SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número21NOLTE, E.: Historische Existenz. Zwischen Anfang Und Ende Der Geschichte?ORTEGA CARRILLO DE ALBORNOZ, Antonio, La posesión y los derechos reales índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

Compartilhar


Revista de estudios histórico-jurídicos

versão impressa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.21 Valparaíso  1999

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54551999002100045 

ORTEGA CARRILLO DE ALBORNOZ, Antonio, Derecho Privado Romano, Málaga, 1999, 373 págs.

Las innumerables ventajas que presenta este manual de enseñanza en relación con otros nos sitúa ante una obra excepcional desde el punto de vista pedagógico: una cuidada sistemática, la claridad de los argumentos y la concisión de los mismos constituyen los pilares fundamentales sobre los que se asienta su exposición temática, convirtiéndolo en una obra idónea para el adecuado aprendizaje del Derecho Romano. La presente edición, obra de madurez del autor, Antonio Ortega Carrillo de Albornoz, Catedrático de Derecho Romano de la Universidad de Málaga, ha quedado estructurada en cuarenta y cuatro temas, repartidos entre seis bloques de materias, cuyas rúbricas expondremos en breve.

Comentemos la sistemática, desarrollada siempre conforme al mismo plan: ante todo, cada una de las lecciones va precedida de una breve introducción que a veces se designa con esta misma palabra y en ocasiones se presenta bajo la expresión "nociones generales" o "ideas generales". Después le sigue un escueto estudio terminológico del vocablo con el que en latín se expresó la institución, y de esta forma se identifica enseguida la palabra castellana que de él deriva. Lejos de parecer inútil, esta técnica resulta eficaz y de gran ayuda: se nos ocurre, por ejemplo, que al estudiar la responsabilidad del vendedor por evicción, cuya mecánica no es fácil asimilar, acudir al significado de evincere proporciona una pista sólida, optimizando la comprensión y aprendizaje (p. 272). Además, en algunos casos se reseñan a continuación las particularidades de la evolución histórica de los institutos, algo que a menudo hace entender el porqué de las cosas: por ejemplo, el concepto de hipoteca se hace más accesible si descendemos a los pormenores de su surgimiento, en el ámbito de los arrendamientos rústicos (p. 210). Y ya en detalle, éste es el método formal de la obra: I. Introducción; II. Persona y familia; III. Acciones. El proceso civil romano; IV. La posesión y los derechos reales; V. Derecho de obligaciones; VI. Derecho de sucesiones.

I. Ya en la introducción y utilizando el recurso didáctico de la confrontación entre conceptos, al que se acude con relativa frecuencia a lo largo de la obra, el profesor ofrece ciertas nociones fundamentales con las que el lector debe familiarizarse enseguida; entre otras: Derecho Civil y Honorario; Público y Privado; Natural, de gentes y Civil.

II. Persona y Familia acoge un total de cinco lecciones, dedicadas, por este orden, al estudio de: 1. el concepto "persona" y sus implicaciones jurídicas, y a la capacidad de obrar y sus limitaciones, con una breve referencia a las tutelas y curatelas; 2. status libertatis y status civitatis; 3. la estructura de la familia romana y conceptos de agnación, cognación y afinidad, adquisición y pérdida de la patria potestad y distinción entre personas sui iuris y alieni iuris; 4. el matrimonio: concepto, elementos, requisitos, impedimentos, leyes augusteas, efectos, dote y bienes parafernales, y finalmente, disolución; 5. personas jurídicas: corporaciones y fundaciones.

III. Acciones. El proceso civil romano. Tras el primer tema, orientado a esclarecer ciertas nociones generales, como el concepto y las clases de acción, y a ilustrar a los alumnos sobre las distintas etapas históricas por las que pasó el proceso civil romano, en los cuatro siguientes se explica:1. el procedimiento de las Acciones de la Ley, con sus tres acciones declarativas (legis actio sacramento, legis actio per iudicis arbitrive postulationem y legis actio per condictionem) y sus dos ejecutivas (legis actio per manus iniectionem y legis actio per pignoris capionem); 2. el procedimiento formulario: fase in iure, fase apud iudicem y remedios complementarios, entre los que destacamos las estipulaciones pretorias, missio in possessionem, restitutio in integrum e interdictos; 3. la cognitio extra ordinem.

IV. En "la posesión y los derechos reales", reúne Ortega doce lecciones, consideradas de importancia vital para el estudio del Derecho Romano. Así, después de una aproximación al concepto técnico jurídico de cosa y su clasificación en ocho categorías, se aborda tanto la noción de derecho real como los rasgos que distinguen los derechos reales de los personales, expuesto lo cual, las explicaciones se suceden de esta forma: 1. la propiedad: evolución, definiciones históricas y concepto aportado por el propio autor; limitaciones, impuestas tanto en interés general como en interés privado y finalmente, medios de defensa del propietario ante perturbaciones ajenas; 2. el condominio, poniendo especial énfasis en las facultades de los condóminos y en la división de la cosa común como modo de extinción; 3. la posesión: concepto y naturaleza, elementos, terminología romana (possessio, possessio naturalis, possessio civilis), adquisición y pérdida de la posesión, protección judicial de la posesión; 4. modos originarios de adquirir la propiedad: ocupación, especificación, accesión, adquisición del tesoro, examinando pormenorizadamente la definición contenida en D. 41, 1, 31, 1 (Paul. 31 ad De.); 5. modos derivativos de adquirir la propiedad, con particular atención a la traditio, en comparación con la mancipatio y la in iure cessio; 6. la usucapio: evolución, concepto y requisitos, expuestos según la regla nemotécnica que sigue: res habilis, titulus, fides, possessio y tempus; 7. servidumbres prediales: cuestiones preliminares, donde se consigna un ejemplo para explicar que la relación jurídica se constituye entre personas, con relación a los fundos de los cuales son propietarios. A continuación, se examinan los rasgos distintivos, la clasificación, los modos de constitución y extinción, y por último, la tutela procesal; 8. usufructo: concepto, de donde se derivan las características del aludido derecho real sobre cosa ajena; contenido, facultades y obligaciones del usufructuario, constitución y extinción, tutela procesal. Respecto a los derechos de uso y habitación, dada su menor entidad, sólo se ofrecen sus conceptos respectivos; 9. superficie y enfitéusis; 10. derechos reales de garantía: concepto, rasgos que los identifican y evolución. Prenda e hipoteca: objeto, facultades del acreedor pignoraticio, pluralidad de hipotecas y clandestinidad de la hipoteca romana.

V. Derecho de obligaciones. Bajo esta rúbrica se agrupan un total de trece temas, de los cuales, los seis primeros están dedicados al estudio de cuestiones teóricas generales, como concepto y contenido de la obligación, clasificación de las obligaciones, garantía, extinción e incumplimiento de la obligación, con especial detenimiento en el sistema romano de responsabilidad contractual, y finalmente, fuentes de las obligaciones. Las otras siete lecciones versan, por este orden, sobre: 1. contratos verbales y literales. Entre los primeros, se explica la stipulatio detenidamente; respecto a los segundos, tanto los nomina transcripticia, como chirographa y syngrapha; 2. contratos reales: mutuo, comodato y depósito; 3. contratos consensuales: compraventa, locatio-conductio, sociedad y mandato.

Toda la exposición se desarrolla según las mismas directrices: concepto y características del contrato, elementos, obligaciones de las partes, extinción, tutela procesal y responsabilidad por el incumplimiento. Esta mecánica, no sólo mejora la comprensión e interiorización del negocio, sino que además contribuye a ordenar las ideas de los futuros juristas; 4. donación: concepto, elementos, régimen jurídico, revocación y donaciones mortis causa; 5. cuasicontratos. Después de una introducción donde se recuerda la categoría, ya citada en "las fuentes de las obligaciones", el tema se centra en dos de los cuasicontratos más significativos: la gestión de negocios y el pago de lo indebido; 6. los pactos: adiecta, praetoria y legitima; 7. delitos y cuasidelitos. Tras una semblanza de los delitos públicos y privados, el profesor explica únicamente los segundos, deteniéndose en el furtum, la rapina, la iniuria y el damnum iniuria datum. Respecto a los cuasidelitos, enumera y expone someramente las tres hipótesis de mayor relevancia: si iudex litem suam fecit; positum et suspensum; effusum et deiectum.

VI. Derecho de sucesiones acoge ocho lecciones, de las que las tres primeras giran en derredor de la noción fundamental de hereditas, extendiéndose el autor en su concepto y contenido, características, delación y adquisición, y efectos de la adquisición, con particular referencia a la comunidad hereditaria y división de la herencia, responsabilidad del heredero por las deudas y cargas hereditarias, derecho de acrecer, colaciones y la protección jurídica de los derechos hereditarios. Los cinco temas que restan están dedicados, como veremos, a la sucesión testamentaria, legítima y necesaria: 1. concepto de testamento y rasgos distintivos, formas de testamento y testamentos especiales, capacidad para testar y suceder por testamento, nulidad y revocación del testamento, y por último, los codicilos; 2. la institución de heredero y sustituciones; 3. legados: concepto, tipos, sujetos y objeto, adquisición, límites a la facultad de legar, nulidad de los legados. Fideicomisos; 4. sucesión ab intestato. Introducción, sistema del antiguo Derecho Civil, régimen arbitrado en el Edicto del pretor, reformas imperiales y Novelas de Justiniano 118 y 127; 5. sucesión necesaria en el antiguo Derecho Civil, en el Edicto del pretor, querella inofficiosi testamenti y reformas justinianeas.

Junto a las cualidades de estructuración que mencionamos antes, aún observamos otras relacionadas con la claridad y concisión a que nos referíamos al principio, y que atañen, sobre todo, a la forma de argumentar: la redacción, que por elaborada no deja de ser liviana, se conduce a través de las fuentes jurídicas y literarias con maestría, sin agobiar en exceso a los lectores con nociones, ideas y expresiones que serían baladíes. Persistiendo hasta la saciedad en el uso de los ejemplos para ilustrar las explicaciones, el autor resta dificultad al manejo de las abstracciones jurídicas, y todavía se detiene a veces en dudas que a él mismo se le han planteado, haciendo partícipes de las mismas a los alumnos, con frecuencia sorprendidos por la espontaneidad que así cobra la cuestión debatida (p. 165). Ante ciertas polémicas doctrinales, adopta una posición decidida, infundiendo espíritu crítico y fomentando el "deber" de optar, que tanto preocupa a algunos discentes, siempre que se haga razonadamente (p. 175 y 178). Finalmente, no queremos dejar de reseñar aquello que nos parece más original: cada tema inserta un paralelismo entre lo dispuesto por el Derecho Romano y lo dispuesto en el articulado relativo del Código civil español, revelando de esta forma las diferencias y semejanzas en ambos ordenamientos, y ello con un objetivo fundamental: constatar tanto las raíces romanas del Derecho Civil español como la pervivencia del Derecho Romano en numerosas instituciones que apenas se han transformado desde entonces, proporcionando insensiblemente una percepción distinta del método utilizado por los juristas romanos en comparación con los que se sirven los juristas modernos.

En definitiva, nos encontramos ante una obra imprescindible para la comprensión actual del Derecho romano, que trasluce no sólo el saber aquilatado de su autor, sino sus dotes para la docencia, evidenciadas apenas vemos el libro: el atractivo color fresa que tiñe sus tapas llamará la atención de todo aquél que lo tome en las manos.

Belén Malavé Osuna

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons