SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.72 número230Sonia, La Única (Sonia von Schrebler) (Santiago de Chile, 9 de abril de 1929 - Santiago de Chile, 14 de septiembre de 2018)Víctor Alarcón Díaz (Punta Arenas, 30 de noviembre de 1958 - Santiago, 30 de septiembre de 2018) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista musical chilena

versión impresa ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. vol.72 no.230 Santiago dic. 2018

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27902018000200181 

In Memoriam

Vicente Bianchi Alarcón (Santiago de Chile, 27 de enero de 1920 - Santiago de Chile, 24 de septiembre de 2018)

Álvaro  Menanteau Aravena1 

1Universidad de Santiago, Chile alvaro.menanteau@usach.cl

A los 98 años falleció en Santiago de Chile el músico Vicente Bianchi Alarcón, Premio Nacional de Artes Musicales 2016, luego de una dilatada trayectoria profesional en el ámbito de la música popular, destacándose en la composición, los arreglos musicales, la ejecución pianística y la dirección orquestal y coral. Si bien el grueso de su quehacer profesional y aportes lo realizó en el contexto de la actividad radiofónica, entre las décadas de 1930 y 1960, Bianchi logró trascender aquel circuito, al incorporar sistemáticamente las técnicas de composición y arreglos de origen académico a la praxis de la música popular de su tiempo. Más aún, hasta sus últimos meses de vida Bianchi estuvo activo, ya sea componiendo o escribiendo arreglos orquestales de su música, la que constantemente recurría a elementos estilísticos del folclor chileno.

Vicente Bianchi se inició en la música desde muy niño, primero con clases particulares de piano para después ingresar a estudiar piano clásico en el Conservatorio Nacional de Música, en Santiago de Chile. Allí estudio durante seis años, siendo alumno, entre otros, de Flora Vial en teoría musical, de Samuel Negrete en armonía y de Alberto Spikin en piano. Más adelante esta experiencia lo habilitó para combinar aquellos conocimientos técnicos con la práctica de la música popular en el medio radiofónico. Simultáneamente a sus estudios en el conservatorio, se integró al mundo radial, al formar parte de la orquesta infantil del programa radial El abuelito Luis, que se transmitía por radio Otto Becker. A los 17 años asumió otros trabajos en otras radioemisoras, lo que le llevó a abandonar los estudios formales en el conservatorio, para dedicarse completamente al trabajo en el ambiente radiofónico de la época.

En una primera instancia Bianchi debía poner al aire números musicales desde el piano, ya sea en cortinas musicales o acompañando cantantes. En el caso de los acompañamientos, esto se hacía leyendo arreglos musicales, improvisando, o bien transportando la música a las tonalidades adecuadas para cada cantante. A los 20 años fue contratado en radio Agricultura, donde pudo trabajar con una orquesta estable, comenzando a desarrollar sus propios arreglos escritos. Posteriormente trabajó en radio Minería, donde acompañó con su orquesta al bolerista Lucho Gatica, con quien realizó además importantes grabaciones. Entonces pudo disponer de una orquesta más grande, que podía aumentar hasta 30 músicos, de acuerdo con las necesidades de los programas. En este contexto de trabajo Bianchi comenzó a escribir y dirigir sus propios arreglos orquestales de música tradicional chilena.

En paralelo con su actividad radial, Vicente Bianchi obtuvo su primer contrato discográfico con RCA Victor, sello en donde grabó discos acompañando a las hermanas Sonia y Myriam, y al cantante Mario Arancibia.

En el intertanto inició su experiencia profesional en el extranjero, cuando en 1943 fue contratado por radio El Mundo, de Buenos Aires. Luego, en 1950, fue contratado en radio El Sol, de Lima. Allí estuvo radicado por cuatro años, teniendo la posibilidad de crear y dirigir arreglos instrumentales para la orquesta de la radio. En aquellas circunstancias Bianchi comenzó a hacer arreglos de músicas populares y folclóricas de Perú, destacándose sus arreglos de valses, marineras y tonderos, junto con repertorios de música andina y afroperuana.

A su regreso del Perú, en enero de 1955, Vicente Bianchi fue contratado por el sello Odeón, realizando una gran cantidad de grabaciones de boleros y canciones populares, destacándose aquellas realizadas con Lucho Gatica y Los Huasos Quincheros. Al mismo tiempo fue contratado en radio Cooperativa, la última radioemisora en la que trabajó, hasta fines de la década de 1960. Entre los exponentes de música popular que acompañó allí se cuenta a Arturo Gatica, Hilda Sour, Silvia Infantas, Pedro Vargas, Leo Marini y la cantante lírica Rayén Quitral.

El grueso de la producción musical de Bianchi como compositor se sitúa en el ámbito de la canción popular, las piezas instrumentales y la música religiosa. En esta última se destacan sus obras religiosas de mayor formato, como su Misa a la Chilena (1964), la Misa de la Cruz del Sur (1970) y el Te Deum (1969). Junto con ello, ocupan un lugar relevante sus composiciones relativas a textos de Pablo Neruda. A su regreso a Chile en 1955 compuso las Tonadas de Manuel Rodríguez, pieza que Bianchi presentó a Neruda, obteniendo su permiso para seguir musicalizando otros poemas. Ese mismo año fueron grabadas las Tonadas de Manuel Rodríguez, Canto a Bernardo O'Higgins y Romance de Los Carrera en un disco LP por Silvia Infantas y Los Baqueanos, bajo el título de Música para la historia de Chile. Aquel fonograma tuvo una destacada difusión masiva, tanto por la venta física del disco como por las presentaciones en vivo de este repertorio en radios y espectáculos en vivo. Más tarde, en 1998 su vals-canción La noche de Chillán obtuvo el primer lugar en la competencia folclórica del Festival de la Canción de Viña del Mar. Esta canción fue producto de la musicalización de otro poema de Neruda, quien había entregado a Bianchi el manuscrito en 1973.

Junto con el declive de la industria radiofónica a fines de la década de 1960, Vicente Bianchi abandonó su actividad en la radio, potenciando su actividad coral. Ya que el mundo de la televisión local no fue un espacio adecuado para desarrollar su arte musical, Bianchi se abocó a dirigir su Coro Santa Marta, con el que realizó giras nacionales e internacionales. Paralelamente siguió escribiendo arreglos instrumentales de música folclórica chilena.

El 23 de agosto de 2016 Vicente Bianchi fue galardonado con el Premio Nacional de Artes Musicales, siendo el primer músico popular en obtener dicho premio, luego que Margot Loyola lo obtuviera en 1994 en el ámbito de los estudios del folclor. La asignación de este reconocimiento del Estado vino entonces a validar no solo la trayectoria particular de Bianchi como pianista, compositor, arreglista y director de música popular por más de 7 décadas; validaba además el oficio, el profesionalismo y el valor social del músico popular en nuestro medio3.

1Se recomienda consultar la Revista Musical Chilena LXXI/228 (julio-diciembre, 2017), número especial dedicado a Vicente Bianchi, para obtener más información sobre su vida y obra (Nota de la redacción).

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License