SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número29GALÁN LORDA, Mercedes - ZUBIRI JAURRIETA, Amparo, Los términos faceros de la merindad de Pamplona. Estudio histórico-jurídico: (Gobierno de Navarra, Instituto Navarro de Administración Pública, Pamplona, 2005), 345 págsGIUNTI, Patrizia, Consors vitae, matrimonio e ripudio in Roma antica: (Milano, Giuffré, 2004), 501 págs índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Revista de estudios histórico-jurídicos

versão impressa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.29 Valparaíso  2007

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552007000100026 

 

Revista de Estudios Histórico-Jurídicos XXIX, 2007, pp. 558-560

RECENSIONES Y RESEÑAS

 

GARCÍA GARRIDO, Manuel Jesús, Miscelánea romanística (Fernández de Buján, Federico - Reinoso, Fernando [coordinadores], Madrid, Universidad Nacional de Educación a Edistancia Ediciones, 2006), dos volúmenes, 881 págs.        [ Links ]

 

Patricio Lazo
Universidad de Antofagasta, Chile.


Esta obra ofrece la reunión de la producción científica publicada hasta la fecha de uno de los más prestigiosos romanistas hispánicos. La compilación de todos sus escritos obedece a una iniciativa de sus discípulos Federico Fernández de Buján, su sucesor en la Cátedra de Derecho Romano de la UNED —Casa de estudios de la que García Garrido fue Rector— y Fernando Reinoso, también Catedrático de Derecho Romano de la Universidad Complutense de Madrid. La iniciativa descrita no se agota en la reunión de los escritos, sino que comprende, además, su edición, que no reproducción fotostática, y su ordenación por temas; todo ello repartido en dos volúmenes que sobrepasan las ochocientas páginas. Asimismo, ala pluma de Fernández de Buján y Reinoso se deben también sendas presentaciones del autor, en la que son abordadas sus características humanas y su magisterio.

La obra está dividida, como ya se indicó, en dos volúmenes, los cuales contienen casi sesenta estudios del autor, a más de algunas presentaciones a congresos, necrológicas y recensiones. Debido al carácter de la obra me parece más justificado hacer algunas reflexiones acerca del carácter general de ésta, antes que un análisis de cada una de las aportaciones.

Quienquiera que conozca el manual de García Garrido —Derecho Privada Romano, que ha sido traducido al italiano y al ruso y que en su edición española llega ya a la decimocuarta edición— sabe que éste refleja la personalidad científica del autor, fuertemente marcada por su maestro Alvaro d'Ors. Precisamente, el manual de este último introdujo una sistemática que difería bastante de la que hasta el momento —me refiero a la década de I960— era seguida y aceptada por la casi generalidad de los autores, y que no era sino producto de la crítica orsiana a la sistemática heredada de la Pandectística. Pues bien, García Garrido adquirió por formación este temperamento crítico y lo reflejó en las primeras ediciones de su difundido manual; con posterioridad, las investigaciones del autor le harían profundizar algunos puntos, como el del casuismo jurisprudencial, o bien innovar desde la perspectiva docente, a través de la introducción de casos extraídos del Digesto; todo ello contribuiría a dotar al manual de las características tan propias que hasta el día de hoy le distinguen. Lo anterior es relevante para entender el orden en que son presentados los textos de la compilación de marras. Los editores de la obra de García Garrido han optado no por una ordenación cronológica de los textos, sino por una sistematización de los mismos. Y para ello han seguido la misma de las últimas ediciones del manual, de modo de ofrecer estos estudios bajo un esquema que permita al lector observar las contribuciones del autor respecto de cada tema. Ello, desde luego, facilita la búsqueda de información y permite al lector recabar datos con mayor rapidez, así como también sopesar el aporte científico.

Sin embargo, creo necesario poner de relieve que si se examinan las contribuciones que aparecen en la obra, ahora en una perspectiva diacrónica, es posible observar con mayor claridad el aporte del autor a la Romanística contemporánea. A mi entender, es posible distinguir varios períodos en la evolución de García Garrido como romanista. Para comenzar, su tesis doctoral, Derecho a la caza y "iusprohibendi" en Roma —que aparece en el apartado de "Derecho reales"—, anterior a la época en que conocerá a Alvaro d'Ors. Precisamente, luego de trabar relación con el maestro español y de colaborar con él en el Anuario de Historia del Derecho Español, aparece una de las contribuciones que más renombre han dado a su autor; me refiero a Sobre los verdaderos limites de las ficción en Derecho Romano, que data de 1957, tema sobre el cual volvería en 1962 con Legislación imperial y jurisprudencia. "Fictio iuris" y rescriptos imperiales. Este par de contribuciones colocó sobre la mesa del debate romanístico de entonces la relación entre la auctoritas de los jurisprudentes y Xa. fictio, producto de la potestas de los magistrados, cuestión sobre la que no se había reparado lo suficiente hasta ese momento. En lo sucesivo, diversos autores volverían sobre el tema, sea contrarrestando las tesis de García Garrido, sea aceptándolas. De la riqueza de este debate y de las diversas aportaciones de los autores, da cuenta el mismo García Garrido en la última contribución que hasta el momento ha hecho sobre el tema, De nuevo sobre las supuestas ficciones jurisprudenciales, publicado en 2001. Todas estas contribuciones están correctamente agrupadas en un solo apartado, Conceptos generales, y permite al lector formarse una idea de la importancia del debate suscitado por la pluma de García Garrido.

Entre 1958 y 1966, se radica García Garrido en Roma, lugar en que profundizará sus estudios romanísticos, bajo la égida de maestros como Edoardo Volterra y Vincenzo Arangio-Ruiz, por nombrar a algunos. Producto de esta estancia italiana es el acercamiento de García Garrido a temas relacionados con el Derecho de Familia, mayor exponente de los cuales es su monografía Ius uxorium. El régimen patrimonial de la mujer casada en derecho romano (Roma-Madrid, 1958), que por haberse publicado en forma de libro no se recoge en esta compilación. Pues bien, los apartados "Derecho de Familia" y "Derecho Sucesorio" se corresponden en general con este "período italiano", cuya impronta se notará en sus trabajos de hasta avanzada la década de 1970, ya radicado en España —desde 1966—, primero como Rector de la Universidad de Santiago de Compostela y luego de la UNED, como ya se indicó. Precisamente, hacia fines de esta década y principios de la siguiente, el autor comienza a trabajar sobre lo que probablemente será su más fecunda aportación a la Romanística: sus estudios sobre los métodos de la jurisprudencia romana. En efecto, si se atiende a dos apartados de esta obra, "Casuismo y Similitudines" y "Obligaciones" —a los que se debe agregar El lago de Rutilia Pola, inserto en el apartado de "Derechos reales"— se puede observar que en ellos domina la técnica de la comparación casuística. En efecto, ya la primera edición de su manual venía a dar cuenta de la importancia que daba el autor a los métodos de la jurisprudencia romana. Así, su atención la centró primeramente en el hecho de que los juristas romanos solían razonar sobre la base de casos resueltos por otros juristas, en ocasiones lejanos temporalmente, para, a continuación, proponer variantes en las soluciones de los mismos. Se trataba de una práctica que el autor demostraría era frecuente entre los juristas y que se revelaría como uno de los factores del desarrollo del derecho romano. Así, las contribuciones El "furtum usus" del depositario y del comodatario, "La sociedad de los banqueros ("societas argentaría"), La "actio furti" del "fur" y, principalmente, Redacciones coincidentes ("leges geminatae") y casos jurisprudenciales semejantes ("capita similia") y Realidad y abstracción en los casos jurisprudenciales romanos (estratos casuísticos en los supuestos del comodato de caballerías) ponen de manifiesto todo ello con resultados en ocasiones sorprendentes. Todo lo cual permite al autor no sólo ofrecer pruebas de sus hipótesis, sino también extraer indicios acerca de la formación de axiomas y reglas generales. Pero no será sino hasta la década de 1990 en que las investigaciones sobre el casuismo jurisprudencial llevarán al autor a interesarse por la aplicación de programas informáticos a la detección ya no de casos similares, sino de redacciones coincidentes y geminaciones. Es decir, ofrecer testimonios de fragmentos idénticos o coincidentes, pero atribuidos a distintos juristas, o bien al mismo jurista, pero orientado a la solución de problemas diversos. Prácticamente todo el apartado Casuismo y similitudines contiene las contribuciones del autor sobre este punto, las que le han llevado a aportar nuevas perspectivas a temas sobre los cuales se habían hipotetizado diferentes soluciones. Tal es el caso de "Similitudines" e interpretación jurisprudencial en un caso de venta "a non domino" de un fundo ajeno, en el cual, sobre la base de la comparación de textos idénticos, el autor aporta argumentos que permitirán ir desechando viejas hipótesis interpolacionistas, para finalmente ofrecer una explicación mucho más segura. Es precisamente esta la línea de investigación que con preferencia hasta el día de hoy desarrolla el autor y varios de sus discípulos.

Rúbricas como "Derecho Romano y Recepción", "Derecho Romano y Sistemas Jurídicos Contemporáneos", "Historia y Derecho Público" y "Proceso", recogen asimismo una serie de contribuciones del autor en torno a estos temas, los que no necesariamente se incardinan dentro de las líneas de investigación a las que antes he hecho referencia, pero que de todas formas han constituido objeto del interés del autor, siendo ellos redactados en diferentes épocas de su labor romanística. Pero por sobre todo, dan cuenta de la consistencia de García Garrido y de su capacidad para situarse ante diferentes temas y perspectivas, siempre de interés.

En suma, la obra comentada resulta interesante y útil, sobre todo por cuanto permite tener a la mano todas las contribuciones hasta el momento publicadas de un autor cuya referencia y cita es constante en los trabajos romanísticos actuales.

 

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons