SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número26Hölzl, F.: Friedrich Carl Savignys Lehre von der Stellvertretung: ein Blick in seiner juristische WerkstattMas Solench, Josep M.: Ferran Valls i Taberner. Jurista, historiador i polític. Pròleg de Josep M. Solé i Sabaté índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

Compartilhar


Revista de estudios histórico-jurídicos

versão impressa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.26 Valparaíso  2004

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552004002600041 

Estudios Histórico-Jurídicos 26, 652-654

BIBLIOGRAFIA

Jordà Fernández, Antoni, Las Diputaciones provinciales en sus inicios: Tarragona 1836 - 1840. La guerra como alteración en la aplicación de la norma jurídica (Diputación de Tarragona, Instituto Nacional de Administración Pública, Madrid, 2002), 455 págs.

 

Patricia Zambrana Moral


 

Nos hallamos ante una monografía fruto de la tesis doctoral de su autor, defendida en la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona, bajo la dirección de Tomàs de Montagut i Estragués, ante un Tribunal formado por Josep M. Font i Rius, José Antonio Escudero López, José Sarrión Gualda, Jaume Vernet Llobet y Eduardo Galván Rodríguez.

Antoni Jordà Fernández se planteó un reto: el quehacer cotidiano de las corporaciones locales; circunscribiéndolo a un marco temporal relativamente reducido, los años treinta del siglo XIX (lo cual _lejos de lo que pudiera parecer_ no hace sino complicar la investigación) y a una institución concreta, la Diputación provincial. El resultado: un trabajo minucioso y perfectamente estructurado que aporta luz y aires renovados a la historia de nuestro Derecho público.

Con gran rigor metodológico comienza con una introducción donde examina el estado de la cuestión, desde la óptica de los juristas de la época hasta la evolución del pensamiento; sin obviar el estudio de las provincias y Diputaciones provinciales con una perspectiva histórico-jurídica. En la misma sede, expone la finalidad del trabajo, precisando que el "objetivo es analizar los orígenes histórico-jurídicos de la Diputación de Tarragona, su organización interna y el ejercicio que realiza de sus competencias, centrándonos en la etapa de su configuración definitiva entre 1836 y 1840, cuando finaliza la guerra carlista", a partir del análisis y valoración posterior de las fuentes documentales localizadas. Concluye la introducción con una somera exposición relativa a la recepción de las normas en las Diputaciones provinciales.

A partir de este momento, la obra se divide en un total de seis capítulos seguidos de unas conclusiones y de una relación de las fuentes y bibliografía, manteniendo, así, la estructura típica de una tesis doctoral.

En el primer capítulo, A. Jordà describe, con carácter general, el marco legislativo de las Diputaciones provinciales (1812 - 1845), partiendo de la regulación de la estructura, organización y funciones de las mismas en la Constitución de 1812 y de la elección de los diputados provinciales en dicho texto, para pasar a las modificaciones posteriores entre 1824 y 1845. Idéntica técnica comparativa entre los diversos textos legales utiliza a la hora de examinar la constitución de la Diputación provincial y las sesiones, la tramitación de los expedientes y las comisiones, el quórum necesario para la adopción de los acuerdos, la ejecución de los mismos, la responsabilidad de la Diputación y de los diputados, los miembros de la Diputación (jefe político, intendente y diputados), las competencias (aspectos generales, tutela sobre los ayuntamientos, reparto de contribuciones y la Hacienda de la provincia, reparto de los cupos de los reemplazos del ejército, beneficencia, instrucción y obras públicas).

Mayor concreción aporta el segundo de los capítulos donde se centra la investigación en la formación de la Diputación provincial de Tarragona en 1836: la convocatoria de elecciones, la constitución de la Diputación de 1836 (sesión preparatoria, instalación de la Diputación, excusas de los diputados para evitar su incorporación a la misma, retraso voluntario e involuntario en dicha incorporación, la (segunda) Diputación de 1836 (consecuencias de los sucesos de La Granja y elecciones), juramento del cargo, el Gobernador Civil como Presidente de la Diputación (referencias legales, su papel en la Diputación provincial de Tarragona, notas biográficas) y el subdelegado de rentas.

A la organización y funcionamiento de la Diputación provincial entre 1836 y 1839 dedica el autor el tercer capítulo. Describe a los funcionarios y sus competencias: el secretario, el depositario, el oficial mayor-contador y otros empleados. La actividad administrativa propiamente dicha se examina a partir de las actas, sesiones, comisiones, procedimiento administrativo, presupuesto, información oficial, hasta llegar a un escueto balance de la actividad de la primera Diputación provincial. Seguidamente, Jordà analiza minuciosamente la actuación de los Diputados, del Jefe político y del Intendente en 1837, en 1838 y en 1839, con base en la legislación y en las numerosas fuentes documentales consultadas en el Archivo de la Diputación de Tarragona.

El aspecto subjetivo es abordado en el capítulo cuarto que el autor denomina "las Diputaciones provinciales vistas por sus miembros". En palabras de Antoni Jordà es importante conocer "cuál era la opinión que los miembros de la Diputación tenían de la propia Corporación, con especial atención a la consideración global que tenían de sus atribuciones y competencias". Con este fin, utiliza los manifiestos de la Diputación provincial de Tarragona en cuestiones relativas al papel protector de la Corona, su representación de los habitantes de la provincia, objetivos, éxitos, fracasos, sistema representativo, Ayuntamientos, Gobierno, auxilio de la Providencia y la Guerra y los pone en consonancia con los manifiestos de otras Diputaciones provinciales en las mismas cuestiones (Huelva, Pontevedra, Toledo, Canarias, Girona, León, Madrid, Valencia, Canarias). A continuación, se exponen las competencias de las Diputaciones según ellas mismas y según la actuación de la Diputación provincial de Tarragona a partir de algunos ejemplos: organización administrativa provincial; Contadurías de Propios y Arbitrios; polémica sobre el (medio) diezmo; derecho de petición; (su)pervivencia de los Corregidores; atribuciones en materia de impuestos y opinión de la autoridad militar frente a la Corporación provincial, en 1836, 1837, 1838 y 1839; competencias en materia de reclutamiento y suministro de tropas hasta agosto de 1836, de agosto a diciembre de 1836 y en 1837 o los pleitos entre particulares. Finalmente, plantea las relaciones con otras instituciones: con la Corona y el Gobierno, con las autoridades militares, con otras Diputaciones (1836 - 1840), así como las elecciones a Cortes en 1834, 1836, 1837 y 1839.

Algunos ejemplos de la participación de las Diputaciones provinciales en Juntas y Comisiones es el objetivo del quinto de los capítulos. Se examinan la Junta de adquisición y conservación de alhajas, las Juntas diocesanas (las Juntas diocesanas de regulares, la Junta de enajenación de conventos suprimidos, los censos de los bienes enajenados), la Comisión artística (patrimonio artístico y cultural), la Comisión de Fincas para la amortización de deuda pública, las Juntas de colaboración con el ejército (mantenimiento de la guerra, la Junta Superior de Administración y de revisión de cuentas del Principado), la Junta Central administrativa de Cataluña (objetivos, composición y organización interna) y su relación con la Diputación provincial de Tarragona (procedimiento de elección de los representantes y renuncia de los mismos, sección de contabilidad, sistema de anticipación de fondos, actuación de la sección de contabilidad), así como la participación de las Diputaciones catalanas en la Junta y su etapa final.

Concluye el trabajo con un sexto y extenso capítulo relativo a la Guerra, Movilización y Diputaciones provinciales. En primer término, se exponen las competencias militares de las Diputaciones provinciales, concretando con el caso de Tarragona, la cual "dedicó gran atención y esfuerzos a la guerra" que el autor clasifica, en líneas generales, en los siguientes apartados: arbitrios y contribuciones y suministros (en 1836, en 1837 y en 1838); quintas: reparto de cupos y alistamiento de soldados (peticiones de exención _reclamaciones de los Ayuntamientos y de los particulares_); fortificación de pueblos, desarrollo de la guerra (evolución en 1836, soluciones de las Diputaciones provinciales, Comisión de Armamento y defensa de la provincia _1836 - 1837_, evolución en 1837, acciones de represalia y evolución en 1838); milicia nacional: organización interna, financiación y movilización, solicitudes de exenciones (de alistamiento o servicio, del pago de cuotas o del reparto); conflictos con las autoridades militares e indemnizaciones de guerra por ataques de los rebeldes: castigo de los facciosos y actuación de la Diputación provincial (indemnizaciones por daños a bienes y a causa del pago de rescates, pensiones, multas y castigos a los desafectos y a los huidos).

Para finalizar. A. Jordà nos ofrece un séptimo capítulo donde recoge, en un total de dieciséis conclusiones, los aspectos más destacados y principales aportaciones de su trabajo de investigación, siguiendo, de este modo, como dijimos, la estructura de su tesis doctoral.

Solo nos queda felicitar al autor por su acabada obra y por la aportación que ésta supone para la comunidad científica y, en concreto, para las áreas de conocimiento de Historia Contemporánea, Historia del Derecho y de las Instituciones y Derecho Administrativo.

 

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons