SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número26Fernando Campos Harriet (1910 - 2003)Bicentenario del Código Civil Francés (1804) índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

Compartilhar


Revista de estudios histórico-jurídicos

versão impressa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.26 Valparaíso  2004

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552004002600071 

Estudios Histórico-Jurídicos 26, 739-740

NOTICIAS

Manuel Salvat Monguillot (1913 - 2004)

 

Antonio Dougnac Rodríguez


 

El 14 de mayo de 2004 falleció en Santiago de Chile el historiador del Derecho Manuel Salvat Monguillot. De vida austera, casi podría decirse que un estoico frente a los bienes materiales, fue un gran vividor de los placeres espirituales como la Literatura (de la que era un experto connaisseur), la Música (amaba en particular la de Mahler), la Bibliofilia (como dice el refrán popular, "quien lo hereda no lo hurta") y la Historia. En lo que a ésta respecta, llegó a ser uno de los más grandes historiadores americanos del Derecho y figura culminante, junto a Alamiro de Avila y Aníbal Bascuñán, de la que se ha dado en llamar Escuela Chilena de Historiadores del Derecho.

Su memoria de prueba para obtener el grado de licenciado en ciencias jurídicas y sociales _Notas para el estudio de la cultura política española (desde la dominación romana hasta el siglo XVIII) (1941)_, versó sobre la cultura política española y constituye una de las piezas imperecederas escritas en idioma castellano sobre el tema. Muestra en ella una erudición que no hizo otra cosa que incrementar en el transcurso de su larga vida. Es imposible referir en este momento su copiosa producción historiográfica, particularmente, en el campo de la Historia del Derecho. Baste decir que no hubo momento de nuestro desarrollo institucional que no fuera abordado por su elegante pluma: lo indiano, lo patrio, los acontecimientos de los siglos XIX y XX, cayeron bajo el escalpelo de su examen. Entre las más conocidas pueden citarse El régimen de encomiendas y los primeros tiempos de la conquista (1964). Las funciones de gobierno de la Audiencia en el Reino de Chile (1973). Estudios de derecho histórico (1975). Breve historia del estudio del derecho (2001), amén de numerosas publicaciones en la Revista Chilena de Historia y Geografía, Revista Chilena de Historia del Derecho del Departamento de Historia y Filosofía del Derecho de la Universidad de Chile, Boletín de la Academia Chilena de la Historia y Revista de Estudios Histórico-Jurídicos.

Formado en el Colegio San Agustín de Santiago, continuó luego sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, donde cultivaría una sólida amistad con otro personaje extraordinario, Alamiro de Avila. Inseparables compañeros, se daban ánimo el uno al otro para estudiar los temas más variados de nuestra historia. Marcó a nuestro homenajeado su pertenencia al Seminario de Historia y Filosofía del Derecho, del que fue subdirector, así como lo fue de la entidad que le sucedió, el Departamento de Ciencias del Derecho de esa Facultad. En esas salas espaciosas y atestadas de libros, se paseaba don Manuel con su infaltable pipa soltando aquí y allá algún chascarro de acerada ironía.

El humor ácido de Salvat fue una de sus principales características. Nada, ni él mismo, escapaba a su sonrisa. El, que podría haber destruido a otros con su palabra irónica, tuvo siempre un enorme cuidado en no herir a nadie. Sí, Manuel Salvat era un hombre extraordinariamente bondadoso y generoso con sus conocimientos. Fue profesor querido y respetado por sus alumnos en la Universidad de Chile y, posteriormente, en la Diego Portales.

La acrisolada valía de don Manuel lo llevó a la Academia Chilena de la Historia, donde, recibido por su amigo de siempre, Alamiro de Avila, le sucedió en el cargo de censor _el segundo en importancia en esa entidad-, que desempeñó hasta el final de sus días.

Fue miembro fundador del Instituto Internacional de Historia del Derecho Indiano y participó en cantidad de Congresos, en que destacó por su sapiencia. Igualmente, fue fundador de la Sociedad Chilena de Historia del Derecho y Derecho Romano. Ésta, con ocasión de su VIII Congreso, le rindió sentido homenaje junto a otro gran amigo suyo, Fernando Campos Harriet.

Aunque con su deceso pierde la Escuela Chilena de Historiadores del Derecho a uno de sus miembros más egregios, su producción científica, de curiosidad insaciable, servirá de acicate a las nuevas generaciones para continuar en la senda por él trazada.

 

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons