SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número28Lequette, Yves - Leveneur, Laurent (sous la direction de [...]), 1804-2004. Le Code civil. Un passé, un présent, un avenir (Université Paris II Panthéon-Assas, Dalloz, Paris 2004), xii + 1059 págsLorenzo Schiaffino, Santiago (introducción y recopilación), Fuentes para la historia urbana del reino de Chile, 2: Régimen legal de la fundación de ciudades en Chile durante el siglo XVIII (Serie de Estudios y Documentos para la Historia de las Ciudades del Reino de Chile que publica la Academia Chilena de la Historia 3, Santiago, 2004), 335 págs índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista de estudios histórico-jurídicos

versión impresa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.28 Valparaíso  2006

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552006000100041 

 

Revista de Estudios Histórico–Jurídicos 2006, XXVIII, 720 – 722

RECENSIONES Y RESEÑAS

 

Libro de visitas de Santo Toribio de Mogrovejo (1593-1605). Introducción, transcripción y notas de José Antonio Benito (IV Centenario de Santo Toribio de Mogrovejo, Pontificia Universidad Católica del Perú, Fondo Editorial, Lima, 2006), 458 pág.


Santo Toribio de Mogrovejo fue el segundo arzobispo de Lima y tuvo a su cargo la tarea de implementar para su provincia eclesiástica –que abarcaba de Nicaragua hasta el sur de Chile– la legislación canónica emanada del Concilio de Trento, tarea que asumió convocando concilios y sínodos. Entre los primeros, el Tercer Concilio Limense cuyas normas estuvieron vigentes hasta muy entrado el siglo XIX. Pero, además, lo hizo visitando su arzobispado, que por entonces abarcaba la casi totalidad del actual Perú. De hecho, las visitas canónicas constituían una de las fuentes del derecho canónico indiano criollo, junto con las normas que emanaban de concilios y sínodos. Toribio de Mogrovejo, así, se constituyó en uno de los grandes legisladores del derecho canónico particular emanado en la América indiana.

Como lo pone de relieve el editor, santo Toribio de Mogrovejo fue un prelado viajero, deseoso de un contacto directo con sus fieles, especialmente los indios. Si bien era consciente de que sus salidas de la capital del virreinato podían ocasionar cierto abandono de la misma, nada le hizo desistir de su propósito de visitar hasta el último de los poblados. De hecho, el santo arzobispo habría dado la vuelta al mundo en mula o a pie, pues se calcula en unos cuarenta mil kilómetros los recorridos en sus diversas visitas a su extensa arquidiócesis.

La visita preliminar la hizo en 1581 al desembarcar en Paita, al norte de Lima, de donde se fue por tierra hasta tomar posesión de su sede. Al llegar a Lima, cumpliendo el encargo que le había hecho el rey, convocó al tercer concilio provincial para agosto de 1582, ocupando el tiempo que le quedaba para seguir conociendo su arzobispado, esta vez, hacia el sur, conociendo los Llanos de Nazca. Una vez terminado el tormentoso tercer concilio, inició su primera visita en 1584 que se prolongó hasta 1591. La segunda visita fue entre 1593 y 1598. Vuelto a Lima inicia la tercera en 1601 hasta 1604. La cuarta visita, de la que no habría de regresar a Lima, la inició el 12 de enero de 1606 y concluyó de hecho, con su muerte en Zaña, en la tarde del jueves santo de 1606, cuando tenía 67 años de edad.

El libro que reseñamos es la edición de un volumen manuscrito que lleva por título Libro de visitas del Sr. Arzobispo de 33 cm. x 23 cm., con 348 hojas de las cuales 98 están rota en las esquinas de su parte superior como consecuencia de la humedad, deterioro progresivo ha sido detenido, encontrándose en la actualidad el volumen debidamente custodiado en la caja fuerte del archivo del Cabildo de la catedral de Lima, además que de él se ha hecho una copia digitalizada. Describe las visitas efectuadas por Toribio de Mogrovejo entre los años 1593 y 1605.

Se trata de un libro de no fácil manejo, pues no es un diario en el que se describa el desarrollo de las visitas siguiendo una narración lineal de las mismas, sino que su redacción depende del criterio del escribano de turno sin que haya criterios claros. La información que en él se recoge es variada, aportando valiosos datos para un retrato del Perú de comienzos del siglo XVII; pero, como señala su editor, se trata de una "suerte de enciclopedia variopinta que sólo converge a la hora de aportar datos vinculados al prelado visitador". De allí que toda la riqueza informativa contenida en estas páginas requiera de un estudio crítico comparado con otras fuentes, acometido por un equipo interdisciplinario de especialistas en historia, paleografía, geografía, economía, lingüística, antropología, teología, medicina, etc.

Es la primera vez que se publica íntegramente este volumen que, hace algunos años -1920–, había sido publicado sólo en parte, transcripción que, empero, no está exenta de errores. La publicación del mismo, al celebrarse los 400 años de la muerte de santo Toribio de Mogrovejo, es un significado homenaje y una acertada decisión que pone al alcance de los estudiosos una cantidad importante de nuevos datos sobre el Perú virreinal, no sólo útiles para la historia eclesiástica sino también civil: censos de población, tipos de cultivos y ganados, condición y calidad de los doctrineros, comportamientos de los corregidores, trato recibido por los indios, situación y distancia de los caminos, condiciones meteorológicas, estado del proceso de evangelización, etc.

La transcripción se ha hecho vertiendo el contenido al castellano actual, desarrollándose las abreviaturas, con indicación de los cambios de folio, de las lagunas que ofrece el manuscrito debidas al deterioro y otras indicaciones todas las cuales son debidamente señaladas al lector. En espera de una edición crítica y debido a la complejidad y cambiante toponimia se ha procurado indicar algunos nombres geográficos actuales a pie de página. También, con la finalidad de ayudar al lector, algunos datos han sido enmarcados en recuadros si bien éstos no existen en el volumen original.

Como lo pone de relieve el editor, no se trata de una edición crítica, la que requiere de un trabajo coordinado de diversos especialistas. En espera de la misma es de agradecer al profesor Benito que nos ofrezca esta versión completa de un texto que es expresión de parte de los desvelos que un hombre que, en cumplimiento de la misión que se le había confiado, no escatimó esfuerzos para llevarla a feliz término.


Carlos Salinas Araneda

Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
Chile

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons