SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número26Orlandis, José: Historia de las instituciones de la Iglesia católica. Cuestiones fundamentalesOrtuño Pérez, María Eugenia: La institución de heredero en el derecho sucesorio de Cataluña y sus antecedentes romanos índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

Compartilhar


Revista de estudios histórico-jurídicos

versão impressa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.26 Valparaíso  2004

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552004002600050 

Estudios Histórico-Jurídicos 26, 675-676

BIBLIOGRAFIA

Orosz, Ladislao, S. J., Tratado sobre la Bula de Cruzada, 1734. Edición de Estela M. Astrada y Julieta M. Consigli (Córdoba, 2002), 205 págs.

 

C. Salinas


 

El 14 de abril de 1729 desembarcaba en Buenos Aires un grupo de jesuitas elegido para pasar a la Provincia jesuítica de Paraguay, entre los que venía el padre Ladislao Orosz. Había nacido en Hungría en 1697, en la ciudad de Csicser, y había ingresado en la Compañía de Jesús en febrero de 1716, en la que, desde sus años de estudiante, había empezado a solicitar en forma insistente pasar a América a misionar entre los indígenas. Su llegada a Buenos Aires significó el cumplimiento de su deseo de pasar a las Indias Occidentales, pero no significó el cumplimiento de su segundo deseo de misionar entre los indígenas, pues fue destinado a Córdoba donde le encargaron la enseñanza de la Física y, tres años más tarde, de la Filosofía. A partir de ese momento y "por su mucha virtud, juicio y especial habilidad para las cátedras" como decía de él la Consulta de Provincia de 1732, empezaría a desarrollar tareas vinculadas con los centros educativos que la Compañía de Jesús tenía en Córdoba y en Buenos Aires. Su deseo de misionar directamente entre los indígenas nunca se haría realidad.

Producto de su trabajo intelectual es este Tratado que ahora se pone a disposición de los estudiosos. Son las lecciones dictadas por él en Córdoba entre el 12 de marzo y el 15 de noviembre de 1734, en su curso de Teología Moral, y que fueron copiadas por Luis del Valle, al parecer un novicio de la misma Compañía. Como lo explica la profesora Ana María Martínez de Sánchez en la introducción de esta edición, en los siglos XVII y XVIII, en las cátedras, los lectores carecían de textos hechos con anterioridad, por lo que los cursantes se veían en la necesidad de copiar diariamente las lecciones de sus maestros, configurándose, de esta manera, las materias filosóficas y teológicas que leían a sus alumnos.

El Tratado de Orosz, se encuentra en un manuscrito junto con otros tres, de los cuales se han publicado dos, ambos de contenido teológico; se encuentra en preparación un tercero, dedicado al Derecho canónico, en concreto los impedimentos matrimoniales; y ahora se presenta el cuarto, dedicado a la Bula de Cruzada. Se trata de un Tratado de Teología Moral, pero en el que, por la misma materia tratada en él, se incluyen las reglas de Derecho canónico referidas a dicha Bula, que no son pocas.

El Tratado, tal como fue concebido por el padre Orosz, está dividido en dos partes: en la primera se expone de manera general, en tres disputaciones, lo concerniente a la Bula de Cruzada de vivos; en la segunda parte debía explicarse, también en tres disputaciones, el poder del Comisario General de la Cruzada y, en una sola, las Bulas de Composición y de Muertos. La edición que comentamos se refiere sólo a la primera parte, esto es, la referida a las Bula de Cruzada de vivos. Las tres disputaciones en que se distribuye su contenido se refieren, respectivamente, a las condiciones requeridas de parte del que toma la Bula (dividida en cinco capítulos), los privilegios de la Cruzada (dividida en cinco capítulos) y las indulgencias de la Cruzada (integrada por un solo capítulo).

El discurso lógico desarrollado por el padre Orosz a lo largo de esta páginas sigue el método de la filosofía escolástica, argumentando con rigor y precisión, tratando de llegar a la verdad en medio de la variedad de interpretaciones de la época. No se limita, empero, sólo al tema de la Bula de Cruzada, pues, como ella roza materias teológicas y canónicas, son éstas ocasión para extenderse en ellas, lo que hace de este Tratado interesante no sólo a los que buscan información sobre la Bula, sino, en general, en materias canónicas.

La Bula de Cruzada en Indias ha sido un tema al que hasta ahora no se había dedicado mucha atención, con la reciente excepción de José Antonio Benito que le ha dedicado una completa monografía editada en Madrid a la que me he referido en otro volumen de esta misma revista. La publicación, ahora, de este Tratado, pone a disposición de los investigadores un material importante para seguir adelante en las investigaciones que el sugerente libro de Benito propone, material particularmente interesante cuanto que se trata de la visión que desde América se tiene de la Bula.

La edición que se nos ofrece recoge el texto original latino, acompañado de la traducción castellana. Se trata de un acierto de los editores, toda vez que el escaso conocimiento del latín en tierras americanas constituye un impedimento notable para acceder a este tipo de literatura universitaria producida en una época en que la enseñanza de la Teología y del Derecho, tanto civil como canónico, se hacía en dicha lengua. La edición de la misma, sin embargo, se ha hecho sin aplicar las normas de edición que suelen utilizarse para este tipo de trabajos. Se echa de menos, por ejemplo, el desarrollo de las fuentes citadas en el Tratado, las que, si bien no son escasas, cerca de 160 nombres, fueron cotejadas con éxito por las editoras las que, como se indica en la introducción, lograron identificar casi en su totalidad en la misma biblioteca jesuítica de la Universidad de Córdoba, lo que les sugiere su directa utilización por parte de Orosz. Si el trabajo está hecho sería muy útil su publicación para complementar esta edición, si bien mejor habría sido haberlo hecho al tiempo de la misma.

Si la publicación de fuentes es siempre bienvenida, el presente libro debe ser especialmente valorado, pues, aunque presenta defectos formales de edición, constituye un aporte importante para el conocimiento de una institución que tan preterida ha estado en el quehacer intelectual de quienes estudian las instituciones jurídicas indianas.

 

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons