SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número28Maihold, Harald, Strafe für fremde Schuld? Die Systematisierung des Strafbegriffs in der spanischen Spätscholastik und Naturrechtslehre (Köln, Böhlau, 2005), 393 págsNormand, Sylvio, Le droit comme discipline universitaire. Une histoire de la Faculté de droit de la Université Laval (Les Presses de l’Université Laval, Québec, 2005), xviii + 265 págs índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista de estudios histórico-jurídicos

versión impresa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.28 Valparaíso  2006

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552006000100045 

 

Revista de Estudios Histórico–Jurídicos 2006, XXVIII, 728 – 731

RECENSIONES Y RESEÑAS

 

Millar Carvacho, René - Aránguiz Donoso, Horacio, Los franciscanos en Chile: una historia de 450 años (Academia Chilena de la Historia, Santiago, 2005), 348 págs.


La dimensión jurídica en la Iglesia católica es teológicamente intrínseca a la realidad eclesial, por lo que el derecho canónico no es un agregado accesorio a la vida de la Iglesia, sino que forma parte esencial a ella; una Iglesia católica sin derecho no sería Iglesia católica. Por ello una visión realista del derecho de la Iglesia permite y facilita una auténtica interdisciplinariedad entre la ciencia canónica y las otras ciencias sacras, interdisciplinariedad que, partiendo de aquella realidad común que es la vida misma de la Iglesia, facilita un diálogo verdaderamente eficiente. Aunque estudiada desde perspectivas distintas por las varias disciplinas científicas, la realidad eclesial permanece idéntica a sí misma y, como tal, permite un intercambio recíproco entre las ciencias sagradas útil a cada una de ellas. Estas ideas, vertidas por Juan Pablo II al celebrarse el año 2003 los primeros veinte años de vigencia del Código de Derecho Canónico, explican que un libro referido a la historia de los franciscanos en Chile sea recensionado en una revista dedicada a los estudios histórico-jurídicos: la dimensión jurídica, siendo intrínseca a la Iglesia, forma parte de su vida, por lo que a lo largo de las páginas de este libro, dedicado a la historia de una Orden religiosa, lo jurídico está permanentemente presente, implícita y explícitamente.

Con ocasión de haber cumplido la Orden de los franciscanos 450 años de presencia en Chile, la Academia Chilena de la Historia conjuntamente con la Orden franciscana y con el Instituto de Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile organizó un simposio internacional, que se celebró en octubre de 2003. El libro que comento recoge las comunicaciones presentadas en dicha oportunidad, dieciocho en total, que resumo brevemente según el orden en que ellas aparecen incluidas en él.

Las primeras once, de las dieciocho comunicaciones recogidas, se refieren a la historia de la Orden en el período indiano: Schwaller, John, Los inicios de la presencia franciscana en Chile como extensión del carácter misional de la Orden seráfica en América (pp. 11-19): las acciones y mentalidades de los franciscanos misioneros en Chile en el siglo XVI no fueron aisladas respecto de los demás miembros de la Orden situados en otros lugares del planeta; como miembros de una Orden universal que en todas sus partes reflejaban objetivos y aspiraciones comunes, la experiencia franciscana en Chile no fue diversa a la experimentada en otras fronteras americanas. Díaz Pinto, Amanda, o.f.s., Notas para la historia de la Orden seglar franciscana (V.O.T.) en Chile: siglos XVII a XIX (pp. 21-36): nada hay escrito sobre el particular, de manera que, a partir de fuentes directas, la A. ofrece información sobre aspectos diversos de la Orden seglar franciscana, antiguamente conocida como Venerable orden tercera: datos sobre personas y grupos, tanto masculinos como femeninos, hábito de los hermanos, vida espiritual, fallecimiento, elección del padre rector, bienes económicos, entre otros. Aliaga Rojas, Fernando, Aspectos pastorales comunes de los obispos franciscanos en Chile (siglos XVI y XVII) (pp. 37-48): según el A. los aspectos pastorales comunes que definen el aporte de los obispos franciscanos a la evangelización de Chile, durante los siglos XVI y XVII son: la organización eclesiástica sobre una base participativa; la formación del clero vinculada a la misión educadora de la evangelización; el acompañamiento pastoral como alma de la estructura eclesial; la denuncia de las injusticias sociales, a favor de una sociedad donde se respete la dignidad de la persona como base de una cultura de la paz. Millar Carvacho, René, Santidad popular – santidad no oficial. Un lego de la recoleta franciscana de Santiago en el siglo XVII (pp. 49-68): rasgos biográficos de fray Pedro Bardeci, una de las pocas personas que en Chile, habiendo tenido una vida virtuosa, trascendiera ésta de su entorno cercano. El A. centra su atención también en explicar los obstáculos para su beatificación y canonización, los que hay que encontrar no sólo en los factores que influyeron negativamente en la tramitación de la causa, sino también la política de la Santa Sede respecto a la santidad. Muñoz Correa, Juan Guillermo, El convento de San Antonio en la doctrina de Malloa: síndicos y benefactores, siglos XVII y XVIII (pp. 69-102): se estudian 22 capellanías que permiten observar que, en su ámbito, el convento jugó un doble papel económico, pues, además de extractor de dinero, por los réditos, también significó traspaso de capitales, jugando en algunos casos en el marco crediticio, al igual que los censos en que la Iglesia prestaba a interés. Al mismo tiempo, se observa que uno de los problemas más significativos que debió afrontar fue el de la cobranza de los réditos correspondientes a los censos de sus capellanías, sufriendo, en ocasiones, la indiferencia o la parcialidad de las autoridades locales.

Siempre en el período indiano, dos comunicaciones se refieren a la actuación de los franciscanos peruanos de Ocopa en Chillán y Chiloé: Heras, Julián, o.f.m., Acción pastoral de los franciscanos de Ocopa en Chiloé (pp. 103-112): la expulsión de los jesuitas del reino de Chile significó que las misiones situadas al sur de Chile se entregaran al cuidado del Colegio franciscano de San Ildefonso de Chillán, cuyos miembros, por las dificultades de llevar adelante el encargo, hicieron renuncia formal de él en 1771, el mismo año en que el rey ordenaba que los fieles de Chiloé se encargaban al Colegio franciscano de Santa Rosa de Ocopa, en Perú. El A. describe aspectos de la obra de algunos de estos misioneros, incluyendo una bibliografía. Sáiz Díez, Félix, o.f.m., Los misioneros franciscanos de Ocopa en Chillán y Chiloé (pp. 113-148): los franciscanos del Colegio Apostólico de Santa Rosa de Ocopa del Perú intervinieron muy directamente en la fundación del Colegio de Chillán y durante casi medio siglo trabajaron evangélicamente en el archipiélago de Chiloé, fundaron poblados, reconocieron y describieron los territorios que pertenecían a Chile, trazaron sus límites geográficos y los fijaron en sus mapas, retrataron las costumbres y usos de aquellas gentes a las que procuraron cristianizar e introducir en una forma de sociedad que entonces se consideraba la más estimable, todo lo cual se presenta en apretada síntesis, incluyendo una bibliografía final.

Las siguientes cuatro comunicaciones se sitúan todavía en el período indiano: Sánchez Gaete, Marcial, En las puertas del Cielo, clarisas capuchinas de Santiago de Chile: una fundación, 1727 (pp. 149-169): crónica de la fundación del primer monasterio de religiosas clarisas capuchinas en Chile, fundado en Santiago en 1727. Se describe la vida enclaustrada de las monjas al interior del monasterio, su pobreza y humildad y sus vivencias de fe. Pereira Contardo, Karin, Del Colegio al Seminario de Naturales: los franciscanos y la educación indígena en Chile, 1786-1811 (pp. 171-186): se estudia la educación indígena en manos franciscanas, especialmente durante los años que la Orden sostuvo el Colegio de Naturales; es un período de enriquecimiento en relación con los primeros años de existencia del mismo, debido a que los franciscanos aportaron su experiencia de vida con los indígenas adquirida a través de los trabajos misionales. Fue la última experiencia de educación indígena en Chile indiano y constituyó una prolongación de la vocación educativa propia de la Orden, presentada en una estrategia no confrontacional en una zona de constantes enfrentamientos. Barros, José Miguel, Interrogantes sobre dos franciscanos de Chile: Gregorio de León y Gregorio Farías (pp. 187-196): el primero de ellos habría compuesto un mapa de Chile dedicado al gobernador de Chile Luis Fernández de Córdova, del que nada se sabe mayormente; según el A. se trataría del mapa de Chile que aparece mencionado en el inventario que se levantó al fallecimiento del gobernador Cano y Aponte, pero se desconoce su actual paradero. El segundo, habría escrito una obra poética típicamente barroca, dedicada a Duns Scoto, llamada Scotida o Vida del Doctor Sutil Escoto, que quedó inconcluso por la temprana muerte del autor a los 38 años, en 1740, poema inédito del que el A. de esta comunicación ha encontrado otra versión casi idéntica, atribuida al peruano Juan Antonio Tristán del Pozo quien residía en Santiago cuando falleció Farías. Enríquez Agrazar, Lucrecia, Regulares en la iglesia secular: presencia franciscana en curatos y doctrinas del obispado de Santiago de Chile, 1760-1810 (pp. 197-215): la afluencia de numerosos regulares a Indias hizo que buena parte de las doctrinas quedaran en sus manos, a pesar de que sus constituciones no lo permitían; el proceso de secularización, o sea, la entrega de las mismas al clero secular, se inicio pronto y se acentuó con el Concilio de Trento. Pero, si bien las doctrinas y curatos empezaron a quedar en manos de miembros del clero secular, lo extenso de las mismas hizo que aparecieran las viceparroquias a cargo de tenientes curas, para llenar las cuales los obispos acudieron mayoritariamente a miembros del clero regular. Los libros parroquiales del obispado de Santiago muestran a partir de 1760 una convivencia en las parroquias de frailes y curas en la administración de los sacramentos, efecto no deseado por la Corona en la aplicación de su política de reemplazo de seculares por regulares.

Las siguientes seis comunicaciones se ocupan de temas franciscanos en el siglo XIX chileno: Castillo Navasal, María José, Fray José Ciré Segura, o.f.m.: un misionero en Arauco, 1837-1851 (pp. 217-231): antecedentes biográficos de este misionero llegado a Chile en 1837 y destinado al Colegio de Chillán, obtenidos a partir de un libro manuscrito por él mismo a lo largo de los años. En 1851 se desligó de la misión y se puso a las órdenes del obispo que le designó, primero, cura y vicario de Coltauco y, después, párroco de Curicó. Iturriaga, Rigoberto, o.f.m., Fray Zenón Badía Alsina (1787-1849c) (pp. 233-266): datos biográficos de este misionero, nacido en Argentina que, incorporado al Colegio de Misioneros Apostólicos de Chillán, terminó de colector de misioneros en Italia, con cuyo empeño pudo abrirse el Colegio de Chillán y uno nuevo en Castro. Al igual que anterior, pasó sus últimos años separado de la Orden, sometido al obispo diocesano de Chiloé. Se incluyen catorce documentos referidos a él obtenidos del archivo de la Orden en Chile. Etcheverry Carrasco, Hna. Paulina; Espinoza Cuitiño, Ingrid, Presencia de las hermanas franciscanas misioneras de la Inmaculada Concepción en la educación indígena: colegios Santa Ana de Angol y Nuestra Señora de Guadalupe de Cholchol, 1889-2003 (pp. 267-282): el primero de estos colegios es uno de los pioneros en la educación de la mujer indígena en la región de la Araucanía del que, a partir de la experiencia positiva de esta labor educativa, se fundaron otros tres colegios en la misma región; se hace una breve reseña histórica, se analizan los problemas que surgieron durante su desarrollo y se describen los valores emergentes que allí se vivieron. El segundo se fundó en circunstancias difíciles y, aunque fue cerrado dos veces, la necesidad impuso que se volviera a abrir; se describe el contexto histórico, el inicio y las dificultades de la fundación, las labores de las hermanas en el colegio, los motivos del primer y segundo cierre del establecimiento y la tercera apertura que subsiste hasta hoy. Martínez Baeza, Sergio, Testigos y testimonios en la causa de beatificación de fray Andrés Filomeno García Acosta (pp. 283-298): datos obtenidos de la biografía de Fray Andrés publicada en 1898 por fray Francisco Julio Uteau, referidos a diversos sujetos vinculados a su vida, a la exhumación de sus restos y al proceso informativo para su beatificación. Duhart, Carmen Gloria, Antecedentes sobre la religiosidad chilena en el siglo XIX: el caso de la Orden tercera franciscana (pp. 299-316): una visión sintética del origen de esta orden seglar, inspirada y siguiendo los principios y tutela espiritual de la Orden franciscana, su funcionamiento en Chile, actividades que desarrollaban sus miembros, fines que tenían, obligaciones que se les imponían y algunas devociones que practicaban. Barrios Valdés, Marciano, Un aporte italiano a la Iglesia chilena en el siglo XIX (pp. 317-334): datos biográficos de misioneros franciscanos italianos llegados a Chile desde 1837. Según el A. todos ellos prestaron grandes servicios a la causa nacional; unos fueron arquitectos, otros médicos, algunos músicos y poetas, no faltaron los cronistas e historiadores, muchos ocuparon cargos de autoridad en la Orden y todos se entregaron a elevar el nivel cultural y espiritual de Chile, dando ejemplo de entrega generosa a favor del prójimo desvalido o marginado de la sociedad. De algunos se conocen sus obras, de muchos se ignoran porque se dedicaron a servir como humildes y fieles seguidores de su fundador.

La última de las comunicaciones publicadas se sitúa en los inicios del siglo XX: Rovegno Suárez, Juan Ramón, o.f.m., Los franciscanos y las obras de beneficencia en los inicios del siglo XX chileno (pp. 335-346): el A. da cuenta del inicio de una investigación referida a las obras de beneficencia de los franciscanos a principios del siglo pasado, en las que se advierte la influencia de la encíclica Rerum novarum de León XIII; se pasa revista al Patronato de San Antonio y a la beneficencia del día a día. La obra del Patronato de San Antonio ha pasado desapercibida para los historiadores, pero gracias a él cientos de jóvenes pobres se contactaron con jóvenes pudientes sin darse cuenta del proceso evangelizador que se produjo, con influjos, incluso, en el mismo Alberto Hurtado.

Si tenemos en cuenta que la Orden franciscana careció en Chile indiano de una crónica como la de otras órdenes religiosas y el hecho que, originado en parte por lo anterior, sólo desde hace tres años se cuenta con una historia general de los franciscanos en Chile que, por su misma generalidad, desarrolla poco algunos temas y otros sólo los insinúa, es posible advertir la importancia de este libro que ofrece al lector interesado abundancia de información sobre aspectos de la historia franciscana desarrollada en Chile a lo largo de estos 450 años. Se trata, pues, de un libro que ha de servir, además, a difundir la historia franciscana en Chile, historia que pocos conocen y a la que ahora, a través de esta páginas podrán acercarse con provecho.


Carlos Salinas Araneda

Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
Chile

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons