SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número31Bravo Bosch, María José, El largo camino de los "Hispani" hacia la ciudadaníaCarrillo, Marc, La violència de la legalitat represiva franquista índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Revista de estudios histórico-jurídicos

versão impressa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.31 Valparaíso  2009

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552009000100021 

Revista de Estudios Histórico-Jurídicos
XXXI (Valparaíso, Chile, 2009)
[pp. 462 - 464]

BIBLIOGRAFÍA

Carbasse, Jean-Marie, Histoire du Droit (Paris, Presses Universitaires de France, 2008), 128 págs.


Con el estilo sencillo y claro, pero no por ello exento de rigor científico, de la colección "Que sais-je?" de las ediciones de la PUF, nos presenta en esta ocasión el A., en la actualidad catedrático de Historia del Derecho, de las instituciones y de los hechos sociales y económicos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Montpellier I (antes lo fue de París II, de París V y de Perpignan) un sucinto manual donde incide en la tradicional dicotomía de la nomenclatura de la disciplina Historia del Derecho, y cuyo objetivo último es mostrar la historicidad de las normas jurídicas .

Carbasse parte de la consideración inicial de la existencia, por un lado, de un Derecho primigenio inmutable dictado por los dioses respecto al cual todo cambio y, por consiguiente, toda discusión deviene imposible y, por otro, de un Derecho que, de hecho, al menos en parte, se humaniza y se inserta en la propia evolución de la sociedad, haciendo hincapié en que este cambio se aprecia por primera vez en Grecia y, sobre todo, en Roma a partir de la Ley de las XII Tablas, deteniéndose el A. en el Derecho pretorio, los orígenes de la jurisprudencia, la consideración del emperador, como fuente de creación del Derecho, la compilación de Justiniano y en los inicios del Derecho canónico.

Los Derechos de la Edad Media constituyen el contenido del capítulo II del volumen que recensiono, donde el catedrático francés insiste en los conceptos de personalidad y territorialidad del Derecho (siglos V-X) y trata de explicarlos en relación al ordenamiento jurídico de los pueblos germanos y en especial al "nacimiento" de Francia a raíz del advenimiento del merovingio Clodoveo en el 481 como rey de los francos y de la extensión de su autoridad, en menos de treinta años, sobre la casi totalidad de la antigua Galia romana, haciendo así del reino de los francos la semilla de la Francia actual. Ya en el 751 la dinastía merovingia es sustituida por la carolingia, si bien señala el A. que, tanto durante el reinado merovingio como después durante el carolingio, el régimen jurídico fue el de personalidad de las leyes, coexistiendo dentro del mismo territorio múltiples etnias diferentes, cada una de las cuales conserva su propio ordenamiento, siendo este sistema característico de la Alta Edad Media, reflejando Carbasse en el texto que hacia la mitad del siglo IX y durante los inicios del X se asiste a la decadencia casi general de las antiguas leyes personales desapareciendo las distinciones étnicas en un paulatino proceso de fusión social dentro de una misma comunidad política, una misma fe, un mismo rey que ejerce su autoridad sobre un territorio denominado Francia desde el siglo IX, que no es homogéneo y cuyo Derecho, en consecuencia, no lo es tampoco. De hecho, las costumbres territoriales se van insertando en pequeños códigos particulares fundamentados en la noción jurídica de privilegio, insistiendo Carbasse en la evolución y desarrollo del Derecho a partir del descubrimiento a finales del XI de las compilaciones bizantinas y de la recepción en Occidente del Derecho romano sobre todo gracias a la Escuela de Bolonia. El Derecho romano junto con el Derecho canónico serán los pilares fundamentales del ius commune o Derecho común de la Europa occidental en cuya difusión van a desempeñar un papel fundamental los glosadores y comentaristas destacando en la Universidad de Orleáns, Jacques de Révigny y Pierre de Belleperche. Carbasse hace hincapié en que la expresión "Derecho común" tiene diversos sentidos y explica que existe un Derecho común en Inglaterra, el common law, que no tiene nada que ver con el ius commune europeo ni con el Derecho común consuetudinario francés, pues en Francia el Derecho común es reconocido en el Midi como costumbre general, practicándose en el resto de las provincias como una disciplina intelectual, de carácter más especulativo que práctico lo que inspira la escuela romanista francesa del siglo XVI y su método, el mos Gallicus.

El A. continúa poniendo de relieve que el Derecho francés, presente desde la Edad Media, tiene características propias porque existe un reino de Francia distinto y políticamente independiente de los grandes poderes de la época, es decir, el Imperio y la Iglesia. Se constata, por tanto, una independencia política francesa que condiciona la jurídica tanto del Derecho romano como del Derecho canónico y, a partir de ahí, el terreno está abonado para la creación de un Derecho propiamente francés que incluye tanto el Derecho consuetudinario como la legislación real. Para Carbasse lo que caracteriza esencialmente al Antiguo Régimen desde el punto de vista jurídico en Europa es la gran diversidad de fuentes y de modos de expresión del Derecho. Considerada como un conjunto o unidad, Europa poseía un Derecho común, compuesto por Derecho romano y principios canónicos, completados con los comentarios de la doctrina y la jurisprudencia de los tribunales. Este Derecho común no era un Derecho único sino que subsistían numerosos Derechos particulares aplicables localmente y, en relación a Francia, el A. da cuenta de que el Derecho francés emerge como un Derecho común nacional que deja subsistir una gran diversidad jurídica y también institucional que se observa en todos los aspectos de la vida social y será justamente contra esta excesiva diversidad, heredera de una larga tradición, la que haga surgir la necesidad en el siglo XVIII de buscar uniformidad siendo desarrollada esta nueva concepción, desde el punto de vista de la técnica jurídica, a través del Código como conjunto de normas sistemático y exhaustivo, deteniéndose Carbasse en la codificación napoleónica, en especial, Código Civil (1804), Código de procedimiento civil (1806), Código de Comercio (1807) y Código penal (1810).

El volumen culmina con una pequeña bibliografía de referencia que incluye algunos trabajos anteriores del propio Carbasse, en concreto -cito en este caso las primeras ediciones- Introduction historique au droit, Paris, 1998, así como de su Manuel d'introduction historique au Droit, Paris, 2002; y de J.-L. Harouel, Histoire des institutions de l'époque franque à la Révolution, Paris, 11ª ed., 2006, y donde quizás hubiera sido conveniente mencionar algunos otros manuales aparecidos a partir del famoso arrêté publicado en el Journal Officiel de la République Française, de 4 de Mayo de 1997, pp. 6766-6768, y sobre el cual versó la carta que J. M. Carbasse, entonces catedrático en París II, envió a Manuel J. Peláez a finales de Enero de 1998 y gracias a la cual sabemos que la "Introduction historique au Droit" entró a formar parte de las asignaturas histórico jurídicas francesas merced a la activa gestión de Carbasse que culminó en la publicación del citado arrêté de 30 de Abril de 1997 de tanta importancia para la Historia del Derecho y de las Instituciones. A raíz de este arrêté surgieron diversos manuales como el de Antoine Leca, La genèse du droit: essai d'introduction historique au droit, Aix-Marseille, 1998, 415 pp., 2ª ed., Aix-Marseille, 2000, 451 pp. y 3ª ed., Aix-en-Provence, 2002; André Castaldo, Introduction historique au droit, Paris, 1999, 452 pp.; Norbert Rouland, Introduction historique au droit, Paris, 1998, 722 pp.; Albert Rigaudière, Introduction historique au droit, Paris, 1998, 348 pp. e Introduction historique à l'étude du droit et des institutions, Paris, 2001, 490 pp.; Laurence Soula, Introduction historique à l'étude du droit, Paris, 2000, 52 pp.; Christian Beaudet, Introduction générale et historique à l'étude du droit, Paris, 1999, 255 pp.; Jean-Louis Thireau, Introduction historique au droit, Paris, 2001, 386 pp.; Jean Hilaire, Histoire du droit, introduction historique au droit et histoire des institutions publiques, 9ª ed., Paris, 2002; Claire Lovisi, Introduction historique au droit, Paris, 2001, 266 pp. y Brigitte Basdevant-Gaudemet y Jean Gaudemet, Introduction historique au droit: XIIIe-XXe siècles, Paris, 2000, 468 pp., 2ª ed, Paris, 2003 entre otros muchos.

En conclusión, una interesante sinopsis realizada con precisión y elegancia por el culto historiador del Derecho Jean-Marie Carbasse al que desde estas líneas felicitamos.

María Encarnación Gómez Rojo
Universidad de Málaga
España