SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número37Los cincuenta años de la “Arnisaeusforschung” (1965-2015) y los cuatrocientos años del tratado “De republica” (1615-2015) de Henning ArnisaeusBrun, Daniel, Histoire des Francs-Maçons (Histoire et traditions, ésotérisme suivi d’un Dictionnaire des Symboles et du vocabulaire maçonniques) índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Revista de estudios histórico-jurídicos

versão impressa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  no.37 Valparaíso out. 2015

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552015000100022 

BIBLIOGRAFÍA

Adrián Lara, Laura, Dialéctica y calvinismo. Una reflexión desde la teoría política (Madrid, Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, 2015), 339 págs.


En 2015 se cumplen quinientos años del nacimiento de Petrus Ramus, un humanista, pensador y metodólogo converso al calvinismo, cuya relevancia en la historia de las ideas ha sido puesta de relieve en muchos trabajos. Se han estudiado ya muchas facetas de Ramus y otras han quedado más ladeadas. El presente libro de Laura Adrián resulta especialmente bienvenido en este año jubilar ramista, pues, a partir del estudio de la dialéctica de este autor picardo, abre las puertas del problema de la construcción de los perfiles del ciudadano reformado, atendiendo al debate entre la oralidad y la escritura que se produjo en el siglo XVI.

En efecto, en este libro, fruto de su tesis doctoral, defendida en la Universidad Complutense en 2012, la autora hace un recorrido desde la obra de Petrus Ramus hasta algunas de las plasmaciones políticas de algunos teólogos puritanos radicales, siguiendo la senda hermenéutica trazada por Walter Ong, que ha sido fuertemente discutida en las últimas décadas por la historiografía británica.

A mi entender, la tesis de la autora es acertada, pues, para comprender la dialéctica ramista, una de las ideas más plausibles de Ong es el desplome de la oralidad frente a la escritura y que, sin duda, está conectada con la génesis de la moral calvinista y de la teoría política moderna en las experiencias radicales que llevaron a cabo los reformados tanto en algunas ciudades de Europa como en los Estados Unidos.

La autora considera que la Reforma supuso una apertura hacia la ciencia civil (p. 300) y que lo que unía a pensadores y reformadores tan diversos era su firme oposición a Roma. En realidad, la idea y la voluntad de empezar de nuevo con una experiencia religiosa y un discurso renovados tuvieron, según Laura Adrián, una traslación inmediata en el lenguaje moral y político moderno, preñado de ideas teológicas que se fueron secularizando. Precisamente, gracias a su estudio, que en cierta manera puede ser calificado de genealógico, se pueden entender mejor algunas de las raíces teológico-morales del pensamiento político moderno.

En el prólogo, la autora indica que empezó a trabajar en esta tesis al interesarse por la acentuada religiosidad de los pensadores políticos de los siglos XVI y XVII, rasgo que compartían por encima de muchas otras divisiones de credo. Y es que, en realidad, la ciencia, la filosofía o la política de la Modernidad fueron construidas desde mimbres teológicos o jurídico-canónicos por hombres celosamente cristianos, que quisieron recristianizar la sociedad frente a la Roma del momento, vencida –según ellos– hacia la paganidad y la idolatría.

El hilo conductor del libro quiere mostrar, a través de nueve capítulos, el tránsito desde Ramus hasta autores como William Perkins y William Ames. El libro hubiera podido ser elaborado con un argumento rectilíneo desde la dialéctica ramista como la reelaboración de la dialéctica de Rodolfo Agricola hasta la reelaboración de psicológica de la interioridad por parte de los teólogos ramistas ingleses y escoceses. Sin embargo, alberga también algunos sinuosos meandros que estudian algunos cauces desviados en este proceso de construcción de la interioridad como los de Miguel Servet o el caso de los alumbrados españoles, que enriquecen la perspectiva del lector.

La obra trata muchos temas inexplorados de la teoría política, especialmente desde el prisma de la retórica y tiene un interés notable tanto en la historia de las ideas como en la historia de las mentalidades de los siglos XVI y XVII. Es, al mismo tiempo, un buen trampolín para abordar las bases intelectuales del pensamiento político norteamericano (como se indica en la p. xix), ya bastante estudiadas, aunque no desde el ángulo de la proyección de la dialéctica ramista como método por excelencia entre los reformados de la segunda mitad del siglo XVI y comienzos del XVII.

Desde el punto de vista de la historia de la teoría política sigue siendo necesario un estudio de la influencia de la dialéctica ramista en el pensamiento europeo. Desde finales del XVI se dieron a la imprenta algunos tratados de política siguiendo la dialéctica del pensador picardo. Su influencia, especialmente desde la publicación de la edición póstuma de la Política de Aristóteles elaborada por Ramus, en 1601, tuvo un peso fundamental en la creación de una disciplina independiente, a partir de la matriz del Estagirita.

En todo caso, en este libro de Laura Adrián, influenciado por Michael Walzer y Javier Roiz (director, este último, de su tesis doctoral), se encuentran algunas claves de gran interés para entender el éxito de la dialéctica ramista entre los teólogos reformados quienes, a partir de su interés en la moral, pusieron las bases para la construcción psicológica del ciudadano moderno, con unas atribuciones políticas conectadas íntimamente con sus fundamentos éticos. La dialéctica ramista fue desarrollada, en un sentido político, como un posicionamiento estratégico y como una guerra psicológica, extremos que tienen aún recorrido en el mundo actual.

Cabe apuntar, por último, que, pese a algunos pocos lapsus calami y omisiones en el índice analítico (no aparece, por ejemplo, William Ames, estudiado con profundidad en el capítulo 9), se trata de un libro muy bien escrito y de lectura verdaderamente agradable. La autora tiene el don de la elegancia y de la precisión, que se agradece mucho en libros de esta índole.

En fin, se trata de una obra de gran interés sobre temas que no han recibido excesiva atención en Europa (y aún menos en el mundo hispánico) y que ahora, gracias al esfuerzo de Laura Adrián, están al alcance de muchos investigadores y personas interesadas en el pensamiento político moderno. Esperamos que sea la primera de una larga y fructífera lista de estudios de esta autora, gestados con la misma ambición y con resultados igualmente satisfactorios.

Rafael Ramis Barceló

Universitat de les Illes Balears, España

 

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons