SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número26De Dios, Salustiano - Infante, Javier - Robledo, Ricardo - Torijano, Eugenia (coords.): Historia de la propiedad. patrimonio cultural, III: Encuentro interdisciplinar, SalamancaDellaferrera C., Nelson - Martini, Mónica P.: Temática de las constituciones sinodales indianas (s. XVI - XVIII). Arquidiócesis de la Plata índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

Compartilhar


Revista de estudios histórico-jurídicos

versão impressa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.26 Valparaíso  2004

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552004002600025 

Estudios Histórico-Jurídicos 26, 613-615

BIBLIOGRAFIA

De la Villa Gil, Luis Enrique, La formación histórica del Derecho Español del Trabajo (Granada, Editorial Comares: Colección Crítica del Derecho, Sección Arte del Derecho, 2003), XXII + 512 págs.

 

Emilio Lecuona


 

Tratar de incluir en un solo libro la historia de todo un sector del ordenamiento jurídico, a la manera que ocurre en los manuales de historia del derecho nacional o universal que pueblan nuestras librerías, es siempre una labor meritoria y sin duda agradecida para su autor. Meritoria porque a nadie se le escapa la dificultad de comprimir en un solo texto siglos de imbricada realidad jurídica. Agradecida porque no exige de su autor una especialización excesiva, son libros que suelen tener buena acogida entre los estudiantes y profesores por su virtualidad docente y pueden dar lugar, si su autor es una persona creativa, a interesantes reflexiones acerca del devenir histórico de los ordenamientos jurídicos, como ocurre por ejemplo en el Manual de Historia del Derecho Español de Francisco Tomás y Valiente.

Pero este tipo de obras generales, aunque siempre atractivas, son también empresas arriesgadas, y lo son porque corren el peligro de ser textos en exceso superficiales, que poco dicen al lector lego y aún menos al especialista, textos que en el peor de los casos son meramente recopilatorios de datos, y que aunque resultan útiles sin duda para ser consultados son formularios y tediosos para ser leídos. Obras, por lo demás, fácilmente descompensadas cuando sus autores caen en la tentación, lo que suele ser bastante frecuente, de destacar solamente aquellos aspectos que obviamente mejor conocen (aunque no sean necesariamente los más importantes), en perjuicio de otros, no por omitidos, de menor relieve.

El libro que ahora se recensiona, que trata de reconstruir la historia del derecho del trabajo en España desde la antigüedad (es decir, mucho antes de que realmente se pudiera hablar de España) hasta el periodo de la Dictadura de Franco incluida, se encuentra a mitad de camino entre las virtudes y los defectos que este tipo de obras pueden tener, pues aunque se trata de una obra valiosa y sin duda interesante, que será de obligada referencia en adelante para todo interesado en el pasado jurídico laboral, no deja de ser fundamentalmente un trabajo de recopilación más que de reflexión, una obra de consulta más que una obra de lectura en sí misma.

No se pretende en esta recensión sin embargo señalar los aspectos más criticables que puede tener esta obra, no sólo porque ello resultaría demasiado sencillo (pues son los defectos ya referidos que suelen tener todo este tipo de obras generales) sino porque ello sería sin duda totalmente injusto. En primer lugar porque la obra viene a intentar cubrir una laguna de nuestra historia jurídica (laguna provocada en cierto sentido por el absentismo investigador de los historiadores del derecho en materia laboral). En segundo lugar porque su autor, un prestigioso Catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, pretende con ella, con la manifiesta humildad que expresa en su "Prólogo", simplemente sacar a la luz el texto de lo que fue hace años parte de unos ejercicios escritos para opositar a Cátedra y que, aunque han sido retocados y en ocasiones enriquecidos con otros estudios monográficos publicados por él mismo a lo largo del tiempo, no aspira ser nada más que una aproximación al tema, ni siquiera una visión actualizada del mismo tal y como reconoce con total sinceridad en las primeras páginas.

Se divide en dos grandes partes, una que abarca un amplísimo periodo de tiempo que va desde la Antigüedad hasta las puertas de la IIª República, titulada "Historia de la Regulación Jurídica del Trabajo en España" y una segunda que, bajo el discutible título de "Nacimiento del Derecho Español del Trabajo", se extiende a partir de 1931 en adelante.

En la primera, para la que obviamente se cuenta con fuentes mucho más escasas de conocimiento y también más complejas, el autor comienza haciendo un repaso bastante veloz de la regulación jurídica del trabajo en los pueblos de la Antigüedad y en Roma (estudiando la esclavitud como forma constante de aprovechamiento del trabajo humano y las figuras romanistas de la "locatio conductio operarum" y la "locatio conductio operis"), en el Estado Hispanogodo (de clara ordenación romana), en la España musulmán y en los Reinos Cristianos Altomedievales. Se detiene con algo más de detalle en la reglamentación jurídica del trabajo a partir de la Baja Edad Media, algo que resulta coherente con el hecho de que fue a partir de entonces cuando comenzó a configurarse (en afirmación que sigue a Bayón Chacón y a la luz del florecimiento de la institución gremial), una reglamentación estatal y municipal de cierta importancia. Este mayor detenimiento del autor desaparece de inmediato al tratar cuestiones tan complejas como el trabajo en América española y sobre todo el trabajo en la primera época liberal, pues si bien al comenzar a hablar de esta última parece profundizar algo su visión de la revolución liberal (que no cita, por cierto, como tal) es demasiado superficial y se limita a plasmar con excesiva simpleza cómo el triunfo de la autonomía de la voluntad en el mundo del trabajo y el consiguiente abstencionismo jurídico del primer liberalismo, conecta con el protagonismo que pronto adquirirá el asociacionismo obrero (germen sin duda del derecho laboral).

Mucho mayor detalle ofrece cuando se adentra en la primera legislación laboral de 1873 a 1920 (de carácter paternalista), pues es obviamente un tema en el que el autor se mueve con más soltura (no obstante ya lo había estudiado en estudios monográficos) y donde aparece alguno de los apartados más novedosos de la obra: el relativo a las primeras manifestaciones de producción científica en el derecho laboral, entre otras la obra de Pedro Sangro y Ros de Olano. Aunque será en el derecho a partir de 1920 cuando el autor estudie con real detalle las abundantísimas e importantes normas del periodo: desde las que crean y reorganizan el Ministerio de Trabajo (nacido en 1920), hasta la destacada labor codificadora que en tiempos de la Dictadura de Primo de Rivera dio lugar al célebre Código del trabajo de 1926, que estudia libro por libro con el detalle que merece sin duda una de las normas más importantes de derecho laboral de la historia española.

Pero es en la segunda parte de la obra cuando ésta se vuelve de mayor enjundia, al exponerse con exhaustivo detalle el derecho laboral de la Segunda República, desde el reconocimiento constitucional de los derechos laborales, al desarrollo del programa constitucional y la gran pluralidad de normas laborales que vieron la luz, especialmente relativas al proceso y a los órganos de la jurisdicción como los "jurados mixtos". Destaca de nuevo aquí el apartado que el autor dedica a la progresión de la doctrina científica, donde se analizan manuales y libros de carácter general, y especialmente la significación de las obras, entre otros, de León Martín Granizo y Mariano González Rothvoss, Carlos García Oviedo y Gallart Folch, en lo que demuestra un dominio de la bibliografía realmente asombroso. Profundidad que extiende al interesante y excepcional apartado dedicado al derecho laboral comprendido entre el 18 de julio de 1936 y el 1 de abril de 1939, es decir, durante la Guerra Civil, donde lógicamente habrá un complejo sistema de coexistencia de legislaciones, por una parte la de la España Republicana y por otra la de la España Nacional, en la que destaca el Fuero del Trabajo. Algo que luego no es coherente con el laconismo que el autor mantiene al estudiar el largo periodo de derecho laboral del tiempo de Franco, es decir, desde 1939 hasta 1975, al que dedica apenas tres o cuatro páginas. Un laconismo sobre cuatro décadas cruciales en la legislación laboral española, y sobre todo social, que merecen un estudio más detallado.

 

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons