SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número28Escudero, José Antonio, Estudios sobre la Inquisición (Madrid, Marcial Pons Historia - Colegio Universitario de Segovia, 2005), 438 págs.Fernández de Buján, Antonio (dir.), Derecho administrativo histórico, 16 y 17 de junio de 2005 (Santiago de Compostela, 2005), 392 págs. índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista de estudios histórico-jurídicos

versión impresa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.28 Valparaíso  2006

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552006000100033 

 

Revista de Estudios Histórico–Jurídicos 2006, XXVIII, 681 – 682

RECENSIONES Y RESEÑAS

 

Félix Ballesta, María Ángeles, Relaciones Iglesia-Estado en la España de 1919 a 1923, según el Archivo Secreto Vaticano (Edit. Dykinson, Madrid, 2005), 601 págs.





Fue el Ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes de uno de los Gobiernos de la Segunda República española, Fernando de los Ríos Urruti (1879-1949, catedrático de Derecho Político en Granada y de Estudios Superiores de Ciencia Política y Derecho Político en Madrid, militante del PSOE y grado 3º de la masonería bajo el nombre simbólico de Tugan), quien, el 17 de noviembre de 1932, a la pregunta maliciosa del diputado Altabas sobre "el interés católico que aún existe en las Universidades españolas por la supervivencia en el segundo curso de leyes del Derecho canónico" y a "que no había derecho a que se estudiase en Derecho el Derecho Canónico, que no es Derecho, ni canónico, ni interesa a la República laica", respondió: "Yo no acierto a comprender cómo un jurista se puede formar hoy sin unos estudios de Derecho Romano y de Derecho Canónico" (Diario de Sesiones de las Cortes Constituyentes de la República Española, tomo XVI, Nº 260, 17.XI.1932, pp. 9554-9555). El libro que nos ocupa es de Derecho Canónico, pero no en sentido estricto, ya que pertenece más al ámbito de la Historia de las relaciones internacionales o al de la asignatura italiana Historia y sistemas de relaciones entre la Iglesia y el Estado, que se encuadra dentro del sector científico-disciplinar que lleva las siglas Ius/11 y que ostenta la denominación Derecho canónico y Derecho eclesiástico. Está escrito por una profesora titular del área de conocimiento de Derecho Eclesiástico del Estado de la Universidad Pompeu Fabra de Cataluña, que en tiempos había sido docente de Derecho canónico en la Universidad de Barcelona. Prologa el libro su antigua compañera de Departamento de la Central de Barcelona y actual catedrática de Derecho Eclesiástico del Estado en la Universidad de Valencia María Luisa Jordán Villacampa.

La autora conoce bien el Archivo Secreto Vaticano que ha visitado en otras ocasiones, como ella misma se ocupa de indicar (p. 16). Aquí reproduce y comenta toda una documentación de gran valor referente al quinquenio que transcurre entre 1919 y 1923. La documentación aportada y los comentarios que van surgiendo al hilo de la misma son interesantes, útiles e incluso divertidos. Se refiere a la correspondencia entre el Secretario de Estado de la Santa Sede, el Cardenal Pietro Gasparri (1852-1934) y los nuncios en España Francesco Ragonesi y Federico Tedeschini (1875-1959). Este último estuvo al frente de la nunciatura durante un larguísimo periodo, desde 1921 a 1935. Lo aquí recogido sirve para conocer mejor el episcopado de la época y para tener noticia del sentido marcadamente catalanista que entonces como ahora se respiraba en el Monasterio de Nuestra Señora de Montserrat, la situación que había en Vizcaya dependiente de la diócesis de Vitoria, el incremento de la dotación del presupuesto de culto y clero, el sindicalismo cristiano, la Mancomunidad de Cataluña, las huelgas, las crisis gubernamentales, las elecciones generales, el número de cardenales españoles (bastante escaso si se comparaba con el de Italia), etc

Hay afirmaciones recogidas de la documentación que resultan sorprendentes en nuestros días, pero que son explicativas de una situación real de la época como el manifiesto del 6 de enero de 1919, firmado por varios reputados catalanistas de la Liga Espiritual de Nuestra Señora de Montserrat en el que se afirma que "si Cataluña será más catalana cuanto más cristiana sea, también nosotros seremos más cristianos cuanto más viva y sincera sea nuestra catalanidad" (p. 123). Al mismo tiempo se reitera que "no admitiremos la tutela anticatalana de ningún legado de la Iglesia unitarista española". Se vuelve, por otro lado, a resucitar el debate sobre la primacía de Toledo o Tarragona. Hay afirmaciones fuertes, como las de Joan Llimona, Josep Maria Marqués y Jordi Olivar i Daydí el 13 de junio de 1919, en las que leemos "que establecer incompatibilidades entre los principios nacionalistas y el Dogma Católico es preparar para Cataluña una autonomía anticlerical y atea, y que el deseo nuestro y continua aspiración es trabajar para conseguir para Cataluña una autonomía fiel a la Santa Madre Iglesia, sumisa al Pontificado Romano, defensora de la Fe, de modo que siendo España el Estado más católico del mundo, sea Cataluña la nacionalidad más católica" (p. 192).

Produce regocijo e hilaridad cuando María Ángeles Félix se refiere a la denominada Cruzada de la Modestia cristiana que se proponía como objetivo inmediato: "hoy mismo, poned manos a la obra decididamente, alargad el traje interior y exterior de vuestras hijas, cubridlas de pecho a rodillas conforme a la ley" (p. 241).

A partir de la pág. 249 se recoge el Apéndice que cubre la documentación glosada en el libro y agrupada por años, la mayor parte de ella en italiano y castellano, aunque no falten documentos en catalán y latín. El libro será una pieza indispensable para los estudiosos que se acerquen a los años precedentes a la proclamación de la Dictadura de Primo de Rivera.

Un libro más de María Ángeles Félix Ballesta enriquece el panorama jurídico español. Es bueno echar una mirada hacia atrás y contemplar aquella magnífica obra que recogía el contenido de su tesis doctoral defendida en la Universidad de Barcelona sobre la Regulación del divorcio en el derecho francés, como también puede ser útil detenerse en sus colaboraciones en los homenajes a Xavier Hervada Xiberta o a Mariano López Alarcón, e igualmente en sus artículos sobre el centenario de la ley francesa de separación del Estado y las Iglesias de 1905, la regulación del matrimonio en Bélgica o la Historia de las relaciones Iglesia-Estado en Colombia. La Dra. Félix Ballesta es uno de esos escasos ejemplares que todavía quedan en la geografía española que sigue siendo obispo (entiéndase el simil, ya que no puede serlo por su condición femenina), es decir profesor titular, cuando tiene más sobrados méritos que otros que han llegado a cardenales fruto de los continuos trapicheos y tejemanejes de las escuelas de Derecho Canónico y de Derecho Eclesiástico del Estado que ensombrecen el panorama premiando a los fideles, sed non sapientes, porque nunca asinus in scamno se vult similare magistro.

 

Manuel J. Peláez

Universidad de Málaga
España

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons