarse el instrumentista y el folclorista, recordamos su particular dedicación y aporte al repertorio de la guitarra que, desde su marca nacional, dialoga con otras propuestas de América Latina que confirman la inserción social y cultural de la guitarra y sus instrumentos afines, como una expresión local con propiedades modernas y urbanas.

En la actualidad se abre paso una renovación del repertorio por vía de una nueva reelaboración de lo popular, en que se destacan las creaciones de Antonio Restucci o Juan Antonio Sánchez. El aporte de Ricardo Acevedo surge de sus esfuerzos por instalar una marca local en la música para guitarra, que lo conecta además a las fuentes de la música popular latinoamericana en las que la guitarra ha encontrado un espacio que ya se define como propio.

 

Mauricio Valdebenito Cifuentes
Facultad de Artes,
Universidad de Chile, Chile
mvalde67@gmail.com

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons