SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número26Grossi, Paolo: Prima lezione di dirittoHilaire, Jean: Histoire du Droit. Introduction historique au Droit et Histoire des institutions publiques índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

Compartilhar


Revista de estudios histórico-jurídicos

versão impressa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.26 Valparaíso  2004

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552004002600038 

Estudios Histórico-Jurídicos 26, 645-646

BIBLIOGRAFIA

Herzog, Tamar, Defining Nations. Immigrants and Citizens in Early Modern Spain and Spanish America (New Haven/London, Yale University Press, 2003), 325 págs.

 

José Ramón Narváez Hernández


 

Fruto de un Acuerdo entre el Ministerio de Educación y Cultura español y algunas universidades estadounidenses, la investigación de Tamar Herzog ve la luz en forma de libro histórico-jurídico. Una perspectiva innovadora y necesaria la de la confrontación de la historia con el tema del `otro', el otro que en algunos casos corresponde al marginado por el derecho, derecho que marca límites y establece conceptos como el de vecino y natural, sin duda antecedentes directos del concepto moderno de ciudadanía.

"El otro" que puede ser también una `comunidad' que adopta para su institucionalización precedentes de derecho obviamente los castellanos; así, el libro de Herzog comienza su iter en la península ibérica y paso a paso va construyendo una propia identidad en tierras de ultramar.

Es la historia que no se lee en los libros y que hay que ir a buscar en los confines del orden jurídico no obstante Herzog sigue una metodología que la lleva a utilizar tantas fuentes de archivo como bibliografía, el trabajo es ya interesante desde este punto de vista.

Es un trabajo sobre el protomodernismo con sensibilidad de modernidad líquida, de hipermodernidad que se pregunta el porqué la clasificación del hombre en buenos o malos inmigrantes, en buenos o malos vecinos, en buenos o malos ciudadanos, dependiendo el status otorgado por la ley. Quizá sea un poco chocante que una investigación sobre alteridad y revaloración del otro la realice una estudiosa norteamericana pero es ésta justamente la magnanimidad de la propuesta: distinguir la nación del nacional, apertura del otro que puede estudiar a otro. El libro es una provocación afortunada; tal vez en un futuro próximo algún mestizo podrá colaborar al tema profundizándolo, y aclarándonos si es verdad que existe una vecindad mestiza.

En este trabajo, la época de la que se escribe es tan importante como la época en la que se escribe, la época actual, como aquella del Descubrimiento, es una época de grandes movimientos migratorios en donde no obstante la sensibilidad alcanzada, no hemos logrado hacer desaparecer la aversión al xenos, al que viene de fuera, al diverso. Aquí comienza a escribirse una historia de inmigrantes que no se ha detenido y en donde el derecho ha sido llamado a dar un orden y una respuesta, todo esto en correspondencia con la `crisis del imperio' o crisis del antiguo régimen y el nacimiento del mundo moderno con su idea de igualdad.

Resulta también muy interesante este estudio para otros campos del saber como la sociología o la antropología, porque la investigación camina muy de cerca de las sendas de la identidad nacional. La hispanidad, el hecho de la creación de un nuevo status como el del criollo. Para entender este proceso de crisis de identidad, de sentido de disminución de derechos, la autora propone un método comparativo entre España y sus colonias, en donde para entender a una es necesario tener presentes las otras.

A tomar en cuenta como decíamos, un factor que al moderno no gusta tanto: la idea de comunidad y su evolución, comunidad que en el temprano moderno es aún cuestión ligada a la sociedad pero que el moderno miró como una posible atomización del poder y buscó por todos los medios de absorber en la idea de nación, como comunidad de ciudadanos. Justamente el libro se sitúa en la crisis, en el paso de una época a otra, una ruptura que permite observar dos mundos (el viejo y el nuevo) en dos universos temporales diferentes.

Es un libro espléndido que seguramente suscitará nuevas investigaciones y abrirá debates, en donde la historia supera el valor estético y adquiere gran importancia social si tenemos presente el diálogo actual por una identidad nacional, por una posible identidad hispanoamericana y que no debiera convertirse en patriotería pero tampoco en falta de compromiso cívico.

Al final de cuentas lo que está detrás es la elaboración mítica de entidades etéreas como el Estado, el ciudadano, el sujeto como decía Borges "el yo es una urgencia lógica sin clasificación, ni distinción de persona a persona"1 es por eso que la periodificación del libro es el Temprano moderno, y acerca de seres humanos de una y otra parte del mundo, que venían catalogados según su pertenencia a un grupo, y ya sabemos la gravedad que puede atraer una catalogación que se construye a partir de categorías subjetivas, porque el ser humano es algo más que pertenencia como lo demuestra la autora.

 

NOTA

1 La nadería de la personalidad (Alianza, Madrid, 1998), p. 104.

 

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons