SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.71 issue227Canto de manantiales. CD digital audio. Conjunto CuncuménMúsica docta chilena. Volumen 4. Obras de Enrique Soro. Svetlana Kotova, piano. Santiago: Academia Chilena de Bellas Artes del Instituto Chile, SVR Producciones Limitada, 2015. author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Revista musical chilena

Print version ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. vol.71 no.227 Santiago June 2017

http://dx.doi.org/10.4067/s0716-27902017000100163 

Reseña de Fonogramas

Conjunto JuanaRosa. CD. Juana Rosa

Winston Moya Cortés1 

1Departamento de Música, Facultad de Artes, Universidad de Chile, Chilewmoya@uchile.cl

Santiago de Chile: Autoedición, 2016.

La última década en Chile ha sido un período tremendamente prolífico en cuanto a la conformación de agrupaciones que cultivan la música popular latinoamericana, enriqueciéndola con elementos de fusión, experimentación y resignificación.

Hoy las tecnologías se encuentran al alcance de todo tipo de usuario, lo que ha hecho quebrar tanto a sellos discográficos como al comercio asociado con la venta de música en formato audio. De ahí que resulte particularmente difícil encontrar agrupaciones que inviertan una gran cantidad de recursos en realizar una producción de alto nivel musical y técnico. Este esfuerzo creativo, interpretativo y económico se puede apreciar en el disco debut homónimo del grupo JuanaRosa, que surgió gracias a la iniciativa de músicos que se conocieron mientras culminaban sus estudios en la Facultad de Artes de la Universidad de Chile.

JuanaRosa fue fundado hacia fines del 2011 y actualmente está integrado por Daniela Salinas, Paula Alfaro, Fernanda Quevedo y Gabriela Molina. Según las mismas intérpretes, la razón para esta conformación es la siguiente: “No hubo un por qué. Nos juntamos a tocar porque somos amigas, y desde esa relación empezamos a crear nuestra música. Nos dimos cuenta que nuestro estilo podía representar y contar las historias de la mujer latinoamericana moderna, y en ese momento supimos que ser una banda de sólo mujeres significaba algo”.

El disco de JuanaRosa consta de once canciones de las cuales nueve son composiciones originales de la agrupación. En cuanto a género musical la propuesta resulta bastante variada y entretenida, al incorporar diversos ritmos como el festejo, la cumbia, la cueca, la milonga, la zamba, y otros, no en estado puro, sino que en una fusión con ciertas libertades de forma, instrumentación y arreglos.

La instrumentación es variada y contempla instrumentos tradicionales y latinoamericanos, interpretados con prolijidad y de una gama que le otorga dinamismo al repertorio registrado. Entre otros instrumentos se utiliza el bajo eléctrico, la guitarra acústica, el acordeón, el cajón, la tambora, batería y diversos accesorios. Entre los músicos invitados se destaca, a modo de ejemplo, el baterista Jerónimo Carrasco –quien grabó todas las baterías del disc–, el pianista Sebastián Castro, saxofonistas como Karem Ruiz y Franz Mesko, el trompetista Sebastián Jordán, el vibrafonista Diego Urbano, y el percusionista Tramel Levalle, entre otros.

Además de la calidad instrumental, el factor distintivo y sobresaliente de la propuesta de JuanaRosa es el aspecto vocal, tanto individual como colectivo. Se puede apreciar tanto en los momentos solistas –en especial de su vocalista Fernanda Quevedo– como en los arreglos a dos y tres voces. Resulta evidente que el grupo invierte una gran cantidad de tiempo en la realización de arreglos vocales de gran exigencia, que demandan una excelente afinación y empaste, que se aprecia tanto en el disco, como en las actuaciones en vivo de la agrupación.

La canción número 1 titulada Eco es una atractiva carta de presentación mediante patrones rítmicos afroperuanos sustentados en un arreglo vocal e instrumental. Como segunda obra sobresale la canción número 7 titulada Distante, de melodía melancólica, con un ritmo similar a la zamba argentina, además de su exquisita letra escrita en décimas. Con esta canción el grupo obtuvo el primer lugar en el IX Concurso de Composición Musical Luis Advis, género popular, realizado en Coquimbo el 2013. Se destaca también la canción número 3 Soledad, con un patrón inicial típico de la milonga, que se entremezcla en el estribillo con elementos centroamericanos, en una fusión muy bien lograda.

No obstante lo anterior, JuanaRosa debe cuidar de no caer en la tentación de armonizar más de lo necesario en el terreno vocal. Con el fin de no sobresaturar el recurso más potente que poseen, es altamente recomendable que dosifiquen los arreglos vocales, para no cansar el oído del auditor. Dentro de las armonizaciones vocales es importante que no teman explotar al máximo las intervenciones solistas, o incluso trabajar pasajes al unísono, lo que como todo músico sabe, entraña un grado de dificultad altísimo en la afinación del ensamble.

El aspecto técnico merece una mención aparte. De los discos producidos íntegramente en Chile un gran porcentaje de ellos no cuenta con una calidad de sonido tan profesional como en este caso. El disco de comienzo a fin demuestra una inversión potente en recursos económicos y humanos en los procesos de grabación, mezcla y masterización, en los que se destaca el trabajo especialmente de Claudius Reith y Franco Maestri.

El diseño y arte del disco es fruto de un minucioso trabajo tanto de la caja carátula, en la original combinación de elementos, como del sobrio librillo interior. En el plano principal de la carátula se aprecia un árbol de poderosas raíces, cuyo tronco es la figura de una mujer –quizá embarazada–apuntando con una mano hacia la tierra y la otra hacia el cielo, con ramas que esbozan algunos de los instrumentos musicales empleados en el disco. El librillo, por otra parte, contiene en su totalidad las letras de cada una de las canciones, e incorpora gráficas relacionadas con diversos elementos principalmente femeninos como la fertilidad, las trenzas, las plumas de colores, y otros más neutros como los instrumentos musicales. El texto y los diseños emulan los textiles latinoamericanos, entre otros.

Sin lugar a dudas el disco de JuanaRosa alcanza un óptimo resultado al integrar excelentes instrumentistas, cantantes de gran calidad, interesantes creaciones y un equipo de producción de altísimo nivel profesional.

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License