SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número22Administración y Estado en la España modernaEl significado político de la legislación electoral en la España de Isabel II índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Revista de estudios histórico-jurídicos

versão impressa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.22 Valparaíso  2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552000002200039 

Estrada I Rius, Albert, Una casa per al General de Catalunya. A propòsit del VI centenari de l'adquisició de la primitiva casa de la Deputació del General de Catalunya a Barcelona, avui Palau de la Generalitat (1400-2000), Generalitat de Catalunya, Barcelona, 2000, 72 págs.

Con este sugerente título nos presenta Albert Estrada i Rius, profesor de Historia del Derecho y de las Instituciones de la Universitat Pompeu Fabra, la historia de la Generalitat de Catalunya. Es un trabajo fruto de las investigaciones sobre la referida institución que está llevando a cabo el autor, bajo la dirección de Tomàs de Montagut i Estragués, Catedrático de Historia del Derecho y de las Instituciones de la misma Universidad con el fin de presentar su memoria doctoral. Son conocidas ya algunas de las publicaciones de Estrada sobre la materia.

Inicia su cometido con una escueta presentación que se centra en los diversos estudios sobre el edificio conocido como Palau de la Generalitat, desde el punto de vista de la historia del arte, manifestando las dudas en torno a la fecha exacta en la que albergaría a la Diputación. Apunta la existencia de tres etapas, una primera que se remontaría a los precedentes y a los organismos que antecedieron a la institución; una segunda que iría referida a ciertas figuras coetáneas y una tercera que comenzaría en torno al año 1400. Aclara, no obstante, que el punto de vista de su investigación es puramente jurídico institucional, pese a sus conexiones con la historia del arte.

Seguidamente divide su trabajo en dos bloques bien diferenciados. En el primero trata de hacer una serie de anotaciones sobre la Deputació del General de Catalunya en la etapa anterior a la reforma de 1413. Sostiene la opinión de que la formación y consolidación del organismo objeto de su interés no sería el resultado de un único acto normativo. Por el contrario, parece obedecer, más bien, al devenir de los acontecimientos y a las necesidades concretas. Hablará así, de una institución estamental para administrar el tesoro del General de Catalunya, de los oficiales y de la jurisdicción que era ejercida a través de tres vías, gobierno, gracia y justicia que tenía atribuida de forma exclusiva y limitada. En cuanto al gobierno, Albert Estrada resume su manifestación material en dos ámbitos, de un lado la autonomía orgánica en cuanto al gobierno interno de la institución que se traduce además en una autonomía presupuestaria y fiscalizadora y, de otro, la gestión exclusiva de las materias asignadas (tributarias, fiscales, financieras y militares). Menor atención prestará a la vía de justicia y de gracia que implicaba la misericordia en la justicia y la arbitrariedad en la aplicación del derecho, siendo una prerrogativa derivada del propio ejercicio jurisdiccional.

El siguiente objetivo del autor —núcleo central de la obra— es efectuar una aproximación en el tiempo a la sede de la Deputació del General de Catalunya. Para el profesor Estrada, la posesión de una sede propia tenía una gran significación por sus implicaciones psicológicas y sociológicas a la hora de dotar a una institución de cierta estabilidad y permanencia. Comienza por las primeras ubicaciones geográficas caracterizadas por su carácter intermitente, para pasar a la vinculación definitiva de la institución a Barcelona y la necesidad, cada vez más sentida, de lograr un lugar donde establecerse de forma definitiva. En un primer momento, se situaría en el convento de los franciscanos de Barcelona, aunque hay testimonios que la remiten al de los predicadores. La sede definitiva la encontraría con la compra de la casa del carrer de Sant Honorat el 3 de diciembre del año 1400. Tras analizar el documento de compra y la historia registral de la finca, se ocupa de la casa propiamente dicha, de su denominación y de otras sedes en diferentes localidades.

Concluye Estrada i Rius con una adecuada selección bibliográfica acorde a sus propósitos y un apéndice documental ilustrativo, a la vez que justificativo, de sus previas afirmaciones del que destacamos la transcripción del referido contrato de compraventa de la sede definitiva.

Escueto, pero preciso y, a la vez, original planteamiento el que nos ofrece Albert Estrada al enfrentarse al estudio de una institución a partir de su sede en sentido físico que le sirve como excusa para analizar el funcionamiento y las principales características de la misma. Estrada es un símbolo más del pujante equipo de investigación que dirige en Barcelona el Dr. Montagut, que ha contado con un Proyecto de Investigación dedicado a la Generalitat de Catalunya.

Patricia Zambrana Moral

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons