SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.74 issue233Luis Raúl González Catalán (Santiago de Chile, 29 de agosto de 1946 - Melipilla, 6 de febrero de 2020)Trayectorias: música entre Latinoamérica y Europa 1970-2000. Tercera Conferencia Internacional de la Red “Trayectorias” author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Revista musical chilena

Print version ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. vol.74 no.233 Santiago June 2020

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27902020000100187 

In Memoriam

Luis Eugenio Urrutia Parra (Chillán, 4 de enero de 1939 - Talcamávida, Hualqui, 10 de noviembre de 2019)

Felipe Elgueta Frontier1 

1Universidad Alberto Hurtado, Chile felgueta@simuc.org

Figura esencial de la vida musical penquista de las últimas seis décadas, Eugenio Urrutia falleció el domingo 10 de noviembre en su bucólica residencia de Talcamávida, en la ribera norte del Biobío6. Su extensa y recordada labor como contrabajista docto y de jazz fue la expresión de un talento y curiosidad inusuales y una versatilidad que asombraba a quienes tuvimos el privilegio de verlo oficiando de compositor, arreglista, director orquestal y coral, afinador de pianos, luthier y colaborador en la formación de sus dos destacados hijos músicos, Eugenio y Alejandra.

Eugenio Urrutia Parra se inició en la música a los seis años en su Chillán natal. Su primer maestro, Roberto Saldías, le construyó el violín con que estudió, iniciándolo paralelamente en la interpretación musical y en la lutería, aspectos que siguió desarrollando con Hermann Müller en el internado de la Escuela Normal Rural “Juan Madrid”. Aunque completó exitosamente su práctica como profesor en 1959, nunca ejerció. Optó por trasladarse a Concepción con la intención de estudiar Derecho, pero la música lo hizo cambiar de planes.

En Chillán, Urrutia ya se destacaba como el integrante más joven de la Orquesta de la Sociedad Santa Cecilia, pero sus aficiones musicales eran mucho más amplias. Tomó clases de guitarra con un vecino jazzista que resultó ser alumno del legendario Charlie Christian7. Luego integró un grupo que interpretaba música de The Platters, donde era el instructor de todos. Pero lo que más lo marcó fue el despertar de su amor por el contrabajo, gracias a unas grabaciones de Elvis Presley. Luego, con lo aprendido de lutería y la ayuda de su asombrado hermano Antonio, afrontó la titánica tarea de construirse su propio instrumento.

Arco y batuta

En Concepción, fue descubierto por Werner Lindl, recién llegado de Salzburgo para liderar la fila de contrabajos de la Orquesta de la Universidad de Concepción (UdeC). Urrutia se convirtió en alumno de Lindl y rápidamente pasó a instalarse a su lado en el primer atril. Integró la orquesta entre 1960 y 2004, y varias veces tocó como solista junto con ella. Entre 1968 y 1973 llegó incluso a asumir puestos como director ejecutivo y responsable administrativo y artístico de la temporada8.

Al igual que muchos colegas de su generación, Urrutia se formó en la práctica. Su título en contrabajo lo obtuvo recién en 1978 en el Departamento de Música UdeC, donde él mismo enseñaba desde hacía años. Siguió trabajando allí hasta fines de la década de 1980, cuando el plantel abandonó la formación de músicos al cerrar todas las carreras de intérprete9.

También tomó la batuta, principalmente en conciertos didácticos de la Sinfónica UdeC y como director suplente. Además dirigió el Coro Lex de la Facultad de Derecho. Se capacitó en dirección con los argentinos Guillermo Scarabino10 y Simón Blech. Muchos años después, en 2007, su hija Alejandra Urrutia Borlando fue la ganadora del concurso de Bahía Blanca en Argentina, organizado precisamente en honor a Blech. Ella se ha convertido en una de las principales batutas del Cono Sur y fue galardonada por la Fundación Mahler de México por organizar y dirigir el multitudinario Concierto por la Hermandad 2020 en la Estación Mapocho, donde se interpretó la Segunda Sinfonía del compositor judío-austrobohemio.

Los mejores de Chile

José Carlos Santos, uno de los directores titulares de la Sinfónica UdeC, resumía elocuentemente una de las cualidades de Eugenio Urrutia: “Tiene ritmo de negro”11. Esto se hizo evidente durante los años sesenta, cuando integró el conjunto Dixieland del Club de Jazz de Concepción. Era el contrabajista estable, pero también aprendió a tocar el trombón con asombrosa facilidad.

“Eugenio fue el primer contrabajista de jazz moderno de verdad en nuestro país”, afirma el baterista Alejandro Espinosa, recordando a su querido amigo12. Urrutia y Espinosa, junto con Ramón “Moncho” Romero, formaron el celebrado Trío Jazz Moderno en 1970, el que grabó un único y homónimo disco, registrado por EMI Odeón y que marcó un hito en la historia musical chilena13. Décadas después, el periodista y académico Rodrigo Pincheira comentó que “un disco de jazz con un grupo penquista era raro en 1976, pero el sello también se sobrecogió frente a los magníficos arreglos, la cohesión y la belleza que prodigaban Espinosa, Romero y Urrutia”14.

Además, actuaron en Televisión Nacional, el Teatro Municipal capitalino y São Paulo y desarrollaron una actividad incesante en diversos escenarios penquistas, convirtiendo a la ciudad en epicentro del jazz moderno15. Daniel Lencina sentenció entonces: “El Trío es, sin duda alguna, el mejor que hay en Chile. Creo que es una lástima que estén en Concepción y no en Estados Unidos”16. La labor del ensamble se interrumpió en 1976, tras la partida del baterista a Santiago, aunque siguieron actuando juntos esporádicamente.

Composiciones y recuerdos

Algunos de los montajes del legendario Teatro de la Universidad de Concepción (TUC) en los años sesenta tenían música compuesta por Eugenio Urrutia. También realizó arreglos orquestales de música folclórica e incluso jingles publicitarios. Pero su entusiasmo por la composición se disparó recién en 1980 gracias a un curso en el que Miguel Aguilar Ahumada intentó “provocar a la composición” a varios jóvenes intérpretes ligados a la UdeC. Fue un curso de creación de canciones en el que Urrutia produjo siete piezas17. Varias de ellas fueron estrenadas en Concepción en 1981 por el bajo-barítono Mateo Palma Morales. El mismo intérprete se hizo presente 39 años más tarde en las alturas andinas para asesorar a la contralto Claudia Lepe Bahamonde y a Alejandra Urrutia en los ensayos de algunas de estas canciones, incluidas como homenaje póstumo en la programación del Festival Portillo de enero de 202018.

En aquel curso de Aguilar, Urrutia manifestó su preferencia por el dodecafonismo, como se refleja en la mayoría de sus canciones, e inició varias obras que fueron muy apreciadas en círculos académicos. Al año siguiente obtuvo el cuarto lugar en el concurso nacional de la Universidad Católica con un concierto para clarinete19. En 1982 su Dúo elemental fue premiado por el Departamento del Pequeño Derecho de Autor de la Universidad de Chile y la Asociación Nacional de Compositores20, mientras que su Conexión para cuerdas fue una de las dos piezas seleccionadas para la audición del concurso de la Universidad Católica (el primer premio fue declarado desierto)21. En 1985 la Sinfónica UdeC incluyó su Concertino para violín en unas Jornadas de Música Chilena22, iniciativa inusual en la ciudad. También compuso unas Variaciones sinfónicas sobre un tema infantil, basadas en una improvisación al piano de su hijo Eugenio Urrutia Borlando cuando tenía seis años23. Eugenio hijo desarrolló una carrera pianística notable en Estados Unidos, donde residió por más de dos décadas, tras iniciarse en piano y teoría con su padre, quien además le legó sus conocimientos de afinación de pianos, otro de sus tantos oficios24.

Eugenio Urrutia Parra fue muy respetado por sus colegas. Su opinión, siempre cargada de rigor intelectual e ingeniosa ironía, era muy influyente entre los músicos de la Sinfónica UdeC. El destacado director de orquestas juveniles Américo Giusti, violinista de la agrupación, rememora la incertidumbre económica que les acechaba durante la dictadura militar: “Cada año, terminábamos en diciembre y no sabíamos si volveríamos en marzo”25. Al mismo tiempo, se cerraban las carreras de música en la UdeC. En ese contexto, Urrutia mostró una gran resiliencia “siempre presto a comenzar otra iniciativa, otro concierto, otra agrupación”26, destaca Giusti, con quien colaboró en la formación del Conservatorio Sociedad Bach de Concepción en 198227. Esta entidad privada rápidamente fue reconocida a nivel nacional e incluso fuera de las fronteras de Chile por su notable orquesta juvenil, proyecto precursor de la famosa Orquesta de Curanilahue dirigida inicialmente por Giusti y luego por Alejandra Urrutia.

La mayor recompensa al esfuerzo inclaudicable de Luis Eugenio Urrutia Parra fue escuchar a sus hijos y a otras jóvenes promesas tocando juntos en su propia casa. “Me siento como un rey”, decía entonces, al gozar algunas de las primicias de su gran legado.

6Este escrito es una versión ampliada del artículo “Eugenio Urrutia Parra, músico universal”, publicado por el autor en Diario Concepción (20 de noviembre de 2019) y La discusión (24 de noviembre de 2019). Se elaboró principalmente a partir de recuerdos personales y conversaciones con la familia de Eugenio Urrutia Parra y con su colega Américo Giusti, así como de la revisión de los dos tomos de recortes de prensa, programas, certificados y fotografías contenidos en el Archivo Eugenio Urrutia Parra, conservado por su viuda Mónica Borlando.

7Pérez Diez, Paulina. “Entrevista: Concepción pasa por un buen momento”, El Sur (29 de junio, 2004), p. 17.

8“Música: Planes para 1973”, El Sur (s.f.). Recorte de diario conservado en el Archivo Eugenio Urrutia Parra.

9El cierre se mantiene hasta hoy, salvo por un breve período a fines de la década de 1990, cuando hubo carreras de interpretación de canto, piano y guitarra.

10“Realizan prácticas de dirección de orquesta”, Los Andes (20 de marzo, 1986). Recorte de diario conservado en el Archivo Eugenio Urrutia Parra.

11Entrevista con Américo Giusti, 14 de noviembre de 2019.

12Espinoza Zúñiga, Alejandro. “Me acaban de avisar del fallecimiento de mi querido amigo Eugenio Urrutia…”. Facebook. 10 de noviembre de 2019. Disponible en: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10218955900703831 [acceso: 14 de abril de 2020]

13“Nuevo triunfo del Trío de Jazz Moderno”, El Sur (25 de julio, 1976). Recorte de diario conservado en el Archivo Eugenio Urrutia Parra.

14Pincheira, Rodrigo, “Una temporada en la escuela del jazz penquista”, El Sur (5 de enero, 2011), p. 22.

15“Jazz penquista en Brasil”, El Sur (2 de noviembre, 1975). Recorte de diario conservado en el Archivo Eugenio Urrutia Parra. “Concepción presente en Temporada Nacional de Jazz”, El Sur (15 de junio, 1976). Recorte de diario conservado en el Archivo Eugenio Urrutia Parra.

16“Daniel Lencina: ‘Cuando la gente capte el jazz será feliz’”, Crónica (2 de febrero, 1976). Recorte de diario conservado en el Archivo Eugenio Urrutia Parra.

17Maack, Anamaría, “Compositores penquistas: Una generación que asoma poco a poco”, La Gaceta del Domingo [suplemento de El Sur] (10 de mayo, 1981), pp. 12-14.

18Mario Córdova, “Música desde las alturas”, Las Últimas Noticias (28 de enero, 2020), p. 51

19Maack, Anamaría. “Eugenio Urrutia: Intérprete y compositor”. El Sur (28 de noviembre, 1982). Recorte de diario conservado en el Archivo Eugenio Urrutia Parra.

20“Crónica: Difusión de la creación musical chilena, 1982”, Revista Musical Chilena, XXXVI/158 (julio-diciembre, 1982), pp. 123-124.

21“Música: Concurso de Composición de la Universidad Católica”, El Mercurio (5 de diciembre, 1982). Recorte de diario conservado en el Archivo Eugenio Urrutia Parra. La obra parece ser la misma que fue estrenada públicamente al año siguiente en Concepción con el título Cuatro movimientos para orquesta de cuerdas. Véase: “Culmina hoy temporada sinfónica de Primavera”, El Sur (28 de octubre, 1983) (recorte de diario conservado en el Archivo Eugenio Urrutia Parra).

22“Jornadas de Música Chilena. Orquesta Sinfónica de la Universidad de Concepción”. 16 y 18 de octubre de 1985. Programa conservado en el Archivo Eugenio Urrutia Parra.

23“Culmina hoy temporada sinfónica de Primavera”, El Sur (28 de octubre, 1984). Recorte de diario conservado en el Archivo Eugenio Urrutia Parra.

24Posada Moya, Soledad, “Afinador de pianos: Más estudio que oído”, Tu tiempo [suplemento de El Sur] (10 de julio, 1999), p. 5.

25Entrevista con Américo Giusti, 14 de noviembre de 2019.

26Entrevista con Américo Giusti, 14 de noviembre de 2019.

27“Concierto inaugural de la Sociedad Bach”, 1 de diciembre de 1982. Programa conservado en el Archivo Eugenio Urrutia Parra. “Inició actividades conservatorio musical”, El Sur (21 de abril, 1983). Recorte de diario conservado en el Archivo Eugenio Urrutia Parra.

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License