SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número22El Tribunal de Garantías Constitucionales de la II República. Colección documentalDerecho romano en la Europa medieval. Derecho romano en Escocia índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Revista de estudios histórico-jurídicos

versão impressa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.22 Valparaíso  2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552000002200075 

Usanáriz Garayoa, Jesús Mª. (ed.), Historia y Humanismo. Estudios en honor del profesor Dr. D. Valentín Vázquez de Prada (Historia Económica, Eunsa, Pamplona, 2000), vol. II, 357 págs.

La diversidad de temas es la tónica de este Homenaje a Valentín Vázquez de Prada. La crisis agraria gallega ha sido analizada por Baudilio Barreiro, en "La producción agraria gallega: estructura y crisis durante la segunda mitad del XVI" (pp. 1-19). Las empresas rusas medievales han sido tratadas por Michael Bibikov en "Enterprise Corporations in Medieval Russia, 14th-17th Centuries" (pp. 21-24). Con el título "Between legend and reality. How rich were mint masters in early modern times" (pp. 25-28), María Bogucka ha hecho un planteamiento generalista de una época más reciente en el tiempo. El pago a los militares en la Francia del s. XVIII ha sido desarrollado por André Corvisier con "Le poids des activités militaires sur l'économie et la société de la France au XVIIIe siècle" (pp. 29-36). La Hacienda Real de Castilla ha sido expuesta por Antonio Domínguez Ortiz, en "Una consulta de 1645 sobre la Hacienda Real de Castilla" (pp. 37-42). Miguel Ángel Echevarría Bacigalupe se ha centrado en el período de la segunda mitad del siglo XVII, con el sugestivo título de "Mentalidades y crecimiento. España y Europa a comienzos del reinado de Carlos II" (pp. 43-56). Antonio Eiras Roel ha hecho una evaluación de la deuda de Felipe V, con "La deuda estatal en la etapa final del reinado de Felipe IV: intento de evaluación" (pp. 57-74). La figura de Jovellanos ha sido perfilada por Luis Miguel Enciso, a través de una colaboración: "Jovellanos y las Sociedades Económicas en el siglo XVIII" (pp. 75-82). Algunas actividades comerciales y productivas en la Italia de los siglos centrales de la Edad Moderna han sido parcialmente descritas por Tommaso Fanfani en "Le "arti" nello sviluppo economico italiano in età moderna: colpevoli o innocenti?" (pp. 83-95). Sobre la encomienda ha escrito Santos García Larragueta, en "El régimen de encomiendas según documentos del siglo XIV" (pp. 97-109). Agustín González Enciso se ha centrado "Sobre la formación de una burguesía industrial en el siglo XVIII" (pp. 111-124). Para Esteban Hernández Esteve, la banca napolitana ha sido la encrucijada del desarrollo de la economía medieval con "Algunas noticias sobre aspectos organizativos, operativos y contables de los bancos napolitanos a mediados del siglo XVII" (pp. 125-147). Miguel Ángel Ladero Quesada, por el contrario, se ha inclinado por el análisis de la ciudad de Sevilla con "Poder y economía en Sevilla. Las ordenanzas de la ciudad y su tierra. Siglos XIII-XVI" (pp. 149-169), mientras Manuel Lobo Cabrera por la de Canarias, en "El comercio entre Gran Canaria y Francia durante el reinado de Felipe II" (pp. 171-180). Un comentario de las relaciones comerciales entre Cataluña y Dunkerque ha sido ofrecido por Carlos Martínez Shaw: "Los arguadientes catalanes en Dunkerque. Algunos testimonios" (pp. 181-194). Pere Molas Ribalta ha polemizado sobre la actividad industrial, al tratar sobre los "Inspectores de fábricas en la España del siglo XVIII" (pp. 195-205), y Patrick Karl O'Brien sobre el del algodón, en su colaboración: "Necessary and Sufficient Conditions for the Mechanization of Cotton Textile Production in England 1733-85" (pp. 207-218). El contrato de fletamento ha sido descrito en el s. XVI por Manuel J. Peláez: "El contrato de fletamento en el Mediterráneo europeo en el siglo XVI" (pp. 219-224). Los elevados gastos en la construcción de los buques y su avituallamiento ha planteado polémica, tal y como relata Carla Rahn Phillips: "Ships and Men for the Portuguese `Carreira da India': The View from Madrid in 1614" (pp. 225-237). La evolución de los títulos bancarios y de la letra de cambio ha sido propuesto por Hans Pohl en "Die Sparkassen im Rahmen des Wechselspiels der Kreditinstitute von 1945 bis zur Gegenwart" (pp. 239-253). Refiriéndose a la localidad catalana de Berga, Manuel Riu Riu ha escrito sobre "Algunos aspectos institucionales y económicos de una villa catalana del patrimonio real: Berga en el siglo XVII" (pp. 255-263). La intendencia del ejército en Lombardía llegó a ser problemática en el siglo XVI, Mario Rizzo nos las describe en "Sulle implicazioni economiche della politica di potenza nel XVI secolo: gli alloggiamenti militari in Lombardia" (pp. 265-276). Los seguros marítimos no fueron muy infrecuentes entre Dubrovnik (la antigua Ragusa en la costa d·lmata e islas adyacentes) y España, tal y como señala Alberto Tenenti, en "L'assicurazione marittima tra Ragusa e la Penisola Iberica all'epoca di Filippo II" (pp. 277-286). Un listado de los juristas en Burgos, nos lo ofrece I. A. A. Thompson, con "Juros, juristas y la economía local: el caso de Burgos a mediados del siglo XVII" (pp. 287-300). La riqueza que aportó la lana en el s. XVIII ha sido descrita por Rafael Torres: "El negocio de la lana. Comercio y finanzas en la España del siglo XVIII" (pp. 301-315). La economía de las distintas islas que conforman la República de Ragusa ha sido descrita por Antonio di Vittorio: "Le isoleragusee nell'economia e nella politica della Repubblica. Un cenno geografico" (pp. 317-326). Los antecedentes de una economía mundial, que se remontan a Carlos V, han sido estudiados por Herman Van der Wee, en "La construcción de una economía mundial en la época de Carlos V" (pp. 327-342). Finalmente Giovanni Zalin ha escrito sobre un territorio que se viene a corresponder con las actuales provincias de Verona y Mantua, con el título de "Tra Adige e Po. Insediamento di villa e proprietà fondiaria nei "polesini" dei Veneziani (sec. XVI-XIX)" (pp. 343-357).

Baudilio Barreiro es autor de una aportación sobre "La producción agraria gallega: estructura y crisis durante la segunda mitad del XVI", en donde trata el escusado, las rentas beneficiales en las distintas parroquias, los cereales básicos de la agricultura en la Galicia, la ganadería, las legumbres, el lino, la vid, el vino y todo tipo de frutas, así como las novedades introducidas en este período, si bien puede decirse que fue una etapa de crisis agrícola y ganadera, que supuso una alza de precios como el del mijo (pp. 16 y ss.), a consecuencia de un mayor consumo.

Las empresas rusas en los siglos XIV al XVII ha sido el tema planteado por Bibikov. Las actividades militares, así como las transformaciones sociales, económicas y políticas, en la Francia del s. XVIII representaron la base sobre la que se asentaron los demás cambios. En estos momentos las epidemias, las guerras y todo tipo de desastres diezmaron los ejércitos y la misma población. Tras la Revolución Francesa de 1789, el Estado francés se encontraba en una situación de extrema pobreza, con un sistema fiscal ya arcaico, las guerras, por otro lado, agravaron esta crítica situación.

Domínguez Ortiz ha escrito sobre una consulta de 3 de julio de 1645 relativa a la Hacienda Real de Castilla, que se encontraba al borde de la bancarrota como resultado de la guerra. Todo ello es el objeto de María Bogucka (Flandes, Portugal y Cataluña, e incluso el conflicto con el Papado, eran algunos de ellos). En esta consulta se daba respuesta a un R. D. que ordenaba terminar con "las usuras escandalosas que tenían lugar en la Corte y en otros lugares del reino".

La España y Europa a comienzos del reinado del monarca Carlos II fue, a juicio de Echevarría Bacigalupe y tras una descripción de la literatura existente sobre ese período, decadente a consecuencia de la subida de los precios de los productos agrícolas. La artesanía sufrió la misma crisis e inflación. Los tributos eran muy superiores a lo que podían pagar los vasallos.

Una gran influencia ejerció la deuda del Estado en los distintos reinados de los borbones, si bien Eiras Roel se refiere más bien a la etapa de Felipe IV, quien tuvo que hacerse cargo de la deuda de los reinados anteriores. Para hacer frente a esos intereses se dictó la pragmática de 8 de septiembre de 1621. Fueron tres las fuentes que dieron lugar al incremento de la deuda: las ventas forzosas de los juros, las conversiones de deuda flotante y las medias anatas de juros (pp. 57 y ss.), si bien se utilizaron otros mecanismos para saldar la misma, inclusive el recurso, en numerosas ocasiones utilizado, de declarar la bancarrota como así se hizo por decreto de 31 de enero de 1627, la primera de las cuatro que le siguieron.

Enciso Recio se centra en la vida de Jovellanos, que fue el máximo defensor de las Sociedades Económicas de su tiempo. El pensamiento de este personaje dedicó parte de su vida a conocer las Sociedades de Amigos del País, el Gobierno, el Consejo de Castilla y las instituciones locales o territoriales. El mismo Jovellanos consideraba que el patriotismo y la familia eran los principales baluartes en los que se debían inspirar estas Sociedades conformadas por honrados ciudadanos. Estas Sociedades al mismo tiempo limitaban la libertad de los individuos en atención al espíritu fundacional.

La formación de la burguesía industrial del s. XVIII fue un proceso complejo. Así lo contempla Agustín González en su colaboración en este volumen de homenaje de Historia Económica. Con el tiempo las clases medias configurarán la mayor parte de la masa en la época moderna. Hace especial referencia a la burguesía industrial, frente a la mercantil o financiera, tras la desaparición de los gremios feudales.

De la banca pública napolitana a mediados del s. XVII se ha ocupado Esteban Hernández y, más en concreto, en lo relativo a su organización y prácticas operativas, contables y de control, temas que han sido anteriormente tratados en la obra Arismetica Guarisma, de Francisco Ochoa de Samaniego, en 1644. A consecuencia de la depreciación de la deuda pública, en la que era frecuente la inversión de los bancos privados, éstos sufrieron grandes pérdidas, lo que aceleró la aparición de los bancos públicos napolitanos: el primero de ellos en 1570, que se especializaron todos ellos en la gestión de depósitos sin interés y la emisión de fes de crédito, así como la concesión de anticipos al gobierno o tomar dinero con intereses, entre otras actividades. Entre los instrumentos contables estaban el ABC o pandecta, el libro mayor, el libro de cargo o descargo, el libro registro de las fes de crédito extendidas, el libro copiador de pólizas pagadas por caja, el libro copiador de pólizas pagadas por banco, etc.

Las ordenanzas de Sevilla, referidas al período comprendido entre los s. XIII-XVI se iniciaron, a juicio de Miguel Ángel Ladero, con la capitulación por los musulmanes ante el rey Fernando III de Castilla y León en el 1248. Tres años más tarde se otorgó por este mismo monarca el Fuero de Toledo y, al mismo tiempo, el Liber Iudiciorum. En 1286 Sancho IV otorgó una nueva ordenanza, que fue reformada nuevamente en el 1527, si bien se limitaba a reproducir textos anteriores al s. XIII, y posteriormente en el 1632. Las ordenanzas sevillanas de 1527 regulaban la organización y el funcionamiento del concejo, los órganos judiciales y de administración, así como los privilegios de los vecinos, etc., sin hacer ningún tipo de referencia a las ferias y mercados.

El carácter económico también afectó al intercambio de las relaciones comerciales entre Gran Canaria y Francia durante el reinado de Felipe II. Con el aumento de este tipo de actividades, entre los productos más demandados se encontraban, como señala Manuel Lobo Cabrera, el azúcar, el trigo, el vino, los tintes, los pájaros canarios, etc. En un primer momento no fue un negocio muy próspero pero con el tiempo los intercambios fueron cada vez más frecuentes y sobre todo a partir de 1560.

La importación de los aguardientes catalanes a la ciudad de Dunkerque, a partir de mediados del s. XVIII, no es baladí, en cuanto que representó un producto fundamental en la exportación del mercado del Norte del continente europeo. Así lo pone de manifiesto Martínez Shaw, que señala que este comercio estuvo frenado por la guerra de los Siete años, trasladando estos productos a otros puertos más seguros. Tras la guerra se reanudó el tráfico mercantil con Dunkerque, si bien parte del aguardiente se trasladó a otras ciudades francesas.

Pere Molas Ribalta, el catedrático de la Universidad de Barcelona y discípulo más aventajado de Vázquez de Prada, ha escrito sobre los inspectores de fábricas en la España del s. XVIII, que entonces se destinaban a los corregidores superintendentes de fábricas y entre cuyas funciones estaban la de cuidar del estado de las fábricas.

La mecanización de la producción textil del algodón en la Inglaterra de 1733-85 supuso, a juicio de Patrick Karl O'Brien, una auténtica revolución. Aporta tres teorías que pueden explicar este cambio tan radical (pp. 209-215).

Otro de los temas recogidos en este volumen de homenaje se centra en la institución del contrato de fletamento en algunos de los territorios bañados por el Mediterráneo en la Europa del s. XVI. Manuel J. Peláez, catedrático de la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga, comenta la ordenanza de la marina francesa de 1681, si bien los perfiles institucionales propios del fletamento ya estaban diseñados con parecidos criterios en el Edicto sobre el Almirantazgo de 1584. Además, en los distintos territorios de Francia la denominación era distinta: nolissement, affrètement o charte-partie. Era usual, por otro lado, que el flete estuviera asegurado junto con la misma nave (pp. 220 y ss.), incluso cabía distinguir entre un seguro del flete bruto y otro neto en la Génova del siglo XVI. Estudia también tres modalidades de fletamento en los países catalanes y en Italia como eran: el noliejament a quintarades, a quintalades, a cantari o a quintali; el noliejament a escar o a scarso, así como el noliejament d'alt a baix, de long e del travers. El Costum d'Ivissa era una modalidad de carga y descarga de sal en esta isla ibizeña, siéndole aplicable a las barcas catalanas, valencianas, así como a las procedentes de Baleares. El editor de la obra, Usunáriz Garayoa, ha suprimido injustificadamente y sin consultar al autor dos páginas escritas al comienzo de su trabajo, donde Peláez hablaba sobre la figura de Vázquez de Prada.

El elevado coste que suponía fabricar las naves en Portugal en el s. XVII y la pretensión de trasladar su construcción a Brasil, así como su avituallamiento con marineros y oficiales ha sido planteado por Carla Rahn Phillips. A estos efectos comenta el documento que transcribe en las pp. 230-237.

La relación entre los bancos y las letras de cambio en el período que abarca desde 1945 hasta la actualidad es el objeto del artículo de Hans Pohl. Se ha centrado en la legislación alemana que afecta a las letras desde la época posterior a la Segunda Guerra Mundial hasta 1990.

La villa catalana de Berga contaba en el s. XVII, según el estudio de Manuel Riu, con cuatro consejeros, un clavario (tesorero), dos oidores de cuentas, dos obreros, dos veedores, un pesador y otros cargos menores. A consecuencia de las ferias y mercados eran frecuentes los intercambios económicos, de ahí que en 1659 se fijaran los pesos, romana, mesuras, balanzas y vara válidamente admitidos. El trigo, el aceite y el vino estaban entre los productos más comercializados. El Consell municipal tenía entre sus funciones la protección de las propiedades y el fomento de la agricultura.

La importancia del negocio de la lana en la España del s. XVIII ha sido vital en la economía de Europa hasta la revolución industrial. Rafael Torres ha calificado a este siglo como "la edad de oro" (p. 302) y ha destacado el alto nivel de exportación de esta materia prima durante la Edad Moderna a Europa, llegando a contabilizarse unos cinco millones a finales de ese siglo. Pero comenzaron a producirse cambios en la agricultura y los costes de lana aumentaron hasta tal punto que comenzó a perder rentabilidad a partir de 1780.

La economía y política de la República de Ragusa ha sido el tema propuesto por Antonio Di Vittorio. Esta República estaba formada por un conjunto de islas que comprendían, entre otras, las de Kolocep, Lopud, Sipan y otras como Lokrum, Daksa, Sv. Andrija, Ruda, Jaklian, Olipa, Mljet y Lagosta. Di Vittorio hace un estudio comparativo de los distintos productos agrícolas que se cultivaban en cada una de ellas.

Herman Van der Wee considera que en la época de Carlos V se establecieron las bases para la construcción de una economía mundial, y permitió adoptar al mismo tiempo un sistema monetario único, si bien estas medidas se remontan a Alejandro Magno. Este fenómeno fue consecuencia del renacimiento urbano en Europa y del aumento en las relaciones comerciales tanto marítimas como terrestres. A ello contribuyó la importancia de un mercado como el de los Países Bajos, y en particular Amberes. Esta ciudad adquirió en el comercio internacional una importancia vital, ya que era puerto de partida y llegada de todas las mercancías, así como la ruta marítima que se estableció entre la India y Europa en tejidos de seda, lino, cintas, tapices, joyas, etc. La banca de Amberes se vio reforzada para apoyar a esos comerciantes y emprendedores que eran el motor de la economía europea. Esta obra se cierra con la colaboración de Giovanni Zalin, que se centra en un territorio que hoy abarca las actuales provincias de Verona y Mantua: una zona entre el Adige y el Po, en los siglos XVI y XIX, conocida como "Polesine".

En este Homenaje a Vázquez de Prada nos encontramos con colaboraciones de muy distinta índole, todas ellas en homenaje a ese catedr·tico de Historia Moderna de las Universidades de Barcelona y Navarra, que fue uno de los pioneros de los estudios de historia económica en España y al que ahora se homenajea con notable reconocimiento internacional y con no escasa parquedad de medios.

Guillermo Hierrezuelo Conde

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons