SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número22Direito privado romano, I: Parte geral (Introdução. Relação jurídica. Defesa dos direitos)Les Cartes de població cristiana i de seguretat de jueus i sarraïns de Tortosa (1148/1149) índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Revista de estudios histórico-jurídicos

versão impressa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.22 Valparaíso  2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552000002200071 

Serrano Daura, Josep, editor de El Territori i les seves Institucions Històriques, Fundació Noguera, Estudis, 19 y 2, II volúmenes, Barcelona, 1999, 996 págs.

En las postrimerías del mes de noviembre del año 1997, se organizaron en la villa tarraconense de Ascó, actualmente en la llamada Ribera d'Ebre, unas Jornadas de estudio en torno al tema general El territori i les seves institucions històriques, con la finalidad de conmemorar el 650 aniversario de la anexión definitiva de la margen derecha del río Ebro al Principado de Cataluña. Esta incorporación se consolidó históricamente mediante dos disposiciones de derecho regio. La primera, una Constitución de Pedro III emanada de las Cortes de Barcelona de 1347, que afectaba a las encomiendas de la Orden del Hospital, Ascó y Miravet. La segunda, una Sentencia real de 1359, cuyo contenido preciso desconocemos, por la que el distrito de Horta se convertía en territorio catalán. Estos acontecimientos iushistóricos son los que han propiciado la celebración de estas magníficas Jornadas.

Hemos de manifestar de entrada que, a propuesta de todos los estudiosos que intervinieron en las mismas, propuesta exteriorizada públicamente por el Dr. Josep Serrano Daura, y ratificada por el acuerdo unánime y a una sola voz por todos los participantes, este encuentro científico se transformó, desde sus inicios, en un sincero y merecido homenaje a la personalidad del Dr. Josep Maria Font Rius, a su obra, intelectualmente insuperable, y a su labor, entusiasta y entregada con una inigualable generosidad a la enseñanza.

En conjunto, estas Jornadas, espléndida y brillantemente organizadas por el correspondiente Comité Científico, presidido por el Dr. Font, y por la correspondiente Comisión Organizadora, han sido el corolario de una feliz iniciativa de la colaboración entre el Ayuntamiento de Ascó y diversas Universidades catalanas, colaboración avalada por múltiples instituciones de este país, entre ellas, y, de forma relevante, por el Parlamento de Cataluña, cuyo Presidente, el Molt Honorable Dr. Joan Reventós i Carner, aceptó la Presidencia de la Comisión Organizadora. Asimismo, queremos dejar constancia de nuestra gratitud por la generosidad con la que las diversas instituciones, locales y no locales, han dispensado a la organización de estas Jornadas y a todos los aspectos relacionados con ellas.

Los resultados de estas Jornadas se han visto pronto cristalizados en la magnífica y pulcra edición del texto completo de sus Actas, en dos volúmenes, conteniendo más de 20 ponencias y 15 comunicaciones, presentadas por otros tantos especialistas, con un total aproximado de mil páginas, difícilmente superables por el alto nivel científico de su contenido intrínseco.

Paso a glosar, sucintamente, el contenido de las diversas ponencias que configuran esta publicación, al objeto de ofrecer al lector una presentación global sobre los temas de investigación desarrollados a lo largo de estas Jornadas. No obstante, para ofrecer una visión más real del contenido de los dos volúmenes de las Actas, debo indicar primero que, la cuidada producción iushistórica que contienen las ponencias aparece orientada, esencialmente, en dos direcciones metodológicas:

a) La primera, nos viene dada por un conjunto de trabajos investigatorios basados en las consecuencias que, en el ámbito de la creación y de la aplicación del Derecho, se derivan de la consideración de que el territorio constituyó, históricamente, uno de los elementos esenciales de cohesión y de control del poder político. Es normal que, al ser el Derecho uno de los exponentes más relevantes de la cultura de un pueblo, adquiera una relevancia especial el estudio del problema acerca de cuáles son los límites de la Historia del Derecho en el espacio ("no hay cosa sobre la tierra que en tiempo y lugar no se encierra", así reza uno de nuestros más rancios refranes castellanos). En cualquier sociedad políticamente organizada, los vínculos predominantes son de carácter territorial. El territorio es el fundamento de la departamentalización del Derecho, constituyendo uno de los factores más poderosos que contribuyeron a su diferenciación y diversificación. Por tanto, nos encontramos, en primer lugar, ante un bloque de trabajos unidos, directa o indirectamente, por el concepto de entidad espacial caracterizada por el gobierno y la administración, independientemente de la instancia de poder político de donde emerjan. Tratamientos, todos ellos, prácticamente inéditos en nuestra historiografía jurídica.

b) La segunda, por la exposición, total o parcial, de instituciones públicas y privadas, destacando de forma preferente, aunque no exclusiva, aquellas ponencias referidas a la Administración Central, a la Administración Territorial y Local, a la Administración de Justicia y a la Administración Financiera. Los estudiosos participantes han realizado el tratamiento de esta vertiente institucional, enormemente heterogénea, dentro del ámbito nacional.

Los dos grandes bloques temáticos anteriores, estuvieron precedidos por la Conferencia inaugural "El municipi català i la seva potestat normativa: les ordinacions de la vila d'Ascó", pronunciada magistralmente por Font Rius. Al igual que en ocasiones precedentes, el Dr. Font nos ofreció, una vez más, un excelente resumen sobre la caracterización fisonómica de la institución municipal en Cataluña, una vez que esta institución alcanzó su fase de madurez, avanzado el período bajomedieval. Se destaca el proceso de estructuración tripartita, casi constante, del régimen municipal; su plural contenido competencial; su poder de elaborar la reglamentación jurídica de los conflictos surgidos en el seno de la comunidad vecinal a través de las Ordinaciones (sobre su concepto, su naturaleza jurídica, sobre el fundamento jurídico del poder normativo de las municipalidades catalanas, sobre las fases del proceso de formulación de las Ordinaciones; sobre la estructura formal de estas proyecciones normativas y su amplio y casuístico contenido institucional; sobre las sanciones pecuniarias y las indemnizaciones contenidas en los preceptos de estas fuentes). Esta conferencia finalizó proyectando la problemática general anterior sobre las Ordinaciones municipales de Cataluña a una realidad concreta: las Ordinaciones asistemáticas y casuísticas de la villa de Ascó, promulgadas en el 1520 y que se configuran en reducido cuerpo normativo de 39 preceptos.

Dentro de la primera de las orientaciones metodológicas indicadas, el primer trabajo de esta publicación es el del Dr. Josep Serrano Daura, Profesor de la Universitat Internacional de Catalunya y hacedor principal, junto con el Dr. Montagut, desde el punto de vista organizativo, de estas Jornadas de Historia del Derecho, con el título de la "Incorporació definitiva a Catalunya dels territoris d'Ascó i de Miravet (1347), i d'Horta (1359)". Sobre una labor archivística ingente y laboriosa, que ha encerrado grandes dificultades, y apoyándose en una amplia bibliografía propia, en su mayor parte, sobre temas histórico-jurídicos de esta zona de la provincia tarraconense, Serrano Daura estudió, pormenorizadamente, el turbulento y prolongado conflicto político territorial entre Aragón y Cataluña, a lo largo de los siglos XIII y XIV, disputándose espacios que, en la actualidad, se encuentran ubicados en las comarcas tarraconenses de la Terra Alta y Ribera d'Ebre, y que terminaron incorporándose, definitivamente, a Cataluña. Este conflicto sirvió para delimitar la frontera, sobre el curso del río Algars, entre ambos países. Este estudio, no sólo es una excelente síntesis de historia externa local, que el autor conoce como nadie, sino también un análisis institucional en el sentido estricto, técnico y jurídico de la palabra. Este es el motivo por el que imperan, a lo largo de todas sus páginas, el concepto, la precisión y el sistema.

Su contenido obedece, principalmente, a las siguientes líneas de investigación: la delimitación territorial entre Aragón y Cataluña en los siglos XII y XIII; sobre el intento, hasta las postrimerías del siglo XIII, de las Juntas aragonesas por imponer los Fueros de Aragón, desplazando el derecho propio de aquellas tierras, que se identificaba con las Costums de Lleida y los Usatges de Barcelona; sobre el Derecho propio de los dominios de la Orden del Temple y el Derecho Territorial de Cataluña; sobre el conflicto jurídico-territorial que afectó, en el siglo XIV, a los dominios de Horta, Ascó y Miravet; sobre la solución de estos conflictos, al incorporarse definitivamente los mencionados territorios al Principado de Cataluña, con aplicación expresa, ante el supuesto de costumbres imperfectas y no suficientes, de las "Constitucions et Usancias Cathalonie et Usaticos Barchinone", es decir, del Derecho General de Cataluña.

En suma, una afortunada conjunción entre la descripción de los hechos históricos y la abstracción de los hechos jurídicos, dos quehaceres complejos que en este estudio se complementan de forma admirable.

El segundo de los estudios de la publicación de las Actas de las Jornadas de Ascó es el del Dr. Sarrion Gualda (Universitat de Girona), titulado "El Territorio de Cataluña", donde se estudia el territorio catalán como una realidad física, jurídica y política, sin preterir sus fundamentos sociales y económicos, para el período anterior a la Edad Contemporánea. Tal vez, el ámbito temporal elegido sea excesivamente amplio. Sin prescindir de las aportaciones de V. Ferro, G. Brocà, A. Bosch, Pere Gil, F. Calça, J. Aparici, L. de Peguera y de otros, cuyo valor reconoce el autor, que acude directa y fundamentalmente a las propias fuentes, Petrus de Marca, Usatges de Barcelona, Obras de Pere Albert, de G. Vallseca, de Belluga, del Liber Feudorum Maior, de las Constituciones de Paz y Tregua, de la legislación de las Cortes catalanas, para diseñar un estudio moderno sobre los límites del territorio catalán y sobre el trinomio soberanía, territorio y patria como instrumento de superación de los esquemas del sistema feudal. Encuentro a faltar, dentro el período medieval, la utilización por el autor de las redacciones amplias de Consuetudines y Costums locales (siglos XIII al XV), que contienen significativas precisiones conceptuales sobre la configuración territorial de Cataluña. Este trabajo, sólido en cuanto a su estructura, es de un rigor metodológico impecable. Resulta imprescindible si se quiere conocer la inserción de Cataluña en una conceptualización corporativa de la comunidad política.

A la ponencia anterior, siguió la del Dr. Gonzalo Martínez Díez, "Territorio y Administración en la Corona de Castilla". Con una exposición sobria y clara y un estilo directo, el autor, que se sirve de gran cantidad de fuentes impresas y fondos archivísticos, ha realizado su estudio de una forma integral, demostrando cómo, desde el punto de vista territorial, la Corona de Castilla es la proyección hacia el Sur mediante ininterrumpidos avances del primitivo asiento del reino astur, llamado a restaurar el antiguo reino visigodo y a abandonar las montañas asturianas para descender a los llanos durante los reinados de Ordoño I, Alfonso III y Ordoño II. Se estudia la transferencia del reino ovetense al de León (7II-910), amplio territorio dividido en commissos o mandationes, carentes de limitaciones feudales y entregados para su gobierno y su organización política y administrativa a un abad, a un obispo o, más frecuentemente, a un caballero; las repoblaciones cristianas en el reino leonés y sus consecuencias territoriales (emergencia de los condados); el reemplazamiento en Castilla del régimen condal por el sistema de tenencias; el nacimiento del merino como delegado territorial del rey, para separar el sistema condal de los antiguos titulares de la dignidad condal; la configuración de las Comunidades de Villa y Tierra, en cuyo territorio el concejo de la villa ejerce el dominio; la ruptura de la unidad plurisecular del reino de León; la constitución de la Corona de Castilla, con sus territorios integrantes; el origen y el desarrollo de las circunscripciones leonesas en la Corona de Castilla, cuyo gobierno y administración recayó sobre merinos y adelantados mayores, oficiales territoriales intermedios entre el rey y los concejos locales; finalmente, se estudian la Merindad Mayor de Castilla y el Becerro de las Behetrías y otras Merindades Mayores en la Corona de Castilla y en Guipúzcoa. Ponencia, en suma, monumental.

La exposición de la cuarta ponencia, con el título de "La Administración del Rey en Cataluña (s. XII y XIII)", la realizó el Dr. Jesús Lalinde Abadía, que es, sin la menor duda, el especialista más autorizado en el análisis de los problemas sobre la Administración y el Gobierno de España y de Cataluña dentro de la historiografía jurídica española del siglo XX. La abundante y cuidada producción bibliográfica del autor y la profundidad de sus logros, nos autorizan a afirmar que, aunque en estos ámbitos de la investigación, son diversos los aspectos parciales susceptibles todavía de ser historiados especializadamente, lo cierto es que las múltiples aportaciones monográficas del Dr. Lalinde sobre estos temas, constituirán un punto de partida inestimable para cualquier futura monografía. Y no exagero al aseverar que cada capítulo y cada sección de la obra iushistórica lalindiana se convertirán, indefectiblemente, en el germen de futuras investigaciones.

En su trabajo, el autor aborda sectorialmente la problemática del gobierno de Cataluña desde el prisma de la Administración real. Se inicia con una referencia a la estructura política de Cataluña durante los siglos XII y XIII, que identifica con la de un Principado que, política y administrativamente, dependió, a lo largo de los siglos, del monarca aragonés (del XII al XV) y del español (del XVI al XVIII). Se profundiza en el tema de la condición jurídica de la Cataluña histórica y en los orígenes del concepto de Principado. Se analiza su concepto territorial, demostrando su aparición esporádica a partir de las décadas epigonales del siglo XII, ya que hasta entonces sólo existió en Cataluña una pluralidad de condados. También, las motivaciones por las que Cataluña no se convirtió en un Reino. Finalmente, se destacan las diferentes categorías de oficiales reales (Senescal, Vizconde, Vegueres, Comisarios, Procuradores, Lugartenientes y el Portant Veus o Gubernator Cathaloniae) y locales (Justicias y Curias), que prestaron su apoyo territorial al Rey de Aragón y Conde de Barcelona, primero, y los que lo hicieron al Rey de España, después (Lugarteniente General, Virrey y Capitán General) en los siglos XVI, XVII e inicios del XVIII.

Seguidamente, el Dr. Ricardo Gómez Rivero, de la Universidad Miguel Hernández de Elche, en su ponencia sobre "El Gobierno en los Territorios Vascos", basándose en toda la bibliografía existente, que no aportaba demasiado, esta es la verdad, y utilizando una abundante y riquísima documentación, producto de una depurada y prolongada labor de archivo, ha profundizado en el análisis competencial de los diversos órganos representativos del País Vasco. Artículo sobriamente elaborado, en cuanto a la forma y en cuanto al fondo, enclavijado con una técnica y un método rigurosamente científicos. Por ello, a medida que se va superando su lectura, se advierten grandes cualidades expositivas, claridad obsesiva en el lenguaje, llaneza de estilo y profundidad de conocimientos.

Con relación al territorio de Álava se estudian las atribuciones de las Juntas Generales, que se enmarcaron en los siguientes ámbitos: legislativo, administrativo, judicial, hacendístico y militar. También, las de la Junta Particular. Del mismo modo, las que se vinculaban a la Diputación General, presidida por el diputado general, auténtico poder ejecutivo foral, como indica el autor, de la provincia de Álava. Refiriéndose al territorio de Guipúzcoa, se examinan, minuciosamente, para las Juntas Generales, los aspectos que afectan a la celebración, asistencia, votaciones, validez de los mandamientos pronunciados, tipos de Juntas y, de forma especial, las competencias que ejercieron estos órganos, diversificadas en las áreas siguientes: militar, fiscal, judicial, administrativa y legislativa. Lo mismo con las Juntas Particulares y con la Diputación. A idénticos ámbitos se reconducen las facultades de las Juntas, Regimiento y Diputación General para el Señorío de Vizcaya. Por último, el autor se ocupa, para los tres territorios conjuntamente, del pase o uso foral, la más importante de todas cuantas competencias ejercieron las Juntas y Diputaciones.

La sexta de las ponencias que puede insertarse dentro de la orientación metodológica indicada, se debe a la Dra. María del Carmen Sevilla González, profesora de la Universidad de la Laguna, que, bajo la intitulación "La política africana de Castilla y Portugal: la incorporación de los archipiélagos atlánticos", puso de relieve la antigua significación histórica de la expresión "Macaronesia", lamentándose del escaso peso que este término ha tenido en las historiografías española y portuguesa de los últimos siglos. La autora insiste en la necesidad, para las Islas Atlánticas, de promover la renovación de la historia jurídica e institucional de la realidad del archipiélago en los siglos XV, XVI y XVII, como un instrumento de superación de viejos tópicos extemporáneos, demostrando la importancia de abundantes fuentes documentales en la zona, a partir de las que es posible el análisis iushistórico de las plataformas metajurídicas de las Islas. Pienso que los aspectos mencionados, que no son suficientes para ofrecer al lector una idea ajustada del contenido de este estudio, sirven al menos para realzar su importancia. En suma, una valiosísima aportación más, de la autora.

Las ponencias que insertamos dentro de la vertiente institucional, son, siguiendo el orden de publicación, la del Dr. Román Piña Homs, de la Universitat de les Illes Balears, titulada "La Corona de Aragón en la Historiografía de una década, 1987-1997". Esta aportación nos ofreció, con una admirable cordialidad expositiva, en la que se dan prioridad a los criterios sistemáticos, una panorámica completa, a mi entender exhaustiva, de la evolución de la historiografía de la Corona de Aragón durante la década 1987-1997. Se examinan más de un centenar de estudios realizados sobre instituciones político-administrativas, que el autor diferencia en tres grandes áreas: la del pensamiento jurídico-político, la del marco institucional, considerado en su más extensa significación, y la que corresponde al campo de la creación del Derecho, profundizando en la naturaleza y caracteres de sus fuentes. Todos los trabajos recopilados, se presentan, dentro de cada ámbito, relacionados los unos con los otros, señalándose su nivel de interdependencia. Esta es, sin duda, una de las características más valiosas del estudio reseñado.

A la Dra. Ana María Barrero García correspondió la presentación de la ponencia "Examen diplomático de la documentación catalano-aragonesa de los siglos XII al XIV", en la que, con una perfecta metodología, la autora nos proporcionó, en este meticuloso y paciente análisis, producto de la maestría en el manejo de los documentos, una visión, abstracta y global, sobre la tradición diplomática de la documentación catalano-aragonesa en los s. XII y XIII, una parte de la misma perteneciente al territorio de la Ribera d'Ebre y la Tierra Alta; sobre el proceso de formación y madurez de la cancillería regia en los siglos XIII y XIV; sobre la configuración de los documentos en esta etapa, no sólo en cuanto a sus elementos formales, sino también en cuanto a la índole de sus contenidos, estructurados conforme a una sistematización regular; sobre el procedimiento seguido en la elaboración de los documentos de los múltiples agentes de la cancillería; sobre los nuevos valores de autoridad, autenticidad y durabilidad que priman en la tradición escrituraria de estos siglos.

A la ponencia anterior siguió la del Dr. Sebastià Solé i Cots, de la Universitat Autónoma de Barcelona, con la nominación "La Cort General a Catalunya. Síntesi de la Institució. Projecció posterior a la seva extinció". En esta aportación se aprecian dos vertientes nítidamente diferenciadas. Una primera, de síntesis, en este caso admirable, sobre temas fundamentales de la institución de las Cortes Generales de Cataluña, examinados tanto desde una orientación jurídico-institucional, como desde la perspectiva de la historia externa. De esta forma, el autor profundiza, sirviéndose de las orientaciones más revisionistas y de la bibliografía más actualizada, en el tratamiento etimológico del término "cort" (también los Diccionarios etimológicos del latín medieval enriquecen estos extremos), en su origen y circunstancias motivadoras, en la convocatoria, celebración, organización, funcionamiento y atribuciones, en la configuración de las Cortes catalanas como pieza esencial del sistema pactista y, finalmente, en su evolución durante la Edad Moderna. Y todo ello, a la luz de las tendencias historiográficas más actuales.

La otra, la segunda parte, es altamente innovadora, forjada sobre una bibliografía y una documentación que, hasta estos momentos, apenas había sido utilizada, Solé i Cots ha puesto de relieve, con un planteamiento original y diestra realización, cómo, durante el siglo XVIII, la institución permaneció viva en el recuerdo de las gentes y ya iniciado el siglo XIX, ante la crisis de poder político, provocada por la invasión francesa, y dando rienda suelta a las aspiraciones reprimidas, se decía, en un escrito de la Junta Superior del Principat de Catalunya del año 1810, dirigido a los Diputados de una de las Provincias catalanas que en su representación pasan al Congreso de las próximas Cortes, que "Cataluña no sólo debe conservar sus privilegios y fueros actuales, sino también los que disfrutó en el tiempo en que ocupó el Trono español la augusta Casa de Austria". De gran interés son los epígrafes relativos a la participación en el proceso gaditano de Capmany, como asesor de temas históricos. Asimismo, los que se dedican al estudio de la consolidación del liberalismo político en Cataluña durante los siglos XIX y XX. Finalmente, destacar que esta aportación se completa felizmente con una exhaustiva relación bibliográfica actualizada sobre la institución.

En su ponencia El Dr. José Manuel Pérez-Prendes y Muñoz de Arracó, "Cortes de León y Castilla. Ensayo indiferente", nos presentó una aportación de corte ensayístico, que contiene un lacónico y escogido breviario de lo que el autor considera deficientes interpretaciones que otros autores, contradictores suyos, han realizado sobre sus planteamientos, auténticamente revisionistas e innovadores, sobre las Cortes de León y Castilla. Ante la realidad axiomática de que el tiempo ha silenciado ciertos debates científicos, y no deseando impulsar nuevas polémicas doctrinales con los estudiosos que no han estado a la altura para comprender sus posiciones, el autor se inclina por ofrecer al lector todos aquellos elementos esenciales para que, por sí mismo, pueda realizar un juicio de valoración sobre el concepto de las Cortes. Me parece muy honesta su actitud de conducta, tratándose de una personalidad orgánicamente alérgica a la mala acción, a la maquinación y a la maledicencia. Una vez más se cumple aquello de que sólo los grandes hombres saben afrontar sin encono la injusticia o la malaventura, dejando sangrar sus heridas sólo para adentro.

A la Dra. María Teresa Tatjer Prats, la mejor conocedora en la actualidad sobre la institución de Audiencia real en la Corona de Aragón en los siglos XIII y XIV, correspondió la presentación del trabajo titulado "La Jurisdicción en Cataluña", cuya temporalidad se circunscribe a la Baja Edad Media y en el que se nos presentó, con ejercitada destreza, un nuevo diseño sobre la jurisdicción de la Audiencia regia en los territorios de la Corona de Aragón. La autora, superando posturas metodológicas descriptivas, definió, con abstracta precisión, el concepto, las manifestaciones y los criterios de clasificación de la jurisdicción de la Audiencia. Con relación a la vía de la justicia profundizó en sus correspondientes competencias, a saber: nombramiento de jueces comisarios; designación de los cargos auxiliares en su función judicial; avocación; primera instancia; apelación y suplicación. Refiriéndose a la vía de gobierno, destacó las atribuciones siguientes: los actos de gobierno referentes a entes públicos, los actos de gobierno que afectan a los particulares y los actos de gobierno que se relacionan con el control de los oficiales reales. Esta aportación, concisa, pero acabada, se fundamenta en el examen directo de las fuentes documentales, en una gran parte provenientes del Archivo de la Corona de Aragón, que esmaltan el texto con la profundidad y la sugestividad inherentes a las mismas. Debemos destacar también el excelente apéndice documental, que acompaña a este estudio, apéndice rigurosamente ajustado a los requisitos de la moderna crítica paleográfica.

La comunicación del Dr. Juan Sáinz Guerra, de la Universidad de Jaén, titulada "La Sentencia en la Justicia de los siglos XVIII y XIX", estuvo acompañada de aquellas cualidades que convierten a trabajos de esta naturaleza en piezas inestimables, cualidades tales como la fina matización jurídica, la profundidad de conocimientos, la llaneza y tersura de redacción literaria y la claridad diáfana de su estilo expositivo. Esta aportación tuvo por objeto el estudio de la trayectoria histórica en el derecho español de la estructura de la sentencia judicial desde finales del siglo XVIII hasta mediados del XIX. De forma particular y específica, se profundiza en su fundamentación por el juez, una de las trazas de la misma que experimenta mayores modificaciones a lo largo de este período. Sólo a partir de los cuerpos legales codificados, la Ley de Enjuiciamiento sobre los negocios y causas de comercio de 1829 y la Ley de Enjuiciamiento Civil de 1885, puede afirmarse, dice el autor, "que los fallos de los jueces reflejados en sus sentencias están fundados, poseen una motivación jurídica, concediéndose una relevancia particular en las mismas a la descripción de los hechos comprobados y a su vinculación con las normas vigentes". Se producía así una importante ruptura con la tradición judicial anterior, dominada por el Derecho común, que proponía la supresión de la motivación en las resoluciones. No obstante, leyes y doctrina canónicas defenderán el carácter excepcional de la fundamentación de las sentencias por el juez, aunque, como norma general, los fallos tienen validez sin que éste no aduzca motivación alguna. Esta es la herencia recibida por el Derecho castellano. Será, desde las leyes codificadoras en adelante, y como una consecuencia más del Racionalismo jurídico de la Ilustración, cuando el razonamiento judicial recibirá poderosos estímulos en la práctica de los tribunales. También, de forma gradual, la motivación se irá ajustando a criterios cada vez más uniformes. Esta feliz investigación, elaborada con una muy depurada técnica metodológica, constituye una valiosísima aportación al estudio de las instituciones jurídico- procesales. Su aparato crítico, no excesivamente denso, pero sí cuidadosamente seleccionado, encierra, en la actualidad, la mejor bibliografía sobre estas materias.

El Dr. Tomàs de Montagut i Estragués, con su trabajo sobre "La Recepció del Dret Tributari Comú a la Corona d'Aragó", nos ofreció una investigación sólida y rigurosa, cimentada sobre el manejo desenvuelto de las fuentes legales y documentales, siempre en la línea de una fidelidad reverencial a la tradición fontiana, con la finalidad de examinar el proceso de asimilación, por parte de legisladores y juristas de los países de la Corona de Aragón, de la doctrina de glosadores y comentaristas en materia de Derecho Común Tributario. De manera específica, el autor profundiza en los temas siguientes: en primer lugar, la doctrina de los juristas sobre la causa impositionis, con el análisis de las justas concausas del tributo, es decir, la final, la eficiente, la formal y la material o inmediata; en segundo lugar, la doctrina de los glosadores sobre gravámenes públicos regulados por los derechos municipales, como fundamento de la asimilación de las doctrinas e instituciones tributarias del Derecho Común; en tercer lugar, sobre las imposiciones municipales que Pedro el Ceremonioso se comprometió a otorgar, en el año 1363 y en determinadas circunstancias, a todas las ciudades de la Corona de Aragón. Comparto con el autor, la idea de que las aportaciones del Derecho Común en materia financiera fueron, uno más, entre los muchos factores que contribuyeron a la configuración política y jurídica de la Corona de Aragón sobre el concepto pactista. La circunstancia de que esta investigación se haya realizado, en parte, sobre el examen directo de fondos archivísticos, hace que esta ponencia sea aún más estimable.

El Dr. Gregorio Monreal Zía, presentó la ponencia titulada "Convenio y Conciertos Económicos con el Estado de Vasconia". Este trabajo, repleto de notas, con aprovechamiento de un amplio aparato bibliográfico y con una estructura orgánica excelente, viene a colmar una laguna importante en nuestro conocimiento de la historia de Vasconia en materia de conciertos económicos. Se estudian en él los tres modelos básicos por los que se rige la relación de la Hacienda autonómica respecto de la estatal: La participación de la Comunidad Autónoma en el gasto mediante trasnferencia de fondos de la Hacienda estatal (sistema de la LOFCA); la participación de la Comunidad Autónoma en la recaudación estatal y el régimen de concierto o convenio económicos. Se desarrolla expositivamente con sobriedad, el origen y la trayectoria histórica del convenio y de los conciertos económicos. Se examina la fiscalidad foral tradicional y su crisis. Se observa la reforma navarra: Ley de 16 de agosto de 1841, reforma que en el ámbito vascongado produjo una enorme frustración. Se analizan la Ley de 21 de julio de 1876 y su incidencia en la fiscalidad vasca; el convenio económico navarro de Tejada-Valdosera de 1877. La Gamazada de 1893-1894. Se profundiza en la emergencia de los conciertos económicos de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava. Las fases y las pretensiones de los Decretos de 13 de noviembre de 1877 y 28 de febrero de 1788. Se estudian los conciertos y el convenio económico durante la Restauración y la Dictadura de Primo de Rivera; la permanencia del convenio económico con Navarra y de los conciertos económicos durante la II República; la abolición de los conciertos de Guipúzcoa y Vizcaya en 1937; los convenios económicos con Navarra de 1941 y 1969 y de los conciertos económicos de Álava -1952 y 1976- durante la Dictadura del general Franco. Finalmente, se contemplan el nuevo marco legal de la recuperación de los conciertos de Guipúzcoa y Vizcaya: la disposición adicional primera de la Constitución y el Estatuto de Guernica; las características del nuevo concierto económico con el País Vasco de 1981 y el Amejoramiento del Fuero de Navarra de 1982 y el nuevo convenio económico de 1990; se menciona el acuerdo adoptado en la Comisión Mixta de Cupo de 27 de mayo de 1997, que en el tratamiento del concierto económico representa una mejora cualitativa importante. El lector sabrá comprender que, ante la monumentalidad y densidad galáctica del contenido de esta inestimable y feliz investigación, me haya limitado a reseñar los epígrafes esenciales de la misma, por ser los que mejor clarifican el planteamiento general del autor.

Los aspectos concernientes al tratamiento de la representación permanente de los estamentos en el marco del parlamentarismo catalán durante la época medieval, fueron estudiados, sectorialmente, por Víctor Ferro Pomà, "La Deputació del General de Catalunya", trabajo en el que, superando las dificultades que se derivan de la dispersión e insuficiencia de los textos legislativos y de la atomización de la literatura jurídica de la época, y basándose en el aprovechamiento sistemático de los documentos de aplicación del derecho, el autor estudió, con relación a esta Institución, la constitución orgánica, las atribuciones (financieras, administrativas, defensa de la legalidad, militares), los privilegios (de forma especial, el de la total y suprema independencia jurisdiccional), procedimientos de convocatoria de los brazos, la amplitud de su poder normativo, la vinculación a la estructura organizacional del sistema pactista, el procedimiento de elección de los Diputados y Oidores de Cuentas del General de Cataluña, la caracterización conceptual del General como la suma de las competencias que los cuerpos legales reservaban a la Diputación entre los intervalos de la celebración de las Cortes, los derechos y las obligaciones de los Diputados y Oidores. Espléndida ponencia del Prof. V. Ferro, que es, sin duda, en la actualidad, el especialista más reconocido en el área del parlamentarismo catalán. No obstante, el lector le habría agradecido, en favor de una lectura más cristalina, la separación del aparato crítico del contenido del texto, aunque no por ello se habría conseguido mayor profundidad y ello no habría representado un menoscabo del rigor impuesto por su método admirable.

Con la aportación "De la Diputación de las Cortes de Castilla a la Diputación General de Cortes", el Dr. José Luis Bermejo Cabrero, con criterios revisionistas, impulsados por la línea de trabajo desarrollada por ciertos especialistas de la historiografía anglosajona, por el nuevo concepto que se tiene en la actualidad de las Cortes de los tiempos modernos y por la solvencia, tanto cualitativa como cuantitativa, conseguida por la reciente historiografía sobre la Hacienda española, diseñó un estudio moderno, conciso pero definitivo, sobre la Antigua Diputación de los Reinos de Castilla. En él, reseñando primero la bibliografía más selecta y nada copiosa sobre el tema, trazó una breve síntesis de la trayectoria histórica de esta figura institucional, subrayando sus etapas entre los siglos XVI al XIX, para estudiar, a continuación, las diferentes proyecciones emanadas de su poder normativo, a partir de las que se examinan los aspectos organizativos y las funciones de la institución objeto de estudio. Su configuración organizacional y competencial, rudimentarias hasta el siglo XIX, quedó tipificada en la Constitución de Cádiz de 1812, en el tít. X, libro I, asignándosele la tarea de tutelar el cumplimiento de los textos constitucionales y legales. Tras el Trienio y ante las convulsiones políticas existentes, un Real Decreto dictó la supresión de la Diputación, incompatible ya con las nuevas direcciones políticas. Al texto acompaña un selecto apéndice documental, digno complemento que pone fin a de esta valiosa investigación.

La ponencia titulada "Notas sobre la potestad normativa en Cataluña" correspondió al Dr. Manuel J. Peláez, de la Universidad de Málaga. Nos encontramos ante un estudio serio, profundo, completo y detallado, en lo que constituye su objeto específico, que pone de relieve la altura investigatoria alcanzada por quien merecidamente es, hoy por hoy, uno de los más prestigiosos herederos de la tradición histórico-jurídica de la escuela fontiana. Con aplicación retrospectiva del método diacrónico, se compendian las aportaciones bibliográficas, de forma exhaustiva, cuyo objeto ha sido el tratamiento de la potestad normativa en el país catalán, sin entrar propiamente en lo que sería un auténtico estudio jurídico-institucional. Destaca, de manera singularmente idónea, el aparato crítico, denso y complejo, que enriquece decorosamente este estudio.

"La potestad legislativa bajomedieval en la Corona de Castilla" fue estudiada por el Dr. Juan Baró Pazos, de la Universidad de Cantabria, ofreciéndonos una panorámica de conjunto sobre el monopolio, cada vez más intenso, que el monarca castellano ejerció, bajo la influencia de los principios del ius commune, en el campo de la creación del derecho durante los siglos bajomedievales. Se inicia este estudio reseñando los criterios que presiden la obra legislativa de Alfonso X el Sabio, basándose en las aportaciones suministradas por la bibliografía existente sobre la materia y el examen directo de los textos legales. Se estudian los resultados de la política de Alfonso X, de la de Alfonso XI y del Ordenamiento de Alcalá de Henares de 1348. Se profundiza en el proceso de fortalecimiento de derecho regio hasta el reinado de los Reyes Católicos. Se analizan, finalmente, la significación de las Cortes en el ejercicio de la potestad normativa, la problemática del pactismo político en Castilla y la defensa del Reino a través de la fórmula obedézcase pero no se cumpla. He encontrado a faltar, sin embargo, en esta brillante y ejercitada aportación, y ello no debe entenderse como una crítica negativa, el tratamiento de la fundamentación jurídica de la potestad normativa, con la consideración de la forma cómo glosadores y comentaristas interpretaron los preceptos del derecho romano justinianeo con la finalidad de fortalecer los poderes y derechos de los monarcas de Castilla.

La Dra. Adela Mora Cañada, con el trabajo "La sucesión al trono en la Corona de Aragón", nos ofreció una estimable contribución institucional, innovadora frente a otros estudios anteriores ya clásicos sobre el tema, a la historiografía jurídico-pública de la Corona aragonesa, en la que, con una metodología investigatoria rigurosa, se analizan, en profundidad, la trayectoria histórica de la sucesión al poder monárquico en la mencionada Corona, estudiando en ella la normativa reguladora (sobre todo en los testamentos) de la sucesión al trono, los principios que están en la base de la capacidad para suceder y los criterios del orden de sucesión durante la etapa medieval. Por tratarse de un estudio institucional muy amplio por lo que se refiere a su ámbito temporal, tal vez habría sido conveniente una definición historicista más precisa de las diferentes etapas de esta figura institucional a lo largo del período estudiado, teniendo en cuenta que, al igual que en otros aspectos del Derecho Público, la recepción del ius commune marca un auténtico punto de ruptura del ritmo iushistórico. En la primera de sus etapas, la de su configuración inicial, balbuciente e inorgánica, la ascensión al trono presentó una ordenación normativa de marcado carácter consuetudinario que, como ha afirmado la autora, tardó mucho en cristalizar en normas escritas. Pues bien, este derecho consuetudinario, por el que la sucesión al trono se actúa dentro de un rígido orden familiar, lo adopta el Reino de Aragón como una de las consecuencias de haber recibido una herencia que ha hundido sus raíces en una tradición jurídica, la visigótica, que en aquel entonces se entendía de forma consuetudinaria. Observo, por tanto, una enorme relación de afinidad entre la ascensión al trono en la más antigua Monarquía visigótica y la misma institución en los momentos constituyentes del Reino de Aragón. Por ello, podría ser que el germen aragonés de la sucesión al poder regio fuese de origen visigótico. Por último, indicar que a esta espléndida aportación investigatoria, acompaña un aparato crítico muy cuidado y detallado.

La última de las ponencias publicadas, corrió a cargo, con la nominación de "Monarquía y Corona Castellano-Leonesa", del Dr. Juan Carlos Domínguez Nafría, de la Universidad San Pablo-CEU. Con una amplia y fina preparación jurídica, su autor delimita conceptualmente el contenido de los términos Monarquía y Corona en el período de cambio de la Edad Media a la Moderna en los Reinos de Castilla y León, antes de profundizar en el Estado moderno, cuya organización política presenta unas connotaciones, se individualizan, muy singulares con respecto al sistema político de la época medieval. Se estudia, además, el proceso de integración de la Corona castellano-leonesa en la Monarquía española, analizando, de forma especial y pormenorizada, las proyecciones más características (la inquisitorial y la diplomática) de su acción de gobierno durante los siglos XVI y XVII. Estudio poderosamente innovador y repleto de filustres matizaciones jurídicas objetivas, exentas de magnificaciones, como no podía ser de otro modo en un iushistoriador purificado por prolongadas horas de acercamiento a los documentos.

Todos los temas estudiados en las ponencias indicadas despertaron un gran interés entre el numeroso auditorio, por lo que su lectura fue seguida de interesantes coloquios y de animadas discusiones, con cualificadas precisiones sobre los aspectos tratados, que sirvieron para clarificar y contrastar opiniones e impulsar el enriquecimiento de cada una de las investigaciones por parte de los considerables asistentes.

La parte final del texto completo de las Actas de Ascó, en su volumen II, estuvo dedicada a la publicación de las comunicaciones, quince en total. Su contenido, totalmente heterogéneo, nos impide, al igual que con las Ponencias, la realización de una valoración de conjunto. Los autores de las comunicaciones y los temas tratados fueron los siguientes:

Josep Alanyà i Roig, "Les finances municipals a la Terra Alta. Béns patrimonials, ingressos i despeses (s. XIV-XVIII)", donde se presentan con singular acierto, sirviéndose el autor de fondos archivísticos inéditos, los mecanismos a través de los cuales se financiaban los municipios de la actual Tierra Alta, durante el período reseñado; así como la diversificación de sus gastos y las modalidades de ingresos.

La Dra. Montserrat Bajer Royo, en "La Compilació de 1588/89: notes sobre la seva sistemática", delineó, tras prolongada y paciente investigación, el proceso de gestación y desenvolvimiento de la segunda de las recopilaciones catalanas, sus finalidades esenciales, la morfología de las fuentes recopiladas, su estructura y contenido, a partir del Ms. 1446 que se conserva en la actualidad en el Archivo Diocesano de Barcelona.

Josep Capdeferro i Pla, "Una aproximació a l'activitat dels assessors ordinaris de la Diputació del General de Catalunya al segle XIII", aportó nuevos datos acerca de contenido funcional de la actividad de los asesores ordinarios de la Diputació del General de Catalunya.

Albert Estrada Rius, "Apunts per a l'estudi dels Deputats Locals del General de Catalunya (dels primers testimonis a la Cort de Barcelona de 1413)", analizó, con la autoridad que proporciona la destreza en el manejo de fuentes inéditas procedentes del Archico de la Corona de Aragón, desde una vertiente historicista, la figura institucional del diputado local, como titular de una jurisdicción propia y, simultáneamente, como una representación territorial directa del General de Cataluña.

Dr. Vicente García Edo, "Las concordancias entre las Costums de Lérida y Valencia", señaló 21 nuevas concordancias, frente a las 32 ya conocidas por los trabajos del prof. Arcadi Garcia i Sanz, entre la Costums de Lérida y las de Valencia, delineando cuantitativamente la parte (1/3) que éstas recibieron de aquéllas. Estas concordancias parecen indicar que Cataluña, a través del texto local leridano, influyó más poderosamente que Aragón en el proceso de formación de la costumbre de Valencia.

La comunicación del Dr. Jorge Günzberg i Moll, "Edificació i ordenació dels béns immobles urbans segons els Costums de Tortosa", realizó un estudio detallado sobre cómo el núcleo normativo del cuerpo jurídico tortosino, al socaire de la recepción romanista, se orientó específicamente al desarrollo emergente de aspectos de índole inmobiliaria y urbanística, cosa normal en un contexto de promoción de la vida popular tortosina.

El Dr. José Mª Lahoz Finestres, bajo el título "La Universidad de Huesca (1354-1845): Un modelo institucional", realizó, a través de una magistral exposición, un estudio historicista detallado sobre la creación de esta Universidad en el siglo XIV; sobre su proceso de consolidación, desde un punto de vista constituyente, a finales del siglo XV y sobre las diferentes reformas que se produjeron desde la Edad Moderna hasta mediados del siglo XIX, época en la que tuvo lugar el cierre de esta Universidad.

Anicet Masferrer Domingo, "La influència dels Usatges de Barcelona en l'ordenament juridicopenal dels municipis de la Catalunya Nova (Notes per a un estudi)", finísimo análisis del contenido jurídico-penal del código de los Usatges, en el que se da prioridad a la vigencia, principal y supletoria, y a la influencia directa que ejercieron sobre las redacciones amplias del derecho local de la Cataluña Nueva.

Mª del Carme Pros i Jordà, "El molí fariner flotant de la Comanda d'Ascó", interesante aportación para el estudio y conocimiento de la industria de la molinería en la época medieval, destacándose la significación del molino flotante de Ascó como una fuente importante de los ingresos señoriales de carácter fiscal.

Daniel Rubio i Manuel, "L'estructura diplomàtica dels censals morts i els violaris", con originales matizaciones jurídicas de tipo conceptual sobre los contratos censales, censales muertos y violaris, acompañadas de un análisis preciso sobre sus características y cláusulas contractuales.

Ignacio Ruiz Rodríguez, "Justicia y justiciables en la Universidad Complutense del s. XVIII", perfiló, profunda y minuciosamente, en esta magnífica comunicación, los fundamentos jurídicos que proporcionaron el cuerpo a la Jurisdicción Universitaria Complutense en los inicios del s. XVI y las actuaciones y procesos judiciales suscitados ante la Audiencia Escolástica de la Universidad de Alcalá de Henares a lo largo de la modernidad.

Isabel Sánchez de Movellán Torent, "La reforma de la Diputació del General en les Ordinacions de 1432", brillante aportación investigatoria en la que se destacan, entre otros aspectos, cómo a través de la normativa de las Ordinaciones de 1432 se definió el organigrama futuro de la institución, se impulsó un modelo más eficiente en cuanto a la ordenación de la gestión y administración de los bienes del General y se configuró un nuevo diseño del equipo de oficiales y de las atribuciones que les correspondían como dependientes de la Diputación.

En apéndice documental, se seleccionan, cuidadosamente, y enriqueciendo esta comunicación, los fragmentos más significativos de las Ordinacions de la Comissió de Nou per a la reformació del General.

Miquel Sitjar i Serra, "La creació del dret a la vall de Ribes", estudio histórico-jurídico muy documentado sobre la escritura de donación del Conde de Cerdaña, Guillem, firmada en noviembre de 1088, al Monasterio de Ripoll acerca de los pastos de los siete valles de Núria, como primera proyección histórica que reviste un cierto interés en cuanto al germen de un derecho propio, consuetudinario y localista, en el valle de Ribes.

Vicenç Subirats Mulet, "La possessió de la terra a la comanda d'Orta (segles XIII-XVIII)", comunicación de madurez, realizada con excelente metodología y con esmerado rigor científico, en donde se estudian, sobre una ingente documentación inédita, decantación reposada de sucesivas investigaciones, los diferentes regímenes de la posesión y la explotación de la tierra que constituyeron el fundamento de la relación interdominical, en la encomienda de Orta y durante el período referenciado, distinguiendo entre, el de la propiedad dividida (dominio directo-dominio útil), el de las heredades alodiales sometidas a la potestad señorial directa y el de las posesiones rurales organizadas en dominios señoriales, cuyos propietarios administraban la tierra, recayendo su trabajo sobre siervos y esclavos.

Patricia Zambrana Moral y María E. Gómez Rojo, "La noción de tiranía como forma de gobierno y abuso de poder en dos textos jurídicos: Las Partidas y El Dotzè del Crestià de Eiximenis", sólido trabajo de autoría bifronte en el que las autoras examinan, tras un finísimo análisis de los textos jurídico-medievales, la variabilidad de connotaciones y características que acompañan a la noción de tiranía considerada, a la luz de los textos legales indicados, no sólo como un ejercicio abusivo y corrupto del poder actuado por el mal rey, sino también como una forma de gobierno ejercida por el llamado, en la realidad jurídico-política de los siglos bajomedievales, tirano por defecto del título. Esta aportación, rica en agudas precisiones jurídicas, pone su acento más en la primera de las nociones de tiranía que en la segunda.

Alternando con las reuniones científicas se realizó, el 29 de noviembre, en un ambiente de la más cordial amistad intelectual, una visita a la villa de Ascó, que estuvo comentada por Angelina Biarnès Daura.

El 30 de noviembre tuvo lugar la sesión de clausura. En ella tomaron la palabra el Ilustre Sr. Josep Serra i Jordà, Alcalde de Ascó, el Dr. Jordi Cervós i Navarro, Excelentísimo y Magfco. Rector de la Universitat Internacional de Catalunya, el Ilustre. Sr. Santiago Campos i Piñol, Presidente del Consejo Comarcal de la Ribera del Ebro, el Honorable Sr. Xavier Pomés i Abella, Conseller de Gobernación del Gobierno de Cataluña, la Excma. Sra. Julia García-Valdecasas Salgado, Delegada del Gobierno en Cataluña y, finalmente, el Molt Honorable Sr. Joan Reventós i Carner, Presidente del Parlamento de Cataluña. Personalidades que pusieron todas ellas de relieve la calidad de las ponencias presentadas a lo largo de estas intensas Jornadas de estudio, el interés enorme que el mundo académico e institucional de Cataluña dispensó a la organización de las mismas, y el agradecimiento a la localidad de Ascó y a todos los ponentes y asistentes que intervinieron, por los esfuerzos, la colaboración prestada y el magnífico balance conseguido.

Finalmente, resaltar que los estudios histórico-jurídicos, muchos de ellos de mérito excepcional, referentes a la época medieval han ocupado en estas Jornadas un lugar privilegiado y que la localidad congresista y su comarca tuvieron lógicamente en las mismas una significación nuclear. También, poner de relieve la necesidad de que se intensifiquen en el futuro realizaciones como la llevada a cabo en la localidad de Ascó, pues constituyen un poderoso instrumento para favorecer la innovación y aumentar la potencialidad de la investigación entre los especialistas del área de Historia del Derecho.

Jesús Fernández Viladrich

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons