SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número22Iglesia, Sociedad y Derecho 3El Tribunal del jurado en Albacete (1888-1936) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista de estudios histórico-jurídicos

versión impresa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.22 Valparaíso  2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552000002200044 

García y García, Antonio, Historia de Bretoña (Lugo 2000), 180 págs.

El autor de estas páginas fue profesor ordinario de Historia del Derecho Canónico en la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad Pontificia de Salamanca, de donde es actualmente profesor emérito. En tal calidad ha escrito más de 250 artículos de su especialidad y una treintena de libros de algunos de los cuales nos hemos hecho eco en las páginas de esta Revista. Nacido en el pueblo gallego de Bretoña, nos proporciona ahora un trabajo diverso, cual es la historia de su pueblo; pero, a decir verdad, no es un trabajo tan distinto de aquellos a que nos tiene acostumbrados, pues, como se verá, por sus páginas se vuelca toda la sabiduría del maestro de la historia del Derecho Canónico. En efecto, en el primero de los capítulos se estudia la "ecclesia bretoniensis" en la que somete a un nuevo y minucioso examen las fuentes y la bibliografía existentes sobre la diócesis celta que en los siglos VI-VII aparece documentada en Britonia, que corresponde a la actual localidad de Bretoña en la provincia de Lugo. Britonia fue destruida por los musulmanes a comienzos del siglo VIII y su territorio incorporado con posterioridad a las diócesis de Mondoñedo y Oviedo. En el capítulo segundo, el autor revisa la Bretoña bajomedieva, centrando su atención en una lápida conservada en la actualidad en la que se afirma que un obispo llamado Pelagio consagró la iglesia en honor de Santa María, advocación que todavía hoy aparece en el nombre completo de "Santa María de Bretoña". Utiliza, además, dos visitas episcopales realizadas a la zona, la una de 1388 y la otra de 1456, documentos que el autor publica en apéndice y que proporcionan interesantes noticias sobre la localidad.

El capítulo tercero se refiere a las hermitas de Bretoña que, en número de ocho, todavía se conservan, la mayoría de las cuales datan del siglo XVIII. Aparte la descripción de cada una de ellas y de los "cruceiros" cuando los hay, el autor se pregunta por qué se fundaron las hermitas o capillas, las que no eran sino para facilitar a los habitantes de los lugares rurales la asistencia a los actos religiosos, además de ser un lugar de encuentro. Describe, igualmente el funcionamiento de las mismas y las normas generales sobre este tipo de lugares religiosos. El capítulo cuarto se refiere a las siete cofradías que existieron en Bretoña -del Rosario, del Santísimo Sacramento, de Ánimas, de los Servitas, de Nuestra Señora de la Soledad y del Santo Rosario, de la Soledad y del Santo Entierro de Cristo y de las Hijas de María- describiéndolas brevemente y ofreciendo en apéndice las constituciones de tres de ellas.

Los dos capítulos siguientes se refieren a Bretoña en el siglo XVIII. El capítulo quinto se centra en la economía de Bretoña hacia mediados del siglo, según la información que proporciona el catastro del marqués de la Ensenada realizado en 1753, catastro que se distribuía en cinco secciones: interrogatorio general, personal de clérigos, personal de laicos, real de clérigos y real de laicos. La cantidad de información que aporta es importante tanto cuantitativa como cualitativamente, y en el apéndice se publica la parte más interesante del mismo, que es el interrogatorio general, en lo que a Bretoña se refiere. El capítulo sexto se sitúa a finales del mismo siglo, analizando dos cartas que el Obispo de Mondoñedo dirigió al párroco de Bretoña en 1782 y 1789 solicitando información sobre asuntos económicos y demográficos y las respuestas que ambas merecieron. En apéndice se publica la circular episcopal de 1782 y las dos respuestas del párroco.

Los últimos dos capítulos se dedican a la Iglesia parroquial de Bretoña y otras dependencias (capítulo VII), iglesia cuya construcción se inició en el siglo XVII y se concluyó en el siguiente; y a la Bretoña en la segunda mitad del siglo XX (capítulo VIII), en el que el autor hace un elenco de los avances que en aspectos diversos ha tenido la localidad en los últimos cincuenta años. La obra, en una edición de calidad, se complementa con numerosas ilustraciones a color y en blanco y negro que complementan los datos y descripciones que el autor hace a lo largo de sus páginas. No es la única historia de Bretoña y no será la última; el mismo autor hace presente que en este libro se abordan sólo algunos aspectos de la historia de esta localidad, en parte, por la escasez de información que hay para varios períodos de su historia. Con todo, destaca por la nueva información que proporciona, así como por la interpretación que se hace de lo ya conocido y por el rigor científico con que ha sido realizada.

C. Salinas.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons