SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número22El proceso judicial en la España musulmana (siglos VIII-XII), con especial referencia a la ciudad de CórdobaLa pena de confiscación de bienes en el Derecho histórico español índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista de estudios histórico-jurídicos

versión impresa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.22 Valparaíso  2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552000002200063 

Petit, Carlos, Discurso sobre el discurso. Oralidad y escritura en la cultura jurídica de la España liberal, Lección inaugural del curso académico 2000-2001, Universidad de Huelva, Huelva, 2000, 184 págs.

La palabra, escritura e imprenta han sido y son elementos esenciales en la escritura hablada y escrita de la cultura occidental, si bien predomina la escrita. Carlos Petit, catedrático de Historia del Derecho y de las Instituciones de la Universidad de Huelva, defiende "la debilidad del saber libresco [...] frente a la viveza de la oración declamada" (p. 16). De hecho, la forma oral fue la primera forma de manifestación, siendo el alfabeto una forma de conservar u organizar los datos económicos y sólo más tarde alcanzaría el carácter literario. Buena muestra de ello es la obra de Platón y su discípulo Aristóteles. En la época romana se mantuvo la tradición oral, no teniendo razón de ser la lectura silenciosa tan corriente hoy día. Tan sólo con la imprenta alcanzará una gran importancia ésta. Un ejemplo más, característico de nuestra Historia, fue el Mio Cid o la labor de los glosadores que siempre tuvo como instrumento la palabra, si bien la realidad fue que la época medieval estuvo bastante más próxima a la escritura. Elogia el bien decir de los juristas y la Universidad. El carácter oral predomina en la impartición de las clases (Reglamento de 1859). Carlos Petit comenta, de otro lado, la forma de realizar los exámenes y los ejercicios de grado y doctor (pp. 29 y ss.) dentro del marco normativo del Reglamento de 1859 y de la Ley Moyano. Las oposiciones a las cátedras a lo largo del Antiguo Régimen ponen de manifiesto una vez más el culto a la palabra en todos los términos. No faltó la censura de las lecciones magistrales o de la doctoral. Con frecuencia las lecciones y cursos impartidos por profesores y oradores de una talla intelectual y personal sin igual fueron editadas. De igual modo, la elocuencia del abogado no podía ser coartada privándole del uso de la palabra, más persuasiva que la escrita. La retórica forense hizo posible mantener, a pesar del cambio del ordenamiento, la intemporalidad de los clásicos latinos así como su validez en otras áreas geográficas. Sin embargo, parece que desde los años sesenta del siglo XIX los cambios culturales hicieron caer en el olvido las viejas tradiciones. Ciertamente la supresión de la asignatura de Oratoria supuso la pérdida de esa elocuencia a la que nos hemos referido. Carlos Petit destaca la tarea tan ejemplar de los parlamentarios al participar en la labor legislativa, buen ejemplo fueron las Cortes gaditanas en sus propuestas legislativas. El mismo nos dice textualmente que "la poesía oratoria de la improvisación y la declamación elocuente, marca de estilo del parlamentarismo moderno según el tratado de López que estaría ya presente en las Cortes del Trienio, sólo tuvo un completo desarrollo en tiempo de Isabel II" (p. 134). En el s. XIX alcanzó una gran relevancia la interpretación, consecuencia de la indeterminación de la norma y la gran dificultad para concretar el derecho vigente, así como la pluralidad de instancias procesales. En este estudio histórico-jurídico y científico-literario Carlos Petit trata distintos aspectos de la oratoria, desde el origen de la sociedad occidental hasta el s. XIX, que ponen de relevancia el avance de la oralidad hacia el lenguaje escrito como consecuencia de la multiplicación de las normas. Ciertamente esta lección magistral se convertirá en un clásico sobre la España decimonónica, como fiel reflejo de la sociedad, la cultura, la política y el sentir del momento.

Guillermo Hierrezuelo Conde

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons