SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número20Millar C., René, Inquisición y sociedad en el virreinato peruano. Estudios sobre el Tribunal de la Inquisición de LimaSerres López de Guereñu, Roberto, «Error recidens in condicionem sine qua non» (Can. 126). Estudio histórico-jurídico índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista de estudios histórico-jurídicos

versión impresa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.20 Valparaíso  1998

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54551998000200020 

Retamal Fuentes, Fernando, Chilensia Pontificia. Monumenta Ecclesiae Chilensia (Santiago 1998) 3 vols.

Las relaciones entre la Iglesia y el Estado son un tema que ha sido permanente a lo largo de la historia. Con vicisitudes diversas a lo largo de los siglos, pasa hoy por un momento especial, uno de cuyos elementos, no por cierto el menor, es el desmoronamiento de los antiguos Estados confesionales y una cada vez más sentida libertad religiosa. Se trata, en todo caso, de un tema en el que todavía hay mucho que andar, en el que será necesario ir implementando, incluso, soluciones nuevas y novedosas. Precisamente, en estos momentos se discute en Chile una ley especial que regule la libertad religiosa, de manera que estas afirmaciones cobran en este país toda su fuerza. Pero para construir ese futuro sobre bases sólidas es preciso mirar el pasado y para ello, nada mejor que mirar los mejores testigos del mismo, esto es, los documentos. En ellos han quedado fijadas las huellas de los acontecimientos que dieron vida, en nuestro caso, a las no siempre fáciles relaciones entre la Iglesia y el Estado de Chile.

Los tres volúmenes que reseñamos se sitúan en esta línea editorial. Se recogen en ellos documentos que testimonian las relaciones Iglesia-Estado en Chile, pero con varias particularidades. Por de pronto, se trata de los documentos generados en las relaciones entre Chile y la Santa Sede, sea que esos documentos tuvieran su origen en Roma o en Chile. Se trata, por otra parte, de documentos que ya se encuentran impresos, pero que, por lo general, lo están en textos de no fácil consulta. Cronológicamente se extiende desde la erección de la diócesis de Santiago por Pío IV (1561) hasta el pontificado de otro Pío, el noveno; precisamente, el último texto recogido, es el legado de Pío IX -que estuvo en Chile como secretario de la misión Muzzi- a la catedral de Santiago -un crucifijo de metal con base de marmol-.

Los textos se presentan en sucesión temática o cronológica, con la inestimable ayuda de su traducción al castellano. La mayoría de estos textos están escritos y publicados originalmente en latín, lengua que, lamentablemente, en Chile y, en general en Hispanoamérica, hace tiempo que dejó de cultivarse. Y aquí se encuentra, quizá, el mayor mérito de esta colección. Si bien ya es un valioso auxilio para los investigadores tener a la mano, recogidos en tan sólo tres volúmenes, los más importantes documentos sobre las relaciones entre la Santa Sede y el Estado de Chile, ello habría perdido buena parte de su valor si tan sólo se hubieran reimpreso en su lengua original. Esta generalizada ignorancia de la lengua latina -por cierto muy de lamentar- habría dejado estos tres volúmenes tan sólo para el uso de unos pocos. El autor ha sido, pues, realista, porque así los documentos que ahora nos ofrece serán una cantera riquísima para futuras investigaciones. Ha sido, sin duda, un trabajo largo y tedioso, por decir lo menos, pero la contribución que con ello hace a la investigación es inmensa.

La temática es variada, y ella no sólo interesa a los historiadores de la Iglesia o del derecho canónico, sino, también a los historiadores del derecho estatal. En efecto, la historia de la codificación chilena está casi toda por hacer. Con excepción del Código civil que cuenta con la magnífica obra de Guzmán Brito, los demás códigos aún no han sido historiados. Y en la génesis de algunos de ellos se encuentra la intervención de la Iglesia con proposiciones concretas; piénsese en el Código penal o en la ley de organización y atribuciones de los tribunales, precedente inmediato del Código Orgánico de Tribunales; y se encuentran recogidos en estas páginas los textos respectivos.

La obra incluye un apéndice sobre los testigos de la fe en nuestra patria, que vieron sus nombres incluidos en documentos oficiales, alcanzando algunos de ellos la presentación a la Sede Apostólica como candidatos a los altares. Se completa con un índice de emanación de los documentos, onomástico, de palabras iniciales y temático, además del índice general.

En suma, una obra que nos muestra parte del pasado pero que se proyecta con fuerza al futuro. Quien se interese por estos temas sentirá la necesidad de acudir a ella, trabajo que le será tanto más grato, cuanto que la presentación de la misma ha sido cuidada y esmerada. Nuestros agradecimientos sentidos al autor por sus afanes y vigilias, el resultado de las cuales tenemos ahora en nuestras manos, y el deseo de que la continuación de estos tres volúmenes sea pronto una novedad editorial.

C. Salinas

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons