SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número20CATÁLOGO DE LOS LIBROS REGISTROS DEL CEDULARIO CHILENO, 1573-1727 (VI)Bojarski, Wladyslaw, Dajczak, Wojciech y Sokala, Andrzej, Verba iuris. Reguly i Kazusy Prawa Rzymskiego índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista de estudios histórico-jurídicos

versión impresa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.20 Valparaíso  1998

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54551998000200011 

Bardi, Mauro, Il dolo nel matrimonio canonico (Università degli Studi di Milano, Facoltà de Giurisprudenza, Pubblicazioni di Diritto Ecclesiastico, Giuffrè Editore, Milano 1996) 274 págs.

La cabal interpretación de una norma jurídica, cualquiera que ella sea, requiere el estudio de sus antecedentes históricos; sólo con ellos se podrá tener una visión completa que permita entender en sus matices la norma vigente. Esto que es válido para cualquier ordenamiento jurídico lo es también en el derecho canónico en el que, incluso, se dispone en el nuevo Código vigente que «en la medida en que reproducen el derecho antiguo, los cánones de este Código se han de entender teniendo también en cuenta la tradición canónica» (can. 6 & 2). Esta es la razón por la que la dimensión histórica está muy presente en la literatura canónica que, en cantidad creciente, está surgiendo después de la entrada en vigencia del actual Código de Derecho Canónico (1983).

Un ejemplo de lo anterior es el libro que reseñamos que, aunque se refiere a un instituto que por primera es regulado en el ordenamiento canónico, el error doloso en el matrimonio, dedica buena parte del mismo a la historia. Y no podía ser menos porque hasta el año 1983, el error en una cualidad del otro contrayente inducido por dolo del mismo o de un tercero, para obtener el consentimiento matrimonial, no había sido recogido como capítulo de nulidad del matrimonio. Es un tema en el que el Código vigente resulta del todo novedoso y que lo pone en ventaja frente a los ordenamientos civiles de tradición cristiano-católica que han introducido recientemente sendas reformas al tema del error en matrimonio, pero que no han dado el paso final de introducir el error doloso como causa de nulidad del contrato civil.

El libro está estructurado en ocho capítulos. El primero, de carácter más bien introductorio, se enfrenta al problema del influjo del dolo vicio en los actos jurídico-canónicos (no espirituales, espirituales y en el ingreso en noviciado o profesión religiosa), la distinción del dolo con la vis ac metus y, finalmente, su influjo en el consentimiento matrimonial.

El capítulo segundo se adentra en lo histórico tratando de reconstruir los motivos de la irrelevancia del dolo en matrimonio en los siglos precedentes, irrelevancia que estuvo marcada por diversos motivos: la doctrina del dolo in spiritualibus, según la cual quien entraba engañado dolosamente en un monasterio donde profesaba, cambiaba objetivamente de una posición peor -estar en el siglo- a una mejor -estar consagrado- de manera que, aun cuando el dolo fuera real, la profesión religiosa era válida sin perjuicio de otro tipo de sanciones para el decipiens; otra era la fatuitas del deceptus, en otras palabras, para que el dolo fuera relevante debía al menos presentarse en grado de hacer caer en error a un hombre cuya prudencia fuera mayor a la media; a lo anterior se unió el pensamiento tomista en el tema de la falta y de los vicios del consentimiento, el tratamiento tridentino y postridentino al problema del error en la cualidad, negando relevancia al mismo -y el error doloso es, precisamente, error en la cualidad-, y la necesidad de salvaguardar la estabilidad del matrimonio-sacramento y del vínculo matrimonial.

No obstante lo anterior, hubo en los siglos precedentes, especialmente en la doctrina y en alguna jurisprudencia, intentos por dar relieve al error doloso, tema que es abordado extensamente en el tercero de los capítulos. Este esfuerzo doctrinal y jurisprudencial obedeció a la necesidad de dar solución a situaciones de manifiesta injusticia y que no quedaban amparadas jurídicamente en los estrechos márgenes que proporcionaba la única figura de error con eficacia invalidante, el error en la persona y su variante el error redundans.

El capítulo siguiente todavía es histórico, pero es más reciente, pues estudia la formación del actual canon 1098 que es el que recoge este capítulo de nulidad en el Código de Derecho Canónico y que es copiado textualmente en el Código de Cánones de las Iglesias Orientales (1990). Las inquietudes sobre el tema se habían manifestado en la doctrina con anterioridad al Concilio Vaticano II, y durante el mismo hubo diversos obispos que pidieron derechamente la introducción de este capítulo de nulidad, tarea que asumió el coetus encargado de estudiar la reforma del tratado de matrimonio. Resulta interesante destacar aquí el influjo que en el derecho canónico ejercieron algunos sistemas civiles, especialmente de corte protestante, que desde hacía tiempo habían recibido en su ordenamiento la figura del error doloso en el matrimonio, como el Código civil alemán. De hecho, entre las propuestas doctrinales hechas antes del Concilio en el sentido de dar relieve a este tipo de error, las más destacadas venían de canonistas alemanes.

Los cuatro capítulos siguientes, que en número de páginas son inferiores a las de los cuatro capítulos anteriores, se dedican al estudio de la figura en su actual configuración codicial.

En suma, se trata de un libro que aborda un tema de derecho vigente, pero que lo hace con un extenso tratamiento del tema en perspectiva histórica. Es cierto que en esta específica figura del error doloso la historia es más bien negativa, toda vez que el derecho canónico le había negado sistemáticamente todo efecto invalidante. Pero eso mismo hace necesario el estudio histórico con el fin de poner de relieve la evolución que ha experimentado la reflexión canónica que ha terminado por dar cabida a una figura que sitúa a ambos códigos canónicos por delante de numerosos códigos occidentales, no obstante las recientes reformas que ellos han introducido al derecho de familia en general, y al error como causa de nulidad matrimonial en particular.

C. Salinas

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons