SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número29LINARES, José L. - MONTAGUT ESTRAGUES, Tomás de - RICART, Encarnado - SANSÓN, Victoria (editores), Liber Amicorum Juan Miquel Estudios romanisticos con motivo de su emeritazgo: (Barcelona, Universidad Pompeu Fabra, 2006), 1.111 págs.MARTÍNEZ LLORENTE, Félix: Estudio histórico-jurídico - GONZÁLEZ DÍEZ, Emiliano: Edición y transcripción. Fuero de Andújar. Estudio y edición: (Jaén, 2006), 440 págs. índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Revista de estudios histórico-jurídicos

versão impressa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.29 Valparaíso  2007

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552007000100033 

 

Revista de Estudios Histórico-Jurídicos XXIX, 2007, pp. 592-593

RECENSIONES Y RESEÑAS

 

MARQUÉS SUREDA, Salomó, La confiscado d'antics centres d'ensenyament de tipus catalanista: dos informes (1939) (Fundació Caries Pi i Sunyer d'Estudis autonomies i Locals, Barcelona, 2004), 95 págs.        [ Links ]

 

Guillermo Hierrezuelo Conde


Una de las instituciones más duramente castigadas por el franquismo fue, sin duda, todo el mundo de la enseñanza, particularmente la primaria; si bien también se extendió a las bibliotecas y al mundo de la cultura en general la depuración política por una serie de normas desde 1936 hasta 1943. Las disposiciones fueron numerosas. De hecho, los gobernantes consideraban a los maestros los principales responsables de todos los males de la República y les acusaban de envenenar a los niños y niñas con ideas contrarias a la tradición secular española. En base a estas ideas se comenzó la depuración para garantizar que la educación que se impartía en la escuela de la Nueva España estaba en manos de maestros fieles al poder, o liderada por ideas no republicanas. Los inicios de esta depuración quedaron reflejados en las palabras del propio ministro de Educación Nacional Pedro Sainz Rodríguez en 1938: "en el Magisterio español y en todos los cuerpos del estado se está procediendo a una depuración que pronto será regulada de un modo definitivo" (p. 7), máxime cuando la depuración ya había comenzado dos años antes. Y ello a pesar de que las medidas depuradoras se aplicaron a un colectivo que ya previamente se había autocensurado, en la medida en que más de un 10% de los maestros de Cataluña de la época republicana se marcharon al exilio.

Entre los que se fueron al exilio estaban Alejandro Calí (1886-1969) y Bartolomé Oliver Orell, directores de la Mutua Escolar Blanquema y del Instituto Técnico Eulalia, respectivamente. El primero de ellos publicó varios volúmenes de una de las obras más importantes de historia del Derecho español de la primera mitad del siglo XX; se trata de su Historia de las instituciones y del movimiento cultural en Cataluña 1900-1936. La influencia de este personaje durante el primer tercio de siglo fue muy notable en la medida en que se presentaba como un destacado político del mundo educativo que estableció las orientaciones de la obra pedagógica en la Diputación de Barcelona y en la Mancomunidad de Catalunya. Bartolomé Oliver, malloquín, empleó el sistema Montessori reformado; en 1921 se licenció en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona, y cuatro años más tarde fundó el Instituto Técnico Eulalia, con el apoyo de su esposa Dolores Jordana, dedicando sus actividades docentes a la enseñanza primaria, si bien dos años después amplió sus actividades docentes a la segunda enseñanza. La enseñanza en el Instituto era bilingüe en las primeras letras y en la elemental, mientras que en la segunda enseñanza se daba exclusivamente en idioma castellano. A la Mutua escolar Blanquerna, según uno de los informes recogidos en el Apéndice, se le reprochaba la consideración del catalán como idioma oficial del Colegio hasta los diez años; mientras excluía el castellano casi totalmente, y tenía la consideración de una asignatura más dentro de las normas de enseñanza de la Institución (p. 61).

Además de ser acusados de republicanos, comunistas, anarquistas, liberales, etc., muchos profesores de Cataluña fueron denunciados como nacionalistas. De esta forma, enseñar la lengua catalana e, incluso, la Historia de Cataluña, tenía la consideración de un delito. En 1902 había nacido la Escuela Moderna de Ferrer i Guardia, y ocho años más tarde, se creó la Escuela Vallparadís, dirigida por Alejandro Calí. El 19 de marzo de 1939 se clausuró la Escuela Normal de Cataluña, situada en la calle Urgel de Barcelona, y algunas otras instituciones, como la citada Escuela Blanquerna. También se procedió a la incautación de edificios de instituciones escolares privadas.

En esta publicación se presentan tres documentos referidos a la confiscación del Instituto Técnico Eulalia (pp. 33-57) y otros tres que conciernen a la Mutua Escolar Blanquerna (pp. 59-95). En todos estos informes queda en evidencia la actitud anticatalanista de sus redactores y constituyen un capítulo de la Historia de la represión política de la educación y de la cultura en los inicios del franquismo, de cómo se utilizó el Derecho contra un determinado tipo de cultura. No entramos en esta recensión en otras consideraciones sobre la represión que previamente, y no precisamente cultural, habían utilizado las autoridades de Cataluña y la C.N.T., el P.S.U.C. y LA U.G.T. contra algunos sectores de la población y el clero en general.

 

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons