SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número26Puy Muñoz, Francisco (coord.): Los derechos en el constitucionalismo histórico españolRevista Chilena de Historia del Derecho 18 (1999-2000). índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista de estudios histórico-jurídicos

versión impresa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.26 Valparaíso  2004

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552004002600057 

Estudios Histórico-Jurídicos 26, 692-694

BIBLIOGRAFIA

Ramos Vázquez, Isabel, Memoria del Castillo de Baños de la Encina (s. XIII - XVII) (Jaén, Universidad de Jaén, 2003), 331 págs.

 

Emilio Lecuona


 

Trata el presente libro, con un estilo narrativo muy cuidado y personal, casi cinco siglos de una de las más emblemáticas fortalezas del sur de España, la de Baños de la Encina, en la provincia de Jaén; concretamente desde el año 1212, cuando fue arrebatada definitivamente a los musulmanes por parte de las tropas cristianas, hasta 1626, momento en que logró, junto a la población que le rodeaba, adquirir el título de villa e independizarse de la jurisdicción de la vecina ciudad de Baeza.

Lejos está, sin embargo, de la intención de su autora, discípula del catedrático de Historia del Derecho y de las Instituciones Juan Sainz Guerra, realizar sin más una historia local sobre los acontecimientos sucedidos en ella a lo largo de tan amplio periodo de tiempo. No porque se omita del texto la reconstrucción minuciosa de acontecimientos y personajes, que se lleva a cabo a través de un laborioso trabajo de archivo y documentación con notable maestría (algo especialmente destacable cuando conocemos las abundantes carencias documentales a las que se enfrentaba el trabajo), sino porque desde la esfera de lo local, de lo particular, de lo acontecido en un lugar aislado del reino (ese castillo declarado hoy monumento nacional pero que durante el intervalo estudiado por la autora careció incluso de autonomía municipal), busca Ramos Vázquez, como ya hiciera en su extraordinaria tesis doctoral sobre el Concejo de Jaén (recensionada hace muy poco tiempo en las páginas de esta misma revista) conectar con problemáticas históricas más generales, completando, desde la perspectiva de lo "microscópico" el inmenso y complejo escenario de las instituciones locales medievales y modernas.

Asunción pues de un método microhistórico que, aplicado al ámbito histórico-jurídico, en el que obviamente se mueve mejor su autora, la convierten en una de las pocas defensoras de este interesante método en nuestro país y a esta obra en un intento valiente de innovación; puesto que aunque alguno de nuestros más prestigiosos historiadores del derecho han optado en cierto sentido (si bien no de forma expresa) por esta vía muy recientemente, y me refiero en concreto al magnífico libro de José Antonio Escudero Felipe II: el Rey en el despacho, no deja de ser aún una mal entendida orientación metodológica, a pesar de que puede estar llamada a revolucionar nuestra tradicional concepción de la historiografía jurídica. Pese a que deba decirse, como pequeña crítica a la autora, que dicha opción microhistórica aparece en su obra asumida más como anhelo que como realidad efectiva, más como meta ideal que como objetivo realmente alcanzado, pues aunque muchas de las ideas de aquella metodología (defendida entre otros por Ginzburg) se hallan presentes en las páginas de esta Memoria (como pueden ser el gusto por la narración o la sugerencia, la consulta intensiva de los archivos y el aprecio de toda aportación documental aunque parezca a priori de poca importancia) le ha faltado a su autora el suficiente arrojo como para lanzarse a la vida jurídica pasada como si "fuera realmente la vivida" y sobre todo para romper con una estructura de la narración excesivamente clásica, dividida en tres grandes partes a veces reiterativas, que frenan su dinámica literaria a favor de una más tradicional forma expositiva.

Trata la primera de las partes en que se divide la obra sobre la conquista del castillo por parte de los cristianos y su más antigua organización. Para ello Ramos Vázquez apunta algunos datos de interés sobre el mismo: su construcción en el año de 968 por los musulmanes a instancias de al-Hakam II (con un fin más ofensivo que defensivo), su espléndida situación estratégica y los primeros intentos de conquista del mismo por parte de los cristianos. Para luego pasar a narrar, con enorme habilidad, pulso y comprensión de la mentalidad medieval (recurso típico del microhistoriador), la conquista definitiva en 1212, bajo el mando de Alfonso VIII y su posterior inclusión en el término jurisdiccional del Concejo de Baeza, erigido en aquellos difíciles tiempos de la Reconquista como la primera capital

Bibliografía

civil y eclesiástica de la Andalucía cristiana. Importante acontecimiento que, aparte de provocar un interesantísimo aunque breve pleito jurisdiccional entre el arzobispo de Toledo y el recién establecido obispo de Baeza, desarrollado por la autora en lo posible, sirve a ésta para señalar otro tema también de relieve: el del otorgamiento por parte de este Concejo (regido por el fuero de Cuenca) a los vecinos de Baños de un término de uso privativo confirmado por el rey. Término que dio lugar a su vez a una serie de problemas y pleitos entre ambas instancias cuando poco más tarde la propia Baeza tratara de reducirlo.

Presentado de este modo el término del Castillo y su dependencia jurisdiccional de Baeza, pasa entonces Ramos Vázquez en la segunda parte de la Memoria a profundizar en otros aspectos de relieve en materia social, política, militar y a veces jurídica del mismo, como la propia descripción nuevamente del castillo como bastión del ejército o el régimen de "tenencia" del castillo (una de las partes más interesantes desde la perspectiva de la historia del derecho de toda la obra) donde estudia con detalle las funciones y formas de acceso al cargo del "alcaide" de la tenencia (su delegado real), las formas en que este puesto trató de ser monopolizado por las oligarquías del concejo de Baeza y la situación de gran autonomía, no sólo militar sino que también político-administrativa, que gozó frente a Baeza hasta la aparición y consolidación de los Corregidores a partir del siglo XV. Cuestiones todas ellas relevantes y complejas que la autora sabe hilvanar con otros temas "menudos" de la vida diaria del castillo, como el tipo de armas o la situación jurídica (en determinados aspectos privilegiada) de sus pobladores.

Pero sin duda si hay una parte rica para el historiador del derecho y donde también el buen hacer de la autora se hace más evidente es en el tercero y último apartado del libro, donde retomando de nuevo la cuestión de la dependencia jurisdiccional del castillo frente a Baeza, Ramos Vázquez disecciona con enorme precisión la difícil maraña de ámbitos competenciales más o menos cercenados que dicha dependencia implicaba, pues siendo el castillo en cierta medida autónomo desde el punto de vista de la organización militar, otras muchas de sus realidades se subordinaban completamente a Baeza, tanto de tipo político-administrativo (todos los oficios públicos de Baños tenían que pasar por el tamiz del Concejo) como desde el punto de vista jurisdiccional, deteniéndose la autora a analizar particularmente la compleja administración de justicia en la Edad Moderna .

Sin embargo, no se limita sólo Ramos Vázquez a estos difíciles temas en la última parte del libro. Por el contrario, haciendo gala de un enorme espíritu de síntesis, desarrolla también en ella las trazas de la hacienda concejil, así como los diversos esfuerzos del Castillo por independizarse de Baeza (algo que costó mucho por ser Baños fuente de riqueza y sobre todo símbolo de poder), no resultando un demérito el que la autora no pudiera hallar el título jurídico de la emancipación definitiva de Baños, pues pese a esta carencia ha logrado profundizar en ella haciendo alarde de gran capacidad científica. Capacidad científica que vuelve a destacarse cuando trata con más detalle en las últimas páginas del estudio la exacta organización civil del lugar de Baños y los distintos oficiales que la integraban (alcaldes ordinarios y alcaldes de hermandad, alguaciles, cuadrilleros y familiares del Santo Oficio, personeros y escribanos del Concejo), pues aunque sin duda ésta es una labor relativamente sencilla para la autora (absoluta especialista en la administración local medieval y moderna) ofrece muchísima luz al lector sobre una situación microhistórica que de inmediato tiende a aplicar a otros lugares, cumpliendo sin duda de este modo el fin buscado por la autora de vincular lo particular con lo general, lo real con lo teórico.

Concluye así una obra interesante y de muy recomendable lectura para todo historiador general y en especial del Derecho, una obra de la que ya para concluir, creo que deben destacarse unos últimos aspectos: por una parte su amplio apéndice documental (17 textos que demuestran no sólo el trabajo de archivo de la autora sino muy especialmente su habilidad paleográfica), la inclusión en el mismo de una serie de fotografías sobre Baños que facilitan al lector introducirse aún más en lo narrado y la presencia de un inspirado

REHJ. XXVI (2004)

align="right">Bibliografía

prólogo realizado por Emma Montanos Ferrín que sirve no sólo para presentar, sino también para revalorizar todavía más una obra que tiene en la perspicaz mirada de su investigadora su principal atractivo.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons