SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número26Fezzi, Luca: Falsificazione di documenti pubblici nella Roma tardorepubblicanaGalván Rodríguez, Eduardo: Consideraciones sobre el proceso recopilador castellano índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

Compartilhar


Revista de estudios histórico-jurídicos

versão impressa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.26 Valparaíso  2004

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552004002600033 

Estudios Histórico-Jurídicos 26, 634-636

BIBLIOGRAFIA

Friera Álvarez, Marta, La Junta General del Principado de Asturias a fines del Antiguo Régimen (1760 - 1835) (Junta General del Principado de Asturias, Consejería de Educación y Cultura, KRK Ediciones, Oviedo, 2003), 1.426 págs.

 

Emilio Lecuona


 

Avalada por el buen currículum de su joven autora (premio fin de carrera Fermín Canella y Manuel Miguel de las Traviesas al mejor expediente académico de su promoción) y el prestigioso premio Juan Uría Ríu del año 2001, llega a las librerías el texto literal de la que fuera brillante tesis doctoral de Marta Friera Álvarez sobre la Junta General del Principado de Asturias desde 1760 hasta su disolución definitiva en 1835, es decir, durante el periodo de transición entre el Antiguo Régimen y el nuevo orden liberal. Se trata de una obra extensa (sobradamente supera el millar de hojas) y de gran densidad, que prologa quien fuera director de la misma, Santos M. Coronas González, catedrático de Historia del derecho y de las instituciones de la Universidad de Oviedo y que luego se estructura en una "Introducción" y tres partes organizadas desde el punto de vista cronológico, la primera abarcando desde 1760 hasta 1808, la segunda desde ese año hasta 1813, y la tercera desde entonces hasta 1835, cada una de ellas con su propio Apéndice Documental.

Se trata de un estudio histórico-jurídico tanto por su objeto (una institución jurídico-pública) como por la metodología utilizada y las intenciones que persigue su autora (profundizar en los aspectos histórico-jurídicos de dicha institución, poco tratados por la abundante historiografía ya existente); de un estudio, además, de tipo provincial o regional, en cuanto dicha Junta lo fue de un territorio muy concreto dentro de la realidad de todo el Estado, el Principado de Asturias (nacido políticamente en 1388), a partir del momento en que en la Baja Edad Media sus concejos se unieron para defender sus fueros, privilegios y libertades frente al poder señorial y real.

Un estudio regional que, sin embargo, no sólo resulta atractivo para los asturianos, sino para cualquier interesado por el pasado jurídico e institucional hispano, pues como bien reconoce su autora (que valientemente defiende el carácter regional de la obra aún sabiendo el cierto e injusto desprestigio que algunos científicos "snobs" dan a este tipo de trabajos en nuestro país) es necesario rescatar estas historias regionales si quiere comprenderse con profundidad una realidad histórica tan compleja y variada como la del Antiguo Régimen español (mucho más heterogéneo sin duda de lo que muchos historiadores y políticos actuales quisieran, amparados en visiones "centralistas" del poder estatal). Una característica, esta del "regionalismo", que en el caso de la presente obra aún es más reivindicable por la habilidad de Friera Álvarez para engarzar la realidad del Principado con la del resto de España, especialmente con su franja norteña (Galicia, la actual Cantabria y Provincias Vascongadas) donde hubo también instituciones semejantes (las llamadas "Juntas norteñas") cuyo estudio comparado ocupa cada vez más el interés de los investigadores.

Por supuesto, también por la importancia intrínseca de la institución estudiada, pues aunque su carácter sea regional o provincial, no puede olvidarse la relevancia nacional que evidententemente tuvo su defensa de los intereses de Asturias y el mantenimiento de sus peculiaridades dentro de la Corona. Ya que, aunque ciertamente su naturaleza política no fue idéntica a la de las Cortes (y en ello insiste especialmente Friera Álvarez), sí se configuraron como institución similar a ésta en algunos aspectos (de "Cortillas" sin ir más lejos ya hablaba para referirse a ellas el asturiano Jovellanos), convirtiéndose de hecho y a lo largo de la historia en auténtico elemento vertebral de la política asturiana (su "ser político y administrativo" según Santos Coronas) y en garantía de buen número de sus prácticas consuetudinarias a través de acuerdos y actas corporativas, memoriales y representaciones que sirvieron vía contrafuero y reparo de agravios para mantener las peculiaridades asturianas y limitar el poder regio. Y ello a pesar de que sus acuerdos necesitasen muchas veces la decisión ulterior de otra autoridad para ser ejecutados, y el que su propia normativa reguladora fuera confusa y no especialmente auspiciada por el monarca.

El hecho de que la obra se centre además en un periodo como el del tránsito del Antiguo Régimen al nuevo orden liberal no deja tampoco de ser un elemento de interés añadido, pues de nuevo aquí lo particular, lo regional, puede conectarse con lo general y ampliar en este caso nuestra visión de otro fenómeno de repercusión, ya no sólo hispana sino universal, cual es el de la Revolución Liberal y el liberalismo, que como advierte Friera Álvarez ya se conocía en Asturias desde fines del XVIII; un liberalismo además que afectó especialmente (con su afán unificador) a instituciones como esta Junta General, símbolo de la variedad propia del panorama de la España moderna.

Un variable y confuso periodo de tiempo el elegido por la autora que justifica además el que ésta decidiera, con adecuado criterio, estructurar la obra atendiendo a periodos cronológicos antes que optar por otro tipo de criterio organizativo, sin perjuicio obviamente de que luego acuda también a diversas divisiones internas.

Y así, en la primera de esas fases, que va desde 1760, año de la celebración de la primera Junta General tras la elevación al trono de Carlos III, hasta 1808 (periodo incardinado en pleno Antiguo Régimen), estudia la autora en diferentes capítulos, entre otros temas, la naturaleza, composición, funcionamiento y atribuciones de la Junta General, y ahonda con especial detalle en aspectos tan relevantes como el de las relaciones entre la Real Audiencia (órgano delegado del poder real establecido desde principios del siglo XVIII en Asturias) y dicha Junta General. En la segunda, desde 1808 hasta 1813, observa los cambios operados en la caída del Antiguo Régimen a través del estudio de las distintas Juntas establecidas para el gobierno de Asturias durante la Guerra de la Independencia. Y en la tercera, que abarca desde 1813 hasta el fin definitivo de la Junta en 1835, la victoria discontinua del liberalismo y la progresiva sustitución de la Junta por la Diputación provincial liberal, haciendo especial hincapié en el estudio de su naturaleza, composición, funcionamiento, atribuciones, semejanzas y diferencias con la Junta.

Se obtiene con ello una visión completa y profunda de la institución estudiada, sin falsas mitificaciones y también sin reduccionismos, un estudio de gran valor científico (muy buena bibliografía y un exhaustivo trabajo de archivo), clásico (en el sentido más estricto de la palabra; nada moderno) y ordenado (aunque con una edición de los pie de página poco agradable), que pese a su quizás excesivo volumen (recomendable como tesis doctoral, pero que hubiera sido adecuado amenizar en su versión publicada para evitar que el lector caiga en el tedio) supone sin duda una lectura muy útil para todo investigador preocupado intelectualmente en el pasado jurídico e institucional español y una lectura obligada para todo estudioso del pasado asturiano.

 

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons